Abstracts

Bioprótesis para reemplazar la válvula en perros con displasia de tricúspide congénita: técnica y seguimiento.

Arai S, Griffiths LG, Mama K, Hackett TB, Monnet E, Boon JA, Carter L, Orton EC.
J Vet Cardiol 2011;13: 91-99.

OBJETIVO: describir la técnica quirúrgica y recoger el seguimiento de perros que han sido sometidos al reemplazo de la válvula tricúspide por una bioprotesis en casos de grave regurgitación tricuspidea (RT) secundaria a una displasia de válvula tricúspide congénita (DVT).
ANIMALES: 12 perros con propietario (19 a 43 kg) que fueron sometidos al reemplazo de la válvula tricúspide con una bioprotesis.
METODO: se valoró la técnica de reemplazo con una bioprótesis pericárdica bovina o aórtica porcina de la válvula tricúspide con ayuda de un bypass cardiopulmonar. Se hizo el seguimiento de los pacientes que fueron sometidos a una anticoagulación con warfarina, durante 3 meses después de la cirugía y después fue suspendida.
RESULTADO:10 de los 12 perros (83,3%) sobrevivieron a la cirugía y fueron dados de alta del hospital. Siete perros estaban vivos con una completa resolución de la RT con un periodo medio de 48 meses (rango entre 1 a 66 meses) después de la cirugía. Dos perros fueron eutanasiados por un fallo de la bioprotesis a consecuencia de un pannus inflamatorio a los 10 y 13 meses despúes de la cirugía. Dos perros experimentaron una trombosis de la válvula que fue resuelta con un activado de plasminógeno tisular. Un perro desarrolló una posible endocarditis después de la cirugía que fue resuelta con antibióticos. Entre las complicaciones cardiacas graves se incluyó la fibrilación auricular y flutter, un shunt de derecha a izquierda a través de un foramen ovale persistente no corregido, bloqueo aurículo-ventricular completo o el arresto cardiaco súbito. En el postoperatorio no se produjo fibrilación o flutter auricular en 7 perros que fueron tratados de forma profiláctica por vía oral, con amiodarona antes de la cirugía.
CONCLUSIONES Y RELEVANCIA CLÍNICA: un seguimiento curativo a medio plazo es posible en perros que son sometidos al reemplazo de la válvula tricúspide con bioprotesis. Las complicaciones relacionadas con las bioprótesis incluyen pannus inflamatorio, trombosis y endocarditis. La fibrilación auricular postquirúrgica o el flutter pueden ser reducidos o prevenidos con la administración profiláctica preoperatoria de amiodarona. Varias complicaciones identificadas son evitables o pueden reducirse con una mayor consciencia y experiencia de estas técnicas.