Abstracts

Parálisis laríngea en gatos: 16 casos (1990-1999)

Schachter S, Norris CR Veterinary Medical Teaching Hospital, University of California, Davis 95616, USA.

 

Objetivo: Determinar signos clínicos, hallazgos del examen físico, signosradiográficos y enfermedades concurrentes en gatos con parálisis laríngeas, asícomo la evolución del tratamiento médico o quirúrgico.

 

Animales: 16 gatos.

 

Procedimiento: Se examinaron expedientes médicos desde Enero de 1990 hasta abril de 1999 de gatos con parálisis laringea. Se revisaron los síntomas clínicos, loshallazgos del examen físico, los signos radiológicos de las radiografías cervicales ytorácicas, el resultado del examen laríngeo y el seguimiento clínico.

 

Resultados: No se identificaron en los 16 gatos con parálisis laríngeapredilecciones de raza o de sexo. Los signos clínicos más apreciados fueron lataquipnea o disnea, la pérdida de peso, los cambios de vocalización, la tos y la letargia. Los signos clínicos fueron evidentes durante una media de 245 días. La obstrucción de vías aéreas se apreciaba en las vistas radiográficas cervicales y torácicas de 9 gatos. El examen de la laringe revelaba una parálisis laringeabilateral en 12 gatos y unilateral en los otros cuatro. Estos 4 gatos fueron tratados con un tratamiento médico, y 3 de estos presentaron una evolución aceptable a largo plazo.

Siete de los 12 gatos con parálisis bilateral fueron sometidos a cirugía: el procedimiento realizado incluía la ligadura del aritenoide izquierdo, la ligadura aritenoide bilateral y la ventriculocordectomía y la aritenoidectomía parcializquierda. Un gato fue eutanasiado como resultado de las complicaciones de la cirugía.

 

Conclusiones y relevancia clínica: La parálisis laríngea es una causa poco común de obstrucción de vías respiratorias en los gatos. Los gatos con signos clínicosmenos severos (casi siempre con una parálisis unilateral) pueden ser tratados satisfactoriamente con una terapia médica, mientras que los gatos con una obstrucción severa de vías respiratorias (casi siempre con parálisis bilateral) pueden beneficiarse de la intervención quirúrgica.