Abstracts

Tratamiento quirúrgico o no quirúrgico en la hernia diafragmática peritoneopericárdica en perros y gatos: 58 casos (1999-2008)

Burns CG, Bergh MS, McLoughlin MA. J Am Vet Med Assoc 2013;242: 643-650 Introducción: El objetivo de este estudio retrospectivo de serie de casos era determinar los hallazgos clínicos y los resultados en gatos y perros con hernia diafragmática peritoneopericárdica (PPDH) tratados quirúrgicamente o no quirúrgicamente. Se revisaron los registros médicos de 28 perros y 30 gatos de 2 hospitales veterinarios y se valoraron los datos relativos a los signos clínicos, hallazgos quirúrgicos y diagnóstico, y los resultados. Resultados: Los resultados de prevalencia de la PPDH en los 2 hospitales durante el periodo del estudio fue de 0,025% (0,062% y 0,015% para gatos y perros, respectivamente). La PPDH fue un hallazgo accidental en 13 perros (46,4%) y 15 gatos (50,0%). Se identificaron también otras anomalías congénitas en 16 perros (571%) y 7 gatos (23.3%) (siendo las de mayor frecuencia, las hernias umbilicales, hernias de la pared abdominal craneal al ombligo o anomalías del esternón). Treinta y cuatro animales (58,6%) fueron sometidos a reparación quirúrgica de la PPDH; 27 (79,4%) de estos animales, tenían ya un diagnóstico primario de PPDH. La detección de signos clínicos de PPDH (diagnóstico principal) y la existencia de intestinos en el saco pericárdico estaban asociados significativamente con el tratamiento quirúrgico. La tasa de mortalidad en el corto plazo de los animales tratados quirúrgicamente fue del 8,8% (3/34). Los signos clínicos asociados con PPDH se resolvieron en 29 (85,3%) de los animales tratados quirúrgicamente. No se detectaron diferencias significativas entre perros y gatos o entre animales tratados quirúrgicamente y los no tratados quirúrgicamente en cuanto a la tasa de supervivencia a largo plazo. Importancia clínica: Los resultados de este estudio indican que los animales con signos clínicos de PPDH tenían más probabilidades de ser sometidos a cirugía que los animales sin tales signos. La herniorrafia fue efectiva para la resolución de los signos clínicos. A largo plazo, las tasas de supervivencia fueron similares, independientemente del método de tratamiento. Los tratamientos quirúrgico o no quirúrgico de la PPDH pueden ser apropiados para animales con o sin signos clínicos, respectivamente