Abstracts

Ocurrencia de bacteriuria en 18 gatos con enfermedad obstructiva del tracto urinario inferior cateterizados: un estudio piloto

Hugonnard M, Chalvet-Monfray K, Dernis J, et al J Feline Med Surg 2013; Introducción: Hasta ahora no se había evaluado la incidencia de infecciones del tracto urinario asociadas al catéter en gatos con sonda durante la enfermedad obstructiva del tracto urinario inferior (LUTD). El objetivo de este estudio fue evaluar la frecuencia de una bacteriuria significativa en gatos con obstrucción LUTD manejados durante un periodo de 48 horas con un sistema cerrado de recolección de orina. Se evaluaron de forma prospectiva dieciocho gatos machos admitidos para una LUTD obstructiva no infecciosa. Se usó un protocolo estándar aséptico para la colocación y mantenimiento del catéter. A través del catéter, se recogieron tres muestras de orina de cada animal, inmediatamente después de la colocación, 24 h después de la colocación y justo antes de la eliminación. En las muestras se realizó urianálisis completo y cultivo bacteriano. También se cultivaron las puntas del catéter. Resultados: Seis gatos (33,3%) presentaron bacteriuria significativa durante el cateterismo. Las bacterias causantes fueron los uropatógenos felinos más comunes (Escherichia coli, Staphylococcus spp) en cinco casos, y Streptococcus bovis en uno. Un gato desarrolló una infección por hongos. La presencia de bacterias en el sedimento urinario se correlacionaron fuertemente con los resultados positivos del cultivo de orina. Las puntas de catéter de 10/18 gatos (55,5%) tuvieron cultivos positivos. El valor predictivo positivo de un cultivo positivo de la punta del catéter urinario fue del 87,5%. La especificidad fue del 53,8%. En seis casos se aislaron los mismos agentes infecciosos en la orina y la punta del catéter. Importancia clínica: Los datos de este estudio sugieren que un tercio de los gatos desarrollan una bacteriuria significativa durante la colocación de la sonda. Una bacteriuria silenciosa no puede ser diferenciada claramente de una verdadera infección del tracto urinario. La presencia de bacterias en el sedimento urinario es muy indicativa de bacteriuria. La especificidad del cultivo de la punta del catéter urinario es baja