Se encuentra usted aquí

Versión para impresiónVersión para impresión

Abstracts

Efectos de la administración de lidocaína por vía intravenosa en la aparición de tos como respuesta a la intubación endotraqueal en perros anestesiados con propofol

Panti A, Cafrita IC, Clark L
Vet Anaesth Analg. 2015 Dec 16.
  • El propósito del estudio es determinar si la administración por vía intravenosa (IV) de lidocaína antes de la inducción de la anestesia en perros premedicados reduce la respuesta de tos asociada a la intubación endotraqueal y la dosis de propofol requerida. Se diseñó un estudio prospectivo, aleatorizado, ciego con un total de 84 perros con la clasificación ASA I y II.
  • Los perros recibieron por vía intramuscular (IM) acepromacina (0,02 mg/kg) y metadona (0,3 mg/kg) y fueron asignados al azar a uno de dos grupos: solución salina (grupo S) y lidocaína (grupo L). Cinco minutos antes de la inducción de la anestesia y 40-50 minutos después de la premedicación, el grupo L recibió lidocaína (1,5 mg/kg) y el grupo S recibió un volumen igual de solución salina, cada uno administrado vía IV lenta. La anestesia fue inducida con un bolo inicial de propofol (2 m/kg IV) en 40 segundos, y luego en incrementos de 0,5 mg/kg cada 15 segundos hasta efecto. El mismo investigador anestesió todos los perros si saber la asignación a los grupos. Se registraron los siguientes parámetros: frecuencia del pulso (PR), la presión arterial media (MAP, oscilometría), frecuencia respiratoria (FR), una puntuación de sedación inmediatamente antes y 5 minutos después del tratamiento, y la dosis total de propofol requerida.
  • Después del tratamiento, se observó una disminución significativa en la incidencia de la tos en la intubación endotraqueal en el grupo L en comparación con el grupo S (21% versus 45%; p = 0,022). No hubo diferencia significativa entre los grupos con respecto a, la dosis de propofol necesaria para la intubación endotraqueal (p = 0,122), la PR (p = 0,611), la MAP (p = 0,508) o la puntuación de sedación (p = 0,051).
  • Los autores del estudio concluyen que la administración  de Lidocaína IV lenta puede disminuir la incidencia de tos durante la intubación endotraqueal en los perros premedicados con acepromacina y metadona, pero no parecen tener un efecto de ahorro de la dosis de propofol requerida para la intubación endotraqueal. En los perros donde la aparición de tos durante la intubación endotraqueal  fuese perjudicial, el uso de lidocaína IV, antes de la inducción de la anestesia con propofol, podría ser beneficioso.