ABSTRACTS

Ehrlichia canis en perros infectados experimentalmente, previamente tratados con doxiciclina durante las fases aguda o subclínica, y luego inmunosuprimidos

Sato M, Veir JK, Shropshire SB, Lappin MR.
J Vet Intern Med. 2020 Apr 8

  • Cuando se deben utilizar drogas inmunosupresoras para tratar enfermedades inmunomediadas en perros previamente infectados con E. canis surge la preocupación por la reactivación de la infección por Ehrlichia canis.
  • El objetivo de este estudio experimental era determinar si la administración de prednisolona y ciclosporina reactivaría la infección por E. canis en perros previamente tratados con doxiciclina durante las fases aguda o subclínica.
  • Se incluyeron siete perros Beagle previamente infectados experimentalmente con E. canis y a los que se les administró doxiciclina durante 4 semanas. Tres de los 7 perros también se infectaron incidentalmente de forma simultánea con Anaplasma platys y Babesia vogeli y se les administraron 2 dosis de imidocarb con 2 semanas de diferencia antes de ser incluidos en el estudio. A cada perro se le administró prednisolona y ciclosporina durante 6 semanas. Se monitorizaron los signos clínicos, hemograma, PCR para el ADN de E. canis, A. platys y B. vogeli en sangre, los títulos de anticuerpos por inmunofluorescencia (IFI) de E. canis y citometría de flujo para anticuerpos antiplaquetarios.
  • Todos los perros completaron el protocolo inmunosupresor. No se detectó ninguna evidencia de reactivación de E. canis, A. platys, o B. vogeli en base a los signos clínicos o resultados de hemograma, PCR, IFI, y citometría de flujo para anticuerpos antiplaquetarios. Los títulos de la IFI de E. canis fueron negativos en 5/7 perros al final del protocolo inmunosupresor y en 5/5 perros, que quedaron disponibles, 6 meses después del protocolo
  • En este estudio experimental, los perros a los que se les administró un tratamiento de 4 semanas de doxiciclina con o sin imidocarb no mostraron evidencia de reactivación de la infección por E. canis después de la administración de un protocolo inmunosupresor comúnmente utilizado.