ABSTRACTS

El hipertiroidismo no es un factor de riesgo para la bacteriuria subclínica en gatos: Un estudio de cohorte prospectivo.

Peterson ME, Li A, Soboroff P, Bilbrough GE, Rishniw M.
J Vet Intern Med 2020 Apr 11

  • La bacteriuria subclínica se entiende como un urocultivo positivo en ausencia de signos clínicos de infección del tracto urinario (ITU). Diversos estudios informan que los gatos hipertiroideos sufren ITUs (en su mayoría subclínicas) con tasas de prevalencia del 12% al 22%, por lo tanto, se podría considerar que el hipertiroidismo es una factor de riesgo para el desarrollo de la bacteriuria subclínica, y existen recomendaciones de realizar un cultivo de orina cuando se evalúan los gatos hipertiroideos.
  • El objetivo del estudio era valorar la prevalencia de la bacteriuria subclínica (en base a un cultivo de orina positivo) en gatos con hipertiroidismo no tratado y comparar con la prevalencia en gatos eutiroideos de edad y sexo similares.
  • Se incluyeron prospectivamente, 393 gatos hipertiroideos presentados para tratamiento con yodo radiactivo y 131 gatos eutiroideos (≥7 años de edad) presentados para un examen de rutina. Se excluyeron los gatos con signos de enfermedad del tracto urinario inferior. A todos los gatos se les tomó muestra por cistocentesis para un análisis completo de orina y un cultivo. Se recogieron datos relacionados con la edad, el sexo, la condición corporal y las concentraciones séricas de tiroxina y creatinina, y se evaluaron los posibles factores de riesgo de la bacteriuria subclínica mediante una regresión logística
  • Los gatos hipertiroideos mostraron una baja prevalencia de bacteriuria subclínica (4,3%), que no difirió de la encontrada en los gatos eutiroideos (4,6%). De los factores evaluados, sólo el sexo femenino fue un factor de riesgo significativo (odds ratio [OR], 6.9; P = .002). Además, los cultivos de orina positivos se observaron con mayor frecuencia en muestras con concentración de orina diluida (<1.035), piuria, o bacteriuria microscópica.
  • Los autores concluyen que los gatos hipertiroideos no tienen riesgo de bacteriuria subclínica. En ausencia de signos en el tracto urinario inferior, la realización rutinaria de cultivos de orina cuando se evalúan gatos hipertiroideos, no aportaría ningún beneficio clínico.