ABSTRACTS

Estudio de la sensibilidad antimicrobiana de los patógenos bacterianos aislados en perros y gatos con infección del tracto respiratorio en toda Europa: resultados ComPath

Moyaert H de Jong A, Simjee S, Rose M, Youala M, Garch FE, Vila T, Klein U, Rzewuska M, Morrissey I.
J Appl Microbiol. 2019 Apr 7

  • El objetivo de este estudio era presentar las sensibilidades antimicrobianas para bacterias de perros y gatos con infección del tracto respiratorio (ITR) en toda Europa en 2013-2014 y compararlo con datos de 2008-2010. Se determinaron las CMI (concentración mínima inhibitoria) para 464 aislamientos siguiendo los estándares CLSI utilizando antibióticos aprobados para el tratamiento de ITR. Cuando fue posible, se determinó la sensibilidad utilizando puntos de corte preferentemente procedentes de humanos, mientras que para algunos antibióticos no había puntos de corte.
  • En perros, el principal agente patógeno fue Staphylococcus pseudintermedius que fue > 90% sensible a fluoroquinolonas y oxacilina (92.5%; seis aislamientos confirmados como mecA-positivos) y 53.8%, 80% y 88.8% sensibles a tetraciclina, penicilina y trimetoprim / sulfametoxazol respectivamente. También se aislaron Estreptococos, Escherichia coli, Bordetella bronchiseptica, Staphylococcus aureus y Pseudomonas aeruginosa. Los estreptococos eran completamente sensibles a la penicilina, ampicilina y pradofloxacina. Ninguno fue resistente a la enrofloxacina, pero el 31,4% tenía una sensibilidad intermedia. El agente menos activo contra los estreptococos fue la tetraciclina (51.4% susceptible). Para E. coli, 90.9% fueron sensibles a la amoxicilina / ácido clavulánico; la sensibilidad a otros antibióticos varió de 63.6 – 81.8%. No hubo puntos de corte para B. bronchiseptica y P. aeruginosa. Para S. aureus, la sensibilidad a la penicilina fue baja (34,8%), y para otros antibióticos entre 87.0 - 100%. 
  • En gatos, el principal patógeno fue Pasteurella multocida, donde solo la pradofloxacina tuvo puntos de corte (100% sensibles). La sensibilidad de los estafilococos coagulasa negativos osciló entre 66,7% (penicilina) y 97,2% (pradofloxacina). Los estreptococos de los gatos fueron 100% sensibles a todos los antibióticos, excepto enrofloxacina y tetraciclina (ambos 65,2% sensibles). 
  • En líneas generales, en los perros y gatos con RTI de este estudio,  la resistencia antimicrobiana fue baja a media, aunque la sensibilidad fue muy variada entre los patógenos estudiados. Se recuerda que el uso responsable de los antibióticos es crucial para mantener la sensibilidad y que es muy importante la monitorización continua de las resistencias para apoyar este objetivo. También se defiende la necesidad de establecer unos puntos de corte específicos de ITR para patógenos en perros y gatos.