Abstracts

Evaluación retrospectiva del uso de una infusión de Glucagón como terapia adyuvante para la hipoglucemia: 9 casos (2005-2014)

Datte K, Guillaumin J, Barrett S, Monnig A, Cooper E.
J Vet Emerg Crit. 2016 Nov;26(6):775-781
  • Este estudio trata de describir el uso de la infusión constante (Constant Rate Infusion: CRI) de glucagón para el tratamiento complementario de la hipoglucemia en perros. Se diseñó una serie de casos retrospectivos multicéntricos donde se incluyeron perros que fueron hospitalizados y recibieron tratamiento con glucagón para la hipoglucemia, definida como una concentración de glucosa en sangre (BG) <60 mg / dL. Entre septiembre de 2005 y mayo de 2014, se incluyeron 9 perros. Se revisó el historial médico de cada caso y se registraron los datos respecto a la reseña del animal, motivo de la consulta, proceso de enfermedad subyacente, BG en el momento de la presentación, BG después de la suplementación de dextrosa, BG antes de la administración de glucagón, BG máxima mientras se recibía glucagón y BG después de la interrupción del glucagón, en los que estaba disponible. Se registraron las reacciones adversas al glucagón y la evolución del caso si estaban disponibles.
  • La enfermedad causal más común fue el insulinoma (n = 7). La concentración media de glucosa sérica en el momento de la presentación fue de 30 mg / dL (20-41 mg / dL). El bolo medio de glucagón fue de 50 ng / kg seguido por una dosis máxima media de CRI de glucagón de 15 ng / kg / min. El periodo medio con CRI de glucagón hasta la normoglucemia (definida como BG> 60 mg / dl) fue de 7 horas. Todos los pacientes con hipoglucemia tuvieron mejoría de la BG cuando se añadió glucagón. Se encontraron diferencias estadísticamente significativas (P <0,05) entre las medidas de BG con CRI de glucagón en comparación con la BG en el momento de la presentación, la BG después de la dextrosa y la BG antes del glucagón con una estadística de Friedman de 17,3. Se observó que una CRI aumentaba efectivamente la BG sin reaparición de hipoglucemia después de quitarla. La mayoría de los pacientes (5/9) sobrevivieron al alta.
  • Los autores concluyen que la CRI de Glucagón se acompañaba de un aumento de la BG en perros hipoglucémicos. La CRI de Glucagón parece ser un método seguro y se puede utilizar fácilmente en la mayoría de los centros veterinarios.