Abstracts

Hipocloremia en gatos: prevalencia y enfermedades asociadas

Zeugswetter FK, Pagitz M, Friedrich MS.
Tierarztl Prax Ausg K Kleintiere Heimtiere. 2016 Apr 13;44(3).
  • Este estudio retrospectivo trata de describir la prevalencia y las posibles causas de hipocloremia en una población local de gatos de un hospital. Se revisaron las historias clínicas de los gatos con hipocloremia para determinar tratamientos previos o infusiones administradas  e identificar los principales procesos patológicos subyacentes.
  • Se detectó hipocloremia en 367  de 1363 (27%) muestras de sangre revisadas. La aplicación de una fórmula de corrección para ajustar los cambios de agua libre redujo el número de gatos con hipocloremia verdadera a 253 (19%). Sólo una pequeña parte de estos gatos habían recibido glucocorticoides o diuréticos de asa y la prevalencia de los vómitos fue del 44%. Los trastornos asociados más comunes fueron los trastornos gastrointestinales y respiratorios, así como azotemia y diabetes mellitus. La Poliuria / polidipsia, deshidratación, pretratamientos con prednisolona o furosemida, azotemia y diabetes mellitus aumentaron la prevalencia de la hipocloremia, mientras que la terapia con fluidos y el diagnóstico de neoplasia la disminuyeron. Se encontró una correlación inversa entre el valor de cloro corregido y el exceso de base (rs = -0,597, p = 0,001), así como con el anión gap (rs = -0,4; p = 0,026). El 99% de los gatos con hipocloremia tenían alteraciones del equilibrio ácido-base.
  • El estudio demuestra que la hipocloremia es un trastorno electrolítico común en la población de gatos evaluada. La fórmula de corrección del cloro es necesaria para ajustar los valores a los cambios en la osmolalidad plasmática. Aunque la hipocloremia esté asociada con alcalosis metabólica, la mayoría de los gatos con hipocloremia tenían un pH normal o disminuido. La correlación inversa del cloro y el anión gap, así como la alta proporción de animales diabéticos o azotémicos  apoyan el concepto de la hipocloremia inducida por una acidosis compensatoria.
  • Los autores concluyen que el hallazgo de hipocloremia debería llevar al clínico a realizar análisis de gases en sangre. La Diabetes mellitus (especialmente con cetoacidosis) y la enfermedad renal se deben incluir en los algoritmos actuales para la evaluación de pacientes hipoclorémicos.