Se encuentra usted aquí

Abstracts

Poblaciones diferentes pero superpuestas de Strongyloides stercoralis en perros y humanos. El perro como posible fuente zoonótica de estrongiloidiasis

Jaleta TG, Zhou S, Bemm FM, Schär F, Khieu V, Muth S, Odermatt P, Lok JB, Streit A.
PLoS Negl Trop Dis. 2017 Aug 9;11(8
  • La Estrongiloidiasis es una helmintiasis por ahora muy olvidada, causada por el nematodo Strongyloides stercoralis. El S. stercoralis de humanos se puede mantener en perros en el laboratorio. Además también se ha informado de este parásito en perros salvajes. Mientras algunos autores han considerado la estrongiloidiasis una enfermedad zoonótica, otros han argumentado que los dos huéspedes abrigan poblaciones especializados de S. stercoralis y que los perros juegan un papel menor, o ninguno, como reservorio para infecciones zoonóticas de S. stercoralis hacia seres humanos. En este estudio se aislaron S. stercoralis de seres humanos y sus perros en pueblos rurales del norte de Camboya, una región con una alta incidencia de estrongiloidiasis, y se compararon los gusanos obtenidos de ambas especies mediante técnicas de biología molecular.
  • En perros, se observó que existían dos poblaciones de S. stercoralis, claramente separadas entre sí genéticamente, en base al ADNr 18S nuclear, el locus COX1 mitocondrial y la secuencia de todo el genoma. Una población, a la que pertenecían la mayoría de gusanos, parecía estar restringida a los perros. La otra población resultó ser indistinguible de la población de S. stercoralis aislado en seres humanos. Al igual que en estudios anteriores, se encontraron múltiples variantes de la secuencia hipervariable de la región I del 18 S rDNA en el S. stercoralis de los humanos. Sin embargo, la comparación de secuencias mitocondriales y el análisis del genoma completo sugieren que estas diferencias no representan subpoblaciones de gusanos genéticamente diferentes en humanos. También se investigó el modo de reproducción de todas las poblaciones de S. stercoralis aisladas. Al contrario que la literatura anterior sobre S. stercoralis, pero similar a otras especies de Strongyloides, se halló una clara evidencia de la reproducción sexual
  • Los resultados de este estudio muestran que los perros son hospedadores de dos poblaciones, y que posiblemente sean diferentes especies, de Strongyloides. Una población parece ser específica perro, pero la otra es similar a la de seres humanos. Esto indica que, potencialmente, los perros son unos reservorios de transmisión zoonótica de S. stercoralis a los seres humanos, y sugeriría que, con el fin de reducir la exposición de las personas a las larvas infectantes S. stercoralis, los perros deberían ser tratados de la infección, al igual que sus dueños.