ABSTRACTS

Síndrome de las vías respiratorias braquicefálicas: manejo de la complicaciones respiratorias post-operatorias en 248 perros

Lindsay B, Cook D, Wetzel JM, Siess S, Moses P.
Aust Vet J. 2020 May;98(5):173-180

  • A medida que aumenta el número de perros de razas braquicefálicas, hay un mayor incidencia de la corrección quirúrgica del síndrome de las vías respiratorias braquicefálicas (brachycephalic airway syndrome BAS).
  • El objetivo de este estudio fue describir la incidencia y las estrategias para el tratamiento de las complicaciones respiratorias postoperatorias de los perros braquicefálicos sometidos a la corrección quirúrgica de uno o más de los componentes del BAS. Se revisaron de forma retrospectiva los registros médicos de 248 perros braquicefálicos tratados quirúrgicamente por BAS para obtener información demográfica, los procedimientos realizados, las complicaciones postoperatorias y el tratamiento seguido, el tiempo de hospitalización y la necesidad de una cirugía posterior.
  • Las razas más comunes fueron Pugs, Cavalier King Charles Spaniels y Bulldog inglés. Los perros que experimentaron alguna complicación eran de mayor edad (la media fue de 5,5 años, en comparación con 4,1 años [P < 0,01]). En total, 58 perros (23,4%) tuvieron complicaciones que incluyeron: disnea manejada solamente con oxígeno suplementario (7,3%, n = 18), disnea que requirió anestesia y reintubación (8,9%, n = 22), disnea que requirió tratamiento con una traqueotomía temporal (8,9%, n = 22), neumonía por aspiración (4%, n = 10), y paro respiratorio o cardíaco (2,4%, n = 6). Cinco de los 22 perros que requirieron anestesia y reintubación empeoraron en las 12 o más horas después de la recuperación anestésica postoperatoria. La tasa de mortalidad general en este estudio fue del 2,4% (n = 6). La edad, existencia de patologías de las vías respiratorias concurrentes y la presentación en situación de emergencia fueron predictores significativos de complicaciones postoperatorias.
  • Los datos del estudio muestran la importancia de que exista una estrecha vigilancia veterinaria durante un mínimo de 24 h después de la cirugía. Se debería considerar realizar la intervención quirúrgica para los perros sintomáticos de BAS a una edad temprana y como un procedimiento electivo, para así reducir el riesgo de complicaciones postoperatorias.