Artículos

Perforación gastrointestinal espontánea en gatos: un estudio retrospectivo de 13 gatos

Bernardin F, Martinez RL, Ragetly G, et al
J Feline Med Surg 2014
  • Este estudio describe las características clínicas y la frecuencia de las causa malignas vs no malignas de perforación gastrointestinal espontánea en gatos. Se revisaron las historias clínicas de los gatos con diagnóstico de perforación gastrointestinal entre agosto de 2010 y julio de 2013. El diagnóstico fue confirmado por una cirugía exploratoria. Se excluyeron los pacientes con registros incompletos, perforaciones debidas a un traumatismo externo, fugas de una enterotomía anterior o de sitios de anastomosis, o cuerpos extraños. De cada registro se valoró la información relativa a la reseña del animal, la historia clínica, los datos clínicos y clínico-patológicos, hallazgos de imagen, examen del líquido abdominal, hallazgos quirúrgicos, examen histopatológico, el tratamiento recibido después de la cirugía y el resultado.
  • Se incluyeron un total de 13 Cinco de estos gatos tenían enfermedades concurrentes, como alguna enfermedad viral del tracto respiratorio superior, pancreatitis y enfermedad renal crónica. Dos gatos habían recibido previamente fármacos anti-inflamatorios no esteroideos y cuatro habían recibido corticosteroides. Los signos clínicos y anormalidades clinicopatológicas no fueron nada específicos. Durante la cirugía se diagnosticó perforación gástrica e 6 de los 13 pacientes, cuatro pacientes con perforaciones duodenales y tres pacientes con perforaciones yeyunales. En 11/13 gatos se realizó examen histopatológico de la pared ulcerada. En seis gatos se diagnosticó linfoma alimentario. En los otros cinco gatos se observaron lesiones no neoplásicas (enfermedad inflamatoria intestinal linfo-plasmocitaria, enteritis necrótica supurativa)
  • Aunque la principal limitación del estudio sea el pequeño tamaño de la muestra, los autores sugieren que el linfoma puede ser una causa frecuente de perforación espontánea en gatos. Por lo tanto, el examen histológico de la ulceración es esencial en todos los casos. La implicación directa y única de la administración de anti-inflamatorios en una perforación gastrointestinal no queda claramente establecida en este estudio