Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Cardiorespiratorio

ABSTRACTS

Utilidad de la ecografía en el punto de atención valorando marcadores cardíacos del lado derecho como método de screening para detectar hipertensión pulmonar de moderada a grave en perros

Vientós-Plotts AI, Wiggen KE, Lisciandro GR, Reinero CR.
Vet J. 2019 Aug;250:6-13

Los perros con enfermedad respiratoria pueden desarrollar hipertensión pulmonar (HP), una comorbilidad que puede afectar la terapia y el pronóstico. Sin una confirmación utilizando los criterios estándar de ecocardiografía, esta complicación se puede pasar por alto. La ecografía en el punto de atención (Point-of-care ultrasound: POCUS) es una prueba de detección simple y no invasiva que podría sugerir la existencia de HP.

  • En este estudio se planteó la hipótesis de que, en perros, una POCUS de los marcadores cardíacos del lado derecho (right-sided cardiac markers: R-SCM) desde la posición subxifoidea predeciría una HP de moderada a severa que se confirmaría luego por ecocardiografía. 
  • Se incluyeron 43 perros con propietario que se sometieron a una evaluación respiratoria y en los que se incluyeron POCUS y ecocardiografía. La POCUS R-SCM evaluada en la vista subxifoidea valoró la distensión subjetiva de la vena cava caudal (CVCsx), CVCsx> 1 cm, edema de la pared de la vesícula biliar y ascitis. La HP se definió por el gradiente de presión de regurgitación tricuspídea (TRPG) como leve (30-49.9 mmHg), moderado (50-74.9 mmHg) o severo (> 75 mmHg). Las POCUS en vista subxifoidea se evaluaron ciegamente post hoc y se compararon con la ecocardiografía. Se evaluaron las correlaciones entre POCUS R-SCM y el diagnóstico ecocardiográfico de HP moderada a severa. 
  • Se incluyeron un total de 26 perros con HP y 17 perros sin HP. No hubo diferencias significativas en cuanto a la presencia o ausencia de cualquier R-SCM entre perros con y sin HP. Cuandose agruparon los perros sin HP y con HP leve y se compararon con perros con HP moderada a severa (es decir, perros en los que se recomendaría el tratamiento para la HP), no se observaron diferencias significativas en los R-SCM. 
  • Los autores concluyen que la POCUS R-SCM valorando la CVCsx no se puede considerar una prueba de detección sensible para identificar HP en esta población de perros

 

ABSTRACTS

Factores de riesgo, características y evolución de síndrome de dificultad respiratoria aguda en perros y gatos:54 casos

J Vet Emerg Crit Care 2019 Mar;29(2):173-179
Boiron L, Hopper K, Borchers A.

  • Este estudio trata de caracterizar las características clínicas del síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA), los factores de riesgo y el resultado final en perros y gatos. Además, también trata de evaluar los criterios clínicos actuales para el diagnóstico de SDRA comparándolos con los hallazgos en necropsia.
  • Se diseñó un estudio retrospectivo con 54 animales, 46 perros y 8 gatos.  Se revisaron las historias clínicas de los pacientes con diagnóstico de SDRA según los criterios clínicos consensuados anteriormente o el diagnóstico en necropsia. Se registraron  datos acerca de la reseña del animal,  hallazgos clínicos y resultados. Los animales se agruparon de acuerdo con un diagnóstico clínico o de necropsia: a 43/54 (80%) se les diagnosticó SDRA según los criterios clínicos (grupo 1) y a 11/54 (20%) se les diagnosticó SDRA según únicamente la necropsia (grupo 2). 
  • En el grupo 1, 22/43 (51%) se les realizó una necropsia, que confirmó SDRA en 12/22 (54%). En perros, las causas directas (pulmonares) de SDRA fueron más comunes que las causas indirectas, mientras que los gatos tuvieron una incidencia similar de causas directas e indirectas. En perros, los factores de riesgo más comunes identificados fueron la neumonía por aspiración (42%), el síndrome de respuesta inflamatoria sistémica (SIRS) (29%) y el shock (29%). Todos los gatos diagnosticados clínicamente con SDRA tenían SIRS ( Síndrome de respuesta inflamatoria sitémica) con o sin sepsis. De los anales con diagnóstico clínico de SDRA, el 49% recibió ventilación mecánica y el 58% recibió tratamiento (con o sin ventilación mecánica) durante 24 horas o más. La tasa general de mortalidad fue del 84% en perros y del 100% en gatos.
  • Al igual que se describe en la literatura humana, la neumonía fue el factor de riesgo más común en perros con SDRA, mientras que en gatos fue el SIRS. La alta tasa de mortalidad y la discrepancia entre el diagnóstico clínico y los hallazgos de la necropsia podrían destacar las limitaciones de los criterios clínicos para el diagnóstico de SDRA y por lo tanto, para el tratamiento, en perros y gatos.
ABSTRACTS

Evaluación rápida don examen físico en gatos disneicos: el estudio RAPID CAT (Rapid assessment with physical examination in dyspnoeic cat)

Dickson D, Little CJL, Harris J, Rishniw M.
J Small Anim Pract. 2018 Feb;59(2):75-84

  • El objetivo de este estudio era determinar la prevalencia de la enfermedad subyacente en la disnea aguda felina y examinar al mismo tiempo, si los hallazgos en la historia clínica y en exámenes clínicos podían diferenciar entre la disnea aguda cardíaca y la no cardíaca en gatos en la clínica de atención primaria.
  • De forma prospectiva, se registraron los gatos que por primera vez presentaban disnea a una clínica de atención primaria entre el 1 de junio de 2011 y el 31 de octubre de 2016. Se recopilaron datos clínicos, históricos y de reseña del animal mediante un formulario estándar. Los casos fueron evaluados por los veterinarios que los atendieron en la primera visita y luego fue confirmado por los autores. Se excluyeron los registros que carecían de datos críticos. Se examinaron las relaciones entre variables históricas o clínicas y la etiología de la disnea considerando disnea cardíaca y no cardíaca.
  • En el estudio se incluyeron 108 gatos y se llegó a un diagnóstico definitivo en 92 casos; 60 fueron cardíacos (65%), 15 respiratorios (16%), 10 neoplásicos (11%) y 7 traumáticos (8%). De los gatos con disnea cardíaca, el 25% habían tenido antecedentes de tos. El ritmo de galope, una temperatura rectal inferior a 37,5 ° C, una frecuencia cardíaca superior a 200 lpm y una frecuencia respiratoria superior a 80 por minuto fueron útiles para predecir la disnea cardíaca. A partir de estos datos, se diseñó un algoritmo que utilizaba la combinación de estos resultados para optimizar el diagnóstico rápido de una posible disnea cardíaca.
  • Los autores concluyen que es probable que los gatos disneicos que se presentan en la práctica con hipotermia, taquicardia, ritmo de galope o taquipnea profunda tengan una causa cardíaca subyacente a su disnea. Aunque el diagnóstico requiere confirmación, en base a estos hallazgos, los veterinarios podrían ya estratificar el riesgo y priorizar el tipo de procedimiento de investigación adicional.
ABSTRACTS

Biomarcadores cardiovasculares en perros con síndrome de respuesta inflamatoria sistémica

Gommeren K, Desmas I, Garcia A, Clercx C, Mc Entee K, Merveille AC, Peeters D.
J Vet Emerg Crit Care (San Antonio). 2019 Apr 29

  • El objetivo de este estudio era medir las concentraciones del péptido natriurético NT-proBNP y la concentración de troponina T cardíaca (cTnT) en perros hospitalizados para relacionar estos marcadores con afecciones subyacentes y evaluar su potencial como marcadores pronósticos en perros con el síndrome de respuesta inflamatoria sistémica (SIRS: systemic inflammatory response syndrome).
  • Se llevó a cabo un estudio prospectivo, observacional de perros admitidos en el servicio de urgencias de un hospital veterinario universitario. Se estudiaron prospectivamente 69 perros con SIRS. La edad del paciente varió de 5 meses a 15 años, y el peso varió de 5,5 a 75 kg. Se obtuvieron muestras de sangre en el momento de la admisión, y durante la hospitalización hasta el darles el alta o la muerte, y en los que se les dio el alta, también en una visita de "control" (T1m) al menos 1 mes después del alta.  
  • Un total de 44 pacientes sobrevivieron, 19 de los cuales tuvieron visitas de control. Las concentraciones de cTnT fueron significativamente más altas en T12h, T24h y T72h que en T0 y T1m. En 28 perros, se detectó cTnT durante la hospitalización, mientras que, durante en las visitas de control, no se detectó cTnT en ningún perro. Las concentraciones más altas de cTnT se asociaron negativamente con la supervivencia, independientemente de la categoría de la enfermedad. Las concentraciones de NT-proBNP fueron significativamente más altas en T24, T72 y T120 que en T0, T6h, T12h y T1m, pero no se asociaron con la supervivencia.
  • Los autores concluyen que las concentraciones de NT-proBNP y cTnT aumentan significativamente en perros con SIRS, independientemente del proceso de la enfermedad subyacente. En este estudio, los perros no sobrevivientes mostraron concentraciones de cTnT significativamente mayores durante la hospitalización.
ABSTRACTS

Estudio de la sensibilidad antimicrobiana de los patógenos bacterianos aislados en perros y gatos con infección del tracto respiratorio en toda Europa: resultados ComPath

Moyaert H de Jong A, Simjee S, Rose M, Youala M, Garch FE, Vila T, Klein U, Rzewuska M, Morrissey I.
J Appl Microbiol. 2019 Apr 7

  • El objetivo de este estudio era presentar las sensibilidades antimicrobianas para bacterias de perros y gatos con infección del tracto respiratorio (ITR) en toda Europa en 2013-2014 y compararlo con datos de 2008-2010. Se determinaron las CMI (concentración mínima inhibitoria) para 464 aislamientos siguiendo los estándares CLSI utilizando antibióticos aprobados para el tratamiento de ITR. Cuando fue posible, se determinó la sensibilidad utilizando puntos de corte preferentemente procedentes de humanos, mientras que para algunos antibióticos no había puntos de corte.
  • En perros, el principal agente patógeno fue Staphylococcus pseudintermedius que fue > 90% sensible a fluoroquinolonas y oxacilina (92.5%; seis aislamientos confirmados como mecA-positivos) y 53.8%, 80% y 88.8% sensibles a tetraciclina, penicilina y trimetoprim / sulfametoxazol respectivamente. También se aislaron Estreptococos, Escherichia coli, Bordetella bronchiseptica, Staphylococcus aureus y Pseudomonas aeruginosa. Los estreptococos eran completamente sensibles a la penicilina, ampicilina y pradofloxacina. Ninguno fue resistente a la enrofloxacina, pero el 31,4% tenía una sensibilidad intermedia. El agente menos activo contra los estreptococos fue la tetraciclina (51.4% susceptible). Para E. coli, 90.9% fueron sensibles a la amoxicilina / ácido clavulánico; la sensibilidad a otros antibióticos varió de 63.6 – 81.8%. No hubo puntos de corte para B. bronchiseptica y P. aeruginosa. Para S. aureus, la sensibilidad a la penicilina fue baja (34,8%), y para otros antibióticos entre 87.0 - 100%. 
  • En gatos, el principal patógeno fue Pasteurella multocida, donde solo la pradofloxacina tuvo puntos de corte (100% sensibles). La sensibilidad de los estafilococos coagulasa negativos osciló entre 66,7% (penicilina) y 97,2% (pradofloxacina). Los estreptococos de los gatos fueron 100% sensibles a todos los antibióticos, excepto enrofloxacina y tetraciclina (ambos 65,2% sensibles). 
  • En líneas generales, en los perros y gatos con RTI de este estudio,  la resistencia antimicrobiana fue baja a media, aunque la sensibilidad fue muy variada entre los patógenos estudiados. Se recuerda que el uso responsable de los antibióticos es crucial para mantener la sensibilidad y que es muy importante la monitorización continua de las resistencias para apoyar este objetivo. También se defiende la necesidad de establecer unos puntos de corte específicos de ITR para patógenos en perros y gatos.

 

ABSTRACTS

Linfocitosis en fluido de lavado broncoalveolar en 104 perros: (2006-2016)

Johnson LR, Vernau W.
J Vet Intern Med. 2019 Mar 26

  • La citología y el cultivo del fluido de lavado broncoalveolar (BAL) se utilizan para caracterizar las diferentes enfermedades respiratorias en los perros. Se sabe más bien poco acerca de los trastornos asociados con un aumento en el número de linfocitos en el líquido BAL.
  • El objetivo del estudio era evaluar la duración de los signos clínicos y la identificación de diagnósticos respiratorios específicos en perros con linfocitosis en el BAL. Se revisaron retrospectivamente los registros médicos de perros evaluados por signos respiratorios, que se les realizó un BAL y tenían> 300 células / ?l y > 20% de linfocitos en el recuento celular diferencial del BAL entre el 1 de enero de 2006 y el 1 de enero de 2016. Se incluyeron 104 perros. Se evaluaron los casos en cuanto a la duración de los signos clínicos y los diagnósticos respiratorios, incluidas lesiones por aspiración, enfermedad respiratoria infecciosa o inflamatoria y el colapso de las vías respiratorias.
  •  Los perros tenían edades comprendidas entre 0,5 y 16 años (mediana, 7,9 años) y tenían un peso corporal medio de 11,4 kg (rango, 2,0-42,7 kg). En 13 de 104 perros se documentó una enfermedad pulmonar eosinofílica, y en 59 de 104 perros se halló neutrofilia de las vías respiratorias asociada con enfermedad infecciosa o inflamatoria. En 32 perros se identificó una  linfocitosis sola en el BAL. La duración de la tos no difirió entre los grupos, pero el colapso de las vías respiratorias fue significativamente más común en los perros con linfocitosis sola en el BAL que en aquellos con otros tipos de inflamación.
  • Según estos resultados, la linfocitosis en el BAL es común en los perros, y en muchos casos, probablemente representa una respuesta común a la lesión de la vía aérea, independientemente del tipo o la duración de la lesión. No se pudo relacionar si el colapso de las vías respiratorias conduce a linfocitosis en el BAL o si el proceso inflamatorio causa el colapso de las vías respiratorias.

 

ABSTRACTS

Ocurrencia de anormalidades cardiacas en perros con meningitis arteritis que responde a los esteroides

Spence S, French A, Penferis J, Macfarlane L, Guitierrez-Quintana R, Dickson L, Holmes K, McLauchlan G.
J Small Anim Pract. 2019 Feb 11

  • El objetivo de este estudio era documentar la prevalencia de anomalías cardíacas en los perros con meningitis arteritis que responde a los esteroides y evaluar la resolución de estas anomalías después de la terapia con corticosteroides.
  • Se diseñó un estudio prospectivo que incluyó 14 perros en los que se diagnosticó una meningitis arteritis con respuesta a los esteroides basándose en la reseña del animal, los hallazgos del examen físico, el hemograma completo, la bioquímica sanguínea y el análisis del LCR. En todos los casos se realizó una ecocardiografía, y mediciones de la proteína C reactiva y la troponina I cardíaca, antes y 10 a 14 días después de comenzar el tratamiento con corticosteroides. En algunos perros también se valoró el fibrinógeno
  • Se identificó un aumento de la troponina I cardíaca 5/14 perros y se detectaron anomalías ecocardiográficas en 12 de los 14 perros, incluyendo contraste ecográfico espontáneo (12 de 14), derrame pericárdico leve (5 de 14) y disminución de la fracción de acortamiento (5 de 14). Todos los perros mostraron un aumento de la proteína C reactiva y el fibrinógeno aumentó en 11 de 12. El tratamiento con corticosteroides se asoció con una mejoría clínica y una normalización de la proteína C reactiva en todos los perros. Los niveles de troponina I cardíaca se normalizaron en 4/5 y el fibrinógeno se normalizó en 5/5 perros en que se volvió a analizar. El contraste ecográfico espontáneo mejoró o se resolvió por completo en 12 de 12 y el derrame pericárdico se resolvió en 5/5. La fracción de acortamiento se normalizó en 2/5 perros.
  • Los autores concluyen que los cambios cardíacos en los perros con meningitis arteritis que responde a los esteroides son comunes, y la mayoría se resuelven con la terapia. Se necesitaría una investigación adicional sobre la causa y el significado de estos cambios para determinar si estaría indicado un tratamiento antitrombótico o un tratamiento inotrópico positivo.

 

ABSTRACTS

Estado del hierro en perros con enfermedad mixomatosa de la válvula mitral

Savarese A, Probo M, Locatelli C, Gazzonis AL, Zanzani SA, Traini G, Vitiello T, Brambilla PG.
Pol J Vet Sci. 2018 Sep;21(3):507-515

  • En humanos, la deficiencia de hierro tiene una incidencia relevante en la insuficiencia cardíaca (IC), con o sin anemia, y se asocia con un peor resultado. Además, la enfermedad renal crónica (ERC) es una comorbilidad bien conocida de la IC y está fuertemente asociada con el riesgo de desarrollar anemia. La causa más común de insuficiencia cardíaca en los perros es la enfermedad mixomatosa de la válvula mitral (myxomatous mitral valve disease: MMVD). Hasta ahora, no hay conocimiento sobre el estado del hierro en perros con IC, con y sin ERC.
  • El objetivo de este estudio retrospectivo fue evaluar el estado del hierro en los perros afectados por MMVD y qué relación puede existir con la IC. Se incluyeron 54 perros con registro del caso completo, ecocardiografía y análisis de laboratorio. El estado del hierro se evaluó midiendo la concentración sérica de hierro (SIC), la capacidad de fijación al hierro no saturado (UIBC), la capacidad total de fijación al hierro (TIBC) y el porcentaje de saturación (% SAT).
  • La prevalencia de perros con baja concentración sérica de hierro (SIC) fue del 18% en toda la población, 33% en pacientes sintomáticos, 100% en perros con insuficiencia cardíaca aguda descompensada. No se encontraron diferencias significativas en los valores medianos de SIC, UIBC, TIBC y% SAT entre los perros clasificados en las diferentes clasificaciones de IC ACVIM (American College of Veterinary Internal Medicine), entre pacientes sintomáticos y no sintomáticos, y entre estadíos IRIS (International Renal Interest Society).  Los pacientes azotémicos y no azotémicos presentaron una diferencia significativa en los valores medios de SIC (p = 0,02). El modelo lineal generalizado (GLM) reveló que los perros con bajo SIC tenían un mayor riesgo de ser incluidos en una clasificación de IC ACVIM más alta (OR = 6.383, valor de p = 0.014). El análisis log-rank de comparación de curvas de supervivencia, mostró una supervivencia más corta en perros con SIC bajo (p = 0.020), el análisis multivariado de Cox sobre riesgo proporcional de supervivencia reveló que solo los síntomas de la IC pueden afectar la supervivencia
ABSTRACTS

Sesgo, sensibilidad, especificidad de la medición de la presión arterial con Doppler ultrasónico detector de flujo para detectar hipotensión en perros anestesiados

Bourazak LA, Hofmeister EH
J Am Vet Med Assoc. 2018 Dec 1;253(11):1433-1438.

  • Este estudio determina el sesgo, la sensibilidad y la especificidad de la medición de la presión arterial con Doppler ultrasónico detector de flujo (DBPM) para detectar hipotensión en perros con diferentes estados de enfermedad y al mismo tiempo, determinar si algunas características del paciente podrían afectar la precisión del DBPM en perros. Se proyectó un estudio prospectivo transversal que incluyó 146 perros sometidos a anestesia general en un hospital universitario veterinario entre abril de 2007 y agosto de 2010. De cada perro se recopilaron datos acerca de raza, conformación de extremidades, sexo, clasificación de estado físico según la American Society of Anesthesiologists, protocolo anestésico, procedimiento quirúrgico, localización y tamaño del catéter arterial, y ubicación del DBPM. Durante la anestesia, se realizaron, de forma simultánea, mediciones de presión sanguínea de forma invasiva (invasive blood pressure measurements:IBPM) y con DBPM cada 5 minutos. La hipotensión se definió como la presión arterial media <60 mm Hg o DBPM <90 mm Hg.
  • El sesgo de DBPM fue de 2.8 mm Hg con límites de acuerdo del 95% muy amplios (-46.4 a 51.9 mm Hg). Para los 2 métodos de cálculo estadístico utilizados, la sensibilidad de DBPM para detectar hipotensión fue de 69.2% y 66.7% y la especificidad fue de 82.2% y 86.8%. No se identificaron diferencias significativas en la sensibilidad o especificidad con respecto a la conformación de la extremidad, el calibre del catéter (20 vs 22) utilizado para la IBPM, o el lado (ipsilateral o contralateral) en mediciones pareadas.
  • Los autores concluyen que, en los perros del presente estudio, el DBPM no era lo suficientemente fiable para detectar hipotensión.
ABSTRACTS

Eficacia de una nueva formulación tópica de selamectina más sarolaner (Revolution® Plus/Stronghold® Plus) en la prevención del desarrollo de la Dirofilaria immitis en gatos

McTier TL, Pullins A, Chapin S, Rugg J, von Reitzenstein M, McCall JW, King VL, Vatta AF.
Vet Parasitol. 2018 Oct 15

  • Este trabajo consta de tres estudios controlados con el objetivo de investigar la eficacia de la selamectina más sarolaner (Revolution® Plus / Stronghold® Plus) en la prevención de la filariosis en gatos. En todos los estudios, los gatos se inocularon con 100 larvas de Dirofilaria immitis de tercer estadio en el Día-30. En el primer estudio, los gatos se trataron con selamectina más sarolaner con una dosis única en el Día 0 o con tres dosis mensuales consecutivas en los Días 0, 28 y 56. En el segundo y tercer estudios, los gatos fueron tratados con bien sarolaner solo en el Día 0 , o selamectina más sarolaner en el día 0 o selamectina más sarolaner en tres dosis mensuales consecutivas en los días 0, 28 y 56. En los tres estudios, las dosis fueron 6 mg / kg de selamectina más 1 mg / kg de sarolaner o 1 mg / kg de sarolaner solo. Los gatos control recibieron un placebo que contenía ingredientes inertes de formulación (vehículo). Todos los tratamientos se administraron por vía tópica, en un solo lugar de la piel craneal a la escápula. Los gatos se sacrificaron humanamente el día 145/146 (es decir, 175/176 después de la inoculación), y se recuperaron y enumeraron los gusanos adultos de D. immitis.
  • En los tres estudios, se recuperaron gusanos del corazón adultos en el 87 al 100% de los gatos de control, con un recuento medio geométrico entre 2,1 y 5,4 gusanos. No se recuperaron gusanos adultos de D. immitis de los gatos tratados con selamectina más sarolaner. Los gatos tratados con sarolaner solo no estaban protegidos contra la infección por D. immitis, ofreciendo un conteo medio geométrico de 1.9 a 2.4 gusanos.
  • En estos estudios, la selamectina (6 mg / kg) más sarolaner (1 mg / kg) fue 100% efectiva en la prevención del desarrollo de gusanos cardíacos en gatos cuando se administra tópicamente 30 días después de la inoculación o en tres dosis mensuales consecutivas a partir de los 30 días posteriores a la inoculación. Estos estudios demostraron que una administración tópica única de selamectina más sarolaner a la dosis recomendada fue completamente efectiva para prevenir el desarrollo de D. immitis en gatos.