Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Cardiorespiratorio

ABSTRACTS

Estudio de la sensibilidad antimicrobiana de los patógenos bacterianos aislados en perros y gatos con infección del tracto respiratorio en toda Europa: resultados ComPath

Moyaert H de Jong A, Simjee S, Rose M, Youala M, Garch FE, Vila T, Klein U, Rzewuska M, Morrissey I.
J Appl Microbiol. 2019 Apr 7

  • El objetivo de este estudio era presentar las sensibilidades antimicrobianas para bacterias de perros y gatos con infección del tracto respiratorio (ITR) en toda Europa en 2013-2014 y compararlo con datos de 2008-2010. Se determinaron las CMI (concentración mínima inhibitoria) para 464 aislamientos siguiendo los estándares CLSI utilizando antibióticos aprobados para el tratamiento de ITR. Cuando fue posible, se determinó la sensibilidad utilizando puntos de corte preferentemente procedentes de humanos, mientras que para algunos antibióticos no había puntos de corte.
  • En perros, el principal agente patógeno fue Staphylococcus pseudintermedius que fue > 90% sensible a fluoroquinolonas y oxacilina (92.5%; seis aislamientos confirmados como mecA-positivos) y 53.8%, 80% y 88.8% sensibles a tetraciclina, penicilina y trimetoprim / sulfametoxazol respectivamente. También se aislaron Estreptococos, Escherichia coli, Bordetella bronchiseptica, Staphylococcus aureus y Pseudomonas aeruginosa. Los estreptococos eran completamente sensibles a la penicilina, ampicilina y pradofloxacina. Ninguno fue resistente a la enrofloxacina, pero el 31,4% tenía una sensibilidad intermedia. El agente menos activo contra los estreptococos fue la tetraciclina (51.4% susceptible). Para E. coli, 90.9% fueron sensibles a la amoxicilina / ácido clavulánico; la sensibilidad a otros antibióticos varió de 63.6 – 81.8%. No hubo puntos de corte para B. bronchiseptica y P. aeruginosa. Para S. aureus, la sensibilidad a la penicilina fue baja (34,8%), y para otros antibióticos entre 87.0 - 100%. 
  • En gatos, el principal patógeno fue Pasteurella multocida, donde solo la pradofloxacina tuvo puntos de corte (100% sensibles). La sensibilidad de los estafilococos coagulasa negativos osciló entre 66,7% (penicilina) y 97,2% (pradofloxacina). Los estreptococos de los gatos fueron 100% sensibles a todos los antibióticos, excepto enrofloxacina y tetraciclina (ambos 65,2% sensibles). 
  • En líneas generales, en los perros y gatos con RTI de este estudio,  la resistencia antimicrobiana fue baja a media, aunque la sensibilidad fue muy variada entre los patógenos estudiados. Se recuerda que el uso responsable de los antibióticos es crucial para mantener la sensibilidad y que es muy importante la monitorización continua de las resistencias para apoyar este objetivo. También se defiende la necesidad de establecer unos puntos de corte específicos de ITR para patógenos en perros y gatos.

 

ABSTRACTS

Linfocitosis en fluido de lavado broncoalveolar en 104 perros: (2006-2016)

Johnson LR, Vernau W.
J Vet Intern Med. 2019 Mar 26

  • La citología y el cultivo del fluido de lavado broncoalveolar (BAL) se utilizan para caracterizar las diferentes enfermedades respiratorias en los perros. Se sabe más bien poco acerca de los trastornos asociados con un aumento en el número de linfocitos en el líquido BAL.
  • El objetivo del estudio era evaluar la duración de los signos clínicos y la identificación de diagnósticos respiratorios específicos en perros con linfocitosis en el BAL. Se revisaron retrospectivamente los registros médicos de perros evaluados por signos respiratorios, que se les realizó un BAL y tenían> 300 células / ?l y > 20% de linfocitos en el recuento celular diferencial del BAL entre el 1 de enero de 2006 y el 1 de enero de 2016. Se incluyeron 104 perros. Se evaluaron los casos en cuanto a la duración de los signos clínicos y los diagnósticos respiratorios, incluidas lesiones por aspiración, enfermedad respiratoria infecciosa o inflamatoria y el colapso de las vías respiratorias.
  •  Los perros tenían edades comprendidas entre 0,5 y 16 años (mediana, 7,9 años) y tenían un peso corporal medio de 11,4 kg (rango, 2,0-42,7 kg). En 13 de 104 perros se documentó una enfermedad pulmonar eosinofílica, y en 59 de 104 perros se halló neutrofilia de las vías respiratorias asociada con enfermedad infecciosa o inflamatoria. En 32 perros se identificó una  linfocitosis sola en el BAL. La duración de la tos no difirió entre los grupos, pero el colapso de las vías respiratorias fue significativamente más común en los perros con linfocitosis sola en el BAL que en aquellos con otros tipos de inflamación.
  • Según estos resultados, la linfocitosis en el BAL es común en los perros, y en muchos casos, probablemente representa una respuesta común a la lesión de la vía aérea, independientemente del tipo o la duración de la lesión. No se pudo relacionar si el colapso de las vías respiratorias conduce a linfocitosis en el BAL o si el proceso inflamatorio causa el colapso de las vías respiratorias.

 

ABSTRACTS

Ocurrencia de anormalidades cardiacas en perros con meningitis arteritis que responde a los esteroides

Spence S, French A, Penferis J, Macfarlane L, Guitierrez-Quintana R, Dickson L, Holmes K, McLauchlan G.
J Small Anim Pract. 2019 Feb 11

  • El objetivo de este estudio era documentar la prevalencia de anomalías cardíacas en los perros con meningitis arteritis que responde a los esteroides y evaluar la resolución de estas anomalías después de la terapia con corticosteroides.
  • Se diseñó un estudio prospectivo que incluyó 14 perros en los que se diagnosticó una meningitis arteritis con respuesta a los esteroides basándose en la reseña del animal, los hallazgos del examen físico, el hemograma completo, la bioquímica sanguínea y el análisis del LCR. En todos los casos se realizó una ecocardiografía, y mediciones de la proteína C reactiva y la troponina I cardíaca, antes y 10 a 14 días después de comenzar el tratamiento con corticosteroides. En algunos perros también se valoró el fibrinógeno
  • Se identificó un aumento de la troponina I cardíaca 5/14 perros y se detectaron anomalías ecocardiográficas en 12 de los 14 perros, incluyendo contraste ecográfico espontáneo (12 de 14), derrame pericárdico leve (5 de 14) y disminución de la fracción de acortamiento (5 de 14). Todos los perros mostraron un aumento de la proteína C reactiva y el fibrinógeno aumentó en 11 de 12. El tratamiento con corticosteroides se asoció con una mejoría clínica y una normalización de la proteína C reactiva en todos los perros. Los niveles de troponina I cardíaca se normalizaron en 4/5 y el fibrinógeno se normalizó en 5/5 perros en que se volvió a analizar. El contraste ecográfico espontáneo mejoró o se resolvió por completo en 12 de 12 y el derrame pericárdico se resolvió en 5/5. La fracción de acortamiento se normalizó en 2/5 perros.
  • Los autores concluyen que los cambios cardíacos en los perros con meningitis arteritis que responde a los esteroides son comunes, y la mayoría se resuelven con la terapia. Se necesitaría una investigación adicional sobre la causa y el significado de estos cambios para determinar si estaría indicado un tratamiento antitrombótico o un tratamiento inotrópico positivo.

 

ABSTRACTS

Estado del hierro en perros con enfermedad mixomatosa de la válvula mitral

Savarese A, Probo M, Locatelli C, Gazzonis AL, Zanzani SA, Traini G, Vitiello T, Brambilla PG.
Pol J Vet Sci. 2018 Sep;21(3):507-515

  • En humanos, la deficiencia de hierro tiene una incidencia relevante en la insuficiencia cardíaca (IC), con o sin anemia, y se asocia con un peor resultado. Además, la enfermedad renal crónica (ERC) es una comorbilidad bien conocida de la IC y está fuertemente asociada con el riesgo de desarrollar anemia. La causa más común de insuficiencia cardíaca en los perros es la enfermedad mixomatosa de la válvula mitral (myxomatous mitral valve disease: MMVD). Hasta ahora, no hay conocimiento sobre el estado del hierro en perros con IC, con y sin ERC.
  • El objetivo de este estudio retrospectivo fue evaluar el estado del hierro en los perros afectados por MMVD y qué relación puede existir con la IC. Se incluyeron 54 perros con registro del caso completo, ecocardiografía y análisis de laboratorio. El estado del hierro se evaluó midiendo la concentración sérica de hierro (SIC), la capacidad de fijación al hierro no saturado (UIBC), la capacidad total de fijación al hierro (TIBC) y el porcentaje de saturación (% SAT).
  • La prevalencia de perros con baja concentración sérica de hierro (SIC) fue del 18% en toda la población, 33% en pacientes sintomáticos, 100% en perros con insuficiencia cardíaca aguda descompensada. No se encontraron diferencias significativas en los valores medianos de SIC, UIBC, TIBC y% SAT entre los perros clasificados en las diferentes clasificaciones de IC ACVIM (American College of Veterinary Internal Medicine), entre pacientes sintomáticos y no sintomáticos, y entre estadíos IRIS (International Renal Interest Society).  Los pacientes azotémicos y no azotémicos presentaron una diferencia significativa en los valores medios de SIC (p = 0,02). El modelo lineal generalizado (GLM) reveló que los perros con bajo SIC tenían un mayor riesgo de ser incluidos en una clasificación de IC ACVIM más alta (OR = 6.383, valor de p = 0.014). El análisis log-rank de comparación de curvas de supervivencia, mostró una supervivencia más corta en perros con SIC bajo (p = 0.020), el análisis multivariado de Cox sobre riesgo proporcional de supervivencia reveló que solo los síntomas de la IC pueden afectar la supervivencia
ABSTRACTS

Sesgo, sensibilidad, especificidad de la medición de la presión arterial con Doppler ultrasónico detector de flujo para detectar hipotensión en perros anestesiados

Bourazak LA, Hofmeister EH
J Am Vet Med Assoc. 2018 Dec 1;253(11):1433-1438.

  • Este estudio determina el sesgo, la sensibilidad y la especificidad de la medición de la presión arterial con Doppler ultrasónico detector de flujo (DBPM) para detectar hipotensión en perros con diferentes estados de enfermedad y al mismo tiempo, determinar si algunas características del paciente podrían afectar la precisión del DBPM en perros. Se proyectó un estudio prospectivo transversal que incluyó 146 perros sometidos a anestesia general en un hospital universitario veterinario entre abril de 2007 y agosto de 2010. De cada perro se recopilaron datos acerca de raza, conformación de extremidades, sexo, clasificación de estado físico según la American Society of Anesthesiologists, protocolo anestésico, procedimiento quirúrgico, localización y tamaño del catéter arterial, y ubicación del DBPM. Durante la anestesia, se realizaron, de forma simultánea, mediciones de presión sanguínea de forma invasiva (invasive blood pressure measurements:IBPM) y con DBPM cada 5 minutos. La hipotensión se definió como la presión arterial media <60 mm Hg o DBPM <90 mm Hg.
  • El sesgo de DBPM fue de 2.8 mm Hg con límites de acuerdo del 95% muy amplios (-46.4 a 51.9 mm Hg). Para los 2 métodos de cálculo estadístico utilizados, la sensibilidad de DBPM para detectar hipotensión fue de 69.2% y 66.7% y la especificidad fue de 82.2% y 86.8%. No se identificaron diferencias significativas en la sensibilidad o especificidad con respecto a la conformación de la extremidad, el calibre del catéter (20 vs 22) utilizado para la IBPM, o el lado (ipsilateral o contralateral) en mediciones pareadas.
  • Los autores concluyen que, en los perros del presente estudio, el DBPM no era lo suficientemente fiable para detectar hipotensión.
ABSTRACTS

Eficacia de una nueva formulación tópica de selamectina más sarolaner (Revolution® Plus/Stronghold® Plus) en la prevención del desarrollo de la Dirofilaria immitis en gatos

McTier TL, Pullins A, Chapin S, Rugg J, von Reitzenstein M, McCall JW, King VL, Vatta AF.
Vet Parasitol. 2018 Oct 15

  • Este trabajo consta de tres estudios controlados con el objetivo de investigar la eficacia de la selamectina más sarolaner (Revolution® Plus / Stronghold® Plus) en la prevención de la filariosis en gatos. En todos los estudios, los gatos se inocularon con 100 larvas de Dirofilaria immitis de tercer estadio en el Día-30. En el primer estudio, los gatos se trataron con selamectina más sarolaner con una dosis única en el Día 0 o con tres dosis mensuales consecutivas en los Días 0, 28 y 56. En el segundo y tercer estudios, los gatos fueron tratados con bien sarolaner solo en el Día 0 , o selamectina más sarolaner en el día 0 o selamectina más sarolaner en tres dosis mensuales consecutivas en los días 0, 28 y 56. En los tres estudios, las dosis fueron 6 mg / kg de selamectina más 1 mg / kg de sarolaner o 1 mg / kg de sarolaner solo. Los gatos control recibieron un placebo que contenía ingredientes inertes de formulación (vehículo). Todos los tratamientos se administraron por vía tópica, en un solo lugar de la piel craneal a la escápula. Los gatos se sacrificaron humanamente el día 145/146 (es decir, 175/176 después de la inoculación), y se recuperaron y enumeraron los gusanos adultos de D. immitis.
  • En los tres estudios, se recuperaron gusanos del corazón adultos en el 87 al 100% de los gatos de control, con un recuento medio geométrico entre 2,1 y 5,4 gusanos. No se recuperaron gusanos adultos de D. immitis de los gatos tratados con selamectina más sarolaner. Los gatos tratados con sarolaner solo no estaban protegidos contra la infección por D. immitis, ofreciendo un conteo medio geométrico de 1.9 a 2.4 gusanos.
  • En estos estudios, la selamectina (6 mg / kg) más sarolaner (1 mg / kg) fue 100% efectiva en la prevención del desarrollo de gusanos cardíacos en gatos cuando se administra tópicamente 30 días después de la inoculación o en tres dosis mensuales consecutivas a partir de los 30 días posteriores a la inoculación. Estos estudios demostraron que una administración tópica única de selamectina más sarolaner a la dosis recomendada fue completamente efectiva para prevenir el desarrollo de D. immitis en gatos.
ABSTRACTS

Evaluación de la ecografía portátil torácica y del NT-proBNP en sangre para el diagnóstico de insuficiencia cardiaca congestiva en gatos don disnea respiratoria

Ward JL, Lisciandro GR, Ware WA, Viall AK, Aona BD, Kurtz KA, Reina-Doreste Y, DeFrancesco TC.
J Vet Intern Med. 2018 Sep 14

  • El diagnóstico de insuficiencia cardíaca congestiva (ICC) en gatos es complejo. La ecografía portátil y las pruebas de NT-proBNP son herramientas emergentes que pueden ser de ayuda en el diagnóstico. El objetivo del estudio era evaluar la precisión diagnóstica de la ecografía pulmonar portátil (lung ultrasound: LUS), la ecografía focalizada cardíaca, (focused cardiac ultrasound: FCU) y el NT-proBNP en sangre para la predicción del diagnóstico de ICC. Se evaluaron 51 gatos con dificultad respiratoria. A todos los gatos se les realizó LUS, FCU que evaluaba el tamaño de la aurícula izquierda (LA) y la presencia de derrame pericárdico (PCEFF) y pruebas de NT-proBNP en sangre. Se registraron los hallazgos en la ecografía pulmonar que incluían derrame pleural (PLEFF), número de líneas B y anomalías subpleurales. Para el diagnóstico final también se evaluaron las historias clínicas.
  • Se diagnosticaron con ICC 31 de 51 (65%) gatos. La ecografía pulmonar y el NT-proBNP en sangre fueron predictores significativos de ICC. El criterio LUS que maximizó la precisión para el diagnóstico de ICC fue la presencia de más de 1 sitio muy positivo para las líneas B (> 3 líneas B por sitio), que resultó en una sensibilidad del 78.8%, una especificidad del 83.3% y un área bajo la curva (AUC ) de 0.833. La ampliación subjetiva de LA fue 97.0% sensible y 100% específica para ICC (AUC 0.985). La presencia de PCEFF también fue 100% específica, pero solo 60.6% sensible, para ICC (AUC 0.803). Una prueba de NT-proBNP en sangre positiva fue 93.9% sensible y 72.2% específica para el diagnóstico de ICC (AUC 0.831).
  • Los autores concluyen que la ecografía portátil torácica y el NT-proBNP son útiles para diagnosticar la ICC en gatos con dificultad respiratoria.

 

ABSTRACTS

Una comparación entre el efecto del propofol y de la alfaxalona en el movimiento laríngeo en perros no braquicefálicos y braquicefálicos

Norgate D, Ter Haar G, Kulendra N, Veres-Nyéki KO.
Vet Anaesth Analg. 2018 Jul 21

  • El objetivo de este estudio era comparar el efecto del propofol y la alfaxalona en el movimiento laríngeo bajo un plano ligero de anestesia en perros no braquicefálicos y braquicefálicos anestesiados para procedimientos que no son de urgencia. Se diseñó un ensayo clínico prospectivo, aleatorizado que incluyó un total de 48 perros con propietario (24 no braquicéfalos y 24 braquicéfalos). Se administró por vía intramuscular una premedicación estandarizada de metadona (0,2 mg/kg) y acepromazina (0,01 mg/kg). Los perros se asignaron al azar para inducirlos con incrementos de propofol (1-4 mg/kg) o alfaxalona (0.5-2 mg/kg). La evaluación laríngea se realizó bajo un plano ligero de anestesia por un cirujano que desconocía el protocolo de inducción. El movimiento laríngeo se evaluó como presente cuando se identificó la abducción de los cartílagos laríngeos en la inspiración, o ausente cuando no se reconoció esta abducción. Simultáneamente, se grabó un video de 60 segundos. El mismo cirujano y un cirujano adicional volvieron a evaluar los videos un mes después.
  • No se detectaron diferencias significativas (p> 0.05) entre la presencia o ausencia de movimiento laríngeo entre los perros a los que se administró propofol o alfaxalona, ​​así como al analizar los perros no braquicefálicos y braquicefálicos por separado. La mayoría de los perros (> 75%) mantuvieron algún grado de movimiento laríngeo con ambos protocolos. El acuerdo entre los evaluadores fue excelente (κ = 0,822).
  • Los autores concluyen que la alfaxalona mantiene el movimiento laríngeo de manera similar al propofol en perros no braquicéfalos y braquicéfalos. Ambos agentes parecen apropiados para permitir una buena evaluación del movimiento laríngeo en perros no braquicéfalos y braquicéfalos. La evaluación subjetiva del movimiento laríngeo a través de la laringoscopia per-oral bajo un plano ligero de anestesia produjo resultados consistentes entre los evaluadores, independientemente del agente de inducción utilizado
ABSTRACTS

Tratamiento intervencionista de estenosis nasofaríngea benigna y nasofaringe imperforada en perros y gatos: 46 casos ( 2005-2013)

Burdick S, Berent AC, Weisse C, Palma D, Asprea L, Lamb K, Tozier E.
J Am Vet Med Assoc. 2018 Nov 15;253(10):1300-1308.

El objetivo de este estudio era determinar los resultados obtenidos en perros y gatos con estenosis nasofaríngea benigna o con la nasofaringe imperforada que se sometieron a una dilatación con balón o colocación de un stent metálico. Se evaluaron retrospectivamente los registros médicos de 15 perros y 31 gatos, y se obtuvieron datos sobre la reseña de los animales, historia clínica, signos clínicos, localización de la lesión, tratamiento y resultado. Se excluyó a los pacientes si había <6 meses de información de seguimiento disponible.
En 5 perros y 22 gatos se realizó dilatación con balón, y los resultados fueron exitosos en 11 (0 perros y 11 gatos) de los 27 (41%). En 34 pacientes se colocaron stents (incluidos 15 en los que la dilatación con balón no había tenido éxito). En 30 pacientes se colocaron stents no recubiertos y los resultados fueron exitosos en 20 (67%). Los stents cubiertos se colocaron en 11 pacientes (incluyendo 7 en los que no se logró colocar los no recubiertos), y los resultados fueron exitosos en todos los 11. Veintitrés de los 34 pacientes (68%) en los cuales se colocaron stents desarrollaron complicaciones. En los 30 pacientes con stents recubiertos las complicaciones más comunes fueron crecimiento de tejido (n = 10), infección crónica (7) y la fractura del stent (5), mientras que en 11 pacientes con stents recubiertos, fueron la infección crónica (8) y la fístula oronasal (3). En general, el resultado fue exitoso en 36 de los 46 (78%) pacientes intervenidos (tiempo de seguimiento promedio, 24 meses; rango, 2 a 109 meses).
Los resultados de este estudio sugieren que, en perros y gatos, la estenosis nasofaríngea y la nasofaringe imperforada pueden tratarse exitosamente con dilatación con balón o la colocación de un stent, pero existe un alto riesgo de fracaso usando solo la dilatación con balón y un alto riesgo de complicaciones, independientemente del procedimiento

ABSTRACTS

Comparación retrospectiva de los resultados a corto plazo después de la toracoscopia vs toracotomía para la corrección quirúrgica de la persistencia del arco aórtico derecho en perros

Nucci DJ, Hurst KC, Monnet E.
J Am Vet Med Assoc. 2018 Aug 15;253(4):444-451.

  • El objetivo de este estudio era evaluar retrospectivamente la toracoscopia como tratamiento para los perros con persistencia del arco aórtico derecho(PRAA) y comparar las complicaciones intra y postoperatorias y los resultados a corto plazo de los perros que se sometieron a una toracoscopia versus toracotomía para el tratamiento de la PRAA. Se revisaron los registros médicos 30 perros (24 con propietario y 6 perros de refugios) que se habían sometido a toracoscopia o toracotomía para el tratamiento de PPRA entre 1998 y 2015. Se compararon los datos entre los perros que se sometieron a toracoscopia versus toracotomía.
  • Para el tratamiento del PRAA, un total de 15 perros se sometieron únicamente a una toracotomía, 10  únicamente a toracoscopia, y 5 a una toracoscopia convertida en toracotomía. La mediana de la duración de la cirugía, la incidencia de complicaciones postoperatorias o la mediana de tiempo en que se mantuvo una sonda de toracostomía no fueron marcadamente diferente entre los grupos. La duración media de la hospitalización fue de 1 día (rango, 0,5 a 2 días) para los perros que se sometieron a una toracoscopia y 2 días (rango, de 0,5 a 22 días) para los perros que se sometieron a una toracotomía o en los que la toracoscopia se convirtió en una toracotomía.
  • Los autores concluyen que la toracoscopia es un método aceptable para el tratamiento de perros con PRAA y no se asoció con mayores tasas de morbilidad o mortalidad, en comparación con la toracotomía.