Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Cirugía

ABSTRACTS

Trombocitosis y evidencia tromboelastográfica de hipercoagulabilidad en el postoperatorio de perros sometidos a esplenectomía por masas esplénicas

Phipps WE, de Laforcade AM, Barton BA, Berg J.
J Am Vet Med Assoc. 2020 Jan 1;256(1):85-92.

  • El objetivo de este estudio era determinar la frecuencia y la gravedad de la trombocitosis y la evidencia tromboelastográfica de hipercoagulabilidad durante las dos primeras semanas después de la esplenectomía en perros con masas esplénicas e investigar si había relación entre el recuento de plaquetas y los valores de la tromboelastografía.
  • Se incluyeron 34 perros sometidos a una esplenectomía por masas esplénicas. Se obtuvieron muestras de sangre para el recuento de plaquetas y la tromboelastografía en la inducción de la anestesia (día 0) antes de la esplenectomía y en los días 2, 7 y 14 postesplenectomía.
  • El promedio del recuento de plaquetas fue de 167.9 × 103/μL, 260.4 × 103 μ/L, 715.9 × 103/μL, y 582.2 × 103/μL en los días 0, 2, 7, y 14, respectivamente, siendo significativamente más alto en todos los puntos de tiempo postoperatorios que en el día 0. Se observó trombocitosis en el 3% (1/34), 6% (2/33), 81% (21/26) y 69% (18/26) de los perros en los días 0, 2, 7 y 14. Se observaron recuentos de plaquetas > 1.000 × 103/μL en 1 perro en el día 2 y en 5 perros en el día 7. Se observaron uno o más valores de tromboelastografía sugestivos de hipercoagulabilidad en el 45% (15/33), 84% (26/31), 89% (24/27) y 84% (21/25) de los perros en los días 0, 2, 7 y 14. En cada punto de tiempo postoperatorio, los mayores recuentos de plaquetas se correlacionaron con unos valores de tromboelastografía que sugerían hipercoagulabilidad.
  • En este estudio, fueron comunes la trombocitosis marcada y los valores de tromboelastografía sugestivos de hipercoagulabilidad durante las primeras 2 semanas después de la esplenectomía. Por lo que en los perros donde se presentara hipercoagulabilidad podría haber un mayor riesgo de desarrollo de condiciones trombóticas post-esplenectomía como la trombosis del sistema portal y la tromboembolia pulmonar.
ABSTRACTS

Análisis retrospectivo de 736 casos de vólvulo - dilatación gástrica

Song KK, Goldsmid SE, Lee J, Simpson DJ.
Aust Vet J. 2020 Jun;98(6):232-238

  • El objetivo del estudio era identificar los factores que influyen en la supervivencia de los casos confirmados de vólvulo - dilatación gástrica (VDG) presentados a los hospitales de referencia y de urgencias especializados.
  • Se buscaron las historias clínicas de los casos confirmados de VDG admitidos en dos centros de remisión y urgencias emergencia especializados entre julio de 1999 y julio de 2019. Se revisaron un total de 736 casos de VDG, de los cuales 460 fueron tratados quirúrgicamente y 276 perros fueron eutanasiados de forma humanitaria.
  • Los índices de supervivencia de los perros operados por cirujanos generales y especialistas fueron del 81,7% y 88,7%, respectivamente. Tanto la gastropexia incisional como la gastropexia con colgajo seromuscular fueron clínicamente efectivas en el tratamiento del VDG, sin diferencias significativas en las tasas de supervivencia. Las tasas de mortalidad intraoperatoria para los cirujanos generales y los especialistas fueron del 7,0% y el 2,9%, respectivamente. Las probabilidades de mortalidad en perros operados por cirujanos generales fueron 2,03 veces superiores que las de los cirujanos especialistas. Las probabilidades de mortalidad en perros presentados entre las 3:00 am y las 9:00 am fueron 3.57 veces superior a las de los perros presentados entre las 9:00 am y las 9:00 pm. Las probabilidades de mortalidad en los perros en los que la duración desde el momento de la presentación hasta la finalización de la cirugía fue de más de 3 h fueron 2,53 veces superiores a las de los perros en los que el tiempo transcurrido fue igual o inferior a 3 h.
  • Estos resultados sugieren que el tiempo de admisión está relacionado de forma estadísticamente significativa con la tasa de supervivencia. Así mismo, los perros operados por cirujanos especialistas tuvieron una tasa de supervivencia significativamente mayor en comparación con los operados por cirujanos generales. Se aconseja que los clínicos deberían intentar estabilizar y completar la corrección quirúrgica del VDG lo antes posible para disminuir la mortalidad.
ABSTRACTS

Resultados en 43 perros de raza pequeña tratados de hemangiosarcoma esplénico

Story AL, Wavreille V, Abrams B, Egan A, Cray M, Selmic LE.
Vet Surg. 2020 Jun 20

  • El objetivo de este estudio era determinar el resultado y los factores de pronóstico en los perros de razas pequeñas en los que se diagnosticó el hemangiosarcoma esplénico y si había diferencia en los resultados entre los perros de razas pequeñas y grandes con hemangiosarcoma esplénico.
  • Se diseñó un estudio retrospectivo bi-institucional y se incluyeron 43 perros de razas pequeñas (<20 kg) y 94 de razas grandes, con propietarios. Se revisaron los registros médicos para identificar a los perros tratados con esplenectomía por hemangiosarcoma esplénico. Los datos recopilados incluyeron la reseña del animal, los hallazgos en la etapa preoperatoria, los resultados de los análisis de sangre, los hallazgos quirúrgicos, los hallazgos histopatológicos, la administración de quimioterapia, la presencia/ausencia de enfermedad metastásica y el tiempo de supervivencia (ST).
  • La mediana general del ST fue de 116 días para perros de razas pequeñas y de 97 días para los de razas grandes. El ST para los perros tratados con cirugía y quimioterapia fue de 207 y 139 días para los perros de razas pequeñas y grandes, respectivamente. El intervalo libre de enfermedad (DFI) fue de 446 y 80 días para perros de razas pequeñas y grandes, respectivamente. El tamaño del perro se asoció con el DFI (P = 0,02) pero no con el ST (P = 0,09). La presencia de metástasis en el momento del diagnóstico se asoció con una disminución del ST en perros de raza pequeña (P = .03) y grande (P = .0009). La administración de quimioterapia (P = 0,02) se asoció con un aumento de ST (P = 0,02) en perros de raza pequeña.
  • En este estudio no hubo diferencias significativas en el ST entre perros de razas pequeñas y grandes con hemangiosarcoma esplénico tratados con esplenectomía y quimioterapia, por lo que, a pesar de terapias agresivas tanto en perros de razas pequeñas como grandes, el pronóstico sigue siendo pobre.
ABSTRACTS

Valoración retrospectiva de la relevancia clínica de las biopsias quirúrgicas de los ganglios linfáticos abdominales en gatos: 51 casos (2014-2018)

Corrêa LM, Demetriou JL.
J Feline Med Surg. 2020 May 18

  • Los objetivos de este estudio fueron evaluar la biopsia quirúrgica de los ganglios linfáticos abdominales en gatos tomada en el momento de la laparotomía exploratoria y evaluar cualquier beneficio adicional de la histopatología en comparación con la citología de estos ganglios.
  • En un centro veterinario se llevó a cabo un estudio retrospectivo de gatos a los que se les hizo una ecografía abdominal y biopsias de ganglios linfáticos abdominales como parte de una laparotomía exploratoria (2014-2018). Se revisaron los registros clínicos para identificar signos clínicos presentes, abordajes médicos realizados, valoraciones de ecografías, citologías, hallazgos quirúrgicos e histopatología.
  • Se incluyeron 51 gatos. En total, se hicieron biopsias a 60 ganglios linfáticos abdominales. En el momento de la cirugía 44 gatos tenían un evidente aumento del tamaño de los ganglios linfáticos abdominales, y 9/44 fueron reportados como ganglios linfáticos de tamaño normal en la ecografía, incluyendo un gato que fue posteriormente diagnosticado con linfoma. En 19 casos se realizó aspiración ecoguiada. En 5/19 gatos se diagnosticó neoplasia partir de la biopsia, pero sólo 1/5 se había identificado correctamente con la citología. Los resultados de las histopatologías fueron hiperplasia reactiva (n = 41), metástasis tumoral (n = 11), linfadenitis (n = 6), no concluyente (n = 1) y normal (n = 1). Los diagnósticos finales más comunes fueron la enfermedad inflamatoria del intestino (n = 17/51) y el linfoma gastrointestinal (n = 10/51). Había 15 gatos con enfermedad neoplásica, y las biopsias de los ganglios linfáticos abdominales confirmaron metástasis en 10 y descartaron la afectación ganglionar en 5.
  • Los autores sugieren que la biopsia quirúrgica de ganglios linfáticos abdominales agrandados o normales en gatos proporciona información adicional a la citología de estos ganglios, y en la mayoría de los casos se asocia con un diagnóstico histológico positivo. Parece que, con la citología de ganglios linfáticos abdominales sola, existe la posibilidad de subdiagnosticar neoplasias.
ABSTRACTS

Cuerpos extraños esofágicos en gatos: hallazgos clínicos y anatómicos

Abd Elkader NA, Emam IA, Farghali HA, M DS, Salem NY.
PLoS One. 2020 Jun 2;15(6

  • El modelo anatómico de felino podría ayudar a comprender las relaciones entre los hallazgos clínicos y las características anatómicas, y el transcurso de los cuerpos extraños que pasan por el esófago.
  • Este estudio tenía dos objetivos 1) evaluar los cuerpos extraños en el esófago de pacientes felinos mediante un examen físico, radiológico y endoscópico, y cómo su ubicación influye sobre los planes de tratamiento y las complicaciones. 2) De que forma los ángulos agudos anatómicos del esófago felino contribuyen al atrapamiento de cuerpos extraños. En este estudio se incluyeron 35 gatos; 30 de ellos tenían signos clínicos de cuerpo extraño esofágico y se utilizaron cinco gatos para el estudio anatómico.
  • Los gatos con signos clínicos de cuerpo extraño esofágico fueron sometidos a un completo examen clínico y radiológico. La radiografía permitió identificar la ubicación y la naturaleza del cuerpo extraño en los 30 gatos afectados. El sitio con mayor incidencia de atrapamiento de cuerpos extraños fue la entrada del esófago, caudal a la faringe (63,3%), seguido de la entrada torácica (26,7%) y la región cervical media del esófago (10%). Se identificaron dos tipos de cuerpos extraños: agujas de coser (25/30) y hueso (5/30). Se aplicaron regímenes terapéuticos de acuerdo con la naturaleza y la ubicación del cuerpo extraño y las complicaciones asociadas. La eliminación del cuerpo extraño se logró mediante pinzas de Rochester en 17/30 casos, mediante una intervención quirúrgica completa en 8/30 casos y endoscopia en 5/30 casos.
  • Los resultados de este estudio sugieren que la localización del cuerpo extraño está fuertemente relacionada tanto con el tipo de cuerpo extraño ingerido como con las características anatómicas del esófago del gato. El esófago felino tiene una variedad de ángulos agudos que facilitan el atrapamiento de cuerpos extraños rígidos lineales y angulares. Las imágenes radiográficas siguen siendo la modalidad de diagnóstico más frecuentemente utilizada para determinar el lugar de alojamiento y la naturaleza de los cuerpos extraños radiopacos. En general, la tasa de complicaciones fue baja (6/30).
ABSTRACTS

La enfermedad del disco intervertebral y el tromboembolismo aórtico son las causas más frecuentes de parálisis agudas en perros y gatos que asisten a centros de urgencias

Rossi G, Stachel A, Lynch AM, Olby NJ.
Vet Rec. 2020 May 29

  • La parálisis aguda es una presentación común en las clínicas de emergencia de animales pequeños, pero no hay reportes claros de su prevalencia etiológica. El conocimiento de la frecuencia de los diagnósticos ayuda a priorizar los diagnósticos diferenciales y facilita la planificación de los recursos y el diseño de los ensayos clínicos.
  • Se realizaron búsquedas en los historiales clínicos de la unidad de emergencias del Hospital Veterinario de la universidad de Carolina del Norte de un período de cinco años para identificar los casos que se presentaron con paraparesia o parálisis aguda no ambulatoria. Se revisaron las categorías de reseñas del animal y los diagnósticos obtenidos.
  • La parálisis aguda se presentó en 845 de 21.535 (3,9%) perros y 66 de 4589 (1,4%) gatos admitidos durante este período. La enfermedad del disco intervertebral fue la causa más común (608 de 845; 72 por ciento) en los perros, seguida de la enfermedad vascular (34 de 845; 4,0 por ciento). El 20% restante correspondió a otras categorías de diagnóstico. Los perros Dachshunds fueron la raza más común (263 de 845; 31,1%), y luego los labradores (57 de 845; 6,7%). En los gatos, el tromboembolismo aórtico fue el diagnóstico más común, que se produjo en 40 de 66 (60,6%), seguido de la enfermedad del disco intervertebral (7 de 66; 10,6%). Otras categorías de diagnóstico representaron el 30,3%. Seis de 845 (0,7%) perros y dos de 66 (3%) gatos se clasificaron como pseudoparálisis con un diagnóstico no neurológico.
  • En este estudio, la enfermedad del disco intervertebral y el tromboembolismo aórtico fueron las causas más frecuentes de la parálisis aguda en perros y gatos, respectivamente, obteniendo aproximadamente el 28 % de los perros y el 40 % de los gatos un diagnóstico diferente.

 

ABSTRACTS

Traumatismo craneomaxilofacial en perros: Localización, morfología y etiología de las fracturas

Front Vet Sci. 2020 Apr 28;7:241
De Paolo MH, Arzi B, Pollard RE, Kass PH, Verstraete FJM.

  • El tratamiento del traumatismo craneomaxilofacial (CMF) en los perros requiere a menudo un enfoque multidisciplinar y un conocimiento profundo de las estructuras esqueléticas del área CMF involucradas.
  • El objetivo de este estudio retrospectivo fue utilizar un gran número de estudios de Tomogafía Computerizada (TC) de perros evaluados por traumatismo CMF y describir la localización y morfología de la fractura en relación con los datos demográficos y la etiología del trauma.
  • Se evaluaron los registros médicos y los estudios de TC de 165 perros en un período de 10 años. Se registró la localización esquelética de las fracturas del área CMF, así como el grado de desplazamiento y la fragmentación de cada fractura. También se registraron los datos demográficos de los pacientes y la etiología del trauma. Las mordeduras de animales representaron la mayoría de los traumas (50%), seguidas de los traumas de origen desconocido (15%), los accidentes con vehículos (13%), y los traumas por objeto contundente (13%). Los perros pequeños, de menos de 10 kg, y los más jóvenes representaron la mayoría de los pacientes (41,8 y 25,5%, respectivamente). El hueso fracturado o región más probable de fractura era el hueso maxilar, seguido de las regiones premolar y molar de la mandíbula. En cualquiera de los pacientes se podían fracturar hasta 37 huesos o regiones, con un promedio de 8,2 huesos o regiones fracturadas por perro. La ubicación de las fracturas más comunes variaba según la etiología del trauma. En concreto, los accidentes de tráfico tendían a afectar más localizaciones y con una mayor probabilidad de fractura que otros tipos de traumatismo.
  • Una de las principales conclusiones de este estudio es que cada hueso de la región del CMF se fracturó en al menos un caso y que muchos de los casos tenían un gran número de regiones fracturadas. Por lo tanto, en estos casos, se resalta la necesidad de llevar a cabo una evaluación exhaustiva de toda la región CMF afectada, preferentemente mediante TC

 

ABSTRACTS

Hallazgos clínicos y evolución de 153 perros con intususcepción intestinal tratada quirúrgicamente

Vet Surg. 2020 May 16
Larose PC, Singh A, Giuffrida MA, Hayes G, Moyer JF, Grimes JA, Runge J, Curcillo C, Thomson CB, Mayhew PD, Bernstein R, Dominic C, Mankin KT, Regier P, Case JB, Arai S, Gatineau M, Liptak JM, Bruce C.

  • El objetivo del estudio era describir las características perioperatorias y la evolución de los perros tratados quirúrgicamente por intususcepción intestinal.
  • En este estudio retrospectivo multicéntrico se incluyeron 153 perros con propietario con intususcepción intestinal confirmada en los que se les había realizado un tratamiento quirúrgico. Se revisaron los registros médicos para obtener datos demográficos y clínicos, incluyendo las complicaciones quirúrgicas (grado 1-4). El seguimiento se realizó mediante una entrevista telefónica con los propietarios y los veterinarios que los remitieron.
  • Los perros tenían una edad media de 10 meses (rango, 2-156), y la localización más común de la intususcepción fue ileocólica (66/153 [43%]). La mayoría de los casos no tenían una causa identificable (104/155 [67%]). La resección y anastomosis intestinal (IRA) se realizó en 129 de 153 (84%) perros; la enteroplicación se realizó en 28 de 153 (18%) perros, incluyendo 13 con y 15 sin IRA. Se produjeron complicaciones intraoperatorias en 10 de los 153 (7%) perros, todas ellas relacionadas con daños intestinales durante el intento de reducción manual. La duración media del seguimiento después del alta fue de 334 días (rango intercuartílico, 15-990; rango, 1-3302). En 53 de 153 (35%) perros hubo complicaciones postoperatorias, incluyendo 22 de 153 (14%) con eventos graves (grado 3 o 4). Las complicaciones postoperatorias más comunes fueron la diarrea, la regurgitación y la peritonitis séptica; en 4 de 153 (3%) perros se repitió la intususcepción, todas dentro de las 72 horas postoperatorias. La tasa de mortalidad postoperatoria a los catorce días fue del 6%.
  • En la mayoría de los perros de este estudio, el tratamiento quirúrgico de la intususcepción intestinal fue curativo, incluso cuando no se identificó una causa subyacente. Las complicaciones quirúrgicas fueron comunes, incluyendo un 14% de riesgo de complicaciones a corto plazo que amenazaban la vida. Por lo tanto, el tratamiento quirúrgico de la intususcepción intestinal ofrece un excelente pronóstico, pero se deben considerar las potenciales complicaciones que amenazan la vida.
ABSTRACTS

Investigación de la actividad antimicrobiana in vitro de los materiales de sutura recubiertos con triclosán en bacterias comúnmente aisladas de heridas en perros

McCagherty J, Yool DA, Paterson GK, Mitchell SR, Woods S, Marques AI, Hall JL, Mosley JR, Nuttall TJ.
Am J Vet Res. 2020 Jan;81(1):84-90.

  • El objetivo del estudio era investigar los efectos in vitro de los materiales de sutura recubiertos con triclosán en el crecimiento de bacterias clínicamente relevantes aisladas de heridas en perros.
  • Se seleccionaron 6 tipos de material de sutura y 10 aislamientos de Staphylococcus pseudintermedius susceptible a la meticilina, como S pseudintermedius resistente a la meticilina, Escherichia coli, E coli productoras de AmpC β-lactamasa y de β-lactamasa de espectro extendido obtenidas de infecciones clínicas de heridas. Se cultivaron los aislamientos en medio agar Mueller-Hinton con 3 tipos de sutura recubierta de triclosán, los mismos tipos de sutura no recubiertas, y controles positivos y negativos. Después del tiempo de incubación se midieron las zonas de inhibición (ZOI). Se realizaron antibiogramas con los aislamientos susceptibles. Se compararon las mediciones de las ZOI y las duraciones de la actividad antimicrobiana sostenida entre los tipos de sutura y los aislamientos. Las características de la superficie de la sutura y la adherencia bacteriana se evaluaron cualitativamente con microscopía electrónica de barrido.
  • Sólo los materiales recubiertos con triclosán generaron ZOI; la sutura recubierta con triclosán mantuvo la actividad antimicrobiana (inhibición) durante 3 a 29 días contra todos los patógenos probados. Las ZOIs alrededor de la sutura recubierta con triclosán eran significativamente mayores para los aislados de S pseudintermedius que para los aislados de E coli. La adherencia bacteriana fue mayor en la poliglactina-910 no recubierta, seguida de la poliglactina-910 recubierta con triclosán y luego las suturas de monofilamento no recubiertas, siendo a las suturas de monofilamento recubiertas las de menor adherencia.
  • Los autores concluyen que, para la inhibición microbiana, las características de la superficie de los materiales de sutura pueden ser tan importantes o más que el recubrimiento de triclosán; sin embargo, el recubrimiento de triclosán parece que afecta a la adherencia bacteriana de las suturas multifilamento. En este estudio, las suturas recubiertas con triclosán, en particular las de monofilamento, inhibían los patógenos comúnmente aislados de las heridas de los perros, incluidas las bacterias multirresistentes. Sería necesario realizar más estudios in vivo para evaluar la eficacia clínica de los materiales de sutura recubiertos con triclosán.
ABSTRACTS

Las radiografías abdominales en serie de seguimiento no aumentan de forma significativa la precisión en el diagnóstico de la obstrucción mecánica intestinal por cuerpos extraños ocultos en perros y gatos

Elser EB, Mai W, Reetz JA, Thawley V, Bagshaw H, Suran JN.
Vet Radiol Ultrasound. 2020 Apr 30

  • Las radiografías abdominales se utilizan comúnmente en perros y gatos que presentan signos gastrointestinales. Cuando las radiografías abdominales iniciales son equívocas, repectoa a la presencia o ausencia de obstrucción mecánica gastrointestinal, se pueden recomendar radiografías abdominales en serie de seguimiento. Hasta la fecha no se ha realizado ninguna revisión bibliográfica y no hay ningún estudio publicado para evaluar la utilidad clínica de las radiografías abdominales realizadas en serie en estos casos.
  • El propósito de este estudio es determinar si las radiografías abdominales de seguimiento aumentan la precisión en el diagnóstico de la obstrucción mecánica.
  • Se realizó un estudio de cohorte prospectivo en perros y gatos con propietario con preocupación clínica por obstrucción mecánica gastrointestinal y en los que las radiografías abdominales iniciales no fueron concluyentes para la presencia de la obstrucción. Las radiografías abdominales de seguimiento se realizaron entre 7 y 28 horas después de las radiografías iniciales y se utilizó una ecografía abdominal realizada dentro de las 3 h del estudio de seguimiento como prueba de referencia. Se incluyeron un total de 57 pacientes (40 perros y 17 gatos); 19 de los 57 casos (11 perros y 8 gatos) estaban realmente obstruidos mecánicamente, todos con cuerpos extraños no radiopacos. Cuatro revisores (2 radiólogos, 1 residente de radiología, 1 intensivista) valoraron por separado y en ciego el estudio radiográfico inicial, y el combinado inicial y el de seguimiento, en cuanto al diagnóstico de la obstrucción mecánica. Para ningún observador no hubo cambios significativos en la precisión (P = 0,058- 0,87) para el diagnóstico de la obstrucción mecánica.
  • Los autores concluyen que, en casos de obstrucción mecánica gastrointestinal oculta, las radiografías de seguimiento no aportan un aumento significativo en la precisión diagnóstica. Deberían considerarse otras opciones diagnósticas (por ejemplo, la ecografía abdominal) cuando las radiografías abdominales no sean concluyentes para el diagnóstico de la obstrucción mecánica en perros y gatos.