Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Cirugía

ABSTRACTS

Evaluación clínica de la analgesia postoperatoria, parámetros cardiorrespiratorios y cambios en tests de función renal y hepática del paracetamol comparado con meloxicam y carprofeno en perros

Hernández-Avalos I, Valverde A, Ibancovichi-Camarillo JA, Sánchez-Aparicio P, Recillas-Morales S, Osorio-Avalos J, Rodríguez-Velázquez D, Miranda-Cortés AE.
PLoS One. 2020 Feb 14;15(2)

  • En medicina veterinaria, la administración de analgésicos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) para el control del dolor postquirúrgico en perros y gatos es común debido a los efectos antiinflamatorios, analgésicos y antipiréticos de estos fármacos.
  • En este estudio se compararon los cambios de parámetros bioquímicos en suero y los efectos analgésicos postoperatorios de paracetamol, meloxicam y carprofeno en perras sometidas a una ovariohisterectomía utilizando las escalas de puntuación de dolor DIVAS (Dynamic Interactive Visual Analog Scale) y UMPS ( Pain Scale de la Universidad de Melbourne).
  • Se incluyeron 30 perras de diferentes razas que se sometieron a ovariohisterectomías rutinarias y se asignaron aleatoriamente a uno de los tres grupos de tratamiento: un grupo de paracetamol [15 mg/kg intravenoso (IV)], un grupo de carprofeno (4 mg/kg IV) y un grupo meloxicam (0.2 mg/kg IV). Todos los tratamientos se administraron 30 minutos antes de la cirugía. El paracetamol se administró cada 8 horas después de la operación durante 48 horas en total, mientras que el carprofeno y el meloxicam se administraron por vía intravenosa cada 24 horas. Se realizó una evaluación del dolor posquirúrgico con el DIVAS y el UMPS. La primera medición del dolor posquirúrgico se realizó 1 hora después de la cirugía y luego 2, 4, 6, 8, 12, 16, 20, 24, 36 y 48 horas después de la cirugía.
  • Todos los grupos exhibieron una reducción gradual del dolor a lo largo del período postoperatorio en ambas escalas de dolor; pero durante las 48 horas postoperatorias, ninguna escala de dolor difirió significativamente entre los tres grupos de tratamiento (P> 0.05).
  • En este estudio, el paracetamol fue tan efectivo como el meloxicam y el carprofeno para la analgesia postquirúrgica en perras sometidas a ovariohisterectomía electiva. El presente estudio demuestra que el paracetamol puede considerarse una herramienta para el tratamiento efectivo del dolor perioperatorio agudo en perros. Además, el paracetamol no produjo reacciones adversas o cambios en los parámetros evaluados en el presente estudio, lo que revela su seguridad.
ABSTRACTS

Identificación de los factores de riesgo para la recurrencia de una peritonitis séptica secundaria siguiente a un tratamiento quirúrgico inicial de una peritonitis séptica secundaria

Fink O, Buysse A, Drobatz KJ, Bentley A.
J Vet Emerg Crit Care (San Antonio). 2020 Feb 24

  • La peritonitis séptica secundaria (SSP) se define como una peritonitis resultante de una fuente de infección intraperitoneal identificable.
  • En este estudio se informa de la incidencia y los factores de riesgo para el desarrollo de una recurrencia de la peritonitis séptica secundaria (peritonitis séptica secundaria recurrente: RSSP) en perros y del resultado de perros tratados quirúrgicamente para esta RSSP.
  • A partir de la base de datos de un hospital universitario, se revisaron retrospectivamente los registros médicos de perros que se trataron quirúrgicamente por SSP. De 149 perros que cumplieron con los criterios de inclusión, 15 (10.1%) perros desarrollaron RSSP después de la cirugía y 134 (89.9%) no.
  • Los perros con RSSP tenían una albúmina significativamente más baja antes de la primera cirugía para tratar SSP (mediana 18 g / L [1.8 g / dL] vs 22 g / L [2.2 g / dL], P = 0.005) y un hematocrito más alto antes de la primera cirugía para tratar SSP (mediana 52% vs 45%, P = 0.028). Los perros con peritonitis séptica de origen gastrointestinal (GI) fueron significativamente más propensos a desarrollar peritonitis recurrente que aquellos con sepsis de una fuente no GI (odds ratio [OR], 4.4, IC 95%: 0.95-20, P = 0.041). Dentro de los perros con sepsis de origen GI, los que la sepsis fue debida a un cuerpo extraño tuvieron significativamente más probabilidades de desarrollar RSSP que aquellos con sepsis gastrointestinal por una causa que no fue un cuerpo extraño (OR, 7.2, IC 95%: 1.6-43, P = 0.0018). De los 15 perros en el grupo RSSP, 8 fueron sacrificados sin tratamiento adicional. En los 7 casos restantes se realizó una relaparotomía; 3 de estos (42,9%) sobrevivieron.
  • En este estudio se identificó una tasa de 10.1% de RSSP después de la primera cirugía para tratar SSP. En el preoperatorio, los perros que desarrollaron recurrencia mostraron una albúmina significativamente menor y el hematocrito significativamente mayor. Los perros con sepsis gastrointestinal tenían un mayor riesgo de recurrencia y, entre los perros con sepsis gastrointestinal, la presencia de un cuerpo extraño era un factor de riesgo adicional para la recurrencia.
ABSTRACTS

Evaluación multicéntrica retrospectiva de perforaciones ileocecocólicas asociadas a la endoscopia de tracto gastrointestinal inferior en perros y gatos

J Vet Intern Med. 2020 Feb 18
Woolhead VL, Whittemore JC, Stewart SA.

  • Cada vez más se realizan ileoscopias en perros y gatos con signos gastrointestinales, y sin embargo todavía no se han descrito perforaciones ileocecocólicas iatrogénicas (ICC) .

El objetivo del estudio era caracterizar las perforaciones endoscópicas ICC en perros y gatos.

En una revisión retrospectiva se identificó una serie de casos de 13 perros y 2 gatos. Se recopilaron y revisaron la reseña, la presentación, el equipo endoscópico, la preparación del colon, el nivel de experiencia del endoscopista, la técnica de intubación ileal, el método de diagnóstico, la ubicación de la perforación, la histopatología, el manejo y los resultados.

  • Se identificaron 6 perforaciones ileales, 5 cecales y 4 colónicas entre 2012 y 2019. Los perros pesaron 2.4-26 kg (mediana, 10.3 kg) y los gatos 4.6-5.1 kg (mediana, 4.9 kg). La endoscopia se realizó en perros con vómitos (n = 4), así como diarreas de intestino grueso (n = 5), delgado (n = 1) y diarreas mixtas (n = 4)). Los gatos tenían diarrea de intestino grueso. Los endoscopistas las realizaron 1 interno supervisado, 9 residentes de medicina interna supervisados ​​(2 de primer año, 6 de segundo año, 1 de tercer año) y 5 diplomados de medicina interna. El diagnóstico de la perforación fue posterior al procedimiento en 5 perros, ocurriendo 1-5 días después de la endoscopia (mediana, 3 días); los perros se presentaron nuevamente con inapetencia (n = 4), letargo (n = 4), dolor abdominal (n = 3), arcadas (n = 2) y síncope (n = 1). Todos los animales fueron sometidos a corrección quirúrgica. La histopatología no identificó lesiones en el sitio de perforación en ningún animal. Dos perros requirieron una segunda cirugía; 1 falleció 12 horas después de la cirugía. La supervivencia para el momento del alta fue del 93%, con un 78% de supervivencia ≥8 meses.
  •  Según los datos del estudio, la perforación endoscópica ICC iatrogénica no es indicativa de la existencia de una enfermedad subyacente y se asocia con un buen pronóstico. En ocasiones el diagnóstico es posterior al procedimiento. Por lo tanto, esta perforación debería considerarse en el diagnóstico diferencial para animales con deterioro clínico después de una endoscopia.
ABSTRACTS

Síndrome de las vías respiratorias de perros braquiocefálicos: manejo y complicaciones respiratorias post-operatorias en 248 perros

Lindsay B, Cook D, Wetzel JM, Siess S, Moses P.
Aust Vet J. 2020 Feb 9

  • A medida que aumenta el número perros de razas braquiocefálicas, se están realizando cada vez más la corrección quirúrgica de los diversos aspectos del síndrome de las vías respiratorias de perros braquiocefálicos (brachycephalic airway síndrome; BAS).
  • El objetivo de este estudio fue describir la incidencia y las estrategias para el manejo de las complicaciones respiratorias postoperatorias en perros braquicéfalos sometidos a corrección quirúrgica de uno o más aspectos del BAS.
  • Se revisaron de forma retrospectiva los registros médicos de 248 perros braquicefálicos tratados quirúrgicamente de algún aspecto del BAS para obtener información sobre la demografía, procedimientos realizados, complicaciones postoperatorias y tratamiento implementado, tiempo de hospitalización y necesidad de cirugía adicional.
  • Las razas más representadas fueron Pugs, Cavalier King Charles Spaniels y British Bulldogs. Los perros que experimentaron alguna complicación fueron significativamente mayores (la media fue de 5,5 años, en comparación con 4,1 años [P <0,01]). Cincuenta y ocho perros (23.4%) tuvieron complicaciones que incluyeron: disnea que se pudo manejar con oxígeno suplementario solo (7.3%, n = 18), disnea que requirió anestesia y re-intubación (8.9%, n = 22), disnea que requirió un tratamiento con una traqueotomía temporal (8.9%, n = 22), neumonía por aspiración (4%, n = 10) y paro respiratorio o cardíaco (2.4%, n = 6). Cinco de los 22 perros que requirieron anestesia y re-intubación se deterioraron 12 o más horas después de la recuperación anestésica posquirúrgica. La tasa de mortalidad general en este estudio fue del 2,4% (n = 6). La edad, alguna patología concurrente de las vías aéreas y la presentación en situación de emergencia predijeron la ocurrencia complicaciones postoperatorias de forma significativa.
  • Los datos de este estudio muestran la importancia que tiene el poder realizar un seguimiento minucioso durante un mínimo de 24 h después de la cirugía por un veterinario o un técnico veterinario experimentado. Para reducir el riesgo de complicaciones postoperatorias, la intervención quirúrgica en perros sintomáticos con BAS debería considerarse a una edad más temprana, incluso como un procedimiento electivo,
ABSTRACTS

Efectos de la posición del fémur en la evaluación radiográfica de la totalidad de la escisión de la cabeza y el cuello femoral en gatos

Howser AL, Vinayak A, Ward MP, Kim J, Vogel PL, Ikuta CL.
Vet Comp Orthop Traumatol. 2020 Jan 30

  • El objetivo de este estudio fue determinar el efecto de la posición femoral en la evaluación radiográfica de la totalidad de la escisión de la cabeza y el cuello femoral (femoral head and neck excision, FHNE) en gatos.
  • El estudio incluyó 20 fémures de gatos adultos. Se realizó una FHNE completa en 10 fémures y se realizó una escisión incompleta (escisión inadecuada del cuello femoral medial a nivel distal) en 10 fémures. En todos los fémures se mantuvo el trocánter menor. Cada fémur se colocó en un conjunto de formas predeterminadas de ocho vistas radiográficas sobre el eje largo. Para cada posición femoral se calcularon la sensibilidad (SE), la especificidad (SP) y la precisión.
  • Las vistas craneocaudales del fémur en rotación externa (30° y 45°) tuvieron la mayor SE, SP y precisión (SE: 97.5% y 97.5%; SP: 92.5% y 95%; y precisión: 95% y 96% respectivamente) seguido de una rotación externa de 15° (SE: 92.5%, SP: 87.5% y precisión: 90%) en relación con las vistas radiográficas estándar craneocaudal (SE: 57.5%, SP: 72.5%, precisión: 65%) y lateromedial (SE: 2.5 %, SP: 0%, precisión: 1%).
  • El estudio concluye que la evaluación de las vistas radiográficas craneocaudales con los fémures en rotación externa puede aumentar la capacidad de evaluar la adecuación de una FHNE realizada en gatos.
ABSTRACTS

Escisión quirúrgica complete versus drenaje con Penrose para el tratamiento del higroma en el codo en 19 perros (1997 – 2014)

Angelou V, Papazoglou LG, Tsioli V, Psalla D, Anagnostou T, Chatzimisios K, Pavlidis L.
J Small Anim Pract. 2020 Feb 11

  • En este estudio se informa sobre los resultados de la escisión quirúrgica y el drenaje con Penrose para el tratamiento de higromas de codo en perros.
  • Se realizó una revisión retrospectiva de los registros clínicos de 19 perros con higromas de codo tratados con drenaje con Penrose o escisión quirúrgica entre 1997 y 2014. Los datos recuperados de los registros incluían raza, sexo, edad, duración de los signos clínicos, peso, datos históricos, hemograma completo y bioquímica sérica, hallazgos del examen físico, diámetro del higroma, citología de los aspirados, método de tratamiento, hallazgos histológicos, complicaciones posquirúrgicas y su manejo y resultado final.
  • Se trataron 21 higromas en 19 perros. Once eran del lado derecho, seis eran del lado izquierdo y cuatro eran bilaterales. El tratamiento de primera línea fue la colocación del drenaje Penrose en 12 y la escisión quirúrgica completa en nueve. Los higromas bilaterales se intervinieron simultáneamente. Cuatro de los 12 higromas manejados con drenaje Penrose recurrieron y uno desarrolló ulceración sobre el olécranon. Los higromas recurrentes fueron tratados por escisión quirúrgica. En casos donde apareció ulceración se extirpó quirúrgicamente y se reconstruyó con un colgajo de patrón axial toracodorsal. No aparecieron otras complicaciones. Todos los perros estaban clínicamente sanos después de una mediana de seguimiento de 16 meses.
  • Los autores concluyen que la escisión quirúrgica del higroma del codo canino es una técnica efectiva que parece tener menos complicaciones postoperatorias que la colocación del drenaje Penrose
ABSTRACTS

La historia natural de luxación rotuliana medial oculta de grado II canina: un estudio observacional.

Hamilton L, Farrell M, Mielke B, Solano M, Silva S, Calvo I.
J Small Anim Pract. 2020 Jan 31

  • El objetivo del estudio era determinar el riesgo de cojera y el porcentaje de cirugías posteriores de luxación rotuliana medial en perros que presentan luxación rotuliana medial oculta de grado II.
  • Se realizó una revisión de registros clínicos de perros adultos diagnosticados con luxación rotuliana medial de Grado II que inicialmente eran asintomáticos y se manejaron de manera no quirúrgica con un mínimo de 4 años de seguimiento. Se realizaron encuestas retrospectivas al propietario. Se identificaron los perros que posteriormente desarrollaron cojera y requirieron cirugía en la rodilla previamente asintomática. 
  • Se incluyeron 38 perros con un seguimiento promedio de 51 meses. Diecisiete perros se presentaron para una cirugía de luxación rotuliana medial contralateral no programada en un promedio de 15 meses después de la presentación inicial. Otros dos perros tenían cojera contralateral crónica después de un promedio de 33 meses después de la cirugía inicial y podrían ser potenciales candidatos quirúrgicos. 
  • En el estudio se concluye que el 50% de los perros adultos que se presentaron con luxación rotuliana medial oculta de grado II desarrollaron cojera crónica o requirieron alguna cirugía posterior.
ABSTRACTS

Resultados en perros con tumores funcionales del tiroides tratados únicamente con escisión quirúrgica

Frederick AN, Pardo AD, Schmiedt CW, Hinson WD, Youk AO, Urie BK.
J Am Vet Med Assoc. 2020 Feb 15;256(4):444-448

  • El objetivo del estudio era describir los hallazgos clínicos y los tiempos de supervivencia en perros con tumores tiroideos funcionales tratados únicamente con cirugía e investigar posibles factores pronósticos en el resultado en estos pacientes.
  • Se revisaron los registros médicos de 9 centros veterinarios para identificar perros con hipertiroidismo secundario a neoplasia tiroidea que fueron tratados únicamente con cirugía entre 2005 y 2015.  Se identificaron 27 perros en 8 de los 9 centros. Se recopilaron datos sobre la reseña del animal, hallazgos en el examen físico y hematológico, resultados de estadificación del tumor, tiempo desde el diagnóstico hasta el tratamiento, procedimiento quirúrgico realizado, hallazgos histológicos, evidencia de recurrencia o enfermedad metastásica, y fecha de muerte o del último seguimiento. Se evaluaron la mediana del tiempo de supervivencia y las tasas de supervivencia a 1, 2 y 3 años, así como las asociaciones entre las variables de interés y el resultado de la muerte.
  • La mediana de edad al diagnóstico fue de 10 años (rango, 8 a 13 años). Golden Retrievers y Labrador Retrievers fueron las razas más comunes (5 perros cada uno). La poliuria con polidipsia (15/27 [56%]) y pérdida de peso (12 [44%]) fueron los signos clínicos más comunes; 2 perros sin signos clínicos tenían hipertiroidismo que se detectó por análisis hematológicos de rutina. Un perro tenía enfermedad metastásica en el momento del diagnóstico. La mayoría de los tumores (23/27 [85%]) eran malignos. El tiempo medio de supervivencia estimado fue de 1.072 días. No se identificaron factores pronósticos significativos.
  • Los perros con tumores tiroideos funcionales resecables evaluados en este estudio, tuvieron un buen pronóstico con únicamente la escisión quirúrgica. Los tiempos de supervivencia para estos perros fueron similares a los reportados en estudios previos que incluyen perros con tumores tiroideos no funcionales.
ABSTRACTS

Tratamiento y resultados de daños ureterales debidos a complicaciones de una ovariohisterectomía en perros y gatos

Plater BL, Lipscomb VJ.
J Small Anim Pract. 2020 Jan 20

  • El objetivo del estudio era describir la presentación, el tratamiento y el resultado de las lesiones urinarias unilaterales y bilaterales que pueden aparecer como complicaciones de una ovariohisterectomía en gatos y perros.
  • A partir de los registros médicos y el contacto telefónico con los propietarios, se valoró una serie de casos retrospectivos de gatos y perros con lesiones ureterales como consecuencia de una complicación de ovariohisterectomía. Se recogió información sobre la reseña del paciente, el historial médico, los signos clínicos, los resultados de patología clínica, las imágenes, el diagnóstico, el tratamiento y el resultado final. En total, se incluyeron 19 animales, 14 gatas y 5 perras.
  • Un total de 11/19 (58%) animales exhibieron signos clínicos inmediatamente después de la recuperación de la ovariohisterectomía, en 6/19 (32%) el inicio medio de los signos clínicos fue de 3 días (rango 1 a 16 días), y 2/19 (10%) fueron atendidos inmediatamente debido a un complicación evidente durante la cirugía. En 7 animales hubo lesión urinaria bilateral, y 5/7 presentaron anuria. Tres animales murieron o fueron sacrificados sin una cirugía definitiva y 16 animales fueron operados para la reparación quirúrgica de las lesiones ureterales, que incluyeron ureteroneocistostomía (ocho gatos, un perro), ureteronefrectomía (cuatro gatos, dos perros), colocación de derivaciones subcutáneas ureterales (tres gatos) y stent ureteral (un gato). En 7/16 animales operados (44%) que fueron dados de alta del hospital, desarrollaron complicaciones mayores que requirieron una o más cirugías adicionales. El resultado general fue excelente en 13 (68%), bueno en uno (5%), regular en uno (5%) y pobre en cuatro (22%) animales.
  • Según los resultados de este estudio, un animal que no se recupera normalmente o que se encuentra mal poco después de la ovariohisterectomía sería un indicador clave de una lesión ureteral. En animales con lesión urinaria bilateral es probable que haya anuria. En este estudio, fue posible obtener excelentes resultados después del tratamiento quirúrgico.
ABSTRACTS

Efectos de la administración a corto plazo de antiinflamatorios no esteroideos en la cicatrización de osteotomías en perros

Gallaher HM, Butler JR, Wills RW, Priddy LB, Elder SH, Heller SM, Brinkman E, Baumgartner W.
Vet Surg. 2019 Oct;48(7):1318-1329

  • El objetivo de este estudio experimental era determinar la influencia de la administración de carprofeno a corto plazo en la cicatrización ósea en perros.
  • Se seleccionaron 18 perros de caza sexualmente maduros. Se realizaron osteotomías tibiales y los perros se dividieron en tres grupos: sin carprofeno (n = 6), administración de carprofeno durante 2 semanas a 2,2 mg / kg dos veces al día (n = 6) y administración de carprofeno durante 8 semanas a 2,2 mg / kg dos veces al día (n = 5). La cicatrización ósea se evaluó radiográficamente a las 4 y 8 semanas después de la operación. En post-mortem, la cicatrización ósea se valoró mediante pruebas biomecánicas (flexión de tres puntos), la relación cartílago/callo óseo por histología y la densidad mineral ósea (DMO) con tomografía computarizada cuantitativa.
  • No se detectó diferencia biomecánica entre los perros que no recibieron carprofeno y los que recibieron 2 semanas de carprofeno o entre los que recibieron 2 semanas frente a 8 semanas de carprofeno. La rigidez (P = .035) y el estrés máximo (P = .042) fueron mayores en los perros que no recibieron carprofeno que en los que recibieron 8 semanas de carprofeno. La curación radiográfica no difirió entre los perros sin carprofeno y aquellos que tomaron carprofeno durante 2 semanas (P = .9923). Sin embargo, a las 4 y 8 semanas después de la cirugía,  las tibias de los perros sin carprofeno y las que recibieron 2 semanas de carprofeno cicatrizaron mejor en comparación con las del grupo de 8 semanas de carprofeno (P = .0011). No se detectó ningún efecto del tratamiento en la valoración histológica de la relación cartílago: callo óseo o en la DMO.
  • Los autores concluyen que la administración a largo plazo de carprofeno tuvo un efecto negativo en la cicatrización ósea en comparación con la administración a corto plazo o la no administración de carprofeno, por lo que se recomienda usar los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos con precaución en perros con riesgo de cicatrización ósea tardía. Además, su administración debería interrumpirse más allá del período perioperatorio en perros con fracturas u osteotomías.