Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Comportamiento

ABSTRACTS

Existen diferencias individuales estables en vocalización y actividad motora durante el stress agudo en gatos domésticos.

Urrutia A, Martínez-Byer S, Szenczi P, Hudson R, Bánszegi O.
Behav Processes. 2019 May 24

  • Para la evaluación del comportamiento individual de animales en situaciones estresantes se deberían considerar medidas que sean consistentes y repetibles y, por lo tanto, verdaderamente representativas del comportamiento de un individuo. 
  • Este estudio se realizó en 40 gatos adultos castrados (Felis silvestris catus) de ambos sexos, provenientes de dos refugios para animales en México y Hungría. Se registraron las respuestas de los gatos a ensayos repetidos breves de confinamiento que imitaban una situación común (confinamiento en un trasportín mascotas). Esta prueba se repitió tres veces, dejando una semana entre los ensayos, para evaluar la repetibilidad a corto plazo.
  • Se valoraron dos medidas de comportamiento, la vocalización mediante el número de maullidos y la duración de la actividad motora, y se encontraron diferencias interindividuales estables. Las diferencias interindividuales en la vocalización fueron más pronunciadas que para la actividad motora. El número total de vocalizaciones emitidas se mantuvo estable independientemente de las veces que se repetían los ensayos, mientras que la actividad motora tendió a disminuir semana a semana. Hubo un efecto negativo de la edad en la tasa de vocalización y no se detectó ningún efecto del sexo en ninguno de los comportamientos. No se encontró correlación entre las dos medidas de comportamiento.
  • En base a estos resultados, los autores sugieren que, en gatos adultos, la vocalización puede ser más confiable que la actividad motora como medida conductual del estrés.
ABSTRACTS

Comportamiento en perros con hipotiroidismo espontáneo durante el tratamiento con levotiroxina

Hrovat A, De Keuster T, Kooistra HS, Duchateau L, Oyama MA, Peremans K, Daminet S.
J Vet Intern Med. 2018 Nov 30

  • La suplementación con hormona tiroidea se ha descrito, anecdóticamente, como una opción de tratamiento válida para perros con problemas asociados con la agresión. Sin embargo, faltan estudios que evalúen el comportamiento y el estado neurohormonal en perros con hipotiroidismo durante el tratamiento con levotiroxina. El objetivo de este estudio es valorar si la suplementación con levotiroxina ejerce alguna influencia significativa en el comportamiento y en el estado neurohormonal de los perros con hipotiroidismo espontáneo. Se incluyeron de forma prospectiva 20 perros diagnosticados con hipotiroidismo espontáneo en los que se evaluó su comportamiento, en la presentación inicial y después de 6 semanas y de 6 meses de tratamiento con levotiroxina (dosis inicial 10 μg / kg PO q12h) utilizando una escala de valoración estandarizada del comportamiento de los perros C-BARQ ( Canine Behavioral Assessment and Research Questionnaire). En cada período de tiempo, se evaluaron las concentraciones sanguíneas de serotonina y prolactina (PRL). Después de 6 semanas de suplementación con hormona tiroidea, las puntuaciones de C-BARQ demostraron un aumento significativo en la actividad de los perros con hipotiroidismo (p <0,01).
  • Después de 6 meses de tratamiento, no se observaron cambios significativos en ninguno de los signos de comportamiento. No se observaron diferencias significativas en las concentraciones circulantes de serotonina (P> .99 y P = .46) y PRL (P = .99 y P = .37) entre los períodos de 6 semanas y 6 meses en comparación con el inicio del estudio.
  • Los resultados de este estudio indican un aumento de la actividad de los perros con hipotiroidismo después de 6 semanas de suplementación con hormona tiroidea. Ninguno de los perros con hipotiroidismo en esta cohorte mostró un cambio significativo en ninguno de los signos conductuales evaluados y ni en el estado neurohormonal después de 6 meses de suplementación con hormona tiroidea
ABSTRACTS

Mordeduras de perros en niños: un análisis descriptivo

McGuire C, Morzycki A, Simpson A, Williams J, Bezuhly M.
Plast Surg (Oakv). 2018 Nov;26(4):256-262

  • El objetivo de este estudio era describir las características de las mordeduras de perro y su tratamiento en una población pediátrica, incluyendo las infecciones, las especialidades médicas involucradas, las tasas de ingreso y la necesidad o no de cirugía. En el estudio se incluyeron pacientes que se presentaron a urgencias de un hospital pediátrico de atención terciaria de Canadá, por una mordedura de perro, entre el 1 de enero de 2015 y el 30 de junio de 2017. Los detalles relacionados con la demografía, las complicaciones, las consultas y el tratamiento se extrajeron de los registros de los pacientes.
  • Se identificaron 158 pacientes con mordeduras de perro. La mayoría de los pacientes eran varones (53,8%) y menores de 5 años (50%). Las mordeduras ocurrieron con mayor frecuencia en junio (13.3%) y julio (16.5%). La cara fue el lugar más afectado (42,9%), seguida de las manos (12,6%) y el cuero cabelludo (26,6%). Los pit bulls (11.4%), los labradores (7.0%) y los pastores alemanes (4.4%) fueron las razas agresoras más comunes. La mayoría de las mordeduras fueron superficiales (91.1%). La mitad se trató de forma conservadora con apósitos y ungüentos, y el 41,1% requirió un cierre primario simple. Diez (6.3%) casos necesitaron reparación quirúrgica primaria bajo anestesia general. Más de la mitad de los pacientes fueron tratados con antibióticos sistémicos profilácticos (55,1%). La cirugía plástica fue el servicio médico más veces involucrado (24.7%). Siete (4,4%) pacientes desarrollaron una infección y no hubo mortalidad ni complicaciones a largo plazo. Las tasas de infección no difirieron entre los pacientes que recibieron o no recibieron antibióticos sistémicos profilácticos (p = 0,88). El análisis de regresión no reveló factores significativos que pudieran predecir una infección.
  • En este estudio, la mayoría de las mordeduras de perro a niños, son superficiales e involucran la cabeza y las manos. La tasa de infección es baja, sin diferencias significativas en las tasas de infección entre los pacientes tratados con o sin antibióticos profilácticos.
ABSTRACTS

Síndrome de hiperestesia felina con automutilación de la cola: estudio retrospectivo de 7 casos y propuesta de un abordaje diagnóstico integrado multidisciplinar

Amengual Batle P, Rusbridge C, Nuttall T, Heath S, Marioni-Henry K.
J Feline Med Surg. 2018 Mar 1

  • El síndrome de hiperestesia felina FHS es un trastorno poco conocido que se caracteriza por la ondulación de la piel en la zona lumbar dorsal, episodios de saltos y carreras, vocalización excesiva y la persecución de la cola y el auto-mutilación. Este estudio retrospectivo valora las características clínicas y la respuesta al tratamiento en siete gatos con síndrome de hiperestesia felina (ESF) y mutilación de la cola.
  • La mayoría de los gatos eran jóvenes, con una edad media, al inicio de los signos clínicos, de 1 año, machos (n = 6) y con acceso al aire libre (n = 5). Se informaron de múltiples episodios diarios de persecución de la cola y auto trauma en cinco gatos, y mutilación de la cola en cuatro gatos. Durante los episodios, también se reportaron vocalización (n = 5) y ondulación de la piel lumbar (n = 5). Se realizaron análisis hematológicos y bioquímicos, serología de Toxoplasma gondii, virus de la inmunodeficiencia felina y antígeno del virus de la leucemia felina, resonancia magnética del cerebro, médula espinal y sacro, análisis del líquido cefalorraquídeo y pruebas electrodiagnósticas, y no revelaron ninguna anomalía clínicamente significativa.
  • En ninguno de los gatos se alcanzó el diagnóstico final definitivo, pero se sospechó dermatitis por hipersensibilidad en dos casos. Se usaron una variedad de medicamentos solos o en combinación, que incluyeron gabapentina (n = 6), meloxicam (n = 4) antibióticos (n = 4), fenobarbital (n = 2), prednisolona (n = 2) y topiramato (n = 2); Se usaron ciclosporina, clomipramina, fluoxetina, amitriptilina y tramadol, en un gato cada uno. La mejora clínica se logró en seis casos; en cinco gatos se logró la remisión completa de los signos clínicos, con gabapentina sola (n = 2), una combinación de gabapentina / ciclosporina / amitriptilina (n = 1), gabapentina / prednisolona / fenobarbital (n = 1) o gabapentina / topiramato / meloxicam ( n = 1).
  • Este es el primer estudio retrospectivo de una serie de gatos con FHS. Las pruebas diagnósticas no revelaron ninguna anomalía significativa del sistema nervioso central o periférico. No se pueden descartar problemas dermatológicos y de comportamiento como causa del problema. Los autores proponen un abordaje integrado de diagnóstico multidisciplinario para el manejo de estos casos clínicos y para futuros estudios prospectivos.
ABSTRACTS

Uso de la imepitoina (Pexion ®) en problemas relacionados con el miedo y la ansiedad en perros: una serie de casos

McPeake KJ, Mills DS.
BMC Vet Res. 2017 Jun 13;13(1):173

  • Los problemas basados ​​en el miedo y la ansiedad son frecuentes en perros. Para el tratamiento de estos problemas, existen una serie de productos psicofarmacológicos, que se pueden administrar junto con los programas de modificación del comportamiento, aunque sólo unos pocos están autorizados para su uso en perros y el inicio de la acción de algunos puede ser tardío. La baja afinidad del agonista del receptor de benzodiazepina imepitoina (Pexion ™, Boehringer Ingelheim) tiene licencia para el tratamiento de la epilepsia canina, tiene un inicio rápido de acción en perros y ha demostrado propiedades ansiolíticas en modelos de roedores. Esta serie de casos informa sobre el uso de la imepitoina en un grupo de perros identificados con problemas basados en miedo / ansiedad. Se incluyeron 20 perros en el estudio, que asistieron a una consulta de comportamiento. Diecinueve perros fueron tratados con imepitoina por vía oral dos veces al día (dosis inicial de aproximadamente 10 mg / kg, con las modificaciones necesarias hasta un máximo de 30 mg / kg) junto con un plan de modificación del comportamiento, específico para cada paciente durante un período de 11-19 semanas. El progreso se monitorizó a través de informes diarios del propietario y seguimiento telefónico cada dos semanas. Al principio y la final del estudio también se evaluó por el propietario una Escala de Activación Positiva y Negativa (Positive and Negative Activation Scale: PANAS) de temperamento
  • El primer resultado medido fue la puntuación media semanal global (AWG) de los informes diarios de los propietarios. El segundo resultado fue la puntuación media semanal de reacción (AWR) para cada tipo de contexto de inducción que hubo. Diecisiete perros completaron el ensayo. El tratamiento con imepitoin junto con un programa de modificación del comportamiento produjo una mejora según el propietario con reducción de la AWG y la AWR para la ansiedad a través de una serie de contextos sociales y no sociales, incluyendo la sensibilidad al ruido. Se observó una mejora significativa en la primera semana de tratamiento y se observaron mejoras adicionales en el punto de tiempo de 11 semanas. Hubo una reducción significativa en la activación negativa PANAS, y el 76,5% de los propietarios optaron por continuar con imepitoina incluso haciéndose cargo de los gastos después de la finalización del estudio.
  • Este estudio proporciona una evidencia inicial y sugiere valor potencial de la imepitoina (Pexion ™), junto con la modificación apropiada del comportamiento, para el alivio rápido de los signos de miedo y ansiedad en perros. Se necesitarían más investigaciones con una mayor población de sujetos y un control placebo para confirmar esta eficacia aparente.
ABSTRACTS

Encuesta telefónica para investigar la relación entre la oniquectomía o la técnica usada para la oniquectomía y los hábitos higiénicos en gatos

Gerard AF, Larson M, Baldwin CJ, Petersen C.
J Am Vet Med Assoc. 2016 Sep 15;249(6):638-43.

  • Este estudio trata de determinar si existían asociaciones entre oniquectomía o la técnica de oniquectomía usada y los hábitos higiénicos en los gatos. Se realizó una encuesta telefónica a 281 dueños de 455 gatos para recopilar información acerca de los hipotéticos factores que, a priori, se asocian con los hábitos higiénicos, y que incluyeron el sexo del gato, estado reproductivo, historial médico e historia de la oniquectomía. También se documentó la edad del gato en el momento del procedimiento, y si se había usado un láser de dióxido de carbono (LDC), así como información sobre hábitos higiénicos específicos (orinar o defecar fuera de la caja de arena).
  • Se identificó la técnica de oniquectomía como un factor de riesgo que afectaba a los hábitos higiénicos. Los gatos en los que no se utilizó LDC tenían un mayor riesgo de ensuciar la casa que los gatos en los que se utilizó LDC. Los gatos sometidos a oniquectomía y que vivía en hogares con concentración (3 a 5 gatos) eran más de 3 veces más propensos a ensuciar la casa que los gatos con las garras intactas alojados individualmente.
  • Los autores concluyen que el uso de la técnica LDC para realizar oniquectomía en gatos podría disminuir el riesgo de malos hábitos higiénicos (ensuciar la casa) respecto al riesgo asociado a otras técnicas. Esta y otras conclusiones se podrían utilizar para informar, y así ayudar, en las decisiones de los propietarios y los veterinarios en el momento de considerar la oniquectomía electiva para los gatos.

 

ABSTRACTS

Concentraciones elevadas de cortisol en perros con dermatitis atópica

Jpn J Vet Res. 2016 May;64(2):123-9.
Park SH, Kim SA, Shin NS, Hwang CY.

  • La dermatitis atópica canina (CAD) es una enfermedad inflamatoria recurrente crónica de la piel que ocurre en el 10% de la población canina. Aunque la mayoría de los estudios se han centrado en el mecanismo fisiopatológico implicado en la CAD, el impacto perjudicial que tiene la CAD en la calidad de vida de los animales ha recibido muy poca atención. Actualmente, la determinación de cortisol en el pelo se está convirtiendo en una herramienta valiosa en la valoración del estrés crónico. A fin de validar esta situación en la CAD, los autores de este estudio compararon la concentración de cortisol en el pelo de perros atópicos con la de perros sanos bien condicionados. El alcance y la gravedad de las lesiones cutáneas existentes de dermatitis atópica fueron evaluados de acuerdo con el sistema de puntuación CADESI-03 modificado. Además, la función barrera de la piel se evaluó midiendo la pérdida de agua transepidérmica (TEWL) y la conductancia de la capa córnea. Se evaluó la correlación existente entre la gravedad de la CAD y la concentración de cortisol en el pelo.
  • Se observó que el grupo con dermatitis atópica tenía aumentados, de forma significativa, los niveles de cortisol, en comparación con los perros del grupo sano control. También se identificó una correlación positiva significativa entre el nivel de cortisol del pelo y la puntuación CADESI en pacientes con CAD. El valor de TEWL medida en el flexor cubital de la extremidad anterior en el grupo atópico fue significativamente mayor en comparación con los controles sanos.
  • Estos resultados sugieren que la determinación de cortisol del pelo podría ser un marcador biológico eficaz y objetivo para la evaluación del estrés a largo plazo en pacientes con CAD.
ABSTRACTS

Encuesta sobre la prácticas y precepciones en cuanto a la onquinectomía felina entre los centros privados veterinarios

Ruch-Gallie R, Hellyer PW, Schoenfeld-Tacher R, Kogan LR.
J Am Vet Med Assoc. 2016 Aug 1;249(3):291-8

  • Este trabajo pretende estimar la proporción de veterinarios de centros privados que trabajan con pacientes felinos, que realizan o no realizan onquinectomía, y evaluar las actitudes y las prácticas relacionadas con la onquinectomía. Se realizó una encuesta on-line anónima que se dirigió a 3.441 veterinarios entre el 18 de junio de 2014, hasta el 9 de julio de 2014.
  • No todos los encuestados respondieron a todas las preguntas. El 72.7% (2.503 de 3.441) respondieron a la encuesta e indicaron que realizaban onquinectomía, mientras que 827 (24,0%) indicaron que no la hacían; 1.534 de 2.498 (61,4%) que realizaban este procedimiento reportaron una frecuencia de <1 onquinectomía / mes. La mayoría de los encuestados (2.256 / 3.023 [74,6%]) que realizaron alguna onquinectomía indicaron que habían recomendado alternativas no quirúrgicas. Las técnicas quirúrgicas y estrategias de analgesia variaron mucho, siendo el uso de un bisturí únicamente (1046/1722 [60,7%]) y la administración perioperatoria de opioides inyectables (1933/2482 [77,9%]), lo más comúnmente usado. Las respuestas a ciertas preguntas de opinión en relación con el grado de dolor asociado con la onquinectomía y la recuperación; si quitar las garras es una forma de mutilación, si es necesario en algunos gatos por razones de comportamiento, o es una alternativa necesaria a la eutanasia en algunos gatos; y si las organizaciones estatales deben establecer una prohibición para la onquinectomía difirió significativamente entre los encuestados, principalmente entre los que realizaban o no el procedimiento.
  • La onquinectomía supone un tema controvertido en esta profesión, y esto se refleja en los resultados de la encuesta. En esta muestra, la mayoría de los veterinarios que realizaban el procedimiento indicaban que lo hacían con poca frecuencia, y la mayoría ofrecen alternativas no quirúrgicas al procedimiento
ABSTRACTS

Eficacia de una única dosis de trazodona clorhidrato administrada a gatos antes de una vista al veterinario para reducir los signos de ansiedad relacionados con el transporte y el examen

Stevens BJ, Frantz EM, Orlando JM, Griffith E, Harden LB, Gruen ME, Sherman BL.
J Am Vet Med Assoc. 2016 Jul 15;249(2):202-7

  • En este estudio se evalúa la eficacia de una dosis única de trazodona para reducir la ansiedad en gatos durante el transporte a un centro veterinario y facilitar la manipulación durante el examen del animal. Se seleccionaron 10 gatos sanos con propietario (2 a 12 años de edad) con antecedentes de ansiedad durante el transporte o examen veterinario. Cada gato fue asignado al azar para recibir vía per os, bien una dosis única de trazodona clorhidrato (50 mg) o placebo. Después de recibir el tratamiento asignado, cada gato se colocó en un vehículo y se desplazó en coche a una clínica veterinaria, donde recibió un examen veterinario estructurado. Los propietarios puntuaron los signos de la ansiedad de su gato antes, durante y después del transporte y el examen. El veterinario también evaluó los signos de ansiedad durante el examen. Después de un período de lavado de 1 a 3 semanas, cada gato recibió el tratamiento opuesto y se repitió el protocolo.
  • En comparación con el placebo, la trazodona aportó una mejora significativa en los signos de ansiedad durante el transporte en los gatos. Las puntuaciones del veterinario y propietario para la facilidad de manejo durante el examen veterinario también mejoraron con trazodona en comparación con el placebo. No se identificaron diferencias significativas en la frecuencia cardíaca u otras variables fisiológicas. entre los dos tratamientos. El efecto secundario más común, relacionado con la administración trazodona, fue la aparición de signos de somnolencia.
  • Los autores concluyen que la administración oral de una dosis única de trazodona a los gatos antes de una visita al veterinario proporciona un menor número de síntomas de ansiedad relacionada con el transporte y con el examen veterinario, que los que proporciona el placebo.  El uso de trazodona podría promover visitas al veterinario y, en consecuencia, mejorar el bienestar y el estado de salud del gato.
ABSTRACTS

Relación entre el color de la capa y la agresividad en el gato doméstico

Stelow EA, Bain MJ, Kass PH.
J Appl Anim Welf Sci. 2016 Jan-Mar;19(1):1-15

  • En este trabajo los autores exploran una posible relación entre el color del pelaje y el comportamiento agresivo en el gato doméstico. Se realizó una encuesta on-line para recopilar información sobre el color del pelaje, comportamientos de afiliación hacia gatos/humanos, comportamientos agonísticos hacia los gatos/humanos, otros comportamientos "problemáticos" y datos demográficos de los tutores de los gatos.
  • Completaron la encuesta un total de 1.432 tutores de gatos; después de algunas exclusiones basadas en protocolo del estudio, el análisis de datos incluyó 1.274 encuestas completadas.
  • Se documentó que las gatas con color naranja ligado al sexo (razas carey, calico y torbies), los de color blanco y negro y los de color gris y blanco eran los más frecuentemente agresivos hacia los humanos en 3 situaciones: durante las interacciones cotidianas, durante la manipulación, y durante las visitas veterinarias. Se realizaron análisis estadísticos comparativos entre sexos y las diferentes capas de color.
  • Se observó que la agresividad debida a la manipulación, así como agresividad mostrada durante las visitas veterinarias, tenían pocas diferencias en lo que respecta a los colores de la capa.