Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Comportamiento

ABSTRACTS

Epidemiología y clasificación de mordeduras de perro en la cara en humanos: Un estudio prospectivo de 108 pacientes

Toure G, Angoulangouli G, Meningaud JP.
J Plast Reconstr Aesthet Surg 2015

  • En medicina humana, las mordeduras de perro son consideradas como lesiones sépticas, y cuando su ubicación es en la cara, por su topografía altamente simbólica y con importantes funciones sociales, estas mordeduras son particularmente preocupantes. Además también hay un  cierto impacto psicológico, a tener en cuenta en términos de medidas de protección de menores. Se lleva a cabo un estudio prospectivo, en 13 años, para identificar factores de riesgo. Nuestros resultados ponen de relieve los factores de riesgo específicos, y pueden, por tanto, ayudar en la implementación de medidas de prevención primaria concretas contra las mordeduras de perro. Se diseñó una  hoja de información que se rellenaba durante el ingreso de los pacientes que habían sido mordidos por un perro en la cara
  • Las mordeduras de perro en la cara representaban el 0,83% de los ingresos del servicio de urgencias. Una mayoría considerable de estos pacientes eran niños, con el 68,5% de los pacientes <16 años de edad, y el 33,3% de los pacientes con edades comprendidas entre los 2 y 5 años. Las heridas eran múltiples y de gravedad variable. El tipo de perro involucrado era con frecuencia un pastor alemán. Sorprendentemente, el 91,3% de las mordeduras se había producido en un entorno monoparental.
  • Los autores del estudio concluyen que  los factores fundamentales que aumentan la probabilidad de una mordedura de perro a la cara son, niños entre 2-5 años de edad, un contexto monoparental, y la participación de un tipo de perro como el pastor alemán
ABSTRACTS

Comparación de las complicaciones postoperatorias en perros sanos sometidos a orquiectomía cerrada o abierta

Hamilton KH, Henderson ER, Toscano M, et al
J Small Anim Pract 2014

  • En este estudio se compara la orquiectomía cerrada y abierta en perros, y las complicaciones asociadas. Se realizó un estudio clínico controlado aleatorio prospectivo ciego de 73 casos en el que se registraron todas las complicaciones durante y en los 10 días siguientes a la orquiectomía de perros que cumplían los criterios de inclusión establecidos. La variable activa fue la técnica quirúrgica de la orquiectomía o bien abierta o cerrada. 
  • Los perros sometidos a orquiectomía abierta experimentaron significativamente más incidentes de complicaciones que los perros sometidos a orquiectomía cerrada [24 de 34 (70%) frente a 18 de 39 (46%), P = 0. 04]. Los perros sometidos a orquiectomía abierta tuvieron estadísticamente más probabilidades de desarrollar complicaciones escrotales (21 de 34, 61%) en comparación con los perros sometidos a orquiectomía cerrada (13 de 39, 33%, p = 0 02.).
  • Se concluye que la orquiectomía abierta se asocia con una mayor tasa global de complicaciones en los primeros 10 días después de la cirugía en comparación con la orquiectomía cerrada. La orquiectomía abierta también se asocia con un aumento de complicaciones escrotales incluyendo hinchazón, moretones y dolor en comparación con la orquiectomía cerrada

 

ABSTRACTS

Ventajas e incovenientes a largo plazo de la gonadectomía en edad temprana en perros


C. V. Spain, J. M. Scarlett, and K. A. Houpt.

J.Am.Vet.Med.Assoc. 224 (3):380-387, 2004.

 

Introducción: El objetivo del estudio es evaluar de forma retrospectiva las ventajas e inconvenientes a largo plazo de la gonadectomía efectuada en una edad temprana en los 1842 perros adoptados de una protectora. Los perros son gonadectomizados y adoptados antes del año de edad y se dispone del seguimiento de unos 11 años después de la cirugía. Se recogen datos acerca del comportamiento e historia médica, y se evalúan las asociaciones entre la ocurrencia de 56 condiciones médicas y comportamentales con la edad a la que se efectuó la gonadectomía.

Resultados: Entre las hembras, la gonadectomía temprana se asoció a una mayor proporción de cistitis, y la menor edad en la cual se efectuaba esta gonadectomía se asoció a un aumento en la proporción de incontinencias urinarias. Entre los machos y las hembras se encontraron aumentadas algunas condiciones como displasia canina, fobias al ruido, y comportamientos sexuales, mientras que se encontraron disminuciones en obesidad, ansiedad de separación, comportamientos de escape, eliminación inapropiada en caso se asustarse y abandono por cualquier causa.

Importancia clínica: Ya que la gonadectomía a edad temprana parece ofrecer mas ventajas que inconvenientes en perros machos, las protectoras de animales podrían gonadectomizar estos perros a una edad temprana, e incluso los veterinarios podrían recomendar esta gonadectomización en pacientes normales antes de la edad tradicional de 6-8 meses. En cuanto a las hembras, el aumento de la incontinencia urinaria sugiere que sería aconsejable retrasar la gonadectomía hasta por lo menos los 3 meses de edad.

ABSTRACTS

Respuesta pulmonar a los inhibidores selectivos de la 5-fosfodiesterasa y de la 3 fosfodiesterasa.


Matot I, Gozal Y.

Chest 2004;125:644-651.

 

OBJETIVOS: Comparar la actividad vasodilatadora pulmonar directa y la especificidad de inhibidores de la 5-fosfodiesterasa (zaprinast) y la 3-fosfodiesterasa (milrinona) en el lecho de vascularidad pulmonar (VP) de gatos con respiración espontánea y con un tórax intacto.

ANIMALES: gatos con el tórax intacto y respirando de manera espontánea.

MÉTODO: A los gatos se les controlaba el flujo de sangre pulmonar y la presión de la aurícula izquierda. Se investigó la respuesta a inyecciones intralobares de zaprinast y milrinona a un tono de VP bajo. El tono de VP fue incrementado por una infusión arterial intralobar de un mimético de tromboxano A(2), U46619. Los animales recibieron inyecciones en bolo intralobares de zaprinast y milrinona seguidas por una infusión IV contínua del fármaco que se iba incrementando en dosis para llegar a producir un 20% de la reducción de la presión arterial sistémica media.

RESULTADO: Con un tono de VP bajo, el zaprinast, pero no la milrinona, disminuía la presión arterial lobar (PALo). A un tono de VP alto, ambos fármacos causaban un descenso dosis-dependiente en la PALo. De todos modos, la milrinona causaba significativamente, menos vasodilatación pulmonar. La dosis relacionada con la disminución en la presión arterial sistémica media fue observada con la milrinona pero no con el zaprinast. Cuando se fue administrando la infusión continua para producir una reducción del 20 % de la presión sistémica arterial media, la disminución de la presión arterial lobar con la infusión de zaprinast fue significativamente mayor que la producida por la milrinona.

CONCLUSIONES Y SIGNIFICADO CLÍNICO: Estos datos muestran que el zaprinast y la milrinona producen un efecto vasodilatador directo in vivo en el lecho vascular pulmonar con un tono de VP bajo (zaprinast) y elevado (zaprinast y milrinona). De todos modos, a un tono de VP elevado, el efecto de vasodilatación pulmonar fue mayor con el zaprinast que con la milrinona. Esto sugiere que los inhibidores de la 5-fosfodiesterasa pueden potencialmente ofrecer una alternativa terapéutica en el manejo de la hipertensión pulmonar aguda.

ABSTRACTS

Reacciones fisiológicas a la provocación del miedo en perros


E. Hydbring-Sandberg, L. W. von Walter, K. Hoglund, K. Svartberg, L. Swenson, and B. Forkman.

J.Endocrinol. 180 (3):439-448, 2004.

 

Introducción: El miedo es un problema de comportamiento bastante común. El estudio investiga la asociación entre las respuestas comportamentales y fisiológicas en dos situaciones potencialmente provocadoras de miedo. El objetivo es determinar si se pueden separar perros de raza collie que tienen miedo a los tipos de suelos y a las armas de los que no lo tienen, mediante el estudio de los cambios de ritmo cardíaco, hematocrito, cortisol plasmático, progesterona, testosterona, vasopresina y concentraciones de beta-endorfinas. Se evalúan 13 perros usando dieferentes tipos de suelos y de disparos.

Resultados: Se identificaron un total de 7 perros como miedosoa a los tipos de suelo y 6 no lo eran. De los 13 perros, 7 tenían miedo a los disparos y 6 no lo tenían. Ya que el miedo a los tipos suelos no siempre existía junto al miedo a los disparos, se formaron cuatro grupos difrentes de perros. El ritmo cardíaco aumentó en el test de los tipos de suelo en todos los grupos, pero los perros que tenían miedo a los suelos tenían el ritmo cardiaco más alto que los que no tenían ese miedo Los perros que tenían miedo a los diparos tenían mayores ritmo cardíaco, hematocrito, y nveles de cortisol, progesterona, vasopresina y beta-endorfinas durante la prueba de los disparos que los perros que no tenían este miedo. Los niveles de cortisol plasmático y de progesterona aumentaron drásticamente durante la prueba de los disparos en perros que se identificaron como miedosos. En perros miedosos las concentraciones de testosterona aumentaban después de acabar el test del suelo y antes de empezar las pruebas de los diparos, aunque no se observaron diferencias entre grupos.

Importancia clínica. Ya que los perros con miedo a los disparos tienen niveles altos de varios parámetros fisiológicos, los resultados indican que este miedo es un estress serio para el individuo, un miedo que no puede registrarse con otras variables fisiológicas

ABSTRACTS

Patrones de comportamiento de eliminación en los gatos domésticos (felis catus) con y sin problemas en el comportamiento de eliminación


Sung W, Crowell-Davis SL.

J Am Vet Med Assoc 2006; 229:979.

OBJETIVOS: Investigar la relación entre la localización de la caja de arena como se relaciona con el uso del espacio en la casa, los problemas de micción y defecación y ciertos comportamientos asociados con la eliminación.

ANIMALES: 40 gatos en casas con un solo gato con o sin problemas de comportamiento en la evacuación (20 gatos en cada grupo).

PROCEDIMIENTO: Se usaron camcorders para registrar el comportamiento de los gatos en la caja de arena y en otras áreas eh las que ellos defecaban u orinaban, durante un periodo de 72 horas. El uso del espacio en la casa fue recogido mediante observación directa durante 400 minutos de esas 72 horas. El comportamiento en la evacuación y otras variables asociadas al a la caja de arena o al gato fueron comparadas entre grupos; la localización de la caja de arena con respecto a las eliminaciones inadecuadas fueron también valoradas.

RESULTADO: La localización de la caja de arena no difería entre gatos con o sin problemas de comportamiento en la eliminación. Se encontró una correlación inversa entre el tiempo empleado en olfatear y la distancia de la caja de arena al área principal central. Los gatos con problemas de eliminación pasaban significativamente menos tiempo excavando en la caja de arena que los gatos sin problemas de eliminación. No existía una diferencia significativa en el tiempo que empleaban hurgando en la caja de arena, olisqueando o cubriendo los excrementos después de la evacuación entre los dos grupos de gatos.

CONCLUSIONES Y RELEVANCIA CLÍNICA: El tiempo empleado excavando la arena de la caja en gatos con o sin problemas ha sido determinado y los datos sugieren que los tiempos de excavación reales podrían ser usados como un indicativo para valorar la preferencia de la caja de arena o la aversión hacia ella. Esta información puede también ser usada para identificar gatos con aversión previos a desarrollar un problema de eliminación. (Am J Vet Res 2006; 67: 1500-1504).

ABSTRACTS

Los niños como víctimas de las mordeduras de perros en los servicios de urgencias: un estudio prospectivo :


Kahn,A, P Bauche, J Lamoureux,

Eur.J.Pediatr., v. 162, p. 254-258. 2003,

 

Introducción: El estudio se lleva cabo para determinar las características de los niños como víctimas de las mordeduras de perros. Se estudian 100 casos recogidos de los servicios de urgencias de 6 hospitales (3 en zonas urbanas y 3 en zonas rurales).

Resultados: En general las mordeduras de perros representan ? de los accidentes de tráfico y 1/3 de las quemaduras caseras. Un 65% de las víctimas fueron mordidas en su propio hogar y 35 en lugar público. Las mordeduras ocurridas en el propio hogar se correspondían a niños menores de 5 años que se encontraban sin la supervisión de un adulto en el momento del accidente. Los niños mordidos en un lugar público tenían una edad media de 9 años. En el 77% de mordeduras el perro no era del entorno familiar del niño. Basándose en la historia obtenida parece ser que 56 de los 65 accidentes ocurridos en el hogar y 11 delos 35 ocurridos en los lugares públicos eran principalmente por causas atribuibles a los comportamientos de los niños o de los adultos

Importancia : Para reducir al frecuencia de las mordeduras de perros tanto en casa como en los lugares públicos debería considerarse la educación como una medida de alta prioridad. El 67% de los niños mordidos podrían haberse evitado si los padres hubieran iniciado una educación adecuada de aproximación segura hacia el perro

ABSTRACTS

Factores de riesgo de molestias por ladridos de perro.


Cross, N. J., Rosenthal, K., Phillips, C. J.

Aust. Vet. J. 87, 402-408, 2009.

 

OBJETIVOS: determinar las variables claves relacionadas con el ambiente, el animal y el propietario que influyen en las molestias que provocan los perros que ladran en una ciudad de clima subtropical.

MÉTODO: se llevó a cabo un estudio de propietarios de perros de Brisbane, Queesland utilizando un cuestionario que investigaba las variables claves relacionadas con las molestias de perros que ladran. La lista de estos propietarios se obtuvo de una lista de perros que habían sido tratados en una clínica para el comportamiento de Brisbane y algunos de perros control fueron seleccionados de un directorio telefónico.

RESULTADO: un análisis univariedad mostró que factores animal, propietario y ambientales influyen todos, potencialmente, en la aparición de las molestias por ladridos. Un análisis multivarible identificó los siguientes factores, con relevantes ratios de probabilidad (RP) como significativos: edad del perro (perro joven versus viejo con un RP de 11.2); varios perros en la casa versus un único perro (con un RP de 5.6); origen del perro (criado en casa versus a uno obtenido de un criador o amigo, con un RP de 4.0); tipo de perro (pastoreo versus otros tipos, con un RP de 3.2) y perros con acceso a la casa versus los que no tienen acceso (con un RP de2.5).

CONCLUSIONES Y SIGNIFICADO CLÍNICO: el mayor riesgo de que se den molestias por perros que ladran ocurren en perros jóvenes de tipo pastoreo que se crían en casa, que conviven con otros perros y que tienen acceso a la casa.

ABSTRACTS

Evaluación urodinámica en gatas con cistitis idiopática.


Wu CH, Buffington CA, Fraser MO, Westropp JL.
Am J Vet Res 2011;72:578-582.

 
OBJETIVO: comparar los valores de las mediciones urodinámicas de gatas con cistitis idiopática (CI) con los datos anteriormente publicados para gatas sanas.
ANIMALES: 11 gatas con CI.
METODO: se obtuvieron 2 cistometrogramas secuenciales y 2 perfiles de presión uretral de cada gata. Todos los trazados fueron evaluados para evidenciar una vejiga urinaria sobre-activa (VUSA). Se midieron la presión uretral máxima (PUM), la presión cerrada máxima uretral (PUMC) y el perfil funcional de longitud.
RESULTADOS: solo 3 gatas tenían señales manifiestas de micción. Ninguna de las 11 gatas tuvo evidencias de VUSA. Aunque no significativo, la presión umbral fue más baja en gatos con CI que en las gatas sanas (media +/- SD, 89.0 +/- 12.0 cm H(2)O vs 75.7 +/- 16.3 cm H(2)O, respectivamente); de todos, el volumen total infundido fue significativamente más bajo en las gatas con CI (4.8 +/- 2.1 mL/kg vs 8.3 +/- 3.2 mL/kg). La PUMC fue significativamente más elevada en gatas con IC que en las gatas sanas (158.0 +/- 47.7 cm H(2)O vs 88.9 +/- 23.9 cm H(2)O, respectivamente). La PUM fue también significativamente más alta en todas porciones de la uretra en gatas con CI.
CONCLUSIONES Y SIGNIFICADO CLINICO: no se  identificaron evidencia en ninguna gata evaluada de una VUSA; por lo tanto, la medicación usada enfocada a esta alteración, no parece justificada. La elevada PUMC en las gatas con CI sugiere que los adrenoreceptores alfa-1 antagonistas o los relajantes del músculo esquelético podrían ser de ayuda en esta enfermedad y si estos datos fuesen aplicables a los gatos machis, entonces los antagonistas alfa-1 adrenoreceptores podrían ser de ayuda para prevenir las cistitis idiopáticas obstrcutivas recurrentes. Se necesitarían más estudios para determinar los efectos, si alguno, de estos fármacos sobre la CI en los gatos.

ABSTRACTS

Efectos de la amitriptilina como fármaco de apoyo en las modificaciones de la conducta para el manejo del comportamiento agresivo en perros


J Am Anim Hosp Assoc 2001;37:325-330.

Virga V, Houpt KA, Scarlett JM.

Objetivo: Evaluar la eficacia de la amitriptilina como fármaco a administrar junto a las modificaciones de conducta para tratar perros con problemas de agresividad

Animales: Perros con comportamiento agresivo: 12 en una primera fase del estudio y 27 en una segunda parte del estudio.

Procedimiento: La eficacia de la amitriptilina como terapia adjunta a las modificaciones de comportamiento en el tratamiento de la conducta agresiva en los perros, fue evaluada en dos fases. En la primera, los perros con problemas de agresividad fueron tratados secuencialmente con amitriptilina (2 mg/kg PO BID) y con un placebo durante 4 semanas. Se instauraron protocolos estandarizados de modificación de conducta durante toda la prueba. Los propietarios llevaban unos registros de conducta y anotaban los incidentes de agresividad así como los progresos que se habían alcanzado al final del período de las 4 semanas. En la segunda fase, 27 casos de perros que presentaban conducta agresiva y tratados con amitriptilina fueron revisados y se contactó con los clientes para conocer la respuesta del perro al tratamiento.

Conclusiones y relevancia clínica: al comparar las anotaciones que se habían obtenido de los perros que recibían únicamente una terapia de cambios de conductuales (por ejemplo en las fases de placebo del estudio prospectivo), no se observaban diferencias significativas en la respuesta de pacientes con tratamiento adjunto de amitriptilina frente a los que recibían sólo las modificaciones de comportamiento.