Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Dermatología

ABSTRACTS

Uno o dos cultivos fúngicos negativos para confirmar la cura micológica en gatos de refugio tratados para dermtofitosis por Microsporum Canis: un estudio retrospectivo

Stuntebeck RL, Moriello KA.
J Feline Med Surg. 2019 Jul 3

Uno o dos cultivos fúngicos negativos para confirmar la cura micológica en gatos de refugio tratados para dermtofitosis por Microsporum Canis: un estudio retrospectivo

  • El objetivo de este estudio fue determinar con qué frecuencia un cultivo fúngico (CF) negativo era indicativo de cura micológica (CM) en comparación con dos CF negativos consecutivos en gatos tratados por dermatofitosis por Microsporum canis. Semanalmente, se revisaron retrospectivamente los datos de CF de los gatos tratados por dermatofitosis por M. canis de un refugio. Se revisaron los registros completos de 371 gatos.
  • En 335 (90.3%) gatos el primer CF negativo fue indicativo de CM. En este grupo, todos los gatos presentaban un buen estado de salud general, y o bien tenían lesiones obvias (n = 237). o no tenían ninguna lesión o había evidencia de la resolución de las lesiones (n = 98). En los restantes 36 gatos el primer cultivo negativo no fue indicativo de CM, y se observaron dos subgrupos clínicos. El primero consistió en gatos sanos, pero con lesiones (n = 19) que tuvieron un CF negativo realizado dentro de las primeras 3 semanas de tratamiento, pero seguidos por uno o más CF positivos. La explicación más probable fue el error de muestreo. Estos gatos se curaron y el siguiente CF negativo fue indicativo de CM. En el segundo grupo clínico, los gatos tenían lesiones, pero tenían problemas médicos concurrentes (n = 17). Estos gatos mostraron una buena respuesta inicial al tratamiento (resolución de la lesión y un CF inicial negativo). Sin embargo, este CF negativo fue seguido por al menos un CF fuertemente positivo (> 10 unidades formadoras de colonias / placa) antes de llegar a la curación. Estos gatos tardaron más tiempo en curarse (media 11 semanas; rango 8-28 semanas). La CM ocurrió después de la resolución de los problemas de salud concurrentes. Hubo una muy buena concordancia entre el uso de un CF negativo frente a dos CF negativos para la determinación de la CM en gatos sanos (kappa = 0.903).
  • Se conclye que en gatos donde ha habido un alto cumplimiento con la limpieza ambiental, así como con las recomendaciones de tratamiento tópico y sistémico, puede que no sea necesario tener dos CF consecutivos negativos para determinar la MC. El primer CF negativo en un gato en buen estado de salud, es indicativo de MC. Se necesita una buena técnica de muestreo para evitar resultados falsos negativos en los CF.
ABSTRACTS

Comparación de tres métodos para el diagnóstico de otoacariasis por Otodectes cynotis en perros y gatos

Combarros D, Boncea AM, Brément T, Bourdeau P, Bruet V.
Vet Dermatol. 2019 Apr 26

  • El diagnóstico de la otoacariasis por Otodectes cynotis se basa mayoritariamente en la visualización del parásito, ya sea directamente mediante otoscopia o indirectamente mediante observación microscópica del cerumen recogido por métodos diversos.
  • El objetivo del estudio era comparar la sensibilidad de tres técnicas: la otoscopia portátil convencional, la toma de muestras con curetas de Volkmann y la toma de muestras con hisopo de algodón.
  • Se incluyeron 5 perros y 12 gatos (30 orejas infestadas naturalmente). Para cada caso, después de la otoscopia, el orden de los exámenes (hisopo o cureta) se seleccionó al azar y seguidamente se prepararon las muestras con lactofenol en un portaobjetos, se cubrieron con un cubreobjetos y se observaron al microscopio. La detección de parásitos se definió como positiva o negativa y las etapas parasitarias se contaron por separado.
  • En general, la sensibilidad diagnóstica de la otoscopia sola fue del 67% (positiva en 20 de los 30 casos), utilizando la muestra obtenida con cureta fue del 93% (28/30) y utilizando la muestra obtenida con hisopo fue del 57% (17/30). La técnica de la cureta tuvo una sensibilidad significativamente más alta que la clásica limpieza del oído (P = 0,001) o la otoscopia sola (P = 0,02). Combinando la otoscopia y la cureta, obtuvimos una sensibilidad del 100% en comparación con el 86% cuando se combinaron la otoscopia y el hisopo. Además, el recuento de parásitos en las muestras de cureta (promedio de 25 ± 30 SD) fue significativamente más alto que en las muestras de hisopo (4,5 ± 11) (P <0,001).
  • En base a estos resultados, los autores recomiendan que cuando se sospeche una infestación por O. cynotis, se debe realizar un examen otoscópico. Para confirmar la naturaleza de los parásitos observados o cuando el resultado de la otoscopia es negativo, dudoso o no se puede realizar, se recomienda obtener la muestra con cureta para el examen microscópico del cerumen.
ABSTRACTS

Cambios en los marcadores de estrés cortisol y glucosa antes y durante las pruebas intradérmicas después de una administración única de gabapentina previa a la cita en gatos.

Hudec CP, Griffin CE.
J Feline Med Surg. 2019 Apr 14

  • Las pruebas intradérmicas de alergia pueden ser difíciles de interpretar en gatos. Diversos estudios han demostrado que las pruebas intradérmicas conducen a elevaciones del cortisol en sangre, lo que podría ser una explicación para las reacciones débiles de las ronchas en los gatos.
  • El objetivo principal de este estudio fue determinar si la utilización de gabapentina previa a la cita podía alterar el estrés, determinado por las concentraciones de cortisol / glucosa, antes y durante las pruebas intradérmicas.
  • Se realizó un ensayo clínico aleatorizado, ciego, cruzado, de 16 gatos sanos de propiedad privada. A los gatos se les programaron dos visitas y se asignaron al azar para recibir gabapentina (25.0-30.5 mg / kg) o ningún tratamiento antes de la primera visita. Antes de la segunda visita cada gato recibió el tratamiento opuesto. Se obtuvieron muestras de sangre para medir las concentraciones de cortisol / glucosa en tres puntos de tiempo: directamente después del examen físico; directamente después de la sedación; y 10 minutos después de la sedación. Después de la segunda muestra de sangre se realizó una prueba intradérmica limitada. En las visitas también se registró la confianza alta / baja en que se administró la gabapentina. También se obtuvo una encuesta de evaluación del propietario no cegada donde documentaba los niveles de estrés en sus gatos.
  • Las concentraciones medias de cortisol se calcularon como 0,30 ?g / dl más bajas en el grupo de gabapentina, pero no fueron estadísticamente significativas. Las concentraciones medias de glucosa se calcularon como 18 mg / dl más altas en el grupo de gabapentina. La gabapentina no tuvo ningún efecto negativo en las lecturas de histamina intradérmica. Se pudo identificar la administración correcta de gabapentina en 14/16 gatos. Los propietarios no cegados (n = 14/16) creían que sus gatos estaban menos estresados ??cuando se les administró gabapentina.
  • En este estudio, la gabapentina no disminuyó las concentraciones de cortisol / glucosa de forma significativa. La evaluación de un estrés más bajo podría ser debido a un efecto sedante, en lugar de a la supresión del eje hipofisario-adrenocortical. Es poco probable que la administración de gabapentina previo a la cita altere las pruebas intradérmicas en la mayoría de los gatos. Este estudio respalda ciertos ensayos clínicos recientes que demuestran que la administración de gabapentina puede disminuir la evaluación del estrés en gatos por parte de los veterinarios / propietarios.

 

ABSTRACTS

Caracterización de la microbiota bacteriana ótica en perros con otitis externa comparada con la de perros sanos

Korbelik J, Singh A, Rousseau J, Weese JS.
Vet Dermatol. 2019 Mar 4

  • La otitis externa es una enfermedad multifactorial común en perros. En perros enfermos, parece que la diversidad de la microbiota cutánea tiende a disminuir. Sin embargo, poco se sabe sobre la microbiota del oído canino y cómo se altera por enfermedad.
  • El objetivo de este estudio es describir la microbiota bacteriana ótica en perros sanos y compararla con la de perros con otitis externa. Se recogieron muestras de 18 perros con pruebas clínicas y citológicas indicativas de otitis externa y ocho perros clínicamente normales sin evidencias citológicas de otitis externa. Se aisló el DNA de cada muestra y se realizó la secuenciación de la región hipervariable V4 de los amplicones del gen 16S rRNA.
  • Se identificaron bacterias de 27 filos diferentes. Las orejas afectadas mostraban una disminución significativa de la diversidad alfa (hábitat local) en comparación con las orejas sanas. La estructura de la comunidad bacteriana y las especies también diferían entre los dos grupos. Se identificaron 153 unidades taxonómicas operativas (OTU) que eran diferencialmente abundantes. Once OTUs estaban sobre representadas en los oídos afectados, incluyendo Staphylococcus, Pseudomonas y Parvimonas.
  • Los autores concluyen que la microbiota bacteriana ótica es mucho más compleja de lo que se había identificado en estudios previos basados ​​en cultivos. La otitis externa se acompaña de amplias y complejas diferencias en la microbiota

 

ABSTRACTS

Blefaritis en perros: una evaluación clínica en 102 perros

Weingart C, Kohn B, Siekierski M, Merle R, Linek M.
Vet Dermatol. 2019 Mar 4

  • La blefaritis es un hallazgo común en muchos perros con diversas enfermedades de la piel.
  • Los objetivos del estudio eran establecer una diferenciación de blefaritis canina frente a dermatitis periocular (POD), evaluar los hallazgos clínicos y las enfermedades subyacentes de la blefaritis y documentar los efectos de la blefaritis en la producción de lágrimas.
  • Se incluyeron 102 perros de propietarios particulares con signos clínicos de blefaritis y con un diagnóstico definitivo de la enfermedad cutánea. Se evaluaron prospectivamente los signos clínicos y las enfermedades subyacentes en perros con sólo blefaritis en comparación con perros con blefaritis y POD.
  • Los perros braquicefálicos fueron significativamente más propensos a presentar blefaritis que otras razas. Veinticinco perros tenían sólo blefaritis [tres perros (2,9%) sin y 22 perros (21,5%) con lesión cutánea más allá de la piel periocular]. Setenta y uno de 102 (69%) presentó POD además de blefaritis. En seis casos no fue posible una diferenciación entre blefaritis y POD. Las lesiones típicas incluyeron alopecia/hipotricosis (97%), eritema (93%), edema del párpado (50%) y costras (39,2%). La enfermedad alérgica de la piel (52%) fue la causa subyacente más común de la blefaritis, seguida de enfermedades infecciosas/parasitarias (21,5%), los trastornos autoinmunes (17,7%) y la neoplasia (4,9%). Cuatro perros no pudieron ser asignados a ninguno de estos grupos de enfermedades. Los perros diagnosticados de parasitismo siempre estuvieron acompañados de POD. Se detectó una reducción en la producción de lágrimas en diez de los 53 perros analizados (18,8%).
  • El estudio concluye que es rara la aparición de la blefaritis en ausencia de otras lesiones cutáneas. La causa subyacente más común de blefaritis es una dermatitis alérgica. En todos los casos de blefaritis se debería medir la producción de lágrimas
ABSTRACTS

Adenocarcinoma de la glándula apocrina del saco anal en gatos: 30 casos ( 1994-2015)

Amsellem PM, Cavanaugh RP, Chou PY, Bacon NJ, Schallberger SP, Farese JP, Kuntz CA, Liptak JM, Culp WTN, Robat CS, Powers BE
J Am Vet Med Assoc. 2019 Mar 15;254(6):716-722

  • El objetivo de este este estudio era describir la reseña, los signos clínicos, el comportamiento biológico y el resultado final en gatos con adenocarcinoma de la glándula apocrina del saco anal (AGASACA) que se sometieron a extirpación quirúrgica.
  • Se diseñó un estudio retrospectivo que incluyó 30 gatos de propietarios particulares. Se evaluaron las bases de datos de 13 Sociedades Veterinarias de Oncología Quirúrgica en busca de registros de gatos con diagnóstico histológico de AGASACA a los que se les practicó la extirpación del tumor. Para cada gato, se registró información sobre la reseña del animal, signos clínicos, resultados de pruebas de diagnóstico, tratamiento y resultado final. Se determinaron la mediana del tiempo hasta la recidiva local (TLR), el intervalo libre de enfermedad (DFI) y el tiempo de supervivencia y se evaluaron los factores asociados con TLR, DFI y el tiempo de supervivencia.
  • El signo clínico más frecuente en los gatos afectados fue la ulceración o secreción perineal. Once gatos desarrollaron recidiva local a una mediana de 96 días después de la extirpación del AGASACA. Los márgenes tumorales incompletos y una puntuación pleomórfica nuclear alta fueron factores de riesgo para la recidiva local. La puntuación pleomórfica nuclear se asoció negativamente con la DFI. La recurrencia local y una alta puntuación pleomórfica nuclear fueron factores de riesgo de muerte. La DFI mediana y el tiempo de supervivencia fueron de 234 y 260 días, respectivamente.
  • En base a estos resultados, se propone que, en gatos, la ulceración o secreción perineal debe generar sospecha de AGASACA y se debería proceder a realizar exámenes precoces del saco anal y del recto. La recurrencia local fue el efecto limitante de la vida más común en gatos que se sometieron a cirugía para el tratamiento de AGASACA, lo que sugiere que se deben extirpar amplios márgenes siempre que sea posible durante la cirugía de AGASACA. La eficacia de la quimioterapia y la radioterapia para el tratamiento de gatos con AGASACA requiere todavía de más investigación adicional
ABSTRACTS

Prevalencia de la colonización por especies de Estafilococos en gatos sanos y enfermos

Bierowiec K, Korzeniowska-Kowal A, Wzorek A, Rypuła K, Gamian .
Biomed Res Int. 2019 Jan 20;2019

  • El estafilococo es uno de los géneros de bacterias oportunistas más frecuentemente aislados en animales y seres humanos. Los estafilococos en los mamíferos habitan principalmente en la piel y las membranas mucosas. 
  • Los objetivos de este estudio fueron investigar la distribución de especies de estafilococos en gatos sanos y enfermos para encontrar marcadores de diagnóstico. También se exploraron los factores de riesgo que pudieran estar asociados a la colonización. Se identificaron aislamientos de gatos sanos (n = 520) y enfermos (n = 67) a nivel de especie utilizando el sistema de identificación microbiana MALDI-TOF MS. Se investigaron hisopos de sacos conjuntivales, fosas nasales, piel, ano y heridas.
  • La diversidad de las especies de Staphylococcus fue alta: en gatos sanos y enfermos se aislaron 26 y 17 especies, respectivamente, predominando los estafilococos coagulasa negativos (CoNS). Los observados con mayor frecuencia fueron S. felis y S. epidermidis en gatos sanos, mientras que, en animales enfermos, se encontraron con mayor frecuencia S. felis y S. haemolyticus. Las cepas de S. aureus solo se aislaron de gatos sanos, mientras que el único Estafilococo coagulasa positivo (CoPS) ​​que se aisló en el grupo de gatos enfermos fue S. pseudintermedius. Los enfermos, estaban colonizados con S. pseudintermedius y S. haemolyticus más frecuentemente que los animales sanos, y la relación fue estadísticamente significativa. 
  • En este estudio, independientemente del estado de salud de los gatos, se aislaron especies similares de estafilococos, por lo que se debería prestar especial atención en la interpretación de los resultados de un informe de diagnóstico microbiológico
ABSTRACTS

Evaluación crítica del tratamiento más efectivo y seguro para la demodicosis generalizada canina

Perego R, Spada E, Foppa C, Proverbio D.
BMC Vet Res. 2019 Jan 7;15(1):17

  • La demodicosis generalizada canina es una enfermedad inflamatoria parasitaria de la piel causada por una proliferación excesiva de Demodex spp., y que en su presentación grave, puede ser mortal si no se trata adecuadamente. Muchas de las opciones de tratamiento actuales no tienen licencia para el tratamiento de la demodicosis generalizada, tienen un margen de seguridad bajo y pueden ser poco eficaces y consumir mucho tiempo para el propietario. Debería existir un tratamiento seguro y eficaz para la demodicosis canina. Este trabajo consiste en una revisión sistemática de la literatura para determinar la terapia tópica o sistémica más efectiva y segura para la demodicosis generalizada canina. No se revisaron los informes de casos individuales y las series de casos con menos de cinco pacientes, ya que se consideraron evidencias de mala calidad. Se identificaron 21 ensayos clínicos relevantes que se evaluaron de forma crítica.
  • A 5 de Marzo del 2018, el análisis de la mejor evidencia disponible sugiere que los tratamientos más efectivos y seguros para la demodicosis canina generalizada son seis, que incluyen (en orden alfabético): doramectina (oral o parenteral); fluralaner (oral); imidacloprid / moxidectina (tópica); ivermectina (oral, no como tratamiento de primera elección); oxima de milbemicina (oral); y sarolaner (oral). No hubo evidencias suficientes para emitir comentarios sobre la idoneidad de otros protocolos de tratamiento para la demodicosis generalizada canina en este estudio
  • En esta evaluación crítica de la mejor literatura científica, existe evidencia para recomendar el uso de estas 6 opciones terapéuticas contra la sarna demodécica. Serían necesarios ciertos ensayos clínicos controlados, aleatorizados y ciegos, para evaluar nuevas terapias.
ABSTRACTS

Eficacia de la administración tópica de fluralaner o una combinación de imidacloprid y moxidectina en perros con demodicosis generalizada.

Fourie JJ, Meyer L, Thomas E.
Parasit Vectors. 2019 Jan 25;12(1):59

  • La demodicosis canina se clasifica como localizada o generalizada según la extensión de la enfermedad. La demodicosis generalizada crónica es una enfermedad cutánea difícil de tratar con poca probabilidad de resolverse sin terapia. En este estudio se comparó la eficacia de dos medicamentos tópicos spot-on, fluralaner o una combinación de imidacloprid y moxidectina, contra la demodicosis generalizada adquirida de forma natural en perros.
  • Se incluyeron 16 perros con demodicosis generalizada adquirida naturalmente que se asignaron al azar a 1 de los 2 grupos de estudio que consistían en 8 perros cada uno. En el día 0, los perros del grupo 1 se trataron una vez con una solución de fluralaner spot-on. Los perros del grupo 2 fueron tratados con la solución de imidacloprid / moxidectin spot-on en 3 ocasiones (días 0, 28 y 56) o semanalmente en casos graves. Antes del tratamiento, y en intervalos de 28 días durante un período de 12 semanas, se contaron los ácaros en raspados de piel y se valoraron las lesiones demodécticas en cada perro. Los raspados profundos de la piel se realizaron de los mismos 5 sitios, en cada perro, en cada examen.
  • Después de la administración de fluralaner, la eficacia miticida fue de 99.7% en el día 28, > 99.9% en el día 56 y 100% en el día 84. La eficacia en perros tratados tópicamente con la combinación de imidacloprid y moxidectina fue de 9.8% en el día 28, 45.4% en el día 56 y 0% en el día 84, y fue significativamente (P <0.01) más bajo que el grupo tratado con fluralaner en cada punto de tiempo posterior al tratamiento.
  • Los autores concluyen que una sola administración tópica de fluralaner eliminó los ácaros Demodex spp en perros con demodicosis generalizada. El tratamiento tópico de la combinación de imidacloprid / moxidectina administrado 3 veces a intervalos de 28 días, o incluso con mayor frecuencia, no eliminó los ácaros de la mayoría de los perros tratados.
ABSTRACTS

Efecto antiprurítico de la capsaicina tópica en el prurito inducido por histamina en la piel canina

Bae S, Yu J, Jeong H, Oh T.
Pol J Vet Sci. 2018 Dec;21(4):789-796

  • Varios estudios en humanos han reportado que la capsaicina tiene efectos antipruríticos. Además, se han usado diversas concentraciones de capsaicina tópica para aliviar el picor. El objetivo de este estudio fue investigar el efecto antiprurítico de la capsaicina contra el prurito inducido por histamina en comparación con el efecto del esteroide tópico o del vehículo en 15 beagles sanos. Los 15 perros se dividieron en tres grupos (n = 5 cada uno) y se trataron tópicamente en el lado izquierdo del cuello con uno de los siguientes: capsaicina, control positivo (esteroide) o control negativo (vehículo). Cada tratamiento se realizó dos veces al día durante 8 días. A todos los perros se les inyectó histamina por vía intradérmica antes del tratamiento y en los días 2, 4, 6 y 8 del tratamiento para provocar picor. En cada evaluación se valoró la intensidad del prurito, la roncha y el eritema; También se registró la temperatura cutánea. El último día, se realizó una biopsia de piel en todos los perros para la evaluación histopatológica.
  • En el día 8, la gravedad del prurito fue menor en el grupo tratado con capsaicina en comparación con el grupo control negativo (p<0.05). En los grupos de capsaicina y esteroides, el tamaño de las ronchas, el índice de eritema y la temperatura cutánea también eran menores en comparación con antes del tratamiento. La evaluación histopatológica mostró que el grupo tratado con capsaicina tenía un mayor número de células inflamatorias en la dermis en comparación con el grupo de control con vehículo y el grupo tratado con esteroides mostró reacciones inflamatorias menos graves que el grupo de control con vehículo.
  • Estos resultados sugieren que la capsaicina no puede reducir la inflamación, pero puede jugar un papel útil en la reducción del prurito en perros.