Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Endocrinología

ABSTRACTS

Manejo anestésico y complicaciones de las adrenalectomías: 41 casos (2007-2017)

Acta Vet Hung. 2019 Jun;67(2):282-295
Merlin T, Veres-Nyéki K.

  • Actualmente existe poca información disponible sobre el manejo de las adrenalectomías en el campo de la anestesia veterinaria.
  • El objetivo de este estudio retrospectivo fue describir las técnicas anestésicas, la tasa de complicaciones y el resultado de una serie de casos. Los datos fueron recogidos de los registros de los pacientes en la base de datos del Royal Veterinary College inglés.  Se incluyeron 41 casos.
  • La edad media fue de 124.7 ± 29.4 meses y la mediana del peso corporal fue de 23.1 kg (5.3-69 kg). El diagnóstico más común fue el carcinoma (34,1%). El uso más común para la premedicación (70.7%) fue con metadona sola IV, mientras que el agente de inducción más común (39%) fue el propofol. Las técnicas analgésicas más comunes fueron una infusión de opioides (80.4%) y una inyección epidural de morfina (70.7%). La hipotensión fue la complicación observada más común (51,2%). La tasa de mortalidad fue del 14,6%. La temperatura esofágica más baja registrada se asoció estadísticamente con la incidencia de hemorragia (P = 0.025). La invasión por parte del tumor de la vena cava (P = 0.001) se asoció significativamente con complicaciones hemorrágicas. La tasa de supervivencia fue superior cuando los pacientes recibieron hidrocortisona intraoperatoriamente (P = 0.026).
  • En este estudio se destaca alguna posible asociación existente entre el manejo anestésico y el resultado final del procedimiento quirúrgico.
ABSTRACTS

Seguridad de la aspiración percutánea con aguja fina eco-guiada de las lesiones de la glándula suprarrenal: Percepción de procedimiento por los radiólogos y presentación de 50 casos

Pey P, Diana A, Rossi F, Mortier J, Kafka U, Veraa S, Groth A, MacLellan M, Marin C, Fracassi F.
J Vet Intern Med. 2020 Mar 11.

  • La aspiración percutánea con aguja fina (FNA) eco-guiada de las lesiones de la glándula suprarrenal es una situación controvertida en medicina veterinaria.
  • El objetivo de este estudio retrospectivo era evaluar la percepción y la frecuencia del riesgo de este procedimiento por parte de los radiólogos y determinar la incidencia de complicaciones. Se realizó una primera encuesta online a todos los radiólogos diplomados europeos y americanos y una segunda encuesta a los radiólogos que declararon haber realizado el procedimiento al menos una vez en su carrera.
  • La primera encuesta se envió a 977 diplomados y fue respondida por 138. De los 138 diplomados, 40 realizaban el procedimiento y 98 no; 44 de los 98 dieron el riesgo de crisis hipertensiva en feocromocitoma como una razón para no realizarlo. A la segunda encuesta, 12 de 65 respondieron positivamente. En total se evaluaron 50 perros con 58 lesiones, que incluyeron 23 feocromocitomas. Se reportaron complicaciones en 4/50 perros; 3 hemorragias (1 leve y 1 moderada) y 1 muerte por síndrome de dificultad respiratoria aguda (posiblemente relacionado con parálisis laríngea). No se informaron crisis hipertensivas. No hubo relación entre el método de FNA / tipo de aguja utilizada y la aparición de complicaciones. Según lo reportado por los 65 radiólogos, que habían realizado aproximadamente 200 FNA de lesiones suprarrenales, se estimó una tasa de mortalidad de aproximadamente el 1%.
  • Los autores concluyen que la FNA percutánea eco-guiada de lesiones suprarrenales puede considerarse un procedimiento de riesgo mínimo, a pesar de la percepción negativa que asumen los radiólogos
ABSTRACTS

Resultados en perros con tumores funcionales del tiroides tratados únicamente con escisión quirúrgica

Frederick AN, Pardo AD, Schmiedt CW, Hinson WD, Youk AO, Urie BK.
J Am Vet Med Assoc. 2020 Feb 15;256(4):444-448

  • El objetivo del estudio era describir los hallazgos clínicos y los tiempos de supervivencia en perros con tumores tiroideos funcionales tratados únicamente con cirugía e investigar posibles factores pronósticos en el resultado en estos pacientes.
  • Se revisaron los registros médicos de 9 centros veterinarios para identificar perros con hipertiroidismo secundario a neoplasia tiroidea que fueron tratados únicamente con cirugía entre 2005 y 2015.  Se identificaron 27 perros en 8 de los 9 centros. Se recopilaron datos sobre la reseña del animal, hallazgos en el examen físico y hematológico, resultados de estadificación del tumor, tiempo desde el diagnóstico hasta el tratamiento, procedimiento quirúrgico realizado, hallazgos histológicos, evidencia de recurrencia o enfermedad metastásica, y fecha de muerte o del último seguimiento. Se evaluaron la mediana del tiempo de supervivencia y las tasas de supervivencia a 1, 2 y 3 años, así como las asociaciones entre las variables de interés y el resultado de la muerte.
  • La mediana de edad al diagnóstico fue de 10 años (rango, 8 a 13 años). Golden Retrievers y Labrador Retrievers fueron las razas más comunes (5 perros cada uno). La poliuria con polidipsia (15/27 [56%]) y pérdida de peso (12 [44%]) fueron los signos clínicos más comunes; 2 perros sin signos clínicos tenían hipertiroidismo que se detectó por análisis hematológicos de rutina. Un perro tenía enfermedad metastásica en el momento del diagnóstico. La mayoría de los tumores (23/27 [85%]) eran malignos. El tiempo medio de supervivencia estimado fue de 1.072 días. No se identificaron factores pronósticos significativos.
  • Los perros con tumores tiroideos funcionales resecables evaluados en este estudio, tuvieron un buen pronóstico con únicamente la escisión quirúrgica. Los tiempos de supervivencia para estos perros fueron similares a los reportados en estudios previos que incluyen perros con tumores tiroideos no funcionales.
ABSTRACTS

Efectos de los signos clínicos, endocrinopatías, momento de la cirugía, hiperlipidemia e hiperbilirrubinemia en el resultado final en perros con mucocele de la vesícula biliar

Jaffey JA, Pavlick M, Webster CR, Moore GE, McDaniel KA, Blois SL, Brand EM, Reich CF, Motschenbacher L, Hostnik ET, Su D, Lidbury JA, Raab O, Carr SV, Mabry KE, Fox-Alvarez W, Townsend S, Palermo S, Nakazono Y, Ohno K, VanEerde E, Fieten H, Hulsman AH, C
Vet J. 2019 Sep;251

  • El mucocele de la vesícula biliar (GBM) es un síndrome biliar extrahepático común en perros con tasas de mortalidad que oscilan entre el 7 y el 45%.
  • El objetivo de este estudio fue identificar la asociación entre la supervivencia y algunas variables que podrían utilizarse para mejorar las decisiones clínicas.
  • Se planteó un estudio retrospectivo donde se incluyeron un total de 1194 perros con un diagnóstico macroscópico e histopatológico de GBM de 41 hospitales de referencia veterinaria.
  • Los perros con GBM que mostraron signos clínicos anormales tenían probabilidades significativamente mayores de muerte que los perros subclínicos (OR, 4.2; IC 95%, 2.14-8.23; P <0.001). La detección de ictericia por el propietario (OR, 2.12; IC del 95%, 1.19-3.77; P = 0.011), hiperadrenocorticismo concurrente (OR 1.94; IC del 95%, 1.08-3.47; P = 0.026), y la raza Pomerania (OR, 2.46; IC del 95%: 1.10-5.50; P = 0.029) se asociaron con mayores probabilidades de muerte, mientras que el vómito se asoció con una menor probabilidad de muerte (OR, 0.48; IC del 95%, 0.30-0.72; P = 0.001). La concentración de bilirrubina total en suero o plasma (OR, 1.03; IC del 95%, 1.01-1.04; P <0.001) y la edad (OR, 1.17; IC del 95%, 1.08-1.26; P <0.001), se asociaron con mayores probabilidades de muerte. La utilidad clínica de la concentración total de bilirrubina en suero o plasma como biomarcador para predecir la muerte no fue apropiada, con una sensibilidad de 0.61 (IC 95%, 0.54-0.69) y una especificidad de 0.63 (IC 95%, 0.59-0.66).
  • En este estudio se identifican varias variables de pronóstico en perros con GBM, incluida la concentración total de bilirrubina en suero o plasma, edad, signos clínicos, hiperadrenocorticismo concurrente y la raza Pomerania. La presencia de hipotiroidismo o diabetes mellitus no afectó al resultado en este estudio.
ABSTRACTS

Hallazgos clínicos y clínico-patológicos en perros con hiperadrenocorticismo espontáneo canino no complicado diagnósticado en clínicas de atención primaria (2013-2014)

Bennaim M, Centola S, Ramsey I, Seth M.
J Am Anim Hosp Assoc. 2019 Jul/Aug;55(4):178-186

El objetivo de este estudio fue informar anormalidades clínicas y clínico-patológicas en el hiperadrenocorticismo espontáneo canino (HAC) y evaluar la relación entre el tamaño de los perros y esas anormalidades.

A unos cuantos veterinarios de atención primaria se les proporcionó un cuestionario para recopilar información sobre los casos diagnosticados con HAC canino espontáneo. Los criterios de inclusión fueron una prueba de estimulación de ACTH y / o una prueba de supresión de dexametasona a dosis bajas compatible con HAC. Los criterios de exclusión incluyeron enfermedades sistémicas concurrentes, cualquier signo clínico no asociado típicamente con HAC, una ratio cortisol:creatinina en orina dentro del intervalo de referencia, administración de esteroides durante los 3 meses previos al diagnóstico, tratamiento con cualquier fármaco que produzca signos clínicos de HAC, y tratamiento para HAC canino espontáneo en curso. Se identificaron 72 casos

  • Las prevalencias de varios signos clínicos fueron muy similares a los ya reportadas históricamente. No se identificó asociación entre el peso del paciente y los signos clínicos. El recuento de plaquetas se correlacionó negativamente con el peso (P = .005, r2 = 0.3). Las actividades de alanina aminotransferasa (P = .016, r2 = 0.17) y fosfatasa alcalina (P = .05, r2 = 0.0014) se correlacionaron positivamente con la relación de los signos clínicos.
  • En este grupo de perros, los signos clínicos no fueron significativamente diferentes entre perros ≤20 kg y perros> 20 kg. Las prevalencias de varios hallazgos clínicos parecen ser similares a las reportadas históricamente. Los perros con más signos clínicos tienden a tener mayores actividades de alanina aminotransferasa y fosfatasa alcalina.
ABSTRACTS

Administración de Insulina Lispro junto a electrolitos para el tratamiento de la cetoacidosis diabética en gatos

Anderson JD, Rondeau DA, Hess RS.
J Vet Intern Med. 2019 Jul;33(4):1593-1601

  • Actualmente faltan protocolos para la corrección de deficiencias de electrolitos en gatos con cetoacidosis diabética (CAD) y no existen datos acerca de la infusión intravenosa a ritmo continuo (Intravenous continuous rate infusion IVCRI) de lispro a una dosis inicial de 0.09 U / kg / h y el uso de cloruro de sodio al 0.9% (NaCl) para la reanimación con fluidos en gatos con CAD.
  • El objetivo del estudio era caracterizar el uso de IVCRI de lispro a una dosis inicial de 0.09 U / kg / h y el uso de NaCl para la reanimación, y al mismo tiempo explorar protocolos para la suplementación de electrolitos en gatos con CAD.
  • Se seleccionaron 12 gatos con CAD de una población de gatos de un hospital universitario para un estudio aleatorizado, controlado, y ciego. Se asignaron al azar 6 gatos a cada grupo, un grupo de tratamiento con insulina lispro (LITG) y un grupo de tratamiento con insulina regular (RITG). Todos los gatos recibieron reanimación con fluidos en IVCRI con NaCl. Para tratar las deficiencias de electrolitos, se utilizaron soluciones con concentraciones de electrolitos superiores a las publicadas en reportes anteriores.
  • La mediana del tiempo hasta alcanzar la concentración de glucosa en sangre (BG) <250 mg / dL fue significativamente menor en los gatos del grupo LITG (mediana de 7 horas, 2-10 horas) que el RITG (mediana de 12.5 horas, 8-20 horas; P = .02 ) Dos gatos tenían hipoglucemia no clínica (BG = 40 mg / dL). El cambio más rápido en 157 mediciones de las concentraciones de sodio corregido fue de 0.7 mmol / L / h. Las concentraciones bajas de sodio, potasio, fósforo y magnesio en suero fueron más de 3 veces más comunes que las concentraciones de estos electrolitos por encima de lo normal, a pesar de la suplementación con fluidos con altas concentraciones de electrolitos.
  • Los autores concluyen que la administración de Lispro en una dosis inicial de 0.09 U / kg / h junto a NaCl administrado para reanimación con fluidos son seguros y efectivos para el tratamiento de CAD en gatos.
ABSTRACTS

Actividad de la renina plasmática y la concentración de aldosterona en plasma en perros con shunts portosistémicos adquiridos

Sakamoto Y, Sakai M, Sato K, Watari T.
J Vet Intern Med. 2019 Nov 14.

  • En humanos con hipertensión portal (HP) asociada a enfermedad hepática se activa el sistema renina-angiotensina-aldosterona (RAAS). Sin embargo, la participación del RAAS en perros con HP intrahepática no está clara.
  • El objetivo de este estudio retrospectivo era medir la actividad de la renina plasmática (ARP) y la concentración de aldosterona en plasma (PAC) en perros con HP (hepatitis crónica [CH] e hipoplasia primaria de la vena porta [PHPV]), perros con shunt portosistémico congénito extrahepático (EH-CPSS), y perros sanos y para determinar si el RAAS está activado en perros con HP. Se incluyeron 27 perros con shunts portosistémicos adquiridos (APSC; 15 perros con CH, 12 perros con PHPV), 9 perros con EH-CPSS y 10 perros sanos.
  • La actividad de renina en plasma fue significativamente mayor en el grupo CH (mediana, 4.4 ng / mL / h) que en el grupo con EH-CPSS (mediana, 1.0 ng / mL / h; P <.01) y el sano (mediana, 1.1 ng / ml / h; P <.01) grupos. No se encontraron diferencias significativas entre el grupo de PHPV (mediana, 2.2 ng / mL / h) y otros grupos. La concentración de aldosterona en plasma fue significativamente mayor en los grupos CH (mediana, 111.0 pg / ml) y PHPV (mediana, 89.5 pg / ml) que en los grupos EH-CPSS (mediana, 1.0 pg / ml; P <.001, P <. 01, respectivamente) y grupos sanos (mediana, 14.5 pg / mL; P <.001, P <.05, respectivamente).
  • En base a estos resultados, los autores sugieren que la activación del RAAS contribuye a la fisiopatología de la HP intrahepática en perros, lo que sugeriría que la espironolactona, no solo puede ser eficaz para el tratamiento de la ascitis, sino también para la supresión de la HP intrahepática.
ABSTRACTS

Complicaciones y resultados asociados a la tiroidectomía unilateral con un tumor tiroideo de ocurrencia natural en perros: 156 casos (2003-2015)

J Am Vet Med Assoc. 2019 Oct 15;255(8):926-932
Reagan JK, Selmic LE, Fallon C, Sutton B, Lafferty M, Ben-Aderet D, Culp WTN, Liptak JM, Duffy D, Simons M, Boston S, Lana S.

  • El objetivo del estudio era describir las complicaciones y los resultados en los perros sometidos a tiroidectomía unilateral para el tratamiento de tumores de tiroides.
  • En un estudio retrospectivo multiinstitucional se incluyeron 156 perros sometidos a tiroidectomía unilateral por un tumor tiroideo de ocurrencia natural en el periodo 2003 a 2015. La información recogida para cada perro, de los historiales médicos incluyó complicaciones perioperatorias, resultados a corto plazo (supervivencia hasta el alta hospitalaria versus no supervivencia) y resultados a largo plazo (tiempo de supervivencia).
  • En 31 de los 156 perros (19,9%) se produjeron complicaciones en el período perioperatorio. La hemorragia fue la complicación intraoperatoria más frecuente (12 [7.7%] perros). Cinco de 156 (3.2%) de estos 12 perros con hemorragia intraoperatoria recibieron una transfusión de sangre. Inmediatamente después de la cirugía, la complicación más común fue la neumonía por aspiración (5 [3.2%] perros). Ciento cincuenta y tres de 156 (98.1%) perros que se sometieron a tiroidectomía unilateral sobrevivieron hasta ser dados de alta del hospital. Ciento trece perros se perdieron en el seguimiento. A partir de los datos disponibles, la mediana del tiempo de supervivencia fue de 911 días (intervalo de confianza del 95%, 704 a 1.466 días).
  • Los resultados de este estudio indican que la tiroidectomía unilateral en perros con un tumor tiroideo natural se asocia con una tasa de mortalidad perioperatoria del 1,9% y una tasa de complicaciones del 19,9%. La hemorragia y la neumonía por aspiración fueron las complicaciones más comunes. No es raro que los perros sometidos a tiroidectomía unilateral para el tratamiento de tumores de tiroides muestren un buena supervivencia a largo plazo.
ABSTRACTS

Efectos de la adición de glucosa a muestras de orina en la gravedad específica de la orina en perros y gatos

Behrend EN, Botsford AN, Mueller SA, Hofmeister EH, Lee HP.
Am J Vet Res. 2019 Oct;80(10):907-911

  • El objetivo de este estudio fue evaluar los efectos de la adición de glucosa a la orina de perros y gatos en la gravedad específica de la orina (USG) y determinar si la glucosuria afecta la evaluación de la capacidad de concentración renal.
  • Se seleccionaron muestras de orina de 102 perros y 59 gatos.  Se creó un pool de orinas para cada especie para crear muestras de diferentes USGs. Se añadió glucosa a una alícuota de cada pool (concentración final de 2.400 mg/dl) y luego se hicieron diluciones seriadas de cada pool. Se midió la USG en todas las muestras. La diferencia en la USG atribuible a la adición de glucosa se calculó restando la USG de la muestra no alterada (con glucosa) de la USG de la muestra después de la adición de glucosa.
  • La adición de glucosa a las muestras de orina aumentó la USG. Hubo una relación significativa entre la USG de la muestra no diluida y las diferencias en la USG cuando se agregaba glucosa para obtener concentraciones de 300, 600, 1,200 y 2,400 mg / dL en orina canina y concentraciones de 600, 1,200 y 2,400 mg / dL en orina felina Cuanto más concentrada era la orina antes de la adición de glucosa, menos cambio hubo en la USG. Los cambios en la USG atribuibles a la adición de glucosa no fueron clínicamente importantes.
  • En base a estos datos, se concluye que una glucosuria sustancial produce unas alteraciones mínimas en la gravedad específica de las muestras de orina canina y felina. Por lo tanto, la USG se puede usar para evaluar la capacidad de concentración renal, incluso en muestras con glucosuria. 
ABSTRACTS

Suplementación con levotiroxina en perras hipotiroideas durante el embarazo

Cecere J, Purswell B, Panciera D.
Theriogenology. 2019 Sep 23;142:48-53

  • El hipotiroidismo es la enfermedad endocrina más común en perros y se ha demostrado que, en muchas razas, es de naturaleza hereditaria. Estudios previos en perras con hipotiroidismo inducido experimentalmente han documentado una disminución de la fertilidad, disminución de la viabilidad de los cachorros al nacer, aumento de la mortalidad periparto y reducción del peso al nacer en los cachorros nacidos de perras hipotiroideas. En medicina humana, las mujeres hipotiroideas tienen una mayor demanda de tiroxina exógena durante la gestación para mantener concentraciones plasmáticas de hormonas tiroideas normales y producir niños neuropsicológicamente normales.
  • Este estudio se realizó para determinar si, durante el embarazo en perras, hay una necesidad similar a humanos de aumentar las dosis de levotiroxina para mantener un estado eutiroideo.
  • Se obtuvieron muestras sanguíneas de seis perras con hipotiroidismo inducido experimentalmente que estaban recibiendo terapia estándar de reemplazo de hormona tiroidea y de cuatro perras control eutiroideas. Las pruebas de función tiroidea realizadas en estas muestras incluyeron medición de tiroxina total (T4), T4 libre (fT4), hormona estimulante de la tiroides (TSH) y 3,5,3'-triyodotironina (T3 que se midieron desde la ovulación hasta el final del embarazo.
  • Todas las perras engendraron camadas normales. Las perras eutiroideas no tuvieron alteraciones significativas en sus concentraciones hormonales durante el embarazo. Ninguna de las perras hipotiroideas con tratamiento tuvo signos clínicos de hipotiroidismo durante todo el estudio. En las perras con tratamiento, las concentraciones séricas de T4 y fT4 estuvieron elevadas en múltiples puntos durante la gestación en comparación con la ovulación.
  • Los resultados de este estudio indican que la suplementación estándar con levotiroxina es adecuada para mantener un estado eutiroideo durante el embarazo en perras con hipotiroidismo inducido experimentalmente. Además, en perros eutiroideos, no se encontró ninguna evidencia de que los perfiles de hormonas tiroideas se alteren durante la gestación.