Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Endocrinología

ABSTRACTS

Prioridades en el tratamiento y seguimiento de los gatos diabéticos desde el punto de vista de los propietarios.

Albuquerque CS, Bauman BL, Rzeznitzeck J, Caney SM, Gunn-Moore DA.
J Feline Med Surg. 2020 Jun;22(6):506-513

  • Los objetivos de este estudio eran evaluar las percepciones y prioridades de los propietarios sobre el tratamiento y seguimiento de la diabetes mellitus (DM) felina; la efectividad percibida de la comunicación entre veterinarios y clientes en relación con el manejo de la enfermedad; y el impacto que la DM tiene en la vida cotidiana de los propietarios y en los vínculos entre humanos y mascotas. 
  • Se invitó a los propietarios de gatos con DM a rellenar un cuestionario inicial, y luego un segundo cuestionario adaptado que estaban disponibles en vetprofessionals.com.
  • Se completaron un total de 748 cuestionarios. En el momento del diagnóstico, menos de la mitad de los veterinarios hablaron de cómo reconocer una diabetes inestable (46%) o de la monitorización de la glucemia en casa (40%). Los propietarios se mostraron decepcionados porque no se habló de la importancia de la dieta en la remisión/estabilización de la diabetes ni de la monitorización de la glucemia en casa. Sólo el 49% de los encuestados fueron supervisados por un veterinario/enfermera veterinaria durante la primera aplicación e inyección de la insulina a su gato. Los sitios web/foros on line que los propietarios encontraron fueron los más útiles a la hora de aprender sobre la diabetes de su gato (el 76% estuvo de acuerdo). Más de un tercio de los gatos (39%) no fueron alimentados con una dieta "diabética" pero, sorprendentemente, el 71% de los propietarios utilizaron la monitorización de la glucemia en casa. Las preocupaciones iniciales sobre los costes, el cuidado, el efecto en su vida diaria y el potencial impacto negativo en el vínculo humano-mascota se redujeron significativamente después de iniciar el tratamiento (P <0,0001). 
  • El cuidado de un gato diabético requiere un compromiso significativo por parte del propietario, además del apoyo del equipo veterinario para el propietario y su gato. Es difícil discutir todos los aspectos de esta compleja enfermedad con el propietario en una sola consulta; por lo tanto, es importante involucrar a todo el equipo veterinario en la educación del propietario y proporcionarle material informativo (por ejemplo, sitios web útiles, folletos). Entender las prioridades y los miedos de los propietarios, y qué métodos de seguimiento han ayudado a otros propietarios, es primordial para lograr el cumplimiento y la satisfacción del propietario, y así mejorar la salud y el bienestar de los gatos diabéticos. 
ABSTRACTS

Estudio retrospectivo de tumores suprarrenales secretores de aldosterona y progesterona en 10 gatos.

Harro CC, Refsal KR, Shaw N, Alston SM, Folger W, Gross C, Cousins WM, Monahan CF, Mazaki-Tovi M, Langlois DK.
J Vet Intern Med. 2021 Sep 2

  • El hiperaldosteronismo primario causado por una neoplasia suprarrenal está bien descrito en gatos. En un subgrupo de los gatos afectados por hiperaldosteronismo primario se producen múltiples anomalías de los corticosteroides, pero sólo existen varios informes de casos sobre las características de este síndrome
  • El objetivo del estudio era describir una serie de gatos con tumores suprarrenales que secretan aldosterona y corticosteroides adicionales. Se incluyeron 10 gatos con múltiples tumores adrenocorticales secretores de corticoides.

Se llevó a cabo un aserie de casos de naturaleza retrospectiva donde se recogieron los informes médicos de gatos con tumores suprarrenales que secretaban tanto aldosterona como progesterona. De los informes médicos se registraron los datos relativos a los hallazgos históricos, las características clinicopatológicas, los tratamientos y los desenlaces.

  • Los 10 gatos tenían diabetes mellitus además de ciertas características bioquímicas de hiperaldosteronismo como hipocalemia. Se observaron concentraciones elevadas de corticosterona en los 3 gatos en los que se midió este corticosteroide. Los exámenes ecográficos revelaron tumores suprarrenales unilaterales en los 10 casos, y la glándula suprarrenal contralateral estaba atrofiada o no se identificó en 5 gatos. Tres de 4 gatos desarrollaron hipoadrenocorticismo después de la adrenalectomía quirúrgica. Tres gatos alcanzaron la remisión diabética después de la adrenalectomía. Dos gatos tratados con adrenalectomía sobrevivieron >1 año, 1 gato sobrevivió 6,5 meses, y 1 gato estaba vivo 5,5 meses después del diagnóstico. La supervivencia >1 año se produjo en 2 de 4 gatos tratados sólo con tratamiento médico. Dos gatos no fueron tratados.
  • En gatos con tumores suprarrenales secretores de aldosterona  se debería considerar la presencia de múltiples anomalías de corticosteroides, especialmente en aquellos con diabetes mellitus concurrente. Tanto el tratamiento quirúrgico como el médico pueden llevar a una supervivencia a largo plazo, aunque la remisión diabética se documentó sólo en los gatos a los que se les realizó una adrenalectomía.
ABSTRACTS

Asociación entre los resultados de la prueba de estimulación con ACTH y los signos clínicos en perros con hiperadrenocorticismo tratados con trilostano.

Wehner A, Glöckner S, Weiss B, Ballhausen D, Stockhaus C, Zablotski Y, Hartmann K.
Vet J. 2021 Aug 17;276:105740

  • El objetivo de este estudio era investigar la asociación entre los resultados de la prueba de estimulación con ACTH (ACTHST), y los signos clínicos más importantes, en perros tratados con trilostano. 
  • Se elaboró un cuestionario específico para la enfermedad, en que se incluyó la valoración del propietario sobre la polidipsia, la poliuria, la polifagia, el jadeo y la complacencia con el tratamiento. Se inscribieron prospectivamente 49 perros con HAC. Los perros se agruparon según las visitas de revisión que tuvieron (primera revisión, 710 días después del inicio del tratamiento o del cambio de la dosis de trilostano; segunda revisión, 4 semanas después de la primera revisión; tercera revisión, realizada a intervalos de 3-6 meses una vez que el perro estaba bien controlado). En las visitas de revisión, se registraron las respuestas al cuestionario del propietario, se realizó un ACTHST, y se midió la gravedad específica de la orina. Se evaluaron las diferencias entre los tres puntos temporales de las revisiones para comprobar las posibles asociaciones entre los resultados de la ACTHST y los signos clínicos. 
  • Hubo diferencias significativas entre las revisiones para el valor de cortisol estimulado (de la primera a la tercera revisión, p < 0,001; de la segunda a la tercera revisión, p < 0,01), la polidipsia (de la primera a la segunda revisión, p = 0,001), la poliuria (de la primera a la segunda revisión, p < 0,001; de la primera a la tercera revisión, p = 0,001) y la complacencia del propietario (de la primera a la segunda revisión, p < 0,001; de la primera a la tercera revisión, p < 0,001). No se identificó ninguna asociación significativa entre los resultados de la ACTHST y los signos clínicos. 
  • En este estudio no se pudieron predecir los signos clínicos de hiperadrenocorticismo en base a los resultados de la prueba de estimulación con ACTH.
ABSTRACTS

Hallazgos clínicos, manifestaciones neurológicas y supervivencia de perros con insulinoma: 116 casos (2009-2020).

Ryan D, Pérez-Accino J, Gonçalves R, Czopowicz M, Bertolani C, Tabar MD, Puig J, Ros C, Suñol A.
J Small Anim Pract. 2021 Jul;62(7):531-539.

  • El objetivo del estudio era revisar los hallazgos clínicos y el desenlace en perros diagnosticados de insulinoma, y evaluar qué factores podrían predecir la supervivencia global. Además, también se pretendía describir las manifestaciones neurológicas de esta población y su correlación con la supervivencia. 
  • Se realizó un estudio multicéntrico retrospectivo de los casos de insulinoma canino (2009 a 2020). La identificación, la historia clínica, la exploración neurológica, los hallazgos diagnósticos, el tratamiento y el desenlace se obtuvieron de los informes clínicos. Se incluyeron 116 casos entre todos los centros.
  •  La mediana de duración de los signos clínicos antes de la presentación fue de 1,5 meses. Los signos clínicos de presentación más comunes fueron la debilidad (59,5%), ataques epilépticos (33,6%) y cambios de conciencia o comportamiento (27,6%). En 3 perros hubo la sospecha de discinesia paroxística. Treinta y dos perros tenían un examen neurológico anormal, que mostraba con mayor frecuencia, un nivel reducido de conciencia con disminución de la capacidad de respuesta a los estímulos (entre el letargo y el estupor) (28,1%), disminución de los reflejos de retirada (21,9%) y ausencia de respuesta de amenaza (18,8%). La supervivencia global de los perros sometidos a cirugía (20 meses) fue significativamente mayor que en los tratados médicamente (8 meses; cociente de riesgo ajustado: 0,33; intervalo de confianza del 95%: 0,18, 0,59). La presencia de metástasis fue la única otra variable asociada al pronóstico (cociente de riesgo ajustado: 1,72; intervalo de confianza del 95%: 1,02, 2,91).
  • Los autores destacan que los signos clínicos del insulinoma canino son vagos e inespecíficos, siendo la debilidad, los ataques epilépticos y los cambios en la mentalidad o el comportamiento los más comúnmente reportados. Las principales manifestaciones neurológicas fueron la obturación mental y la neurolocalización en el cerebro anterior. Los perros sometidos a cirugía tuvieron una mayor supervivencia global en comparación con los casos tratados médicamente, y los perros con metástasis tuvieron una menor supervivencia global independientemente de la modalidad de tratamiento. Las anomalías en el examen neurológico no se correlacionaron con el pronóstico.
ABSTRACTS

Bienestar, calidad de vida, presencia de enfermedades concurrentes y tiempos de supervivencia en perros pastor alemán con enanismo tratados y no tratados.

Kitzmann S, Hartmann K, Zablotski Y, Rieger A, Mueller R, Wehner A.
PLoS One. 2021 Aug 9;16(8):e0255678

  • El enanismo hipofisario (EH) en los perros pastores alemanes es una endocrinopatía poco frecuente. La causa y la herencia de la enfermedad están bien caracterizadas, pero el tiempo de supervivencia global, la presencia de enfermedades concurrentes, la calidad de vida y la influencia de las diferentes opciones de tratamiento en esos parámetros aún no se han investigado bien. 
  • El objetivo de este estudio era obtener datos sobre el patrón de la enfermedad de los pastores alemanes con EH e investigar el impacto del tratamiento. 
  • Se incluyeron 47 perros con enanismo (presumiblemente EH) y 94 pastores alemanes no afectados que sirvieron de control. Los datos se recogieron a través de un cuestionario estandarizado, que cada propietario de un perro participante en el estudio había completado. Los perros con EH fueron agrupados en base a tres categorías de tratamiento: Grupo 1 (no tratado), grupo 2 (tratado con levotiroxina), grupo 3 (tratado con tiroxina y progestágenos o con hormona de crecimiento (GH)). 
  • Los perros tratados con tiroxina y progestágeno o GH eran significativamente más altos y pesados en comparación con todos los demás perros con EH. La calidad de vida fue mejor en los perros con EH tratados con tiroxina, y similar a la de los pastores alemanes no afectados. El tratamiento aumentó el tiempo de supervivencia en los perros con EH independientemente de la estrategia de tratamiento. Los perros que recibieron tiroxina y progestágenos o GH no desarrollaron enfermedad renal crónica. 
  • Los atores concluyen que los pastores alemanes con EH deberían ser tratados al menos por su hipotiroidismo secundario para aumentar el tiempo de supervivencia. El tratamiento adicional con progestágenos o GH mejora el tamaño corporal y parece proteger contra la aparición de la enfermedad renal crónica.
ABSTRACTS

Efecto a largo plazo del tratamiento repetido con acetato de deslorelina en perras para el control de la reproducción.

Sp B, J P, Mp K, Im R.
Theriogenology. 2021 Jul 26;173:73-82

  • Los análogos de la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH) de acción prolongada, se han utilizado fuera de etiqueta para suprimir el celo en perras predispuestas a los efectos secundarios de la esterilización.
  • En este estudio se evaluaron los datos sobre la salud de los últimos 12 años de perras sin tratamiento previo con progestágenos que recibieron acetato de deslorelina (DA) para suprimir el celo por primera vez antes de los 4,5 años de edad. La población del estudio incluyó 32 perras con propietario tratadas repetidamente con implantes de 4,7 mg o 9,4 mg de DA durante un periodo de 5,3 ± 3,4 años (rango 0,5-11,3 años). Mediante un cuestionario, se valoró la información de seguimiento relativa a los efectos secundarios inmediatos de la DA que se produjeron en los cinco meses siguientes al primer tratamiento con DA (n = 23), así como los efectos secundarios a largo plazo de la supresión gonadal sostenida que se produjeron después de cinco meses hasta tres años (n = 2), de tres años hasta cinco años (n = 2) o más de cinco años (n = 8).
  • El tratamiento se consideró exitoso, es decir, no se habían producido efectos secundarios importantes que requirieran tratamiento médico, en 26 de 32 (81 %) perras. En las seis perras restantes, los siguientes efectos secundarios importantes llevaron a la interrupción del tratamiento: incontinencia urinaria persistente (n = 1), celo inducido recurrente (n = 1), enfermedad uterina (n = 3) y/o tumor ovárico (n = 3). Las perras se recuperaron completamente tras la esterilización quirúrgica y/o la retirada del implante DA. Los efectos secundarios menores que no requirieron terapia ni afectaron al bienestar de los animales incluyeron cambios de peso corporal (n = 18), cambios sutiles de comportamiento (n = 13), celo inducido (n = 12), cambios en el pelaje (n = 11), pseudociesis (n = 6), incontinencia urinaria transitoria (n = 4), y/o engrosamiento temporal de la pared uterina con poco contenido anecogénico (n = 2).
  • Para valorar una posible relación causal entre los efectos secundarios adversos y el tratamiento con DA se deberían realizar otros estudios entre grupos de perras tratadas con GnRH, intactas y esterilizadas, de razas y edades similares. No obstante, la aplicación de DA antes de los 4,5 años de edad puede ser un medio para posponer la esterilización quirúrgica durante varios años en razas con alto riesgo de desarrollar incontinencia urinaria. Es importante que, antes de utilizar la DA en las perras, los propietarios deben estar completamente informados de los posibles efectos secundarios.
ABSTRACTS

Tratamiento del hipoadrenocorticismo en perros con dosis bajas de pivalato de desoxicorticosterona: Un ensayo clínico controlado y aleatorizado.

Vincent AM, Okonkowski LK, Brudvig JM, Refsal KR, Berghoff N, Olivier NB, Langlois DK.
J Vet Intern Med. 2021 Jul;35(4):1720-1728

  • El pivalato de desoxicorticosterona (DOCP) es el sustituto de mineralocorticoides que se utiliza habitualmente en perros con hipoadrenocorticismo primario (HA). Los protocolos de dosificación recomendados por el fabricante pueden llevar a unos precios prohibitivos y recientemente han aparecido informes que platean la preocupación de que estos protocolos puedan ser excesivos.
  • El objetivo de estudio era investigar la eficacia relativa y los efectos adversos de 2 dosis de DOCP en perros con HA primario con deficiencia en glucocorticoides y mineralocorticoides. 
  • Se planteó un estudio aleatorizado y controlado a doble ciego que incluyó 37 perros con HA primario recién diagnosticado y que fueron asignados al tratamiento con DOCP estándar (2,2 mg/kg q30d, población de control, n=18) o a dosis bajas (1,1 mg/kg q30d, población de prueba, n=19). Se valoraron variables clínicas y de laboratorio entre los 0 y 14 días y aproximadamente 30 días después de cada tratamiento con DOCP durante un periodo total 90 días. 
  • La proporción sodio/potasio media en las reevaluaciones fue ≥32 en ambas poblaciones durante todo el estudio. Ningún perro desarrolló anomalías electrolíticas que justificaran un tratamiento médico, aunque se produjo hipocalemia en al menos una ocasión en 9 controles y en 6 perros de la población de prueba. La gravedad específica de la orina (mediana, rango intercuartil) fue menor en los perros con dosis estándar (1,022, 1,016-1,029) en comparación con los perros de la población con dosis bajas (1,033, 1,023-1,039; P = 0,006). La actividad de la renina plasmática estaba claramente suprimida en 84 de 104 (80,8%) de las mediciones que se hicieron en los perros con dosis estándar, mientras que aumentó en 23 de 112 (20,5%) de las mediciones que se hicieron en los perros de la población con dosis bajas. 
  • En la mayoría de los perros de este estudio, los protocolos de dosis bajas de DOCP parecieron ser seguros y eficaces para el tratamiento del HA. Es más probable que los protocolos de dosis estándar puedan dar unos valores de pruebas bioquímicas evidentes de sobretratamiento.
ABSTRACTS

Eficacia de una formulación de fenofibrato micronizado y de nanocristales en el tratamiento de la hiperlipidemia en perros.

Munro MJL, Hulsebosch SE, Marks SL, Gilor C.
J Vet Intern Med. 2021 Jun 6.

  • En perros, son necesarias terapias farmacológicas seguras, eficaces y fácilmente disponibles para el tratamiento de la hiperlipidemia y sus complicaciones asociadas.
  • El objetivo el estudio era valorar la eficacia de una formulación micronizada de nanocristales de fenofibrato (Tricor®) en el tratamiento de la hiperlipidemia en perros.
  • Se incluyeron 10 perros con propietario con hiperlipidemia primaria (n = 7) y secundaria (n = 3). Todos los perros tenían hipertrigliceridemia inicial, y 3 perros también tenían hipercolesterolemia. Se realizó un ensayo prospectivo de escalada de dosis. Los perros fueron tratados con fenofibrato por vía oral una vez al día en hasta 3 ciclos de 21 días cada uno. La dosis de fenofibrato se aumentó al final de cada ciclo si la hipertrigliceridemia persistía y no se documentaban efectos adversos. De forma seriada, se realizaron análisis sanguíneos bioquímicos completos, y ratio proteína:creatinina en orina. Se compararon los parámetros iniciales (T0) con el momento de máxima reducción de las concentraciones de triglicéridos en suero (T1) y se informaron como mediana (rango).
  • Los triglicéridos se normalizaron en todos los perros (T0 = 662 mg/dL [189-2391]; T1 = 113 mg/dL [81-132]; P = 0,002). La dosis de fenofibrato en T1 fue de 6,4 mg/kg PO q24h (rango, 2,2-13,5). El momento de máxima reducción de las concentraciones de triglicéridos en suero (T1) se alcanzó a las 3 (n = 4), 6 (n = 4) y 9 (n = 2) semanas. Las concentraciones séricas de colesterol disminuyeron en 9 de 10 perros. Las únicas reacciones adversas informadas fueron un comportamiento más tranquilo y heces más duras en 1 perro. La administración de fenofibrato produjo una reducción significativa de la mediana de la actividad de la fosfatasa alcalina (P = 0,049).
  • En los perros de este estudio, la administración de Tricor durante 21 a 63 días, fue eficaz en el tratamiento de la hiperlipidemia primaria y secundaria.
ABSTRACTS

Eficacia de una formulación de fenofibrato micronizado y de nanocristales en el tratamiento de la hiperlipidemia en perros.

Munro MJL, Hulsebosch SE, Marks SL, Gilor C.
J Vet Intern Med. 2021 Jun 6.

  • En perros, son necesarias terapias farmacológicas seguras, eficaces y fácilmente disponibles para el tratamiento de la hiperlipidemia y sus complicaciones asociadas.
  • El objetivo el estudio era valorar la eficacia de una formulación micronizada de nanocristales de fenofibrato (Tricor®) en el tratamiento de la hiperlipidemia en perros.
  • Se incluyeron 10 perros con propietario con hiperlipidemia primaria (n = 7) y secundaria (n = 3). Todos los perros tenían hipertrigliceridemia inicial, y 3 perros también tenían hipercolesterolemia. Se realizó un ensayo prospectivo de escalada de dosis. Los perros fueron tratados con fenofibrato por vía oral una vez al día en hasta 3 ciclos de 21 días cada uno. La dosis de fenofibrato se aumentó al final de cada ciclo si la hipertrigliceridemia persistía y no se documentaban efectos adversos. De forma seriada, se realizaron análisis sanguíneos bioquímicos completos, y ratio proteína:creatinina en orina. Se compararon los parámetros iniciales (T0) con el momento de máxima reducción de las concentraciones de triglicéridos en suero (T1) y se informaron como mediana (rango).
  • Los triglicéridos se normalizaron en todos los perros (T0 = 662 mg/dL [189-2391]; T1 = 113 mg/dL [81-132]; P = 0,002). La dosis de fenofibrato en T1 fue de 6,4 mg/kg PO q24h (rango, 2,2-13,5). El momento de máxima reducción de las concentraciones de triglicéridos en suero (T1) se alcanzó a las 3 (n = 4), 6 (n = 4) y 9 (n = 2) semanas. Las concentraciones séricas de colesterol disminuyeron en 9 de 10 perros. Las únicas reacciones adversas informadas fueron un comportamiento más tranquilo y heces más duras en 1 perro. La administración de fenofibrato produjo una reducción significativa de la mediana de la actividad de la fosfatasa alcalina (P = 0,049).
  • En los perros de este estudio, la administración de Tricor durante 21 a 63 días, fue eficaz en el tratamiento de la hiperlipidemia primaria y secundaria.
ABSTRACTS

Evaluación de la tiroxina total en suero en pacientes felinos críticamente enfermos.

Gori E, Pierini A, Bartolomeo E, Ceccherini G, Pasquini A, Marchetti V.
Vet Sci. 2021 Jan 27;8(2):21

  • Este estudio retrospectivo de casos y controles comparó las concentraciones séricas de tiroxina total (tT4) en gatos clasificados en dos grupos, gatos críticos hospitalizados y gatos no hospitalizados con enfermedades crónicas no tiroideas (grupo crónico). También se evaluó la relación entre la concentración sérica de tT4 de los gatos críticos y la inflamación sistémica (síndrome de respuesta inflamatoria sistémica (SIRS)), la gravedad de la enfermedad (Acute Patient Physiologic and Laboratory Evaluation (APPLEfast)) y el pronóstico.
  • Se excluyeron los gatos con sospecha o diagnóstico previo de enfermedad tiroidea. Se evaluó la tT4 sérica en muestras de suero sobrantes en el momento del ingreso de los gatos críticos y en el grupo crónico. Se calculó la puntuación APPLEfast del grupo de gatos críticos en el momento del ingreso. El síndrome de respuesta inflamatoria sistémica (SIRS) en los gatos críticos se determinó utilizando los criterios propuestos. Los gatos se dividieron en supervivientes y no supervivientes según el resultado del alta. Se incluyeron 49 gatos de forma retrospectiva.
  •  Veintisiete gatos murieron durante la hospitalización. El grupo crónico estaba compuesto por 37 gatos. El grupo de gatos críticos mostró una tT4 significativamente más baja en comparación con el en el grupo crónico (1,3 ± 0,7 frente a 2 ± 0,9; p < 0,0001). Entre el SIRS, el APPLEfast y la tT4, sólo la tT4 se asoció con la mortalidad (p = 0,04). El punto de corte de tT4 para la mortalidad fue de 1,65 μg/dL (sensibilidad 81%, especificidad 57%, odds ratio (OR) 5,6). Veinticinco gatos (51%) tenían un SIRS que no se pudo asociar a la tT4.
  • En base a estos datos, el estudio sugiere que el síndrome de enfermedad no tiroidea puede ocurrir en gatos críticamente enfermos y la evaluación de la tT4 en gatos hospitalizados podría añadir información valiosa para el pronóstico.