Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Gastroenterología

ABSTRACTS

Evaluación de los procedimientos de realizar pruebas de fugas intraoperatorias de las anastomosis del intestino delgado realizadas mediante técnicas de cosido a mano y con grapas en perros: 131 casos (2008-2019).

Mullen KM, Regier PJ, Fox-Alvarez WA, Case JB, Ellison GW, Colee J.
J Am Vet Med Assoc. 2021 May 1;258(9):991-998

  • El objetivo del estudio era comparar la tasa de dehiscencia durante el postoperatorio en base a los resultados de realizar una prueba de fuga anastomótica en intraoperatorio (es decir, positivo o negativo para la fuga o prueba no realizada) entre perros que habían sido sometidos a una anastomosis cosida a mano (hand-sewn anastomosis: HSA) o a una anastomosis funcional de extremo a extremo con grapas (functional end-to-end stapled anastomosis: FEESA) del intestino delgado.
  • Se revisaron los informes de 131 perros con propietario que fueron sometidos a 144 anastomosis del intestino delgado (94 FEESA y 50 HSA) desde enero de 2008 hasta octubre de 2019. Se recogieron datos sobre la reseña del animal, la indicación de la cirugía, la localización de la anastomosis, la técnica quirúrgica, la presencia de peritonitis séptica preoperatoria, la realización de pruebas de fuga intraoperatorias, el desarrollo de dehiscencia postoperatoria y la duración del seguimiento.
  • Se realizaron pruebas de fugas intraoperatorias en 62 de 144 (43,1%) anastomosis del intestino delgado, que incluyeron 26 de 94 (27,7%) FEESAs y 36 de 50 (72,0%) HSAs. Trece de 144 (9,0%) anastomosis mostraron dehiscencia después de la cirugía (mediana, 4 días; rango, 2 a 17 días), con posterior peritonitis séptica, incluyendo 10 de 94 (10,6%) FEESAs y 3 de 50 (6,0%) HSAs. La incidencia de la dehiscencia postoperatoria no fue significativamente diferente entre las FEESA y las HSA, tampoco entre las anastomosis que se sometieron a pruebas de fugas intraoperatorias y las que no, independientemente de la técnica de anastomosis ni entre las anastomosis con resultados positivos y negativos en las pruebas de fugas. Las anastomosis cosidas a mano tenían una probabilidad significativamente mayor de que se hicieran pruebas de fugas que las FEESA. La peritonitis séptica preoperatoria, el uso de refuerzo con omento o seroso, la concentración preoperatoria de albúmina sérica y la indicación quirúrgica no fueron significativamente diferentes entre las técnicas de anastomosis usadas.
  • En este estudio la realización de pruebas de fugas anastomóticas intraoperatorias, independientemente de la técnica anastomótica usada, no se asoció con una reducción de la incidencia de dehiscencia anastomótica postoperatoria.
ABSTRACTS

Valor pronóstico de la dilatación del intestino delgado en perros con enteropatía con pérdida de proteínas.

Ohta H, Nagata N, Yokoyama N, Osuga T, Sasaki N, Morishita K, Takiguchi M.
J Vet Med Sci. 2021 Jan 12

  • Hasta la fecha, se sabe poco sobre el significado pronóstico de los hallazgos ecográficos en perros con enteropatía perdedora de proteínas (protein-losing enteropathy ; PLE).
  • El objetivo de este estudio retrospectivo fue examinar el valor pronóstico de los hallazgos ecográficos en perros con PLE.
  • Se incluyeron un total de 26 perros con PLE: 20 perros con enteropatía crónica y 6 perros con linfoma gastrointestinal.
  • En estos perros con PLE, la presencia de dilatación del intestino delgado se asoció con un menor tiempo de supervivencia (P=0,003) mientras que la presencia de estrías hiperecoicas en la mucosa intestinal se asoció con un mayor tiempo de supervivencia (P=0,0085).
  • Los resultados del presente estudio indican que la presencia de dilatación del intestino delgado podría estar asociada a un mal pronóstico en perros con PLE.
ABSTRACTS

Hallazgos ecográficos gastrointestinales en gatos con panleucopenia felina: una serie de casos.

Rosaria I, Stefano C, Daniela E, Swan S, Marco P, Filippo F, Federico P, Edoardo A, Barbara C, Coppola LM, Eric Z.
BMC Vet Res. 2021 Jan 7;17(1):20

  • El virus de la panleucopenia felina (FPV) es muy resistente y altamente contagioso e infecta a los gatos domésticos y a otros félidos. El FPV está especialmente extendido entre los gatos de refugios y se asocia con una alta morbilidad y mortalidad, causando una gastroenteritis grave caracterizada por anorexia, letargo, fiebre, deshidratación, diarrea hemorrágica y vómitos. Actualmente no hay datos sobre las características ecográficas de los gatos afectados por FPV. 
  • Esta serie de casos describe los hallazgos ecográficos abdominales en gatos de refugio con FPV de ocurrencia natural, y evalúa si están asociados con algunos hallazgos clínicos y de laboratorio. Los gatos afectados por FPV se incluyeron en el estudio si se realizaba una ecografía abdominal en las 12 horas siguientes al diagnóstico. De las historias clínicas se recogieron datos clínicos, de laboratorio y de supervivencia. Se revisaron los exámenes ecográficos en busca de anomalías gastrointestinales y se exploraron sus asociaciones con los datos anteriores. 
  • Se incluyeron 21 gatos. Nueve gatos (42,9%) murieron y 12 (57,1%) se recuperaron. Según la ecografía, el duodeno y el yeyuno mostraban, respectivamente, un adelgazamiento de la capa mucosa en el 70,6% y 66,6% de los gatos, un engrosamiento de la capa muscular en el 52,9% y 57,1% de los gatos, y una hiperecogenicidad de la mucosa en el 41,2% y 33,3. En el 33,3% de los gatos se observó una banda mucosa hiperecoica paralela a la submucosa y una superficie luminal irregular. La supervivencia se asoció positivamente con el aumento de la ecogenicidad de la mucosa yeyunal (P = 0,003) y la banda hiperecoica de la mucosa (P = 0,003). El líquido libre peritoneal se asoció positivamente con los vómitos (P = 0,002). 
  • Este estudio proporciona algunas características ecográficas de FPV de ocurrencia natural en gatos, que, como se esperaba, son compatibles con una gastro-enteropatía. Los hallazgos más frecuentes fueron el adelgazamiento difuso de la capa mucosa del intestino delgado, engrosamiento de la capa muscular e hiperecogenicidad de la mucosa, la banda mucosa hiperecoica yeyunal y la superficie luminal irregular. Las características ecográficas pueden ser útiles para completar el cuadro clínico y evaluar la gravedad de la gastro-enteropatía en los gatos con FPV. Se necesitarían estudios prospectivos para confirmar estos hallazgos ecográficos como factores pronósticos.
ABSTRACTS

Evaluación diagnóstica de la ratio urea/creatinina en perros con hemorragia digestiva

Stiller J, Defarges AM, Brisson BA, Bersenas AME, Pomrantz JS, Lang B, Pearl DL.
J Vet Intern Med. 2021 Mar 17

  • La relación urea/creatinina (UCR) es un marcador de hemorragia digestiva (HD) alta en medicina humana
  • El objetivo del estudio era evaluar la utilidad del UCR para predecir la hemorragia digestiva oculta y distinguir la hemorragia digestiva alta de la baja en perros.
  • Se incluyeron 89 perros con HD (74 perros de forma retrospectiva y 15 perros de forma prospectiva) y 65 perros clínicamente sanos. Los perros se agruparon según si las HD eran evidentes (n=65) y u ocultas (n=24), y según la localización de la lesión (37 superiores, 13 inferiores y 8 ambas). Se compararon entre grupos las concentraciones séricas de urea y creatinina, el UCR, la concentración de hemoglobina, el hematocrito, el volumen corpuscular medio y la concentración media de hemoglobina corpuscular. Se evaluó si algunas variables podían distinguir la HD oculta de un estado de salud normal y la HD superior de la inferior.
  • El UCR fue significativamente mayor en los perros con HD manifiesta en comparación con los perros control (P = 0,02) y los perros con HD oculta (P = 0,05). El UCR no se asoció significativamente con la HD oculta frente a un estado de salud normal, ni con la HD superior frente a la inferior (P > 0,05 cada una). Los perros con mayor concentración de hemoglobina y hematocrito tenían probabilidades significativamente menores de tener GIB oculto que los sanos (P < 0,0001 cada uno).
  • Según este estudio, el UCR no parece ser un marcador clínicamente útil de HD oculta y parece tener una pobre capacidad discriminatoria entre HD superior e inferior. Un aumento del UCR en un perro sin signos de HD manifiesta, especialmente si su hematocrito está dentro del intervalo de referencia medio o superior, no parece justificar la prescripción inmediata de protectores gastrointestinales.
ABSTRACTS

Efectos de la suplementación oral de cobalamina en las concentraciones séricas de cobalamina en perros con insuficiencia pancreática exocrina: un estudio piloto

Toresson L, Steiner JM, Spodsberg E, Olmedal G, Suchodolski JS, Lidbury JA, Spillmann T.
Vet J. 2021 Mar;269:105619

  • El objetivo de este estudio retrospectivo era evaluar las concentraciones de cobalamina sérica antes y después de la suplementación con cobalamina oral en perros con insuficiencia pancreática exocrina y bajas concentraciones de cobalamina sérica.
  • Se incluyeron 18 perros con valores de TLI entre <1,0-2,7 μg/L (intervalo de referencia, 5,2-35 μg/L) y concentraciones de cobalamina sérica ≤350 ng/L (intervalo de referencia, 244-959 ng/L). Todos los perros fueron tratados con cianocobalamina oral según un protocolo ya descrito previamente (0,25-1,0 mg diarios, dependiendo del peso corporal).
  • En los resultados obtenidos, la mediana (rango) de las concentraciones de cobalamina en suero en el momento de la inclusión era de 188 ng/L (<111-350 ng/L), que aumentó significativamente a 1000 ng/L (794-2385 ng/L; P < 0,001) tras la administración de la suplementación de cobalamina durante 19-199 días (mediana, 41 días).
  • Según estos datos, los autores sugieren que la suplementación oral de cobalamina es una alternativa potencial a la suplementación parenteral en perros con insuficiencia pancreática exocrina.

 

ABSTRACTS

Factores de riesgo para el crecimiento de bacterias en orina en perros con shunts portosistémicos congénitos: 66 casos (1997-2019)

Tinoco-Najera A, Steiner JM, Suchodolski JS, Lidbury JA.
J Small Anim Pract. 2021 Jan 25

  • Este estudio trata de identificar los factores de riesgo de crecimiento bacteriano urinario en perros con shunts portosistémicos congénitos confirmadas en los que se realizó un cultivo de orina cuantitativo.
  • Se diseñó un estudio transversal retrospectivo, donde se revisaron los registros médicos desde 1997 hasta 2019 y se identificaron e incluyeron 66 perros . Las variables de interés evaluadas incluyeron la edad, el sexo y el estado sexual, los signos clínicos de una infección del tracto urinario, la concentración de urea en sangre, las anomalías del análisis de orina, las anomalías ecográficas del tracto urinario y existencia de tratamientos previos.
  • La edad media de los perros era de un año (rango: 0,2-11,0 años). En 50 perros (75,7%) se identificaron anomalías en la ecografía del tracto urinario (cálculos quísticos y residuos quísticos). En el análisis de orina se identificaron piuria en 9 perros (13,6%), bacteriuria en 13 perros (19,7%) y hematuria en 26 perros (39,4%). La mediana de la gravedad específica de la orina fue de 1,021 (rango: 1,004-1,052). Dieciséis perros (24,2%) tuvieron un cultivo de orina cuantitativo positivo. Según el análisis multivariable, la bacteriuria (Odds ratio, 116; IC del 95%, 9,6-1393; P = < 0,001) fue la única variable que se asoció de forma significativa con un aumento de las probabilidades de obtener un urocultivo cuantitativo positivo.
  • El estudio concluye que en perros con shunts portosistémicos congénitos pueden ocurrir bacteriuria clínica y subclínica. En este grupo de perros, la bacteriuria fue el factor de más riesgo para el crecimiento bacteriano urinario.
ABSTRACTS

Reconocimiento molecular del parvovirus, el coronavirus, el astrovirus, y el calicivirus, en perros sintomáticos

Zobba R, Visco S, Sotgiu F, Pinna Parpaglia ML, Pittau M, Alberti A.
Vet Res Commun. 2021 Jan 4:1-10

  • Los trastornos gastrointestinales en perros causados por virus entéricos se reportan con frecuencia en todo el mundo, con importantes tasas de mortalidad en los individuos no vacunados. 
  • En este estudio se informa de la identificación y caracterización molecular del parvovirus canino (CPV-2), el coronavirus canino (CcoV), el astrovirus canino (AstV) y el calicivirus canino (CaV) en una población de perros de un entorno típicamente mediterráneo (Cerdeña, Italia). Se recogieron muestras fecales de 39 perros que mostraban signos clínicos consistentes en enteritis virales entre 2013 y 2014.  
  • En el 92,3% de las muestras se detectó al menos una de estas especies virales. El virus CPV-2 fue el que se detectó con mayor frecuencia (87,2%), seguido del AsTV (20,5%), el CCoV-IIa (18%) y el CCoV-I (10,3%). No se detectó ni CCoV-IIb ni CaCV en ninguna muestra. En 24 muestras (66,7%), se detectó una infección única, principalmente relacionada con el CPV-2 (91,7%). Se detectaron coinfecciones en el 33,3% de las muestras, siendo constante la detección de CPV-2. El coronavirus canino sólo estaba presente en los animales coinfectados. El análisis de la secuencia VP2 de las muestras positivas a CPV-2 confirmó la presencia de todas las variantes, siendo la CPV-2b la más frecuentemente detectada. El análisis filogenético de la proteína S del CCoV-IIa permitió identificar 2 clados diferentes entre los aislados en esta región, pero no logró distinguir los virus entéricos de los pantrópicos. 

Los autores destacan que el estudio de la presencia y prevalencia de enterovirus en perros aumenta nuestro conocimiento sobre la circulación de estos patógenos en la zona del Mediterráneo, poniendo en relieve la necesidad de la vacunación como profilaxis rutinaria. Los análisis moleculares de los virus entéricos son fundamentales para evitar el fracaso de las vacunas motivados por las frecuentes mutaciones observadas en estos enterovirus.

ABSTRACTS

Los perros con ruptura biliar en base a hallazgos ecográficos pueden tener los valores séricos de bilirrubina normales

Wilson K, Powers D, Grasperge B, Liu CC, Granger LA.
Vet Radiol Ultrasound. 2020 Dec 19

  • La ausencia de hiperbilirrubinemia puede hacer que la sospecha de ruptura biliar en perros disminuya. Este retraso en la sospecha y el tratamiento consecuente podría dar lugar a un aumento de las tasas de mortalidad.
  • El objetivo de este estudio observacional retrospectivo fue describir los resultados de la ecografía y la bilirrubina sérica en un grupo de perros con un diagnóstico ecográfico de sospecha de ruptura biliar.
  • Durante el período 2007-2019 se buscaron en los registros de un solo centro los casos que tenían informes ecográficos que describían la sospecha de ruptura biliar. Se registraron los resultados clínicos de cada uno de los casos.
  • Un total de 35 perros cumplieron los criterios de inclusión y, de éstos, en 30 perros se confirmó la ruptura de las vías biliares. Se descubrió que el 40% (12/30) de los perros con ruptura de vías biliares confirmada tenían valores de bilirrubina sérica dentro del rango de referencia normal. No se encontró ninguna diferencia estadística en los valores de bilirrubina sérica entre animales con tractos biliares rotos y no rotos. Se identificó que la leucocitosis y la neutrofilia eran estadísticamente significativas entre animales con los tractos biliares rotos y no rotos. Se encontró material mucinoso, similar a la "bilis blanca" que se encuentra en la literatura humana, dentro del derrame peritoneal de seis perros con ruptura biliar, tres de los cuales también carecían de pigmento biliar.
  • Los resultados de este estudio indicaron que la normobilirrubinemia puede estar presente en algunos perros con ruptura biliar y, por lo tanto, no debe utilizarse como motivo para excluir este diagnóstico diferencial.
ABSTRACTS

Complicaciones relacionadas con el tubo de esofagostomía en perros azotémicos: 139 casos (2015-2019)

J Small Anim Pract. 2020 Dec 1
Perondi F, Stefanescu A, Marchetti V, Gori E, Pierini A, Vitalaru BA, Lippi I.

  • El objetivo del estudio era evaluar retrospectivamente la tasa de complicaciones relacionadas con el tubo de esofagostomía en perros azotémicos, y las influencias de la duración del tubo de esofagostomía (o-tubo) y del abordaje terapéutico (médico versus hemodiálisis) en la tasa de complicaciones.
  • Se realizó una revisión retrospectiva de registros médicos para identificar perros azotémicos a los que se les colocó un o-tubo. Se recopilaron datos relacionadas con el o-tubo acerca de la duración del o-tubo (corto plazo versus largo plazo), el tiempo de cambio de tubo o, el abordaje terapéutico (médico versus hemodiálisis), la prevalencia de complicaciones menores (malposición, relacionadas con la sutura, inflamación, secreción muco-purulenta, absceso) y mayores (hemorragia, malposición, obstrucción, desplazamiento, vómito del tubo, alimentos provenientes del estoma). Se realizaron análisis de regresión logística para identificar los factores de riesgo de las complicaciones relacionadas con el o-tubo.
  • Se reportaron complicaciones relacionadas con el tubo en 74 de 139 perros (53%). Se reportaron complicaciones menores en 66 de 74 (89%) y complicaciones mayores en ocho de 74 (11%) perros. En los perros azotémicos, el tiempo de permanencia del o-tubo (odds ratio (OR) 1,03; intervalo de confianza (IC) del 95%: 1,01 a 1,05), y el uso de la hemodiálisis (OR 40,12; IC del 95%: 9,18 a 175,20) fueron factores de riesgo para las complicaciones relacionadas con el o-tubo.
  • En este estudio, la mayoría de las complicaciones relacionadas con el tubo de esofagostomía o fueron menores y fácilmente manejables, sin necesidad de hospitalización, extracción de los tubos o eutanasia. En perros azotémicos, el uso de la hemodiálisis se asoció fuertemente con un mayor riesgo de complicaciones relacionadas con el tubo de esofagostomía, posiblemente como consecuencia de la presencia del vendaje en el cuello.
ABSTRACTS

Anemia, deficiencia de hierro y deficiencia en cobalamina en gatos con enfermedad gastrointestinal crónica

Hunt A, Jugan MC.
J Vet Intern Med. 2020 Nov 23

  • En los gatos con enteropatías crónicas, la deficiencia de hierro y la deficiencia de cobalamina, como secuelas de la enfermedad gastrointestinal (GI) crónica, podrían provocar anemia y un aumento de la morbilidad. El objetivo del estudio era evaluar la deficiencia de hierro en gatos con enfermedad gastrointestinal crónica y su relación con la hipocobalaminemia, la anemia y la gravedad de la enfermedad.
  • Se planteó un estudio prospectivo, transversal en el que se incluyeron 20 gatos con propietario con enfermedad gastrointestinal primaria. Los gatos se inscribieron en el momento de la evaluación de la enfermedad gastrointestinal crónica, después de excluir comorbilidades. Se realizaron análisis sanguíneos que incluyeron hemograma, con índices de reticulocitos, el metabolismo del hierro (concentraciones séricas de hierro y ferritina, capacidad total de fijación del hierro [TIBC]), concentraciones séricas de ácido metilmalónico (MMA), cobalamina y folato, lipasa pancreática y la TLI, además de la gravedad de la enfermedad.
  • Se detectó anemia (hematocrito <30%), deficiencia de hierro y deficiencia de cobalamina en 4/20, 7/20 y 8/20 gatos, respectivamente. El hematocrito (rs = -.45; P < .05) y la puntuación de la condición corporal (rs = -.60; P < .01) se correlacionaron negativamente con el MMA. La mediana de la TIBC fue más baja en los gatos que tenían MMA aumentado frente a los que tenían MMA normal (218 μg/mL; rango, 120-466 μg/mL vs 288 μg/mL; rango, 195-369 μg/mL; P = .02). El hematocrito (rs = 0,51; P = 0,02), el volumen corpuscular medio de los reticulocitos (rs = 0,52; P = 0,02), el contenido de hemoglobina de los reticulocitos (rs = 0,71; P < 0,001) y el porcentaje de saturación de la transferrina (rs = 0,79; P < 0,0001) se correlacionaron positivamente con la concentración de hierro en el suero.
  • En este estudio se concluye que la deficiencia funcional de hierro es común en gatos con enfermedad gastrointestinal crónica. Las asociaciones detectadas entre hipocobalaminemia, parámetros del metabolismo del hierro y parámetros hematológicos justificarían una mayor investigación sobre el impacto de la deficiencia de hierro en la morbilidad de la enfermedad gastrointestinal crónica en los gatos.