Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Gastroenterología

ABSTRACTS

Investigación de la disfunción adrenal y tiroidea en perros con diagnóstico ecográfico de formación de mucocele en la vesícula biliar

Aicher KM, Cullen JM, Seiler GS, Lunn KF, Mathews KG, Gookin JL.
PLoS One. 2019 Feb 27;14(2

  • La formación de mucocele en la vesícula biliar (MVB) es una enfermedad emergente en perros caracterizada por una aumento de la secreción por el epitelio de la vesícula biliar de gránulos condensados ​​de mucina capaces de formar gel y la formación de un moco anormalmente espeso que puede llevar a la obstrucción del conducto biliar o la ruptura de la vesícula biliar. La enfermedad se asocia con una alta morbilidad y mortalidad y se desconoce su patogenia. Los perros afectados tienen una probabilidad significativamente mayor de diagnóstico concurrente de hiperadrenocorticismo, hipotiroidismo e hiperlipidemia. No está claro si estas endocrinopatías representan procesos de enfermedad primaria que coinciden y que exacerban la formación de MVB en perros predispuestos, o si es el reflejo de un trastorno concurrente del metabolismo endocrino y lipídico.
  • En este estudio, se investiga la hipótesis de que los perros con formación de MVB pueden tener una alta prevalencia de anomalías ocultas y atípicas en la función de las glándulas tiroides y suprarrenal cortical, que sugerirían la presencia de una alteración endocrina.
  • Se llevó a cabo un estudio de casos y controles de perros con y sin diagnóstico ecográfico de la formación de MVB  donde se valoró la función cortical suprarrenal midiendo esteroides de origen suprarrenal en suero, antes y después de la administración de cosyntropin sintético, las concentraciones séricas de hormona tiroideas, y la suficiencia de yodo mediante la medición de las proporciones de yodo en orina: creatinina (UICR). Asimismo, se revisaron los exámenes histológicos de tejido tiroideo de perros archivados y las mediciones de yodo orgánico de la glándula tiroides tanto en perros con formación de MVB como en perros control (no relacionados con la formación de MVB).
  • Los perros con formación de MVB demostraron una respuesta exagerada de cortisol a la estimulación suprarrenal con cosintropina. Un 10% de los perros con formación de MVB cumplió con los criterios de laboratorio para el diagnóstico sospechoso o definitivo de hiperadrenocorticismo. Un número significativamente mayor de perros con formación de MVB tuvo aumentos basales de dehidroepiandrosterona sérica (DHEAS) en comparación con los perros de control. Un alto porcentaje de perros con formación de MVB (26%) cumplió con los criterios laboratoriales para el diagnóstico de hipotiroidismo, siendo negativos para la detección de anticuerpos anti-tiroglobulina. Los perros con formación de MVB tenían la ratio UICR significativamente más alta que los perros control. El examen de tejido tiroideo de otro grupo con formación de MVB no relacionado no demostró evidencia histológica de tiroiditis o diferencias significativas en el contenido de yodo orgánico.
  • Los hallazgos del estudio sugieren que los perros con formación de MVB muestran una mayor capacidad para la síntesis de cortisol y elevaciones delimitadas de DHEAS como un indicio potencial de la patogénesis subyacente de esta enfermedad. En los perros con formación de MVB, la alta prevalencia de disfunción tiroidea con ausencia de tiroiditis autoinmune sugiere un metabolismo alterado de la hormona tiroidea, aunque no se puede excluir una influencia de alguna enfermedad no tiroidea. La UICR alta en perros con formación de MVB tiene por ahora una importancia indeterminada, pero puede ser de interés para estudios posteriores.

 

ABSTRACTS

Evaluación de un protocolo individualizado como potencial abordaje diagnóstico y terapéutico coste-efectivo para la diarrea crónica en el perro

Bryan CE, Cade JC, Mackin AJ, Sullivant AM.
Vet Med Sci. 2019 Feb 11.

  • La investigación diagnóstica y el manejo de la diarrea crónica en perros pueden tener un costo prohibitivo para muchos dueños. Los objetivos de este estudio fueron evaluar protocolos diagnósticos y terapéuticos individualizados y basados ​​en la evidencia para el manejo de perros con diarrea crónica, donde un presupuesto limitado impone un enfoque condicionado y donde se retrasan enfoques más costosos hasta que los protocolos asequibles no tienen éxito.
  • Se incluyeron 22 perros con diarrea intestinal crónica (mínimo 2 semanas de duración) de intestino delgado, grueso o mixta, no tratados, en un protocolo limitado en el presupuesto (gasto máximo de $ 300 durante 6 semanas) de manejo paso a paso, con pruebas de diagnóstico y ensayos terapéuticos gestionados de forma individualizada y basados en la evidencia.  El éxito se definió como la resolución completa de la diarrea por un mínimo de 1 mes. Los perros que no respondieron al protocolo de presupuesto limitado se catalogaron para evaluación completa a nivel de referencia.
  • Cuatro perros salieron antes de finalizar el proyecto (una muerte por síndrome caval, tres perdidos durante el seguimiento). Trece de los 18 perros restantes tuvieron una resolución completa de la diarrea utilizando el enfoque de presupuesto limitado (tasa de éxito 72.2%, intervalos de confianza 46.5-90.3%) y cinco perros fueron trasladados a una evaluación completa a nivel de referencia, con resolución completa de diarrea en 4/5. Por lo tanto. 17/18 perros respondieron a un protocolo basado en un enfoque de presupuesto limitado y seguido de una investigación más exhaustiva solo si era necesario, con una tasa de éxito general de 94.4% (IC 72.7-99.9%).
  • Los autores concluyen que la investigación exhaustiva de la diarrea crónica se puede retrasar, mientras que los diagnósticos y los ensayos terapéuticos simples y asequibles se realicen en pacientes caninos estables y, a menudo, será innecesario un enfoque de manejo más extenso a nivel de referencia
ABSTRACTS

Eficacia de la administración tópica de fluralaner o una combinación de imidacloprid y moxidectina en perros con demodicosis generalizada.

Fourie JJ, Meyer L, Thomas E.
Parasit Vectors. 2019 Jan 25;12(1):59

  • La demodicosis canina se clasifica como localizada o generalizada según la extensión de la enfermedad. La demodicosis generalizada crónica es una enfermedad cutánea difícil de tratar con poca probabilidad de resolverse sin terapia. En este estudio se comparó la eficacia de dos medicamentos tópicos spot-on, fluralaner o una combinación de imidacloprid y moxidectina, contra la demodicosis generalizada adquirida de forma natural en perros.
  • Se incluyeron 16 perros con demodicosis generalizada adquirida naturalmente que se asignaron al azar a 1 de los 2 grupos de estudio que consistían en 8 perros cada uno. En el día 0, los perros del grupo 1 se trataron una vez con una solución de fluralaner spot-on. Los perros del grupo 2 fueron tratados con la solución de imidacloprid / moxidectin spot-on en 3 ocasiones (días 0, 28 y 56) o semanalmente en casos graves. Antes del tratamiento, y en intervalos de 28 días durante un período de 12 semanas, se contaron los ácaros en raspados de piel y se valoraron las lesiones demodécticas en cada perro. Los raspados profundos de la piel se realizaron de los mismos 5 sitios, en cada perro, en cada examen.
  • Después de la administración de fluralaner, la eficacia miticida fue de 99.7% en el día 28, > 99.9% en el día 56 y 100% en el día 84. La eficacia en perros tratados tópicamente con la combinación de imidacloprid y moxidectina fue de 9.8% en el día 28, 45.4% en el día 56 y 0% en el día 84, y fue significativamente (P <0.01) más bajo que el grupo tratado con fluralaner en cada punto de tiempo posterior al tratamiento.
  • Los autores concluyen que una sola administración tópica de fluralaner eliminó los ácaros Demodex spp en perros con demodicosis generalizada. El tratamiento tópico de la combinación de imidacloprid / moxidectina administrado 3 veces a intervalos de 28 días, o incluso con mayor frecuencia, no eliminó los ácaros de la mayoría de los perros tratados.
ABSTRACTS

Estudio retrospectivo del tiempo de supervivencia y factores de pronóstico asociados en perros con adenocarcinoma de intestino delgado tratados con extirpación quirúrgica, con o sin quimioterapia adyuvante

Smith AA, Frimberger AE, Moore AS.
J Am Vet Med Assoc. 2019 Jan 15;254(2):243-250

  • Este estudio trata de estimar el tiempo de supervivencia de los perros con adenocarcinoma de intestino delgado (SIACA) después de la extirpación del tumor con o sin quimioterapia adyuvante e identificar los factores asociados con el tiempo de supervivencia. Se incluyeron de forma retrospectiva una cohorte de 29 perros con SIACA resecado quirúrgicamente y diagnosticado histológicamente. Se revisaron los registros médicos y se recogieron datos respecto a la reseña del perro; signos clínicos; resultados del examen físico; hematocrito; concentración de proteínas totales en suero; resultados de diagnóstico por imagen; tamaño del tumor, localización y características histológicas (extensión serosa, invasión linfática, márgenes quirúrgicos y metástasis en los ganglios linfáticos); tipo de quimioterapia adyuvante; administración de AINE; y el tiempo de supervivencia.
  • El tiempo de supervivencia promedio general para los perros con SIACA después de la escisión del tumor fue de 544 días (intervalo de confianza del 95%, 369 a 719 días). Según las estimaciones de Kaplan-Meier, las tasas de supervivencia a 1 y 2 años fueron de 60% y 36%, respectivamente. En análisis multivariado, solo la categoría de edad fue un predictor independiente de supervivencia durante el período de seguimiento. Los perros <8 años de edad tuvieron una mediana de tiempo de supervivencia significativamente mayor (1.193 días) que los perros ≥ 8 años (488 días). La metástasis a los ganglios linfáticos, la quimioterapia adyuvante, la administración de AINE y otras variables evaluadas no se asociaron con el tiempo de supervivencia.
  • Los hallazgos de esta revisión sugieren que el SIACA en perros, después de la escisión, tiene un pronóstico aceptable, incluso cuando hay metástasis en los ganglios linfáticos. Se necesitarían estudios prospectivos para caracterizar mejor los efectos que pudieran tener la quimioterapia adyuvante o la administración de AINE en el tiempo de supervivencia.
ABSTRACTS

Infección hepática por leptospira sin afectación renal en perros

McCallum KE, Constantino-Casas F, Cullen JM, Warland JH, Swales H, Linghley N, Kortum AJ, Sterritt AJ, Cogan T, Watson PJ.
J Vet Intern Med. 2018 Nov 29

  • Actualmente, la hepatitis crónica en perros causada por Leptospira spp. se limitan a series de casos bastante limitadas. La hibridación de fluorescencia in situ (FISH), la cual permite la identificación de espiroquetas en muestras de hígaºdo, puede ayudar a dilucidar el papel de Leptospira spp. en casos de hepatitis crónica. El objetivo del estudio era describir casos de leptospirosis hepática en perros diagnosticados por FISH y PCR subsiguiente, en ausencia de un compromiso renal clínicamente relevante. Se planteó, de forma retrospectiva, una serie de casos que se presentaron o fueron consultados por teléfono en la Universidad de Cambridge entre 2013 y 2016. Los casos se seleccionaron en base a la confirmación histopatológica de hepatitis granulomatosa y a la detección de organismos leptospirales por FISH y PCR (Leptospira interrogans / kirschneri).
  • En todos los casos se observó un aumento de la actividad de las enzimas hepáticas, y FISH en combinación con la PCR confirmaron la infección con L. interrogans / kirschneri. A 4 perros se les repitió la biopsia hepática junto a FISH y PCR 4-15 meses después de la presentación inicial y tratamiento con doxiciclina, y a uno de ellos se le repitieron las muestras en la necropsia. Tres de los perros que se les repitió la biopsia se mantuvieron positivos para la infección por L. interrogans / kirschneri. A la hora de entregar el estudio, 6 perros estaban vivos y 4 fueron eutanasiados como resultado de una enfermedad hepática progresiva.
  • El estudio concluye que la presencia de organismos hepáticos leptospirales puede asociarse con hepatitis granulomatosa crónica sin evidencia clínica de compromiso renal. La serie de casos es pequeña y se necesitarían más estudios para dilucidar el papel etiológico de estos organismos en la enfermedad.

 

ABSTRACTS

Concentraciones séricas de cobalamina y folato como factores de pronóstico en la insuficiencia pancreática exocrina canina: Un estudio de cohortes observacional en 299 perros

Soetart N, Rochel D, Drut A, Jaillardon L.
Vet J. 2019 Jan;243:15-20

  • La insuficiencia pancreática exocrina (EPI) en perros es una afección gastrointestinal que conduce a un deterioro grave de la absorción de nutrientes. La enfermedad se asocia frecuentemente con trastornos vitamínicos, especialmente con respecto a la cobalamina y el folato. Los perros con EPI necesitan un costoso tratamiento de apoyo diario. El objetivo del presente estudio era identificar los factores pronósticos de la EPI en perros, a través de un estudio de supervivencia a largo plazo de 299 perros, teniendo en cuenta datos epidemiológicos, clínicos, biológicos y terapéuticos, prestando especial interés en las concentraciones séricas de cobalamina y folato.
  • Las prevalencias de concentraciones séricas de cobalamina bajas (cobalamina <350 ng / L) y de folato sérico altas (folato> 12μg / L) fue de 67% (200/299) y 55% (164/299), respectivamente. Los perros con hipocobalaminemia en el momento del diagnóstico fueron significativamente mayores que aquellos con una concentración sérica de cobalamina dentro del intervalo de referencia (P <0,001). La hipocobalaminemia en el momento del diagnóstico (P = 0.04), el sexo masculino (P = 0.01), la disminución del apetito en el momento del diagnóstico (P = 0.008) y no recibir tratamiento de reemplazo enzimático (P = 0.003) fueron factores de riesgo significativos e independientes para una menor supervivencia en perros con EPI. En contraste, la hiperfolatemia se asoció con un mejor pronóstico (P = 0.02).
  • Los resultados de este estudio, confirman la importancia de medir las concentraciones séricas de cobalamina y folato en el momento en que se diagnostica la EPI, ya que la hipocobalaminemia se asocia negativamente con el pronóstico, particularmente en ausencia de una concentración de folato en suero alta.

 

ABSTRACTS

Relaciones entre las deficiencias en cobalamina y folatos y anemia en perros

Stanley E, Appleman E, Schlag A, Siegel A.
J Vet Intern Med. 2018 Nov 29.

  • La anemia megaloblástica no regenerativa es una consecuencia bien conocida de las deficiencias de cobalamina o de folato en humanos, pero no se ha reportado en perros hipocobalaminémicos o hipofolatémicos. Si se estableciera alguna relación entre la hipocobalaminemia o la hipofolatemia y el trastorno hematológico fomentaría la prueba de vitamina B y la posible suplementación en perros anémicos.
  • El objetivo del estudio era determinar la prevalencia de la anemia en perros hipocobalaminémicos o hipofolatémicos e informar de la prevalencia de hipocobalaminemia e hipofolatemia y anemia no regenerativa, macrocitosis y anisocitosis en perros anémicos. Se incluyeron 114 perros con valores de concentraciones séricas de cobalamina y folato, y hemogramas y 42 perros anémicos. Se realizó una comparación retrospectiva de la prevalencia de anemia en perros hipocobalaminémicos o hipofolatémicos y normocobalaminémicos o normofolatémicos. De forma prospectiva se realizó la medición de variables eritrocíticas y concentraciones de cobalamina y folato en perros anémicos; Se evaluaron las relaciones entre la hipocobalaminemia y el estado regenerativo, el volumen corpuscular medio y el ancho de distribución de los glóbulos rojos.
  • No se detectaron diferencias significativas en la prevalencia de anemia entre perros hipocobalaminémicos (36%) y normocobalaminémicos (26%; P = .23) o entre perros hipofolatémicos (31%) y normofolatémicos (30%; P = .99). Entre los perros hipocobalaminémicos y normocobalaminémicos, no se detectaron diferencias significativas en la prevalencia de anemia no regenerativa (69% versus 63%; P = .65), macrocitosis (17% vs 0%; P = .53) o anisocitosis (28% vs 0%; P = .14). Los perros anémicos tenían una alta prevalencia de deficiencias de vitamina B (no regenerativa: 64% hipocobalaminémica, 18% hipofolatémica; regenerativa: 57% hipocobalaminémica, 21% hipofolatémica).
  • En este estudio se demuestra que la asociación entre las deficiencias de cobalamina y folato y la anemia macrocítica no regenerativa existente en seres humanos no está presente de forma rutinaria en perros.
ABSTRACTS

Efectos de la terapia inmunosupresora con prednisolona en el tejido pancreático y en la concentración sérica de la lipasa pancreática canina inmunoreactiva en perros sanos

Ohta H, Kojima K, Yokoyama N, Sasaki N, Kagawa Y, Hanazono K, Ishizuka T, Morishita K, Nakamura K, Takagi S, Takiguchi M.
Can J Vet Res. 2018 Oct;82(4):278-286.

  • El objetivo de este estudio fue valorar los efectos de la terapia inmunosupresora con prednisolona en el tejido pancreático y en la concentración sérica de la lipasa pancreática canina inmunoreactiva (cPLI) en perros sanos. Se reclutaron 6 perros beagle sanos y se les administró una dosis inmunosupresora de prednisolona (4 mg / kg), vía subcutánea, una vez al día durante 2 o 3 semanas. Se midió la concentración sérica de cPLI antes y después del tratamiento. Antes y después del tratamiento también se procedió a un examen ecográfico del páncreas y biopsia laparoscópica con posterior examen histopatológico del lóbulo pancreático derecho y del hígado. Mediante PCR se determinó la expresión del ácido ribonucleico mensajero (ARNm) de la lipasa pancreática en páncreas y en hígado.
  • Aunque la concentración sérica de cPLI fue significativamente mayor en el día 14 y en el día de la laparoscopia post-tratamiento, que antes del tratamiento, se clasificó como normal (≤ 200 μg / L) en 5 perros y como anormal (≥ 400 μg / L) en solo 1 perro. Ninguno de los 6 perros mostró signos clínicos de pancreatitis durante el período de estudio. Después del tratamiento, el examen ecográfico del páncreas no mostró cambios a excepción de un páncreas hipoecoico en 1 perro. El examen histopatológico del lóbulo pancreático derecho no mostró evidencia de pancreatitis después del tratamiento en ningún perro. La expresión del ARNm de la lipasa pancreática se detectó en el páncreas, pero no en el hígado, antes y después del tratamiento.
  • En este estudio, la administración de 4 mg / kg al día de prednisolona durante 2 o 3 semanas aumentó la concentración sérica de cPLI sin signos clínicos de pancreatitis. Sólo se observó una concentración anormal de cPLI (≥ 400 μg / l) en 1 perro. No se observó evidencia ecográfica o histológica de pancreatitis en ninguno de los perros

 

ABSTRACTS

Incidencia del diagnóstico de quiloabdomen en perros y gatos y los correspondientes signos clínicos, resultados de pruebas clínicopatológicas y evolución: 53 casos (1984-2014)

Hatch A, Jandrey KE, Tenwolde MC, Kent MS.
J Am Vet Med Assoc. 2018 Oct 1;253(7):886-892

  • El objetivo del estudio era determinar la incidencia del diagnóstico de quiloabdomen en perros y gatos, y caracterizar y comparar, entre estas especies, los signos clínicos correspondientes, los resultados de las pruebas clínico-patológicas y la evolución. Se revisaron de forma retrospectiva los registros médicos de un hospital veterinario universitario entre 1984 y 2014 y se incluyeron 36 gatos y 17 perros en los que se diagnosticó quiloabdomen. Se incluyeron datos sobre la reseña del paciente, signos clínicos en la evaluación inicial resultados de la exploración física, pruebas de diagnóstico y estudios de imagen y la evolución final. Se realizaron análisis de supervivencia, estadísticas descriptivas y comparaciones entre especies. 
  • La incidencia de quiloabdomen en este hospital universitario, durante el período de estudio, fue de 2.0 casos / 100.000 ingresos para gatos y 2.8 casos / 100.000 ingresos para perros. La edad media en el momento del diagnóstico de quiloabdomen en gatos fue de 11,3 años, en comparación con 6,9 años en perros. Los signos clínicos más comunes tanto en perros y gatos fueron letargia (39/51 [76%]) y anorexia (37/51 [73%]), y un menor número de animales (23/53 [43%]) tenían distensión abdominal. El quilotórax fue una comorbilidad común (25/53 [47%]), siendo la neoplasia maligna el diagnóstico subyacente más común (24/53 [45%]). Los análisis de supervivencia incluyeron 44 pacientes; el tiempo medio de supervivencia desde el diagnóstico de quiloabdomen fue de 31 días en general, 8 días para los pacientes con neoplasia maligna y 73 días para los pacientes sin neoplasia. 
  • Este estudio muestra que hay múltiples causas de quiloabdomen en perros y gatos, y que el resultado dependía de la causa subyacente. Debido a esto y la rareza de quiloabdomen, se necesitaría un estudio prospectivo multicéntrico de la progresión de la enfermedad, la respuesta al tratamiento y el resultado clínico para perros y gatos con quiloabdomen.
ABSTRACTS

Complicaciones intra-abdominales después de realizar anastomosis intestinales mediante suturas o grapas en perros

DePompeo CM, Bond L, George YE, Mezzles MJ, Brourman JD, Chandler JC, Murphy SM, Pike F, Mason DR.
J Am Vet Med Assoc. 2018 Aug 15;253(4):437-443

  • El objetivo de este estudio fue comparar la incidencia de complicaciones intraabdominales en perros después de una resección intestinal y anastomosis funcional de extremo a extremo con grapas (FEESA) versus anastomosis extremo a extremo con suturas para el tratamiento de lesiones entéricas. Se diseñó un estudio multicéntrico retrospectivo donde se valoraron los registros médicos de 180 perros sometidos a resección intestinal y anastomosis en 3 centros veterinarios privados. Se registraron las variables clínicas preoperatorias, indicación de la cirugía, la técnica quirúrgica (anastomosis con sutura vs FEESA), y la evidencia de fuga en el lugar de la anastomosis (dehiscencia) en el postoperatorio.
  • Las tasas de dehiscencia de las anastomosis con suturas o con grapas fueron 12 de 93 (13%) y 4 de 87 (5%), respectivamente. Las probabilidades de dehiscencia postoperatoria fueron significativamente menores para los perros con FEESAs que para los perros con las anastomosis suturadas (OR, 0,28; intervalo de confianza del 95%, 0,09 a 0,94). Entre los perros que tuvieron que operarse en otra clínica para el tratamiento de dehiscencia intestinal posterior, después de la primera cirugía, hubo otra dehiscencia posterior en 3 de 5 con anastomosis con suturas y en 0 de 11 con anastomosis con FEESAs. Las tasas de dehiscencia variaron significativamente entre las clínicas. Ninguna otra variable se asoció con el riesgo de dehiscencia. Once de los 16 perros con dehiscencia fueron eutanasiados sin cirugía adicional. Se identificó impactación en el sitio de la anastomosis en 3 perros (4 sitios de anastomosis) en los que se habían usado FEESA.
  • Los autores muestran en base a estos resultados, que las probabilidades de dehiscencia fueron significativamente mayores para la anastomosis con sutura que con FEESAs, además los perros sometidos a una primear cirugía por dehiscencia y que se les realizó una anastomosis con sutura, fueron significativamente más propensos a experimentar una dehiscencia posterior. Sin embargo, la variabilidad de los procedimientos y las tasas de dehiscencia entre las clínicas sugiere que se necesita más investigación para confirmar estos hallazgos. La obstrucción en el sitio de la anastomosis se identificó como una posible complicación a largo plazo usando FEESA.