Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Gastroenterología

ABSTRACTS

Efectos de los antiácidos vía oral en el pH intragástrico en gatos

Parkinson, K. Tolbert, K. Messenger, A. Odunayo, M. Brand, A. Reed, E. Peters,G. Davidson, M.G. Papich
ACVIM 2014

  • La erosión y ulceración gastrointestinal son secuelas comunes de trastornos gástricos y no gástricos en gatos. Los medicamentos anti-ácido son  esenciales en la terapia. Existen tabletas genéricas que contienen omeprazol (OT) o famotidina, que están ampliamente disponibles. Fraccionar los comprimidos con recubrimiento entérico de OT y famotidina  es una de las prácticas más utilizadas por los dueños del gato para tratar a sus mascotas. Sin embargo, una vez roto, el efecto de estos comprimidos de OT para elevar el pH gástrico puede verse comprometido de manera significativa.
  • Los objetivos de este estudio fueron comparar la farmacodinámica y farmacocinética de varias formulaciones de omeprazol y famotidina por vía oral en gatos. Se escogieron  6 gatos adultos sanos que recibieron 0,88 a 1,26 mg / kg cada 12 h de omeprazol en tabletas con recubrimiento entérico fraccionadas, pasta de omeprazol (Gastrogard_ diluido en aceite de hígado de bacalao a 10 mg / ml), tabletas de famotidina, y placebo dos veces al día (cápsulas de lactosa). Se monitorizó el pH intragástrico continuamente durante cuatro días (días de tratamiento 4-7), seguido de un período de lavado de 10 días.
  • La media del porcentaje de tiempo en que el pH intragástrico era ≥ 3 y 4 fue significativamente mayor (p <0,0001)  para los gatos que recibieron la tableta y la pasta de omeprazol en comparación con los que recibieron famotidina y placebo. La famotidina fue significativamente diferente del placebo. La media de porcentaje de tiempo +/- SD  en que el pH intragástrico fue ≥ 3 fue del 68,4% +/- 35% para el OT fraccionado, 73,9% +/-  23,2% para la pasta de omeprazol, 42,8% +/- 18.6% para la famotidina y 16,0% +/- 14,2% para el placebo. La media de las concentraciones de omeprazol plasmático +/- SD en el día 7 (estado estacionario) fueron similares en los gatos que recibieron la tableta en comparación con los que recibieron la pasta y en un rango de supresión de ácido similar a otros estudios.
  • Estos resultados demuestran que las dos formulaciones de omeprazol evaluadas proporcionan una supresión de ácido superior a la famotidina  o placebo en gatos. La tableta con cubierta entérica fraccionada de OT es un supresor de ácido efectivo a pesar alteración del recubrimiento entérico.

 

ABSTRACTS

Factores de riesgo de complicaciones postoperatorias después de la saculectomía anal cerrada bilateral en el perro

Charlesworth TM
J Small Anim Pract 2014;55: 350-354

  • El objetivo de este estudio es determinar la tasa de complicaciones en la saculectomía anal cerrada bilateral en el perro y evaluar al mismo tiempo los factores de riesgo potenciales para el desarrollo de complicaciones postoperatorias. Se realizó una revisión retrospectiva de las historias clínicas de perros sometidos saculectomía anal cerrada bilateral de un centro veterinario de referencia en cirugía de tejidos blandos entre 2003 y 2013.
  • Se identificaron 62 perros,  de las cuales el 32.3% desarrollaron complicaciones leves y autolimitantes, incluyendo el 14.5% perros que experimentaron complicaciones postoperatorias de defecación. Ningún perro desarrolló incontinencia fecal permanente. Los perros de menos de 15 kg de peso corporal fueron más propensos a desarrollar estas complicaciones postoperatorias. Los perros que usaron gel para dilatar los sacos anales tenían más probabilidades de tener complicaciones postoperatorias que los que no lo hicieron. La formación de abscesos previa, enfermedad recurrente y el tratamiento previo con antibióticos no tuvieron un efecto significativo en las tasas de complicaciones postoperatorias. Los perros Cavalier King Charles y los perros tipo labrador estaban sobre-representados en esta población de perros.
  • El estudio concluye que la saculectomía anal cerrada bilateral es un procedimiento seguro, con una tasa relativamente alta de complicaciones postoperatorias menores a corto plazo, pero autolimitantes. Los perros pequeños  (<15 kg) son más propensos a sufrir complicaciones postoperatorias, pero el riesgo de incontinencia fecal permanente es bajo
ABSTRACTS

La ingesta de agujas de coser como cuerpo extraño en perros y gatos: 65 casos (2000-2012)

Pratt CL, Reineke EL, Drobatz KJ
J Am Vet Med Assoc 2014;245: 302-308

  • El objetivo de este estudio es caracterizar los signos clínicos, resultados de las pruebas de diagnóstico, localización de los cuerpos extraños, tratamientos y resultados obtenidos en  perros y gatos con agujas de coser  como cuerpos extraños. Se seleccionaron de forma retrospectiva una serie de casos (27 perros y 38 gatos) con agujas de coser  como cuerpos extraños enero 2000 y febrero 2012.
  • En el 10,8% (n=7) de los animales la ubicación de la aguja de coser era extra-gastrointestinal y no estaban causando signos clínicos. Los 58 (89,2%) animales restantes se les conocía la exposición a la aguja de coser o mostraron signos clínicos agudos asociados con la ingestión. Las regiones esofágicas y gástricas fueron la ubicación más común para una aguja de coser (10/21 [47,6%] perros; 19/37 [51,4​​%] gatos), seguido de la orofaringe (7/21 [33,3%] perros; 11 / 37 [29,7%]) e intestinos (4/21 [19,0%] perros; 7/37 [18,9%] de los gatos). En 10 de 58 (17,2%) animales se observó perforación gastrointestinal (5/21 [23,8%] perros; 5/37 [13,5%] gatos). Las agujas de coser en esófago y estómago se eliminaron con éxito endoscópicamente en 8 de 9 perros y 18 de 19 gatos. La tasa de supervivencia fue del 98,1% (51/52) de los animales que recibieron el tratamiento.
  • El estudio concluye que la eliminación  endoscópica de agujas de coser ingeridas tiene un gran éxito y debería ser el procedimiento recomendado para evitar la perforación del tracto gastrointestinal y la morbilidad asociada. El pronóstico para los perros y gatos que recibieron este tratamiento fue excelente
ABSTRACTS

Seguridad de la administración de la administración de albúmina de suero humano (HSA) al 25 % en perros con enteropatía perdedora de proteínas

K.A. Loyd , C.G. Cocayne, J.M. Cridland, W.R. Haus.
Proceedings ACVIM 2014

  • El objetivo de este estudio retrospectivo fue determinar la seguridad de la albúmina de suero humano (HSA) al 25 % de en perros diagnosticados con enfermedad inflamatoria intestinal idiopática (EII) que tiene cursan con enteropatía perdedora de proteínas (PLE) y con albúmina sérica < 2,0 g/dl . Se planteó la hipótesis de que el porcentaje de las reacciones agudas a la transfusión de HSA en perros con hipoalbuminemia entre moderada a severa por PLE, no sería estadísticamente diferente a la tasa reportada de reacciones agudas a las transfusiones sanguíneas en perros ( 3,3 %). Además, también se investigó el desarrollo de reacciones tardías.
  • Se revisaron los registros médicos de 21 perros que tenían resultados bioquímica consistentes con PLE, IBD confirmada por histopatología , la albúmina sérica < 2,0 g / dl y que recibieron una de transfusión HSA.En total se administraron 54 transfusiones. Cada paciente recibió entre 1 y 10 transfusiones.
  • Tres (5,7%) pacientes desarrollaron señales consistentes con una reacción aguda, lo cual no fue estadísticamente diferente de la tasa reportada de reacciones agudas en las transfusiones de sangre. Dos (3,7%) pacientes desarrollaron signos compatibles con una reacción tardía.
  • En conclusión, las transfusiones de HSA al 25% parecen ser seguras en perros con EII y PLE con hipoalbuminemia entre moderada a severa ya que las reacciones agudas y tardías son poco comunes
ABSTRACTS

Descripción del uso de la la ecografía con contraste en cuatro perros con tumores pancreáticos

Vanderperren K, Haers H, Van d, V, et al.
J Small Anim Pract. 2014;55:164-169.

Los tumores pancreáticos caninos son raros en comparación con medicina humana y la detección y diferenciación de la neoplasia de páncreas con la ecografía en modo B, es un reto ya que a menudo conduce a un diagnóstico clínico tardío y con mal pronóstico. Este trabajo describe los hallazgos de la ecografía con contraste en cuatro perros con adenocarcinoma de páncreas o insulinoma.

La ecografía del páncreas en modo B reveló un nódulo hipoecoico en tres perros y tejido heterogéneo en un perro. La ecografía con contraste fue capaz de diferenciar entre los dos tipos de tumores: los adenocarcinomas mostraron lesiones hipoecoicas e hipovasculares, mientras que los insulinomas mostraron lesiones uniformemente hipervasculares. Estos hallazgos ecográficos con contraste fueron confirmados mediante citología y/o histopatología.

Los resultados demostraron que la ecografía con contraste fue capaz de establecer diferentes patrones entre los tumores exocrinos (adenocarcinoma) y endocrinos (insulinoma) en perros

ABSTRACTS

La bilirrubina total sérica como factor de pronóstico negativo en la hepatitis crónica idiopática canina

Gomez SA, Bexfield N, Scase TJ, et al
J Vet Diagn Invest 2014

  • La bilirrubina total sérica (TBIL) se utiliza como factor pronóstico en la hepatitis crónica (CH) en los seres humanos. El objetivo de este estudio fue evaluar si TBIL es un factor pronóstico negativo en CH idiopática canina, e identificar otros factores de pronóstico. Se seleccionaron e incluyeron en el estudio 39 perros admitidos en 2 centros de referencia entre 1999 y 2010, y con diagnóstico histológico de CH idiopática. Se excluyeron los pacientes con enfermedades concomitantes que pudieran afectar la  TBIL o al tiempo de supervivencia. La bilirrubina total en suero se midió antes de la biopsia de hígado, y la CH fue diagnosticada de acuerdo con criterios histológicos estandarizados. El tiempo de supervivencia se calculó desde el momento del diagnóstico hasta el momento de la muerte o la eutanasia.
  • El tiempo de supervivencia media para los 39 perros incluidos en el análisis fue de 197 días (1-2,677), y la bilirrubina total media en suero fue de 11 mcmol / l (2-265). La bilirrubina total en suero se asoció de forma estadísticamente significativa con la supervivencia (odds ratio = 1,082 , P = 0,047 ), así como el peso (odds ratio = 1,028 , P = 0,028) y la presencia de ascitis ( OR = 6,758 , P = 0,013).
  • El estudio actual demuestra que la TBIL podría ser utilizada como un factor pronóstico adicional en canino CH
ABSTRACTS

Relaciones entre la creatinina sérica, gastrina sérica, producto de calcio-fósforo y gastropatía urémica en gatos con enfermedad renal crónica

McLeland SM, Lunn KF, Duncan CG, et al
J Vet Intern Med 2014

  • La enfermedad renal crónica (ERC) en los gatos está asociada a signos gastrointestinales comúnmente atribuidos a la gastropatía urémica y esto hace que a menudo los pacientes se traten con antiácidos y protectores gastrointestinales. Este régimen terapéutico se basa en lesiones gástricas documentadas en humanos y perros urémicos, pero la naturaleza y la incidencia de la gastropatía urémica en gatos son desconocidas.
  • Este estudio evalúa la gastropatía urémica en gatos con ERC para facilitar el perfeccionamiento de la gestión médica de los signos gastrointestinales. Se seleccionaron 37 gatos con ERC; 12 gatos control no azotémicos. Se evaluaron los estómagos de estos animales para la presencia de lesiones clásicas de gastropatía urémica y se compararon las lesiones histopatológicas con las concentraciones séricas de creatinina, el producto calcio-fósforo (CPP), y las concentraciones de gastrina de suero.
  • No se observaron ulceraciones gástricas, edema, y cambios vasculares fibrinoides. En los gatos con ERC, las lesiones gástricas más importantes fueron la fibrosis y la mineralización. Dieciséis gatos con ERC (43%) tenían evidencia de fibrosis gástrica de diversa gravedad y 14 gatos con ERC (38 %) tenían mineralización gástrica. Los gatos con ERC tenían más probabilidades de tener fibrosis gástrica y mineralización que los controles no azotémicos (P = 0,005 y P = 0,021, respectivamente). Sólo tenían mineralización gástrica los gatos con azotemia moderada y severa. El CPP se correlacionó con la gravedad de la enfermedad; Los gatos azotémicos con IRC grave tenían significativamente mayor CPP en comparación con los controles no azotémicos y gatos azotémicos con IRC leve y moderada ( p < 0,05 ). Aunque las concentraciones de gastrina fueron significativamente mayores en los gatos con ERC, en comparación con los controles no azotémicos ( P = 0,003 ), las concentraciones altas no se asociaron con ulceración gástrica .
  • El estudio concluye que la gastropatía urémica en gatos con ERC difiere de lo descrito en otras especies, y esta diferencia se debería considerar al diseñar el tratamiento médico
ABSTRACTS

Lipasa pancreática inmunoreactiva sérica canina en ehrlichiosis monocítica canina (Ehrlichia Canis) experimentalmente inducida y de ocurrencia natural

Mylonakis ME, Xenoulis PG, Theodorou K, et al.
Vet Microbiol. 2014.

  • La infección por Ehrlichia canis causa enfermedad multisistémica en perros (ehrlichiosis monocítica canina , CME) que se asocia con unas tasas variables de mortalidad. En ocasiones pueden aparecer manifestaciones clínicas atípicas que incluyen signos gastrointestinales en la  CME, y aproximadamente el 10-15 % de los perros se presentan con evidencia histórica o clínica de vómitos, diarrea y/o dolor abdominal.
  • El objetivo de este estudio fue investigar si existen alteraciones de la lipasa pancreática inmunoreactiva( cPLI ) en perros con infección experimental o natural de ehrlichiosis monocítica . Se examinaron muestras seriadas de 10 perros Beagle infectados experimentalmente con E. canis, dos Beagles sanos no infectados, 20 perros infectados de forma natural (10 con ehrlichiosis no mielosupresora [ NME ] y 10 con ehrlichiosis mielosupresora [ ME ]).
  • Ninguno de los Beagles infectados experimentalmente mostró signos gastrointestinales o un aumento de las concentraciones CPLI antes o después de la infección experimental. Tres perros infectados naturalmente con ehrlichiosis NME y uno con ehrlichiosis ME tenían concentraciones séricas CPLI en el rango diagnóstico para la pancreatitis ( > 400mug / L ) sin mostrar signos gastrointestinales.
  • En este estudio el 20 % (4/20) de los perros naturalmente infectados con E. canis tenían aumento de las concentraciones séricas de CPLI consistentes con una pancreatitis leve y clínicamente inaparente
ABSTRACTS

Estudio morfológico e inmunohistoquímico de los efectos de la prednisolona o ácido ursodesoxicólico en la histología hepática en la colangitis linfocítica felina

Otte CM, Rothuizen J, Favier RP, et al
J Feline Med Surg. 2014

  • La colangitis linfocítica felina (LC) se trata normalmente con prednisolona, y más recientemente con ácido ursodesoxicólico (AUDC).  Se había visto que el tratamiento con prednisolona promovía un tiempo de supervivencia estadísticamente mayor que el tratamiento con AUDC. Para explicar esta diferencia, este estudio compara los efectos del tratamiento con  prednisolona y con AUDC en tejido hepático mediante la evaluación de las biopsias hepáticas consecutivas.
  • Se evaluaron biopsias seriadas de gatos con LC tratados con prednisolona (n = 5) o UDCA (n = 4).
  • Se observó que la inflamación disminuyó más en el grupo tratado con prednisolona, mientras que el número de colangiocitos, células progenitoras y fibroblastos no difirió entre ambos grupos de tratamiento. Tampoco se encontraron diferencias en la cantidad de fibrosis en ambos grupos de tratamiento
ABSTRACTS

Hallazgos clínicos, histopatología intestinal y evolución de la enteropatía perdedora de proteínas en perros Yorkshire Terrier

Simmerson SM, Armstrong PJ, Wunschmann A, et al
J Vet Intern Med. 2014

  • En perros Yorkshire se ha descrito un tipo de enteropatía perdedora de proteínas ( PLE ) no muy determinado. En este estudio se revisaron retrospectivamente, los expedientes de 30 perros Yorkshire Terrier con un diagnóstico de PLE. La histopatología intestinal se interpretó utilizando el sistema de clasificación de histopatología gastrointestinal de la WSAVA.
  • Se observó que las hembras superaban en número a los machos (20/ 30). La mediana de edad fue de 7 años (rango 1-12). Los signos clínicos más comunes fueron diarrea (20/30), vómitos (11), ascitis y distensión abdominal (11), y dificultad respiratoria (8). Las anormalidades histopatológicas intestinales incluyeron dilatación de las vellosidades linfáticas, lesiones de las criptas, atrofia de las vellosidades, y aumentos variables en la celularidad de la lámina propia.
  • Todos los perros fueron tratados con glucocorticoides. De los 23 perros con un seguimiento a largo plazo de, 9 tuvieron una resolución de los signos clínicos completa, en 3 fue parcial, y 11 no respondieron al tratamiento. La mediana de supervivencia fue de 44 y 12 meses en los que respondieron y los que no respondieron, respectivamente. Cuatro perros sufrieron una muerte hiperaguda.
  • Factores como vómitos, monocitosis, la gravedad de la hipoalbuminemia, la concentración de urea en sangre baja, y aplanamiento de las vellosidades intestinales fueron predictivos de una supervivencia de menos de 4 meses.
  • Los Yorkshire Terriers con PLE muestran, a menudo, signos clínicos asociados con hipoalbuminemia y baja presión oncótica, además de los signos gastrointestinales clásicos. Aunque los resultados clínicos son variables, bastantes perros experimentan remisión de los signos clínicos y una supervivencia aceptable