Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Gastroenterología

ABSTRACTS

Colecistocentesis percutánea en gatos con sospecha de enfermedad hepatobiliar.

Byfield VL, Callahan Clark JE, Turek BJ, Bradley CW, Rondeau MP.
J Feline Med Surg. 2017 Jan 1

  • El objetivo de este estudio fue evaluar la seguridad y utilidad diagnóstica de la colecistocentesis guiada por ecografía percutánea (PUC) en gatos con sospecha de enfermedad hepatobiliar. Se revisaron retrospectivamente los registros médicos de 83 gatos con sospecha de enfermedad hepatobiliar que se les realizó una PUC. En el momento de la PUC, se realizó, al menos un procedimiento adicional en 79/83 gatos, que incluyeron aspiración hepática y/o biopsia (n = 75) y aspiración esplénica (n = 18).
  • Aparecieron complicaciones en 14/83 casos, que incluyeron aumento del líquido abdominal (n = 11), oclusión de la punta de aguja (n = 1), fallo en el primer intento de penetración en la pared vesical (n = 1) y neumoperitoneo (n = 1). No hubo historias de ruptura de la vesícula biliar, peritonitis biliar o hipotensión que hubieran requerido tratamiento con medicación vasopresora. Se administraron derivados sanguíneos a 7/83 (8%) gatos. Setenta y dos gatos (87%) sobrevivieron hasta darles el alta. De los gatos que fueron sacrificados (9/83) o fallecieron (2/83), ninguno se informó como que había sido una consecuencia directa de la PUC. Se identificaron bacterias citológicamente en 10/71 muestras (14%), y todos ellos (10) obtuvieron cultivo bacteriano aeróbico positivo. El cultivo de bilis fue positivo en 11/80 muestras (14%). De los casos en los que se obtuvo un cultivo biliar positivo, la descripción citológica de las bacterias se correspondió con el organismo cultivado en menos del 50% de los casos. El diagnóstico citológico más frecuente fue lipidosis hepática (49/66). El diagnóstico histopatológico más frecuente fue colangitis (10/21).
  • Los autores concluyen que, en este grupo de gatos con sospecha de enfermedad hepatobiliar, la PUC fue segura. Las complicaciones aparecidas estuvieron más asociadas probablemente con procedimientos auxiliares realizados en el momento de la PUC. El análisis de la bilis llevó a un resultado anormal en casi un tercio de los gatos con sospecha de enfermedad hepatobiliar. En este estudio no se obtuvo una buena correspondencia entre la citología biliar y el cultivo, por lo que estarían justificados estudios adicionales de correlación entre la citología biliar y el cultivo de bilis.
ABSTRACTS

Características colonoscópicas e histológicas de masas rectales en perros: 82 casos ( 1995-2012)

Adamovich-Rippe KN, Mayhew PD, Marks SL, Selmic LE, Culp WT, Youello AM, Runge JJ, Holt DE, Kass PH, Peauroi JR.
J Am Vet Med Assoc. 2017 Feb 15;250(4):424-430

  • Este estudio trata de evaluar las características colonoscópicas e histológicas de las masas rectales en perros. Se diseñó un estudio retrospectivo de una serie de casos, que mediante la revisión de sus registros médicos, incluyó a 82 perros sometidos a colonoscopia y con masas rectales. Se registraron sus antecedentes, reseñas, signos clínicos, resultados del examen físico, hallazgos diagnósticos de imágenes y resultados de la colonoscopia (incluyendo complicaciones). Cuando fue posible, se obtuvieron muestras de tejido durante la colonoscopia y/o mediante biopsia quirúrgica, y fueron revisadas por un único patólogo certificado. Se compararon las características histológicas y el grado del tumor de las muestras de tejido obtenidas durante la colonoscopia versus la biopsia quirúrgica.
  • En 6 de los 82 perros se observaron múltiples masas rectales durante la colonoscopia, y no se visualizaron lesiones en la unión colorrectal. Los resultados de la evaluación histológica de las muestras por biopsia quirúrgica fueron consistentes con un diagnóstico de neoplasia epitelial en 58 de 64 perros, de los cuales 71% fueron clasificados como adenoma benigno o pólipo, y el 29% como adenocarcinoma in situ o adenocarcinoma. En 3 de 82 perros ocurrieron complicaciones propias de la colonoscopia, pero se consideraron menores. En 5 de 16 perros, de los que había muestras disponibles para la revisión histológica, tanto de biopsia quirúrgica como de colonoscopia, se produjo una discrepancia en el diagnóstico
  • Los resultados de este estudio sugieren que las masas rectales múltiples no son frecuentes en perros y en este estudio no se encontraron lesiones secundarias en la unión colorrectal. La colonoscopia se asoció con pocas complicaciones, pero la necesidad de que esta población de pacientes necesite una evaluación colonoscópica de todo el colon de debería reevaluar 
ABSTRACTS

Suplementación con cobalamina oral en gatos con hipocobalaminemia: un estudio retrospectivo

Toresson L, Steiner JM, Olmedal G, Larsen M, Suchodolski JS, Spillmann T.
J Feline Med Surg. 2017 Jan 1

  • El objetivo de este estudio fue evaluar retrospectivamente, si la suplementación con cobalamina oral podía restaurar la normocobalinemia en gatos con hipocobalaminemia y signos clínicos de enfermedad gastrointestinal. Se hizo una búsqueda en los registros electrónicos e un hospital veterinario sueco del periodo de diciembre de 2013 a agosto de 2016. Los criterios de inclusión para estos gatos fueron signos clínicos de enteropatía crónica, concentración sérica de cobalamina ⩽250 pmol / l (intervalo de referencia 214-738 pmol / l) y tratamiento oral con comprimidos de cobalamina. Un total de 25 gatos cumplieron los criterios de inclusión. Los gatos fueron tratados con 0,25 mg de comprimidos de cianocobalamina una vez al día y se volvió a medir la concentración sérica de cobalamina 27-94 días después.
  • Después de la administración oral de cobalamina, todos los gatos tenían las concentraciones séricas de cobalamina por encima del intervalo de referencia, siendo 128 pmol / l (111-250 pmol / l) la concentración media de antes del tratamiento, y 2701 pmol / l (738-16,359 pmol / l) después de la suplementación. Esta diferencia fue estadísticamente significativa (P <0,0001).
  • Los resultados del estudio sugieren que la suplementación con cobalamina oral es eficaz para aumentar las concentraciones de cobalamina sérica a valores supranormales en gatos con hipocobalaminemia, por lo que la suplementación con cobalamina oral supondría una alternativa a la administración parenteral. Todavía se necesitarían más estudios prospectivos comparando gatos que están siendo tratados con suplementación parenteral versus oral de cobalamina, y con mayor número de pacientes para poder recomendar la suplementación oral como uso rutinario 
ABSTRACTS

Uso de grapas cutáneas desechables para resección intestinal y anastomosis en perros en 63 perros: 2000 a 2014

Rosenbaum JM, Coolman BR, Davidson BL, Daly ML, Rexing JF, Eatroff AE.
J Small Anim Pract. 2016 Nov;57(11):631-636

  • Este estudio describe el uso de grapas cutáneas desechables en resección intestinal y anastomosis en perros y reporta las tasas de dehiscencia y mortalidad asociadas. Se realizó una revisión retrospectiva de expedientes médicos de perros sometidos a resección intestinal y anastomosis donde se utilizaron grapas cutáneas desechables entre 2000 y 2014 y se recogieron datos sobre la reseña del animal, indicación de la cirugía, lugar de la resección y anastomosis, número de procedimientos realizados, evidencia de peritonitis en el momento de la cirugía, las calificaciones del cirujano, las dehiscencias y la mortalidad. La mortalidad se definió como la incapacidad para sobrevivir más de 10 días después de la resección y la anastomosis.
  • La tasa global de mortalidad de los pacientes sometidos a resección intestinal y anastomosis fue del 12,7% (8/63). La indicación más frecuente para realizar resección y anastomosis fue neoplasia (20/63 [31,7%]), seguida de la extracción de cuerpos extraños (19/63 [30,2%]). La tasa de dehiscencia general fue 4,6% (3/63). No hubo diferencias en la mortalidad asociada con la indicación de la cirugía, con realizar procedimientos múltiples, con las diversas calificaciones del cirujano o la evidencia de peritonitis en el momento de la cirugía.
  • En este estudio retrospectivo, la mortalidad global y las tasas de dehiscencia utilizando grapas cutáneas desechables fueron similares a los resultados previamente descritos después de cualquier resección y anastomosis.

 

ABSTRACTS

Evaluación de un producto probiótico específico canino en el tratamiento de diarrea aguda o intermitente en perros: un estudio de eficacia doble ciego controlado con placebo

Gómez-Gallego C, Junnila J, Männikkö S, Hämeenoja P, Valtonen E, Salminen S, Beasley S.
Vet Microbiol. 2016 Dec 25;197:122-128

  • En este estudio doble ciego controlado con placebo se incluyeron 60 perros seleccionados a partir de un grupo de pacientes que visitaron una consulta veterinaria y se les diagnosticó diarrea aguda. Estos perros recibieron de manera aleatorizada, bien un producto a base de leche cortada que contenía tres probióticos Lactobacillus sp. en combinación de Lactobacillus fermentum VET 9A, L. rhamnosus VET 16A y L. plantarum VET 14A (2 x 10 (9) cfu / ml), o bien placebo. Se analizó la consistencia de las heces, el estado general y el número de patógenos específicos en las muestras de heces.
  • Los resultados mostraron que el tratamiento con el producto a base de leche cortada tenía un efecto de normalización en la consistencia de las heces. Además, también se mejoró el estado general del perro manteniendo el apetito, e incluso pudiendo reducir el vómito. Los perros del grupo con probióticos tenían una menor concentración de Clostridium perfringens y Enterococcus faecium, que típicamente aumentan durante episodios de diarrea en perros, en comparación con el grupo placebo.
ABSTRACTS

Palatabilidad y efectos clínicos de un líquido de recuperación oral durante la recuperación de perros con sospecha de enteritis por parvovirus canino

Tenne R, Sullivan LA, Contreras ET, Olea-Popelka F, Twedt DC, Fankhauser J, Mastrianna L, Lappin MR.
Top Companion Anim Med. 2016 Jun;31(2):68-72

  • Los perros infectados con parvovirus canino (CPV) suelen desarrollar una enteritis grave, que requiere terapia de soporte hasta que se puedan tomar alimentos de forma voluntaria y consumo de agua. La suplementación con un líquido de recuperación oral (oral recuperation fluid: ORF) podría ayudar en la recuperación general de CPV. En este estudio se valoran las hipótesis de que los perros con infección natural por CPV preferirían un ORF al agua, y que los perros que consumen el ORF tendrían un retorno más rápido al apetito voluntario y una mejor ingesta calórica durante el período inicial de recuperación, en comparación con los perros que sólo consumen agua.
  • Se incluyeron un total de 28 perros con CPV y se excluyeron los perros que aceptaban comida voluntaria o ingesta de agua en el momento del inicio del estudio. Los perros fueron asignados al azar a un grupo con ORF o a un grupo con sólo agua.  Dos veces al día se ofreció el líquido escogido y si se rechazaba este primer líquido, se ofrecía el otro una hora más tarde. Los perros también recibieron un protocolo de tratamiento de apoyo estandarizado. A partir del día 2, se ofreció una dieta gastrointestinal a todos los perros cada 8 horas intercaladas con los ensayos de ingesta de líquidos.
  • Un total de 40% (6/15) de perros con CPV consumieron el ORF como fluido escogido, y el 31% (4/13) de perros con CPV consumieron agua como fluido escogido (P = 0,71). Para los perros que rechazaron el primer líquido escogido, el 56% (5/9) de los perros que consumían ORF consumieron agua, y el 22% (2/9) de los perros que consumían agua también consumieron ORF (P = .33). Los perros que consumieron el ORF demostraron un retorno más rápido al apetito voluntario (mediana = 1,5 días [rango: 1-3]) en comparación con los que consumieron agua (mediana = 4,25 días [rango: 1,5-5,5], P = 0,01), o ningún líquido (mediana = 2 días [rango: 1,5 - 5,5], P = 0,03). Además, los perros que consumieron el ORF tuvieron una mayor ingesta calórica (mediana = 100% de requerimiento energético en reposo (RER), rango: 61% -100%] comparado con aquellos que consumieron agua (mediana = 19% RER; rango 9% -100%; P = 0,004) o ninguno de los fluidos (mediana = 37% RER, rango: 3 - 100; P = 0,05).
  • Los resultados de este estudio sugieren que algunos perros con CPV pueden consumir de forma voluntaria un ORF durante la fase de recuperación de su enfermedad, y que el consumo de un ORF puede mejorar el retorno más rápido del apetito voluntario, así como un aporte calórico mejorado. Se necesitarían estudios adicionales para evaluar también los efectos añadidos de este ORF durante la recuperación del CPV en particular.

 

ABSTRACTS

Tromboembolismo en perros con enteropatía perdedora de proteínas con enfermedad intestinal crónica de intestino delgado de naturaleza no-neoplásica

Jacinto AM, Ridyard AE, Aroch I, Watson PJ, Morrison LR, Chandler ML, Acvim D, Kuzi S
J Am Anim Hosp Assoc. 2016 Nov 14.

  • Aunque se suele decir que los perros con enteropatía perdedora de proteínas (PLE) tienen mayor riesgo de desarrollar eventos tromboembólicos, con algunas excepciones, hay muy pocos casos reportados de tromboembolismo en estos perros.
  • Este estudio observacional retrospectivo multicéntrico describe una serie de casos de tromboembolismo (TE) en ocho perros con PLE secundaria a enfermedad intestinal crónica de intestino delgado de naturaleza no-neoplásica.
  • Siete de estos perros tenían la PLE mal controlada cuando ocurrió el evento tromboembólico. En 6 perros se produjo un tromboembolismo pulmonar (PTE), mientras que uno desarrolló una trombosis de la vena esplénica y otro los desarrolló en la vena esplénica y en la aorta concurrentemente. Seis perros murieron, todos con PTE. La actividad antitrombina estaba disminuida en uno de los dos perros en los que se midió. Las concentraciones séricas de cobalamina y folato se midieron en tres perros y la cobalamina estaba por debajo de lo normal en los tres. El magnesio sérico se midió en dos perros, y fue bajo en ambos.
  • Los autores sugieren que los perros con enfermedad crónica del intestino delgado incontrolada y PLE están en riesgo de desarrollar TE graves que amenazan la vida, principalmente el PTE
ABSTRACTS

La rifamixina es una alternativa efectiva al metronidazol para el tratamiento de la enteropatía crónica en perros : un ensayo aleatorio

Menozzi A, Dall'Aglio M, Quintavalla F, Dallavalle L, Meucci V, Bertini S.
BMC Vet Res. 2016 Oct 6;12(1):217.

  • Este ensayo clínico se llevó a cabo con el fin de evaluar la eficacia de la rifaximina (RIF), un antibiótico de amplio espectro con una absorción gastrointestinal insignificante, en comparación con el metronidazol (MET), que es un fármaco antimicrobiano comúnmente empleado, en perros con enteropatía crónica. Se seleccionaron 24 perros y se incluyeron al azar en dos grupos diferentes: grupo tratado con MET (10 perros) y el grupo con RIF (14 perros). Los perros del grupo de MET recibieron metronidazol 15 mg / kg cada 12 horas durante 21 días por vía oral, mientras que los perros del grupo de RIF, se les dio rifaximina 25 mg / kg cada 12 horas durante 21 días por vía oral. Se evaluaron los signos clínicos de la enfermedad, el día antes del comienzo de la administración del fármaco (D0), y al final del tratamiento (D21), por medio del índice CIBDAI (índice de actividad de la enfermedad inflamatoria intestinal canina). También se midieron Los niveles sanguíneos de la proteína C-reactiva (CRP) en D0 y D21, como parámetro adicional acerca de la eficacia del tratamiento. La principal medida de la eficacia fue la remisión completa en el D21, que se definió como una disminución del CIBDAI del 75% o mas. Las medidas secundarias de la eficacia fueron la variación de las puntuaciones medias del CIBDAI, de los niveles séricos de CRP, y cualquier efecto adverso observado desde D0 a D21.
  • El tratamiento con metronidazol o rifaximina, mejoró  en gran medida los signos clínicos de la enfermedad en ambos grupos: en el grupo tratado con MET se logró la remisión completa en 8 de 10 perros (80,0%), y la remisión parcial en 2 sujetos (20,0%). En el grupo de RIF, 12 de 14 perros mostraron remisión completa (85,7%), y los 2 perros restantes se encontraban en remisión parcial (14,3%). También hubo una disminución significativa de las puntuaciones del CIBDAI (P = 0,002 y P = 0,0002 para MET y RIF, respectivamente), y de los niveles de CRP (p = 0,002 y P = 0,0001 para MET y RIF, respectivamente) en comparación con los valores previos al tratamiento en ambos grupos. No se hallaron diferencias significativas, al comparar ambos grupos. No se describieron efectos secundarios relevantes durante el ensayo con ninguno de las medicaciones.
  • En este estudio se demuestra, por primera vez, que la rifaximina oral, podrían representar una alternativa eficaz al metronidazol para la inducción de la remisión clínica en perros con enteropatía crónica
ABSTRACTS

Las dietas con pequeñas cantidades de fibra o sin fibra pueden reducir la aparición de úlceras intestinales pequeñas asociadas al uso de drogas antinflamatorias en perros

J Physiol Pharmacol. 2016 Aug;67(4):563-573.
Satoh H, Kondo R, Shinoda T, Idaka S, Ishigami K, Shiotani S.

  • Los recientes avances en las técnicas endoscópicas han revelado que los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) causan a menudo úlceras en el intestino delgado en humanos, y no existe actualmente una terapia eficaz. En este estudio, se investigan los efectos que puedan tener el tipo de alimentación y la cantidad de fibra en la dieta (DF) en la formación de úlceras gastrointestinales inducidas por AINEs en perros. Se alimentaron a unos perros con varios tipos de dietas con porcentajes diversos de DF. Se administró indometacina (1 ó 3 mg / kg, PO), ketoprofeno (2 mg / kg, sc) o fulnixina (1 mg / kg, sc) una vez al día, a las 10 de la mañana después de una comida matutina o sin comida matutina, durante 3 - 7 días. 24 h después de la última dosis de estos fármacos se examinaron las lesiones gastrointestinales.
  • Cuando se administró la indometacina (3 mg / kg), durante 7 días después de una comida por la mañana se observaron muchas lesiones en el intestino delgado. Sin embargo, cuando se administró en ayunas, sin la comida de la mañana, las lesiones disminuyeron marcadamente. Todos los AINE administrados después de alimentar a los animales con unas comidas secas regulares que contenían 6% de DF, una vez al día durante 3 días, produjeron muchas lesiones en el intestino delgado. Las lesiones disminuían en perros que recibían dietas con baja DF (1,1%) y aumentaban cunado las dietas tenían alta DF (15,4%). Además, no se observaron lesiones en perros que recibieron una dieta enlatada con DF muy baja (<0,1%), y sí que había lesiones en los perros con dieta enlatada suplementada con celulosa (3 o 10%) pero no con pectina (10%).
  • Los resultados de este estudio sugieren que tanto el estado de alimentación (ayuno o no), como la DF insoluble, como la celulosa en la dieta, desempeñan un papel importante en la formación de lesiones intestinales inducidas por AINES. Además, también se sugiere que una dieta con cantidades escasas de DF puede disminuir los efectos secundarios gastrointestinales asociado con el uso de AINEs.

 

 

ABSTRACTS

Función adrenal en gatos con enfermedad hepática colestásica

Buckley FI, Mahony O, Webster CR.
J Vet Diagn Invest. 2016 Nov 15

  • Los gatos con enfermedad hepática colestásica sufren morbilidades y mortalidades significativas cuando se someten a procedimientos invasivos bajo anestesia. Aunque esto se podría explicar por una respuesta adrenal inadecuada, hasta ahora no ha sido bien documentada la función suprarrenal en estos gatos con enfermedad hepática colestásica. El objetivo de este estudio fue describir la función suprarrenal en estos gatos.
  • Se seleccionaron 27 gatos con una bilirrubina sérica> 230 μmol / L (3 mg / dl) y una alanina aminotransferasa sérica > 2 veces el límite superior normal y se les determinó los valores de cortisol antes y 60 minutos después de la administración de 5 μg / kg de cosintropina por vía intravenosa
  • Se calculó el cambio en las concentraciones de cortisol (delta cortisol). Se compararon los valores de las concentraciones de cortisol antes y después de la ACTH con los valores de referencia. Se compararon los valores pre-ACTH, post-ACTH y delta cortisol entre los gatos que sobrevivieron al alta o durante 30 días después del alta. Los valores medios de cortisol pre-ACTH (205 ± 113 nmol / L [7,4 ± 4,2 μg / dL]) y los niveles de cortisol post-ACTH (440 ± 113 nmol / L [15,9 ± 4,1 g / dL]) fueron significativamente mayores que los valores de referencia en gatos clínicamente normales. No hubo asociación del cortisol previo o posterior a la ACTH con la supervivencia. Los gatos con un delta cortisol < 179 nmol / l (6,5 μg / dL) tuvieron mayor probabilidad de no sobrevivir a los 30 días posteriores al alta (p = 0,037) que los gatos con un delta cortisol > 179 nmol / L (6,5 μg / dL ).
  • Los resultados de este estudio indican que los gatos con colestasis tienen altos valores tanto de cortisol basal y como de pots estimulación con ACTH. Un delta cortisol < 179 nmol / L (6,5 μg / dL) señaló en este estudio una población de gatos que tuvo una supervivencia menor a los 30 días.