Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

General

ABSTRACTS

Factores que afectan la supervivencia en el momento del alta en 53 gatos diagnosticados de uroabdomen: un análisis retrospectivo de un único centro

Hornsey SJ, Halfacree Z, Kulendra E, Parker S, Kulendra N.
J Feline Med Surg. 2020 Jun 23

  • El objetivo de este estudio fue evaluar los resultados en gatos diagnosticados con uroabdomen en un solo centro de referencia.
  • Entre junio de 2003 y septiembre de 2016 se identificaron 53 gatos a los que se les había diagnosticado uroabdomen en un hospital clínico universitario. Los datos recopilados incluyeron la reseña del animal, los signos clínicos en la presentación, la etiología, la ubicación de la ruptura del tracto urinario, la presencia de lesiones concurrentes, el resultado del urocultivo, la presencia de urolitos y los valores de hematocrito, creatinina y potasio en la presentación. Se incluyeron tanto los gatos sometidos a tratamiento médico como quirúrgico, y se registró el uso de catéteres urinarios, tubos de cistotomía y drenajes abdominales. Se determinó si los pacientes sobrevivieron al alta o si se les practicó la eutanasia o murieron.
  • El 74% (n = 39) de los gatos sobrevivieron al alta. Las elevaciones de creatinina (P = 0,03) mostraron estar significativamente correlacionadas con la supervivencia en el momento del alta. El sexo, la edad, la ubicación de la ruptura, la presencia de urolitos, el resultado del urocultivo, la presencia de lesiones concurrentes, el potasio y hematocrito en la presentación no se asociaron con la supervivencia en el momento del alta. No hubo diferencias en la supervivencia entre los gatos que fueron tratados médica o quirúrgicamente.
  • Los autores concluyen que los gatos que desarrollan uroabdomen tienen una buena probabilidad de sobrevivir. En el momento de la presentación deben evaluarse los valores electrolíticos y bioquímicos, además de la presencia de lesiones concurrentes.
ABSTRACTS

Incidencia y factores de riesgo para enfermedades relacionadas con el calor (golpe de calor) en los perros del Reino Unido que acudieron a la atención veterinaria primaria en 2016

Hall EJ, Carter AJ, O'Neill DG.
Sci Rep. 2020 Jun 18;10(1):9128

  • A medida que el cambio climático hace que las temperaturas globales aumenten, algunas enfermedades relacionadas con el calor consideradas potencialmente mortales en los perros, se convertirán en una amenaza cada vez mayor.
  • El objetivo de este estudio era reportar la incidencia, la mortalidad y los factores de riesgo de las enfermedades relacionadas con el calor en los perros del Reino Unido que acudieron a la atención veterinaria primaria en 2016. A partir del programa VetCompass™ en los centros veterinarios del Reino Unido se valoraron los registros clínicos de 905.543 perros que acudieron a la atención veterinaria primaria en 2016.
  • Se identificaron 395 eventos confirmados de enfermedades relacionadas con el calor. La incidencia estimada de enfermedades relacionadas con el calor en 2016 fue del 0,04% (IC del 95%: 0,04-0,05%), con una tasa de mortalidad de 14,18% (IC del 95%: 11,08-17,96%). El análisis multivariable identificó factores de riesgo significativos, como la raza (por ejemplo, Chow Chow, Bulldog y Bulldog Francés), un mayor peso corporal en relación con la media de la raza/sexo y el hecho de tener más de dos años de edad. Los perros con forma de cráneo braquicefálico y los que pesan más de 50 kg también corrían un mayor riesgo.
  • A medida que avanzamos en un mundo cada vez más cálido, como profesionales veterinarios, se debería incluir la resistencia a las enfermedades relacionadas con el calor entre las variables de asesoramiento a los propietarios en la selección de la raza. La cría de razas con una buena función respiratoria y el mantenimiento de un peso corporal saludable deben considerarse prioridades clave de bienestar para todos los perros, a fin de limitar el riesgo de enfermedades relacionadas con el calor.
ABSTRACTS

Evaluación de las prescripciones antimicrobianas en perros con presuntas enfermedades bacterianas del tracto urinario

J. Scott Weese; Dennis Ballance; Philip Bergman; Talon McKee; Jinelle Webb
Proceedings ACVIM 2020

  • La administración de antimicrobianos está recibiendo cada vez más atención en medicina veterinaria y la evaluación de las prácticas de uso de antimicrobianos es un asunto importante al que cada vez se le presta más atención.
  • En este estudio se realizó una revisión retrospectiva de las prescripciones de productos antimicrobianos a perros a los que se les había diagnosticado una enfermedad infecciosa del tracto urinario en centros veterinarios de los Estados Unidos y el Canadá para evaluar su prescripción.
  • Se evaluaron un total de 7803 prescripciones antimicrobianas de 7387 perros; 7127 perros de 673 clínicas de los Estados Unidos y 260 perros de 50 clínicas de Canadá. Los principales trastornos clínicos fueron la cistitis aguda (n=6582), la cistitis recurrente (n=428) y la pielonefritis (n=326).
  • Los antimicrobianos más comúnmente prescritos para la cistitis aguda fueron la amoxicilina/ácido clavulánico (2702, 41%), la cefpodoxima (1024, 16%) y la amoxicilina (874, 13%). La duración media fue de 12 d (rango de 3 a 60 días, rango intercuartil (IQR) 4 días).
  • Hubo una diferencia significativa en la duración entre 2016 - 2018, y 2016 y 2018 (ambos p<0,001), con una duración menor en 2018. El 55% (3634) de los perros fueron tratados con antimicrobianos de primera línea que eran recomendados pasando del 52% (736/1410) en 2016, al 53% (1348/2536) en 2017 y al 59% (1550/2636) en 2018 (p<0,0001). Hubo diferencias significativas en los patrones de prescripción y en el uso general de "antimicrobianos de importancia crítica de máxima prioridad" entre el Canadá y los Estados Unidos, e incluso entre las diferentes regiones de los Estados Unidos. La amoxicilina/ácido clavulánico (146, 33%), la marbofloxacina (95, 21%) y la cefpodoxima (65, 14%) se recetaron con mayor frecuencia para la cistitis recurrente, con una duración media de 14 d (rango 3-77, IQR 10,5). La amoxicilina/ácido clavulánico (86, 26%), la marbofloxacina (56, 17%) y la enrofloxacina (36, 11%) se recetaron con mayor frecuencia para la pielonefritis; sin embargo, 91 perros (28%) recibieron dos antimicrobianos y dos (0,6%) tres antimicrobianos. La duración media del tratamiento fue de 14 d (rango 3-77 d, IQR 11 d). Las fluoroquinolonas se prescribieron con una frecuencia significativamente mayor (p<0,0001) a los perros con pielonefritis en comparación con los perros con cistitis aguda, mientras que las cefalosporinas de primera (p=0,018) y tercera generación (p=0,009) y las penicilinas (p=0,0007) se prescribieron con mayor frecuencia a los casos de cistitis aguda.
  • Los autores concluyen que las disminuciones en la duración de los tratamientos, y el aumento del uso de antimicrobianos de primera línea recomendados durante el período de este estudio, es más bien alentador, pero aún queda trabajo por hacer respecto a la optimización del uso de antimicrobianos.
ABSTRACTS

Signos gastrointestinales simultáneos en perros hipotiroideos

George Lubas; Eleonora Gori; Giada Paolinelli; Paola Gianella; Alessio Pierini; Veronica Marchetti
Procc ACVIM 2020

  • Hasta la fecha, se dispone de pocas observaciones sobre la prevalencia y las características de los signos gastrointestinales (GI) en perros hipotiroideos.
  • Los objetivos del estudio eran (1) evaluar los signos GI concurrentes en perros hipotiroideos; (2) analizar las características clínico-patológicas y ecográficas de los perros hipotiroideos con y sin signos GI, y (3) analizar el seguimiento de los signos GI después del tratamiento con hormonas tiroideas.
  • Se revisaron retrospectivamente los registros médicos de los perros hipotiroideos de dos hospitales veterinarios. Los perros fueron clasificados como hipotiroideos si las concentraciones de TT4 o fT4 eran bajas/normales junto a  una TSH normal/alta o una respuesta a la prueba de estimulación con TSH inadecuada. Se recogieron datos sobre la historia clínica, los signos gastrointestinales (vómitos, diarrea, estreñimiento), los parámetros hematológicos y bioquímicos y ecografía abdominal. Los perros hipotiroideos se dividieron en función de si presentaban al menos un signo gastrointestinal (grupo gastrointestinal y grupo no gastrointestinal).
  • Se incluyeron un total de 166 perros (grupo GI, n=45, 27%; grupo no GI, n=121, 73%). Los perros del grupo GI mostraron náuseas (42%), vómitos (40%), estreñimiento (22%), diarrea del intestino grueso (40%), diarrea del intestino delgado (4%) y diarrea inespecífica (40%). No se encontró ninguna diferencia significativa entre los grupos GI y no GI en cuanto a los parámetros hematológicos o bioquímicos. En la ecografía, el grupo GI tuvo una frecuencia de afectación del intestino grueso (20%) significativamente mayor que el grupo no gastrointestinal (P=0,03). Veintisiete perros del grupo GI tuvieron un revisión dentro de las 3-4 semanas desde el comienzo del tratamiento. Veintiún de los 27 perros GI tuvieron una resolución de los signos GI en la revisión (P=0.0001).
  • En este estudio, la mayoría de los perros hipotiroideos que tenían signos gastrointestinales concurrentes eran debido a la implicación del intestino grueso. Con el tratamiento, estos signos gastrointestinales concurrentes en los perros hipotiroideos parecen reducirse.
ABSTRACTS

Infección por Giardia duodenalis en perros afectados con enteropatía crónica primaria

Perrucci S, Berrilli F, Procopio C, Di Filippo MM, Pierini A, Marchetti V.
Open Vet J. 2020 Apr;10(1):74-79

  • La enteropatía crónica primaria (ECP) canina incluye un grupo heterogéneo de enfermedades caracterizadas por signos gastrointestinales crónicos.
  • El objetivo de este estudio era evaluar la concurrencia de la infección por Giardia duodenalis en perros afectados por ECP.
  • Se incluyeron 47 perros afectados de ECP de diferente edad y sexo. Para cada perro, se evaluó la frecuencia de la defecación, la consistencia de las heces, y eventuales anormalidades fecales. También se evaluó un índice de puntuación clínica de la severidad de la CE (índice de actividad de enteropatía crónica clínica), y se clasificó el tipo de enteropatía de forma retrospectiva. Para el análisis parasitológico, se examinaron muestras fecales frescas recogidas de cada perro mediante frotis frescos teñidos con Lugol, por técnica de flotación y un inmunoensayo rápido. Mediante análisis moleculares se identificaron los genotipos de la Giardia duodenalis. Se evaluaron estadísticamente las diferencias de los parámetros clínicos entre los perros positivos y negativos para G. duodenalis.
  • Entre los perros con ECP, 16 de los 47 (34%) perros fueron considerados positivos para G. duodenalis y se identificaron los ensamblajes C y D. No se observaron diferencias estadísticas según los tipos de ECP entre los grupos de perros G. duodenalis-positivos y G. duodenalis-negativos. El índice clínico de la gravedad de la ECP fue indicativo de formas clínicas significativamente menos severas en los perros G. duodenalis-positivos (p = 0,037).
  • Los resultados obtenidos en este estudio muestran que G. duodenalis puede estar presente en los perros afectados por ECP, y que se necesitan más investigaciones para aclarar la verdadera importancia de una presentación clínica leve en los perros afectados por ECP positivos a G. duodenalis.
ABSTRACTS

Evaluación de diferentes dosis de doxiciclina durante el tratamiento adulticida de la Dirofilaria immitis en perros

Carretón E, Morchón R, Falcón-Cordón Y, Falcón-Cordón S, Matos JI, Montoya-Alonso JA.
Vet Parasitol. 2020 Jun 2;283

  • La bacteria endosimbiótica Wolbachia desempeña un papel importante en la patogénesis y en la respuesta inmunológica inflamatoria a la infección por Dirofilaria immitis en los perros. La doxiciclina se utiliza para reducir la Wolbachia de todas las etapas de la vida del gusano y así evitar grandes liberaciones de la bacteria durante la muerte de los gusanos. Sin embargo, la dosis y la duración del tratamiento recomendadas actualmente se han extrapolado del tratamiento de otras infecciones rickettsiales.
  • El objetivo del estudio era valorar la dinámica de los anticuerpos IgG anti-Wolbachia en los perros infectados por Dirofilaria immitis bajo tratamiento adulticida utilizando diferentes dosis de doxiciclina.
  • Se reclutaron 49 perros infectados por Dirofilaria immitis. El día 0 (diagnóstico) se prescribió ivermectina mensual (6 μg/kg), así como doxiciclina diaria durante 30 días, a 10 mg/kg/12 h (n = 13), 5 mg/kg/12 h (n = 19) y 10 mg/kg/24 h (n = 17). Los perros se sometieron a un tratamiento de adulticida y se recogieron muestras de sangre los días 0, 30, 90 y 120. Todos los perros tenían anticuerpos contra la proteína de superficie recombinante de la Wolbachia (rWSP), lo que confirma el importante papel de la bacteria en la enfermedad causad por Dirofilaria immitis. No se encontraron diferencias significativas en la respuesta anti-rWSP por la presencia/ausencia de microfilarias, o por la carga parasitaria en el día 0. En todos los grupos tratados, la respuesta de anticuerpos anti-rWSP no fue significativamente diferente entre los días 0 y 30, pero fue significativamente menor entre los días 0 y 120 (p < 0,05).
  • Los resultados del presente estudio sugieren que la administración de una dosis inferior a la recomendada actualmente es suficiente para lograr una reducción significativa de la Wolbachia en los perros infectados por Dirofilaria immitis.
ABSTRACTS

Actividad y calidad del sueño en perros con epilepsia idiopática comparados con perros control para edad y raza.

Starr Cameron; Megan Barry; Heidi Barnes-Heller; Kylie Grady
Procc ACVIM 2020

  • El propósito de este estudio fue comparar los niveles de actividad y la calidad del sueño de los perros con epilepsia idiopática con perros control para edad y raza.
  • La población del estudio incluyó 67 perros diagnosticados con epilepsia idiopática entre uno y nueve años de edad, que estaban recibiendo al menos un medicamento antiepiléptico (AED), y una frecuencia de convulsiones de al menos una cada tres meses. La población de control consistía en perros control de edad y raza parecida sin condiciones médicas diagnosticadas que no recibían ningún medicamento. Se midió la actividad usando un monitor de actividad específica canina (FitBark™), sujeto a los collares de los perros en todo momento. También se calculó una puntuación de sueño (como un porcentaje) midiendo la cantidad de actividad (inquietud) durante un tiempo específico de cuatro horas de sueño (decidido por el propietario).
  • Los perros con epilepsia idiopática que recibían AED tuvieron, en promedio, una disminución del 20% en actividad en comparación con la población control, que fue estadísticamente significativa. Cuando se consideró la raza, los Border Collies y los Pastores Alemanes epilépticos que recibían AED tenían niveles de actividad significativamente más bajos en comparación con los controles (valores p de 0,007 y 0,011, respectivamente). Las puntuaciones de sueño también fueron significativamente diferentes entre los perros epilépticos y los perros control, siendo los perros epilépticos los que tenían una mejor calidad de sueño (menos inquietud) en comparación con la población de control (valor p=0,033). La raza no fue estadísticamente significativa respecto a la puntuación del sueño.
  • Los autores concluyen que los perros epilépticos que reciben AED son estadísticamente menos activos y tienen una mejor calidad de sueño en comparación con perros control para edad y raza.
ABSTRACTS

Evaluación ecográfica del efecto de la metoclopramida, la eritromicina y la exenatida en el vaciado gástrico de fase sólida en gastos sanos

Husnik R, Gaschen FP, Fletcher JM, Gaschen L.
J Vet Intern Med. 2020 Jun 8.

  • Los datos disponibles sobre el efecto de los fármacos modificadores de la motilidad gastrointestinal en los gatos son limitados. La mayoría de las recomendaciones sobre el uso y la dosificación de estos fármacos se basan en la experiencia clínica colectiva.
  • El objetivo del estudio era evaluar los efectos de la metoclopramida, la eritromicina y el hipoglucemiante exenatida en el vaciado gástrico (gastric emptying: GE) y la motilidad gástrica en comparación con placebo. Se testó la hipótesis de que la metoclopramida y la eritromicina tendrían efectos gástricos procinéticos, mientras que la exenatida prolongaría los tiempos de GE y disminuiría el índice de motilidad (MI) de las contracciones antrales.
  • Se incluyeron 8 gatos domésticos sanos de pelo corto. En un diseño prospectivo, aleatorio, doble ciego, los gatos recibieron placebo, metoclopramida, eritromicina o exenatida durante 2 días, seguidos de un período mínimo de lavado de 5 días. Cada gato tuvo 4 evaluaciones ecográficas separadas. Se compararon los tiempos del GE y MI por ecografía con el placebo.
  • La tasa de GE fue significativamente más rápida después de la administración de metoclopramida y eritromicina cuando se comparó con el placebo. Se encontraron diferencias significativas en todas las fracciones del GE después de la administración de la eritromicina y en todas menos una fracción del GE después de la metoclopramida en comparación con el placebo. La tasa de GE en la primera mitad de la curva del GE fue significativamente más lenta después de la administración de la exenatida. El área total bajo la curva para el Ml fue significativamente mayor después de la administración de metoclopramida y eritromicina que después del placebo.
  • Según los datos obtenidos, los autores concluyen que la metoclopramida y la eritromicina acortan los tiempos de GE y aumentan el IM de las contracciones antrales, y por lo tanto aportan un efecto procinético en el estómago de los gatos sanos, mientras que al contrario, la exenatida causa un retraso al inicio del GE.
ABSTRACTS

Neumonía felina: Un estudio retrospectivo de 10 años

Jonathan D. Dear; Johnson Eric; William Vernau; Sean Hulsebosch; Lynelle Johnson
Proceedings ACVIM 2020

  • La neumonía es una enfermedad que todavía está mal descrita en los gatos.
  • Los objetivos de este estudio fueron describir las características clínico-patológicas, radiográficas y microbiológicas de gatos afectados de neumonía.
  • Se investigaron las historias clínicas del Hospital Veterinario de UC Davis para identificar a gatos con un diagnóstico clínico de bronconeumonía (BP) o neumonía por aspiración (AP). Las características que se valoraron incluyeron, la reseña del animal, hallazgos en los pruebas diagnósticas, detalles de la historia clínica y la presencia de condiciones sospechosas de ser factores de riesgo para la aspiración. Se valoraron los resultados diagnósticos de hemogramas, análisis del lavado broncoalveolar (BALF) y cultivo microbiano. Las radiografías fueron calificadas por un solo radiólogo en ciego.  Se identificaron 60 gatos que incluyeron 32 con AP y 28 con BP. Se obtuvieron muestras de las vías respiratorias en 32 gatos con BP y 6 con AP. Se usaron 44 gatos con enfermedad inflamatoria de las vías respiratorias (IAD) como controles.
  • La duración y la prevalencia de la tos fueron significativamente menores en los gatos con AP (13 días, 8/32; p=0,02) en comparación con los gatos con BP (240 días, 27/28, p<0,0001) y la frecuencia respiratoria fue mayor (43 versus 26, p=0,007). La enfermedad gastrointestinal fue el factor de riesgo más común asociado con la AP. Radiográficamente, 57 gatos mostraron evidencias de neumonía. Los gatos con AP tenían más probabilidades de tener un patrón alveolar y una puntuación total más alta que los gatos con PA o IAD y menos probabilidades de tener un patrón bronquial. En gatos con BP los organismos más frecuentemente cultivados a partir del BALF fueron las especies de micoplasma (12).
  • Estos resultados sugieren que en gatos con tos e infiltrados radiográficos severos se debe sospechar de una neumonía bacteriana
ABSTRACTS

Evaluación de biomarcadores séricos y de la proteinuria para la detección temprana de daño renal en perros con Dirofilariosis (Dirofilaria immitis)

Carretón E, Falcón-Cordón Y, Rodon J, Matos JI, Morchón R, Montoya-Alonso JA.
Vet Parasitol. 2020 Jun 1;283

  • La glomerulonefropatía asociada a la Dirofilaria immitis es relativamente frecuente en los perros infectados.
  • Dada la importancia y la escasez de estudios centrados en su prevalencia y diagnóstico, el objetivo de este era determinar la prevalencia de la proteinuria y los indicadores funcionales de la tasa de filtración glomerular en perros con Dirofilariosis y discutir su utilidad en la detección de la insuficiencia renal.
  • En un laboratorio de referencia se analizaron, para suero y orina, los siguientes parámetros de 47 perros infectados Dirofilaria immitis: urea, creatinina, proteínas plasmáticas, SDMA y ratio creatinina/proteína en orina (UPC). Se evaluaron además los perros para detectar la presencia/ausencia de microfilarias, hipertensión pulmonar y sistémica, y se evaluó la carga parasitaria.
  • Los resultados mostraron que el 19,1 % de los perros presentaban proteinuria (UPC > 0,5) y el 17 % presentaba una proteinuria limítrofe (UPC 0,2-0,5). La creatinina y la SDMA estaban elevadas (>1,8 mg/dl y ≥18 μg/dl, respectivamente) en el 4,2% de los perros. La UPC estaba aumentada significativamente en los perros con una alta carga parasitaria y en los perros con microfilariemia (p < 0,05). Los perros con hipertensión pulmonar también mostraron un mayor aumento de la proteinuria, lo que probablemente se debió a la cronicidad de la infección. No se encontraron diferencias significativas respecto a la presión arterial sistémica. A pesar de las limitaciones de este estudio, la proteinuria o proteinuria limítrofe estaban presentes en el 36,2 % de los perros con Dirofilariosis, y esto podría deberse a la enfermedad glomerular.
  • El estudio concluye que, la detección de la proteinuria, junto con otros biomarcadores renales en los protocolos de diagnóstico, podría ayudar a identificar las alteraciones renales o el riesgo de daño renal en la Dirofilariosis.