Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

General

ABSTRACTS

Características clínicas de la miopatía inflamatoria no infecciosa en el perro bóxer.

Hong HP, Thomovsky SA, Lewis MJ, Bentley RT, Shelton GD.
J Small Anim Pract. 2021 Sep;62(9):765-774

  • El objetivo del estudio era evaluar las características clínicas, el tratamiento, el desenlace y la posible asociación entre la miopatía inflamatoria no infecciosa y la malignidad en perros de raza bóxer.
  • En este estudio retrospectivo se incluyeron perros bóxer diagnosticados histológicamente con miopatía inflamatoria no infecciosa en el Laboratorio Neuromuscular Comparativo de la Universidad de California San Diego desde 2010 hasta 2018 y con informes médicos completos. Se registró la reseña del animal, los antecedentes, los signos clínicos, los hallazgos clinicopatológicos, el tratamiento y el desenlace final. 
  • Se incluyeron 28 perros bóxer con miopatía inflamatoria no infecciosa, de 1 a 11 años de edad. Dieciocho eran machos (16 castrados; dos enteros) y 10 eran hembras (siete castradas; tres enteras). Los signos clínicos incluían debilidad generalizada (n=17), disfagia (n=11) y pérdida de peso (n=10). La actividad de la creatina quinasa en suero estaba elevada en los 20 casos analizados (rango de 908 a 138.000 UI/L). Un perro tenía una infiltración neoplásica de células redondas indiferenciadas dentro del músculo en el momento del diagnóstico de la miopatía inflamatoria. Cinco perros habían tenido tumores de mastocitos y a 21 perros no se les diagnosticó neoplasia antes, en el momento o después del diagnóstico de miopatía inflamatoria. Los tratamientos incluyeron monoterapia con glucocorticoides (n=12), monoterapia con ciclosporina (n=1) o múltiples medicamentos inmunosupresores (n=14). Seis perros mejoraron neurológicamente, 11 mejoraron, pero recayeron mientras estaban en tratamiento, 7 no mejoraron. Ocho perros fueron eutanasiados, uno murió y cuatro se perdieron durante el seguimiento. 
  • Según este estudio, los perros bóxer con miopatía inflamatoria no infecciosa pueden presentarse con debilidad generalizada y disfagia. El desenlace final exitoso a largo plazo es poco común. La relación entre la neoplasia y la miopatía inflamatoria no infecciosa en los perros bóxer sigue sin estar clara. 
ABSTRACTS

Anomalías del fondo de ojo en gatos afectados por hipertensión sistémica: Prevalencia, caracterización y desenlace del tratamiento.

Cirla A, Drigo M, Andreani V, Barsotti G.
Vet Ophthalmol. 2021 Mar;24(2):185-194

  • El objetivo del estudio era determinar la prevalencia de las anomalías del fondo de ojo en gatos con diagnóstico de hipertensión sistémica, caracterizar las anomalías observadas y evaluar la evolución oftalmoscópica durante el tratamiento con besilato de amlodipino.
  • Se incluyeron gatos diagnosticados como afectados con hipertensión sistémica en un periodo de 2 años. La hipertensión sistémica se evaluó mediante la medición oscilométrica de la presión arterial, y también se estableció su etiología. A todos los gatos se les realizó un examen oftalmológico, y las lesiones oculares se clasificaron con una puntuación de 0 (sin anomalías) a 4 (anomalías graves). Todos los gatos recibieron besilato de amlodipino por vía oral, y los que mostraban anomalías en el fondo de ojo se volvieron a examinar regularmente de 7 a 365 días después del diagnóstico. Los datos se analizaron estadísticamente para comparar la Presión sistólica y la diastólica con todas las variables y para correlacionar la Presión sistólica y la diastólica con la puntuación del fondo de ojo.
  • En un total de 225 gatos identificados, la prevalencia de las anomalías del fondo de ojo fue del 58,6% (21,2%: grado 1; 18,2%: grado 2; 36,4%: grado 3; y 24,2%: grado 4). La hipertensión sistémica se diagnosticó simultáneamente con insuficiencia renal crónica (60,4%), el hipertiroidismo (28,9%), ambas (tanto insuficiencia renal crónica como hipertiroidismo 7,6%) y miocardiopatía hipertrófica (3,1%). Se detectó un efecto significativo de los valores de Presión sistólica en la puntuación del fondo de ojo. El tratamiento con amlodipino mejoró las anomalías del fondo de ojo en el 50% de los casos a los 21 días de seguimiento.
  • Este estudio mostró que las anomalías del fondo de ojo son comunes en los gatos hipertensos en el momento del diagnóstico de un proceso sistémico, y la mayoría de las anomalías son de moderadas a graves. El tratamiento con amlodipino pareció mejorar las lesiones oftálmicas con el tiempo.
ABSTRACTS

Predicción de la enfermedad cardíaca adquirida, clínicamente importante, sin ecocardiografía en perros de raza grande utilizando una combinación de variables clínicas, radiográficas y electrocardiográficas.

Wesselowski S, Gordon SG, Meddaugh N, Saunders AB, Häggström J, Cusack K, Janacek BW, Matthews DJ.
J Vet Cardiol. 2021 Aug 3

  • Los perros de raza grande (LB) pueden desarrollar una miocardiopatía dilatada (MCD) y una valvulopatía mitral mixomatosa (MMVD). Siendo la ecocardiografía necesaria para un diagnóstico definitivo, no siempre está disponible.
  • El objetivo de este estudio era evaluar la utilidad clínica de las radiografías torácicas solas y en combinación con la exploración física y los hallazgos de la electrocardiografía para la predicción de la MCD o la MMVD clínicamente importantes en perros de raza grande.
  • Se revisaron los informes médicos de 455 perros ≥20 kg con radiografías torácicas y ecocardiograma concurrentes, y se midieron las radiografías torácicas y las imágenes ecocardiográficas almacenadas para clasificar a los perros como, tamaño normal del corazón (TNC), MCD preclínica, MCD clínica, MMVD preclínica (con cardiomegalia), MMVD clínica o equívoca. Los perros con MMVD preclínica, sin cardiomegalia, se clasificaron como TNC. Se midió el tamaño vertebral del corazón (TVC) y el tamaño vertebral de la aurícula izquierda (VLAS). Se obtuvieron curvas ROC y modelos de predicción.
  • La prevalencia de la MMVD (39,3%) era mayor que la de la MCD (24,8%), aunque la mayoría de los perros con MMVD (67,0%) no mostraban cardiomegalia y se clasificaron como TNC para el análisis. El área bajo la curva del TVC para discriminar entre TNC y MCD/MMVD clínica o MCD/MMVD preclínica fue de 0,861 y 0,712, respectivamente, mientras que para el VLAS fue de 0,891 y 0,722, respectivamente. Los modelos predictivos que incorporaron los hallazgos de la exploración física y la electrocardiografía, además del TVC/VLAS, aumentaron el área bajo la curva a 0,978 (TNC frente a MCD/MMVD clínica) y 0,829 (TNC frente a MCD/MMVD preclínica).
  • En este estudio, las radiografías torácicas fueron útiles para predecir la MCD o la MMVD clínicamente importantes en perros raza grande. La capacidad discriminatoria mejoró cuando se tuvieron en cuenta las anomalías de la exploración física y las arritmias.
ABSTRACTS

El riesgo de cáncer de vejiga y linfoma en perros se asocia a los índices de contaminación según el lugar de residencia.

Smith N, Luethcke KR, Craun K, Trepanier L.
Vet Comp Oncol. 2021 Sep 4

  • En las personas el carcinoma urotelial (UCC) y el linfoma no Hodgkin se consideran cánceres ambientales. En perros no existe mucha información sobre el riesgo ambiental de UCC y linfoma.
  • El objetivo de este estudio era determinar si los perros con estos cánceres, en comparación con perros control no afectados, viven en lugares con mayores contaminantes en el agua del grifo o con mayores niveles de contaminación atmosférica, según las mediciones de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y las estimaciones de riesgo de exposición química de la Evaluación Nacional de Tóxicos del Aire. Se incluyeron perros con direcciones domiciliarias disponibles de dos poblaciones de casos y controles publicadas anteriormente: 66 perros con UCC y 70 controles no afectados; y 56 perros Boxer con linfoma y 84 controles Boxer no afectados. 
  • Los trihalometanos totales del agua del grifo, que son subproductos de la desinfección del agua, eran más de 3 veces superiores en los lugares de residencia de los casos de UCC en comparación con los controles (P < 0,0001), y una mayor proporción de perros con UCC vivían en lugares que superaban los límites de ozono de la EPA (41,8%) en comparación con los controles (13,6% P = 0,0008). Más Boxers con linfoma vivían en lugares que excedían los límites de ozono de la EPA (52,1%) en comparación con los controles (29,0%; P = 0,018), con estimaciones de riesgo de exposición más altas para el 1,3-butadieno y el formaldehído en el aire (P = 0,004-0,005). 
  • Estos datos apoyan la hipótesis de que los contaminantes del agua del grifo y los contaminantes ambientales transmitidos por el aire contribuyen al riesgo de carcinoma urotelial y linfoma en perros. Si estos resultados reflejaran relaciones causales, sería posible que las unidades de filtración del agua del grifo y los controles más eficaces de la contaminación del aire pudieran disminuir la incidencia general de estos cánceres en los perros
ABSTRACTS

Tratamiento de las heridas por mordedura de perro de grado moderado mediante el uso de amoxicilina-ácido clavulánico con y sin enrofloxacina: un ensayo aleatorio de no inferioridad.

Kalnins NJ, Haworth M, Croton C, Gibson JS, Stewart AJ, Purcell SL.
Aust Vet J. 2021 Sep;99(9):369-377

  • Las heridas por mordedura de perro a perro son una presentación común en urgencias veterinarias. A pesar de ello, no hay información suficiente para orientar a los veterinarios sobre el tratamiento antimicrobiano empírico adecuado.
  • El objetivo del estudio era investigar la eficacia de la amoxicilina-ácido clavulánico con y sin enrofloxacina en el tratamiento de las heridas por mordedura de perro de grado moderado, además de describir los patógenos más comunes y sus patrones de susceptibilidad antimicrobiana.
  • Se llevó a cabo un estudio de grupos paralelos en un solo centro, en el que 50 perros que presentaban una herida por mordedura de perro de grado moderado fueron aleatorizados prospectivamente para recibir ácido amoxicilina-clavulánico (grupo A) o ácido amoxicilina-clavulánico y enrofloxacina (grupo B). Se tomaron hisopos para cultivo y pruebas de susceptibilidad en el momento del ingreso. La estabilización, el cuidado de la herida y el desbridamiento quirúrgico se llevaron a cabo a discreción por los clínicos responsables del ingreso. El resultado primario a evaluar fue la complicación debida a la infección a los 10 días, y se estimó la diferencia de proporciones entre los grupos de tratamiento.
  • Uno de los 24 perros del grupo de tratamiento A requirió la adición de enrofloxacina en el re-examen. Ninguno de los 26 perros del grupo B requirió un cambio en la cobertura antimicrobiana. La diferencia en la tasa de complicaciones debidas a la infección entre los grupos de tratamiento fue del 4,2%. Se identificaron 21 organismos diferentes, siendo Staphylococcus pseudintermedius, Neisseria spp., Pasteurella multocida y Pasteurella canis, los más comunes. Más del 90% de los aislados gram-negativos y gram-positivos eran sensibles a la amoxicilina-ácido clavulánico. El 96% de los aislados gram-negativos y el 86% de los gram-positivos fueron sensibles a la enrofloxacina.
  • Según los datos del estudio, la amoxicilina-ácido clavulánico es una opción antimicrobiana empírica adecuada para las mordeduras de perro de grado moderado en la zona geográfica estudiada ( sureste de Queensland, Australia). La reducción del uso empírico de enrofloxacina promovería la responsabilidad en la administración de antimicrobianos y potencialmente la resistencia a los mismos.
ABSTRACTS

Masas cutáneas en perros menores de 1 año: 2554 casos (2006-2013).

Kim D, Dobromylskyj MJ, O'Neill D, Smith KC.
J Small Anim Pract. 2021 Aug 31

  • El objetivo de este estudio era utilizar una gran base de datos de histopatología para determinar la incidencia y naturaleza de las masas cutáneas en perros jóvenes de 0 a 12 meses de edad.
  • Se revisaron un total de 2554 envíos recibidos en un gran laboratorio de diagnóstico de histopatología de perros de 0 a 12 meses de edad, diagnosticados clínicamente con una masa cutánea entre 2006 y 2013. Se recogió el diagnóstico histológico y el lugar de la lesión, junto con la edad, la raza y el sexo del perro.
  • La masa cutánea más común encontrada en este estudio fue el histiocitoma (n=2212, 86,6%). La mayoría de todas las presentaciones eran neoplásicas (n=2408, 94,3%), y la mayoría de ellas eran benignas (n=2372, 98,5%). Casi todas las lesiones neoplásicas benignas eran de origen celular redondo (n=2229, 94,0%), mientras que la mayoría de las lesiones no neoplásicas eran de origen epitelial (n=136, 93,8%). Las cinco masas cutáneas más comúnmente diagnosticadas en perros jóvenes fueron el histiocitoma, el papiloma, el quiste dermoide, el quiste folicular y el mastocitoma. Se demostró una predisposición masculina para el histiocitoma (odds ratio 1,72) y el mastocitoma (odds ratio 2,18) con una fuerte predilección por la región de las extremidades (30,8% y 27,8% respectivamente). Los quistes dermoides y los quistes foliculares se encontraron con mayor frecuencia en la piel del abdomen (64,7% y 52,3% respectivamente), con predilección por los Boxers (25,9% de quiste dermoide y 25,0% de quiste folicular).
  • En este estudio, una gran proporción de masas cutáneas en perros jóvenes evaluadas eran neoplásicas y benignas. La masa cutánea más común en los perros jóvenes era el histiocitoma. Pueden aparecer tumores en los perros de este grupo de edad, y en los pacientes jóvenes que presentan una masa cutánea deben considerarse como un posible diagnóstico diferencial.
ABSTRACTS

Eficacia de la disolución médica de la sospecha de cistolitos de estruvita en perros

Wingert AM, Murray OA, Lulich JP, Hoelmer AM, Merkel LK, Furrow E.
J Vet Intern Med. 2021 Sep 1

  • Aunque habitualmente se recomienda la disolución médica de los urolitos de estruvita, los datos sobre las tasas de éxito y las complicaciones son escasos. 
  • El objetivo de este estudio era evaluar la eficacia de la disolución médica para la sospecha de cistolitos de estruvita en perros. 
  • Se planteó una serie de casos retrospectiva de una sola institución. Se revisaron los informes médicos de los perros con al menos una visita de seguimiento y se identificaron e incluyeron 50 perros con propietario alimentados con una dieta de disolución terapéutica, con o sin administración de antimicrobianos, para el tratamiento de la sospecha de cistolitos de estruvita. Se evaluó el éxito de la disolución, las complicaciones y los posibles predictores del éxito. 
  • Se consiguió la disolución completa de los cistolitos en el 58% (29/50) de los perros en una media de 35 días (rango, 13-167). De los 21 perros sin éxito, 7 tuvieron una disolución parcial, ninguna disolución o un desenlace indeterminado. En el grupo sin éxito los urolitos que contenían >10% de mineral no estruvita eran comunes (11/16 analizados). El diámetro máximo de los urolitos, el número de urolitos y el pH inicial de la orina no difirieron significativamente entre los perros con y sin éxito. La disolución fue más común en los perros que recibieron terapia antimicrobiana (OR = 16,3, intervalo de confianza del 95%: 1,9-787,4, P = 0,002). Se produjeron acontecimientos adversos en 9 perros (18%); las obstrucciones uretrales fueron las más comunes, pero 3 de 4 perros con esta complicación estaban obstruidos en el momento de la presentación, antes del inicio del ensayo. 
  • Los resultados de este estudio apoyan el realizar un ensayo de disolución médica en perros con sospecha de cistolitos de estruvita. Si no se produce una reducción del tamaño o el número de urolitos al cabo de 1 mes, es probable que se trate de una composición no estruvítica, y deberían considerarse intervenciones alternativas. Los perros que presentan obstrucciones uretrales no deberían considerarse candidatos a la disolución médica
ABSTRACTS

Eficacia de la disolución médica de la sospecha de cistolitos de estruvita en perros

Wingert AM, Murray OA, Lulich JP, Hoelmer AM, Merkel LK, Furrow E.
J Vet Intern Med. 2021 Sep 1

  • Aunque habitualmente se recomienda la disolución médica de los urolitos de estruvita, los datos sobre las tasas de éxito y las complicaciones son escasos. 
  • El objetivo de este estudio era evaluar la eficacia de la disolución médica para la sospecha de cistolitos de estruvita en perros. 
  • Se planteó una serie de casos retrospectiva de una sola institución. Se revisaron los informes médicos de los perros con al menos una visita de seguimiento y se identificaron e incluyeron 50 perros con propietario alimentados con una dieta de disolución terapéutica, con o sin administración de antimicrobianos, para el tratamiento de la sospecha de cistolitos de estruvita. Se evaluó el éxito de la disolución, las complicaciones y los posibles predictores del éxito. 
  • Se consiguió la disolución completa de los cistolitos en el 58% (29/50) de los perros en una media de 35 días (rango, 13-167). De los 21 perros sin éxito, 7 tuvieron una disolución parcial, ninguna disolución o un desenlace indeterminado. En el grupo sin éxito los urolitos que contenían >10% de mineral no estruvita eran comunes (11/16 analizados). El diámetro máximo de los urolitos, el número de urolitos y el pH inicial de la orina no difirieron significativamente entre los perros con y sin éxito. La disolución fue más común en los perros que recibieron terapia antimicrobiana (OR = 16,3, intervalo de confianza del 95%: 1,9-787,4, P = 0,002). Se produjeron acontecimientos adversos en 9 perros (18%); las obstrucciones uretrales fueron las más comunes, pero 3 de 4 perros con esta complicación estaban obstruidos en el momento de la presentación, antes del inicio del ensayo. 
  • Los resultados de este estudio apoyan el realizar un ensayo de disolución médica en perros con sospecha de cistolitos de estruvita. Si no se produce una reducción del tamaño o el número de urolitos al cabo de 1 mes, es probable que se trate de una composición no estruvítica, y deberían considerarse intervenciones alternativas. Los perros que presentan obstrucciones uretrales no deberían considerarse candidatos a la disolución médica
ABSTRACTS

Resultados de los cultivos bacterianos urinarios y pruebas de susceptibilidad a los antibióticos de perros y gatos en el Reino Unido.

Fonseca JD, Mavrides DE, Graham PA, McHugh TD.
J Small Anim Pract. 2021 Aug 31

  • Las infecciones bacterianas del tracto urinario son un diagnóstico frecuente en pequeños animales y los antibióticos se administran a menudo de forma empírica. 
  • El objetivo de este estudio era investigar la etiología y la resistencia a los antibióticos de los uropatógenos en perros y gatos en el Reino Unido. 
  • Se trata de un estudio retrospectivo de los resultados de los urocultivos y pruebas de susceptibilidad a los antibióticos por difusión en disco (n=808) procesados en un laboratorio de patología veterinaria entre 2011 y 2012. 
  • Se detectó bacteriuria significativa en el 18,4% de las muestras de perros y en el 10,0% de las de gatos, la mayoría de las cuales (>90%) presentaron un único organismo. La especie bacteriana más prevalente fue Escherichia coli (54,7% y 55,6% de los aislados felinos y caninos, respectivamente), seguida de Proteus mirabilis en las muestras de perros (22,7%) y Enterococcus spp. en las de gatos (23,2%). Aproximadamente un tercio de los aislados de E. coli eran resistentes a la ampicilina, pero la resistencia era mucho menor entre Enterococcus spp. y P. mirabilis. La resistencia a la amoxicilina-ácido clavulánico también parecía estar surgiendo, especialmente en E. coli (casi un 20% de resistencia). En cambio, la resistencia al trimetoprim-sulfametoxazol para los uropatógenos se mantuvo en un porcentaje inferior al 13%, excepto para P. mirabilis (19,4%). En general, las fluoroquinolonas mostraron la mejor actividad in vitro (resistencia mayoritariamente inferior al 10% para la enrofloxacina y la marbofloxacina). 
  • Los resultados de este estudio aportan evidencia de la aparición de resistencias a los antibióticos utilizados habitualmente para tratar las infecciones bacterianas del tracto urinario. Se hace necesario un seguimiento continuado de los patrones de resistencia a los antibióticos en los uropatógenos para evaluar la conveniencia de las recomendaciones sobre el tratamiento empírico de estas infecciones.
ABSTRACTS

Prevalencia y susceptibilidad in vitro a los antifúngicos de las levaduras comensales en el conducto auditivo externo de los gatos.

Niae S, Yurayart C, Thengchaisri N, Sattasathuchana P.
BMC Vet Res. 2021 Aug 28;17(1):288

  • Factores como el estilo de vida, la longitud del pelo, frecuencia de la limpieza y baño de las orejas, la edad, la forma de criar al gato y el sexo pueden contribuir a las infecciones oportunistas por levaduras en el conducto auditivo externo de los gatos.
  • Este estudio tenía como objetivo determinar la prevalencia de levaduras comensales en los canales del oído externo de los gatos, evaluar sus factores de estilo de vida predisponentes, y probar la susceptibilidad de Malassezia pachydermatis a los agentes antifúngicos más comunes.
  • Se incluyeron un total de 53 gatos (33 machos y 20 hembras) seronegativos para el virus de la leucemia felina y el virus de la inmunodeficiencia felina. Se realizaron cultivos de hongos y pruebas de PCR para identificar las especies de levaduras identificadas en el conducto auditivo externo. Se evaluó la asociación entre los factores del estilo de vida y la presencia de M. pachydermatis. También se analizó la susceptibilidad de M. pachydermatis a los agentes antifúngicos.
  • La edad media de los gatos (± desviación estándar) era de 6,04 (± 3,49) años. La M. pachydermatis fue la especie de levadura más frecuentemente recuperada, con una prevalencia del 50,94% (intervalo de confianza [IC] del 95%: 36,84-64,94%). Hubo una asociación entre la longitud del pelo y la positividad del cultivo para M. pachydermatis (p = 0,0001). La probabilidad de un cultivo negativo para M. pachydermatis entre los gatos de pelo corto fue 11,67 (IC del 95 %, 3,22-42,24) veces mayor que entre los gatos de pelo largo (p = 0,0002). También hubo una asociación entre la frecuencia de la limpieza del oído y la presencia de M. paquidermatis (p = 0,007). La probabilidad de un cultivo negativo para M. pachydermatis en los gatos que recibían limpieza de oídos a intervalos de ≤ 2 semanas era 5,78 (IC del 95 %, 1,67-19,94) veces mayor que la de los gatos que recibían limpieza de oídos a intervalos superiores a 2 semanas o nunca (p = 0,0055). Los rangos de las CMI (concentraciones mínimas inhibitorias) y las concentraciones fungicidas mínimas para itraconazol, ketoconazol, miconazol y terbinafina contra M. paquidermatis fueron ≤ 0,063-4 y ≤ 0,063-≥32, ≤ 0,063-8 y 0,125-≥32, ≤ 0,063-≥32 y 0,5-≥32, y ≤ 0,016-1 y 0,125-8 µg/ml, respectivamente.
  • En los gatos de este estudio, la M. paquidermatis fue la levadura más comúnmente identificada en el canal auditivo externo de los gatos sanos. La longitud del pelo y la frecuencia de la limpieza del oído influyeron en la colonización de M. pachydermatis. Los aislados de M. pachydermatis presentaron varios niveles de CMI para los fungicidas más comunes.