Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Infecciosas y parasitología

ABSTRACTS

El parvovirus canino es transmitido con poca frecuencia por los gatos que no presentan diarrea en entornos multi-gato.

Carrai M, Decaro N, Van Brussel K, Dall'Ara P, Desario C, Fracasso M, Šlapeta J, Colombo E, Bo S, Beatty JA, Meers J, Barrs VR.
Vet Microbiol. 2021 Oct;261:109204

  • Se necesitaría aclarar si la excreción subclínica de parvovirus canino (CPV) por parte de los gatos puede contribuir a la epidemiología de las infecciones caninas por CPV, especialmente en instalaciones que albergan tanto a gatos como a perros. Hasta la fecha se han reportado resultados contradictorios. Según algunos reportes. utilizando una PCR convencional (cPCR) para amplificar el gen VP2, la excreción de las variantes del CPV (CPV-2a, 2b, 2c) por parte de gatos sanos en entornos con varios gatos era común en Europa, pero rara en Australia.
  • El objetivo de este estudio era determinar si en entornos multi-gato se produce la excreción fecal de CPV de bajo nivel en Australia e Italia.
  • Se analizaron 741 muestras fecales no diarreicas procedentes de refugios en Australia (n = 263) y de refugios o colonias de gatos en Italia (n = 478) utilizando una PCR en tiempo real TaqMan para detectar el ADN del protoparvovirus 1 de los carnívoros (CPV y parvovirus felino, FPV), y un ensayo de PCR en tiempo real con sonda MGB ( minor-groove binder ) para diferenciar los tipos de FPV y CPV y para caracterizar las variantes de CPV.
  • En general, se detectó ADN de protoparvovirus carnívoro 1 en 49 de las 741 muestras (6,61%). La diferenciación fue posible en 31 muestras positivas. El FPV fue el más común entre las muestras positivas (28/31, 90,3%). El CPV se detectó en 4/31 muestras (12,9 %), incluyendo el CPV-2a en una muestra, el CPV-2b en otra y coinfecciones de FPV/CPV-2b y CPV-2a/CPV-2b en las dos muestras restantes. Se detectó una alta tasa de infección subclínica por FPV en un refugio durante un brote de panleucopenia felina, durante el cual 21 de 22 gatos asintomáticos (95,5%) muestreados estaban excretando FPV.
  • El estudio concluye que la excreción fecal de CPV por parte de los gatos en entornos multi-gato es poco común, lo que sugiere que los gatos domésticos no son reservorios significativos de CPV.
ABSTRACTS

Efectos del famciclovir en gatos con enfermedad del tracto respiratorio superior adquirida de forma espontánea.

Kopecny L, Maggs DJ, Leutenegger CM, Johnson LR.
J Feline Med Surg. 2020 Jun;22(6):492-499

  • El objetivo de este estudio fue evaluar los efectos de la administración de famciclovir en gatos con enfermedad aguda del tracto respiratorio superior adquirida de forma espontánea.
  • Se incluyeron 24 gatitos con signos clínicos de enfermedad aguda del tracto respiratorio superior y fueron asignados al azar para recibir doxiciclina sola (5 mg/kg PO q12h n=12) o con famciclovir (90 mg/kg PO q12h; n = 12) durante un máximo de 3 semanas. La gravedad clínica de la enfermedad se puntuó al inicio del estudio y luego diariamente. Se recogieron hisopos óculo-orofaríngeos al inicio y al final del estudio y se evaluaron mediante PCR cuantitativa para herpesvirus felino tipo 1 (FHV-1), calicivirus felino (FCV), Chlamydia felis, Bordetella bronchiseptica y Mycoplasma felis.
  • La edad media (rango) de los gatos era de 1,5 (1-6) meses en el grupo con doxiciclina sola frente a 1,6 (1-5) meses en el grupo doxiciclina con famciclovir (P = 0,54). Los patógenos detectados en los hisopos oculo-orofaríngeos al inicio del estudio incluían FCV (n = 13/24; 54%), M felis (n = 8/24; 33%), FHV-1 (n = 7/24; 29%), C felis (n = 7/24; 29%) y B bronchiseptica (n = 3/24; 12%). La mediana (rango) de la duración de los signos clínicos fue de 11,5 (3-21) días en el grupo doxiciclina con famciclovir y de 11 (3-21) días en el grupo doxiciclina sola (P = 0,75). La mediana (rango) de la puntuación total de la enfermedad al final del estudio no difirió entre los grupos (grupo doxiciclina sola 1 [1-1] frente a grupo doxiciclina con famciclovir 1 [1-3]; P = 0,08).
  • Este estudio no reveló ninguna diferencia significativa en la respuesta al tratamiento entre los gatos tratados con doxiciclina sola o con famciclovir; los gatos mejoraron rápidamente en ambos grupos. La identificación del ADN del FHV-1 no fue habitual y se necesitarían ensayos clínicos centrados en gatos infectados por FHV-1 para evaluar mejor la eficacia del famciclovir.
ABSTRACTS

Detección y distribución de anticuerpos antileptospira entre los perros y sus cuidadores.

Goh SH, Khor KH, Ismail R, Megat Abdul Rani PA, Mohd Mohidin TB, Bahaman AR, Khairani-Bejo S, Radzi R, Alashraf AR, Sabri AR, Lau SF.
Trop Biomed. 2020 Dec 1;37(4):1074-1082

  • La incidencia de la leptospirosis parece ir en aumento y podría ser un alarmante indicio indirecto de una re-emergecia a nivel mundial. Se trata de una amenaza potencial para la salud pública. Se sospecha que los perros están implicados en la transmisión de la leptospirosis ya que el perro puede ser portador de Leptospira spp. y puede diseminarla en el medio ambiente.
  • El objetivo de este estudio en Malasia era detectar anticuerpos antileptospira entre los perros y sus cuidadores.
  • Se recogieron muestras de sangre de 266 perros aparentemente sanos y 194 cuidadores de perros en cuatro organizaciones de perros de trabajo y cuatro refugios para perros. Las muestras de suero se analizaron mediante MAT contra 20 serovares de leptospira con un título de corte >=1:100 (perro) y >=1:50 (cuidadores).
  • Setenta perros (70/266; 26,3%) fueron seropositivos, principalmente frente a los serovares Icterohaemorrhagiae, Ballum, Bataviae y Javanica (los títulos oscilaron entre 1:100 y 1:800). Sesenta y siete cuidadores de perros (67/194; 34,5%) fueron seropositivos principalmente frente a los serovares Grippotyphosa, Icterohaemorrhagiae y Malaysia (los títulos oscilaron: 1:50-1:200). Los perros eran seropositivos debido a la exposición, la vacunación o la infección activa. Los perros seropositivos podrían indicar exposición o infección activa.
  • Los datos de este estudio demuestran el potencial de los perros para mantener y propagar la infección de leptospira. Debido al riesgo laboral que supone el contacto frecuente con los perros y la exposición a entornos contaminados, los cuidadores de perros deben ser conscientes de esta enfermedad zoonótica.
ABSTRACTS

Afectación articular en la leishmaniosis visceral canina: Examen físico ortopédico, hallazgos radiográficos y de tomografía computarizada.

Silva ARS, Oliveira HS, Gomes AAD, Beserra HEO, Silva JP, Santos-Doni TR, Tsunemi MH, Marcondes M, Rahal SC, Mamprim MJ.
Vet Parasitol. 2021 Sep 6

  • El objetivo de este estudio es evaluar la afectación articular en perros con leishmaniosis visceral mediante el examen físico ortopédico, los hallazgos radiográficos y la tomografía computarizada (TC).
  • De los 46 perros evaluados, un total del 91,3 % presentaba anomalías articulares (carpo, tarso, codos y rodilla), observadas en el examen físico, la radiografía y/o la TC. En el 67,3 % de los perros el examen ortopédico no mostró anomalías. Entre los 31 perros con examen ortopédico normal, el 61,3 % mostraba hallazgos radiográficos y de TC sugestivos de artrosis, el 25,8 % presentaba radiografías normales con anormalidades evidenciadas sólo en la TC, mientras que el 12,9 % presentaba radiografías y TC normales. De los 15 perros con examen ortopédico anormal, el 80 % presentaba hallazgos radiográficos y de TC anormales sugestivos de artrosis, mientras que el 20 % presentaba radiografías normales con anormalidades evidenciadas sólo en su TC. Los hallazgos radiográficos y de TC incluían evidencia de un patrón trabecular, esclerosis ósea subcondral, osteólisis, lesiones óseas mixtas (lesiones osteolíticas-proliferativas), hinchazón de los tejidos blandos alrededor de la articulación (edema), estrechamiento del espacio articular, proliferación ósea, osteofitos, quiste óseo y desprendimiento de cartílago. Según los resultados de la TC, las articulaciones más afectadas, entre las evaluadas, fueron las del tarso (80,9 %), seguidas de la rodilla (78,5 %), el carpo (64,2 %) y los codos (54,7 %).
  • En este estudio, a excepción de un perro que sólo presentaba una articulación de la rodilla comprometida, las otras tres articulaciones (carpo, tarso, codos) presentaron anomalías bilaterales en todos los perros.
ABSTRACTS

Tratamiento de las heridas por mordedura de perro de grado moderado mediante el uso de amoxicilina-ácido clavulánico con y sin enrofloxacina: un ensayo aleatorio de no inferioridad.

Kalnins NJ, Haworth M, Croton C, Gibson JS, Stewart AJ, Purcell SL.
Aust Vet J. 2021 Sep;99(9):369-377

  • Las heridas por mordedura de perro a perro son una presentación común en urgencias veterinarias. A pesar de ello, no hay información suficiente para orientar a los veterinarios sobre el tratamiento antimicrobiano empírico adecuado.
  • El objetivo del estudio era investigar la eficacia de la amoxicilina-ácido clavulánico con y sin enrofloxacina en el tratamiento de las heridas por mordedura de perro de grado moderado, además de describir los patógenos más comunes y sus patrones de susceptibilidad antimicrobiana.
  • Se llevó a cabo un estudio de grupos paralelos en un solo centro, en el que 50 perros que presentaban una herida por mordedura de perro de grado moderado fueron aleatorizados prospectivamente para recibir ácido amoxicilina-clavulánico (grupo A) o ácido amoxicilina-clavulánico y enrofloxacina (grupo B). Se tomaron hisopos para cultivo y pruebas de susceptibilidad en el momento del ingreso. La estabilización, el cuidado de la herida y el desbridamiento quirúrgico se llevaron a cabo a discreción por los clínicos responsables del ingreso. El resultado primario a evaluar fue la complicación debida a la infección a los 10 días, y se estimó la diferencia de proporciones entre los grupos de tratamiento.
  • Uno de los 24 perros del grupo de tratamiento A requirió la adición de enrofloxacina en el re-examen. Ninguno de los 26 perros del grupo B requirió un cambio en la cobertura antimicrobiana. La diferencia en la tasa de complicaciones debidas a la infección entre los grupos de tratamiento fue del 4,2%. Se identificaron 21 organismos diferentes, siendo Staphylococcus pseudintermedius, Neisseria spp., Pasteurella multocida y Pasteurella canis, los más comunes. Más del 90% de los aislados gram-negativos y gram-positivos eran sensibles a la amoxicilina-ácido clavulánico. El 96% de los aislados gram-negativos y el 86% de los gram-positivos fueron sensibles a la enrofloxacina.
  • Según los datos del estudio, la amoxicilina-ácido clavulánico es una opción antimicrobiana empírica adecuada para las mordeduras de perro de grado moderado en la zona geográfica estudiada ( sureste de Queensland, Australia). La reducción del uso empírico de enrofloxacina promovería la responsabilidad en la administración de antimicrobianos y potencialmente la resistencia a los mismos.
ABSTRACTS

Resultados de los cultivos bacterianos urinarios y pruebas de susceptibilidad a los antibióticos de perros y gatos en el Reino Unido.

Fonseca JD, Mavrides DE, Graham PA, McHugh TD.
J Small Anim Pract. 2021 Aug 31

  • Las infecciones bacterianas del tracto urinario son un diagnóstico frecuente en pequeños animales y los antibióticos se administran a menudo de forma empírica. 
  • El objetivo de este estudio era investigar la etiología y la resistencia a los antibióticos de los uropatógenos en perros y gatos en el Reino Unido. 
  • Se trata de un estudio retrospectivo de los resultados de los urocultivos y pruebas de susceptibilidad a los antibióticos por difusión en disco (n=808) procesados en un laboratorio de patología veterinaria entre 2011 y 2012. 
  • Se detectó bacteriuria significativa en el 18,4% de las muestras de perros y en el 10,0% de las de gatos, la mayoría de las cuales (>90%) presentaron un único organismo. La especie bacteriana más prevalente fue Escherichia coli (54,7% y 55,6% de los aislados felinos y caninos, respectivamente), seguida de Proteus mirabilis en las muestras de perros (22,7%) y Enterococcus spp. en las de gatos (23,2%). Aproximadamente un tercio de los aislados de E. coli eran resistentes a la ampicilina, pero la resistencia era mucho menor entre Enterococcus spp. y P. mirabilis. La resistencia a la amoxicilina-ácido clavulánico también parecía estar surgiendo, especialmente en E. coli (casi un 20% de resistencia). En cambio, la resistencia al trimetoprim-sulfametoxazol para los uropatógenos se mantuvo en un porcentaje inferior al 13%, excepto para P. mirabilis (19,4%). En general, las fluoroquinolonas mostraron la mejor actividad in vitro (resistencia mayoritariamente inferior al 10% para la enrofloxacina y la marbofloxacina). 
  • Los resultados de este estudio aportan evidencia de la aparición de resistencias a los antibióticos utilizados habitualmente para tratar las infecciones bacterianas del tracto urinario. Se hace necesario un seguimiento continuado de los patrones de resistencia a los antibióticos en los uropatógenos para evaluar la conveniencia de las recomendaciones sobre el tratamiento empírico de estas infecciones.
ABSTRACTS

Prevalencia y susceptibilidad in vitro a los antifúngicos de las levaduras comensales en el conducto auditivo externo de los gatos.

Niae S, Yurayart C, Thengchaisri N, Sattasathuchana P.
BMC Vet Res. 2021 Aug 28;17(1):288

  • Factores como el estilo de vida, la longitud del pelo, frecuencia de la limpieza y baño de las orejas, la edad, la forma de criar al gato y el sexo pueden contribuir a las infecciones oportunistas por levaduras en el conducto auditivo externo de los gatos.
  • Este estudio tenía como objetivo determinar la prevalencia de levaduras comensales en los canales del oído externo de los gatos, evaluar sus factores de estilo de vida predisponentes, y probar la susceptibilidad de Malassezia pachydermatis a los agentes antifúngicos más comunes.
  • Se incluyeron un total de 53 gatos (33 machos y 20 hembras) seronegativos para el virus de la leucemia felina y el virus de la inmunodeficiencia felina. Se realizaron cultivos de hongos y pruebas de PCR para identificar las especies de levaduras identificadas en el conducto auditivo externo. Se evaluó la asociación entre los factores del estilo de vida y la presencia de M. pachydermatis. También se analizó la susceptibilidad de M. pachydermatis a los agentes antifúngicos.
  • La edad media de los gatos (± desviación estándar) era de 6,04 (± 3,49) años. La M. pachydermatis fue la especie de levadura más frecuentemente recuperada, con una prevalencia del 50,94% (intervalo de confianza [IC] del 95%: 36,84-64,94%). Hubo una asociación entre la longitud del pelo y la positividad del cultivo para M. pachydermatis (p = 0,0001). La probabilidad de un cultivo negativo para M. pachydermatis entre los gatos de pelo corto fue 11,67 (IC del 95 %, 3,22-42,24) veces mayor que entre los gatos de pelo largo (p = 0,0002). También hubo una asociación entre la frecuencia de la limpieza del oído y la presencia de M. paquidermatis (p = 0,007). La probabilidad de un cultivo negativo para M. pachydermatis en los gatos que recibían limpieza de oídos a intervalos de ≤ 2 semanas era 5,78 (IC del 95 %, 1,67-19,94) veces mayor que la de los gatos que recibían limpieza de oídos a intervalos superiores a 2 semanas o nunca (p = 0,0055). Los rangos de las CMI (concentraciones mínimas inhibitorias) y las concentraciones fungicidas mínimas para itraconazol, ketoconazol, miconazol y terbinafina contra M. paquidermatis fueron ≤ 0,063-4 y ≤ 0,063-≥32, ≤ 0,063-8 y 0,125-≥32, ≤ 0,063-≥32 y 0,5-≥32, y ≤ 0,016-1 y 0,125-8 µg/ml, respectivamente.
  • En los gatos de este estudio, la M. paquidermatis fue la levadura más comúnmente identificada en el canal auditivo externo de los gatos sanos. La longitud del pelo y la frecuencia de la limpieza del oído influyeron en la colonización de M. pachydermatis. Los aislados de M. pachydermatis presentaron varios niveles de CMI para los fungicidas más comunes.

 

ABSTRACTS

Precisión diagnóstica de un tests rápido en muestras de orina para la detección de bacteriuria en perros con signos de enfermedad del tracto urinario inferior.

J Vet Intern Med. 2021 Feb 1
Grant DC, Nappier MT, Corrigan VK.

  • La recomendación en perros con sospecha de infección del tracto urinario (ITU) es realizar un cultivo de orina bacteriano, pero la obtención de estos resultados es costosa y tardía.
  • El objetivo de este estudio era determinar el rendimiento diagnóstico de una tira rápida de inmunoensayo (RAI) para la detección de bacteriuria utilizando orina de perros obtenida de chorro con signos clínicos de ITU inferior.
  • Se incluyeron 24 perros con propietario. Se recogió la orina y se realizó la tira en los siguientes 30 minutos. La orina en que se realizó un urocultivo aeróbico fue recogida por cistocentesis.
  • En 9/21 perros (43%) se verificó la ITU por el cultivo de orina aeróbico. Hubo 1 falso negativo y ningún falso positivo en los resultados de la tira. La sensibilidad, especificidad, valor predictivo positivo y valor predictivo negativo de la tira fueron del 89%, 100%, 100% y 92%, respectivamente.
  • Los autores concluyen que esta tira rápida es prometedora para identificar correctamente si las muestras de orina de perros con signos clínicos del tracto urinario inferior tienen o no una verdadera bacteriuria de forma rápida y barata. Deberían incluirse más pacientes en un estudio similar para determinar si el rendimiento del diagnóstico es consistente en una población más grande.
ABSTRACTS

Un análisis de las infecciones y la determinación de la terapia antibiótica empírica en gatos y perros con infecciones asociadas al cáncer.

Curran K, Leeper H, O'Reilly K, Jacob J, Bermudez LE.
Antibiotics (Basel). 2021 Jun 11;10(6):700

  • Los pacientes con cáncer suelen desarrollar complicaciones infecciosas a lo largo de todo el proceso de su enfermedad. 
  • En este estudio se revisaron retrospectivamente 1000 pacientes que habían recibido tratamiento por una enfermedad oncológica en un único hospital universitario veterinario para detectar infecciones concurrentes. Se identificaron 153 infecciones bacterianas confirmadas, 82 de las cuales eran abscesos o heridas, 13 eran infecciones respiratorias, 3 eran infecciones de oído y 55 eran infecciones del tracto urinario. 
  • Se observó que la mayoría de las infecciones estaban causadas por bacterias que normalmente ya se asocian a esa localización específica. El patógeno más común vinculado a las infecciones en general, fue Escherichia coli, pero Staphylococcus pseudintermedius fue un patógeno frecuentemente identificado asociado a las infecciones de heridas. La susceptibilidad a diversos antimicrobianos varió con el lugar de la infección. Once casos (7,1%) fueron causados por infecciones oportunistas del lugar, y los patógenos aislados fueron E. coli y Pseudomonas aeruginosa. Estas bacterias eran resistentes a muchos antibióticos, pero mostraron susceptibilidad a los aminoglucósidos, el imipenem, las quinolonas y la polimixina B. 
  • El estudio concluye que los gatos y perros con cáncer, o sometidos a tratamiento por tumores, desarrollan infecciones por bacterias corrientemente encontradas en las diferentes zonas del cuerpo, con una susceptibilidad a los antibióticos que no se desvía mucho de lo esperado. Un pequeño subgrupo de casos desarrolló infecciones oportunistas, con microbios más resistentes a muchas clases de antibióticos.
ABSTRACTS

Frecuencia de los patógenos respiratorios y del SARS-CoV-2 en las muestras caninas y felinas enviadas para pruebas respiratorias a principios de 2020.

Michael HT, Waterhouse T, Estrada M, Seguin MA.
J Small Anim Pract. 2021 Jan 31

  • La aparición del nuevo coronavirus de 2019 (SARS-CoV-2) ha hecho necesaria la evaluación del potencial de infección por SARS-CoV-2 en perros y gatos. Utilizando un gran conjunto de datos, este estudio evalúa la frecuencia del SARS-CoV-2 y otros patógenos respiratorios en muestras enviadas para pruebas respiratorias desde mediados de febrero hasta mediados de abril de 2020.
  • Se desarrolló y validó una PCR en tiempo real del SARS-CoV-2. Un subconjunto de muestras caninas y felinas enviadas para pruebas de panel de patógenos respiratorios a laboratorios de referencia en Asia, Europa y América del Norte también fueron analizadas para detectar el SARS-CoV-2. Se comparó la frecuencia de los patógenos respiratorios para el período febrero-abril de 2020 y 2019. 
  • Se incluyeron en el estudio muestras de 4616 pacientes y el 44% de las muestras caninas y el 69% de las felinas fueron positivas a la PCR para Mycoplasma cynos y Bordetella bronchiseptica y Mycoplasma felis y calicivirus felino, respectivamente. No se identificaron infecciones por SARS-CoV-2. Los resultados positivos de las muestras respiratorias fueron similares entre los diferentes años. 
  • Los datos de este estudio sugieren que durante la aparición de la pandemia de SARS-CoV-2 a principios de 2020, las enfermedades respiratorias en los perros y gatos de compañía analizados fueron causadas por patógenos veterinarios comunes y que las infecciones por SARS-CoV-2 en perros y gatos son raras.