Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Neurología

ABSTRACTS

Actividad y calidad del sueño en perros con epilepsia idiopática comparados con perros control para edad y raza.

Starr Cameron; Megan Barry; Heidi Barnes-Heller; Kylie Grady
Procc ACVIM 2020

  • El propósito de este estudio fue comparar los niveles de actividad y la calidad del sueño de los perros con epilepsia idiopática con perros control para edad y raza.
  • La población del estudio incluyó 67 perros diagnosticados con epilepsia idiopática entre uno y nueve años de edad, que estaban recibiendo al menos un medicamento antiepiléptico (AED), y una frecuencia de convulsiones de al menos una cada tres meses. La población de control consistía en perros control de edad y raza parecida sin condiciones médicas diagnosticadas que no recibían ningún medicamento. Se midió la actividad usando un monitor de actividad específica canina (FitBark™), sujeto a los collares de los perros en todo momento. También se calculó una puntuación de sueño (como un porcentaje) midiendo la cantidad de actividad (inquietud) durante un tiempo específico de cuatro horas de sueño (decidido por el propietario).
  • Los perros con epilepsia idiopática que recibían AED tuvieron, en promedio, una disminución del 20% en actividad en comparación con la población control, que fue estadísticamente significativa. Cuando se consideró la raza, los Border Collies y los Pastores Alemanes epilépticos que recibían AED tenían niveles de actividad significativamente más bajos en comparación con los controles (valores p de 0,007 y 0,011, respectivamente). Las puntuaciones de sueño también fueron significativamente diferentes entre los perros epilépticos y los perros control, siendo los perros epilépticos los que tenían una mejor calidad de sueño (menos inquietud) en comparación con la población de control (valor p=0,033). La raza no fue estadísticamente significativa respecto a la puntuación del sueño.
  • Los autores concluyen que los perros epilépticos que reciben AED son estadísticamente menos activos y tienen una mejor calidad de sueño en comparación con perros control para edad y raza.
ABSTRACTS

Prevalencia y características clínicas de las reacciones adversas a medicamentos asociadas al fenobarbital en gatos epilépticos

Marsh O, Corsini G, Van Dijk J, Gutierrez-Quintana R, De Risio L.
J Feline Med Surg. 2020 Jun 2

  • El objetivo del estudio era investigar la prevalencia y las características clínicas de las reacciones adversas a medicamentos (RAM) asociadas al fenobarbital en gatos epilépticos.
  • Se buscaron en los historiales clínicos de dos centros de referencia del 2007 a 2017 gatos que cumplieran los criterios de inclusión de diagnóstico de epilepsia, tratamiento con fenobarbital y disponibilidad de la información de seguimiento sobre la aparición de RAM. La información de seguimiento se obtuvo de las historias clínicas de los veterinarios referidores y de los centros de referencia, así como de un cuestionario completado por los propietarios de los gatos. Setenta y siete gatos cumplieron los criterios de inclusión.
  • Cincuenta y ocho gatos sufrían epilepsia idiopática y 19 epilepsia estructural. En el 47% de los gatos se reportaron uno o más de las siguientes RAM: sedación (89%); ataxia (53%); polifagia (22%); polidipsia (6%); poliuria (6%); y anorexia (6%). Los análisis de regresión logística revelaron asociaciones significativas entre la aparición de RAM y tanto la dosis inicial de fenobarbital como la administración de un segundo fármaco antiepiléptico (FAE). Por cada incremento de 1 mg/kg de q12h de fenobarbital, la probabilidad de que se produjeran RAM aumentó 3,1 veces. Cuando se utilizaba un segundo FAE, la probabilidad de que se produjeran RAM aumentaba 3,2 veces. No se identificó ninguna asociación entre la etiología de la epilepsia y la aparición de RAM. En un gato se diagnosticó una RAM idiosincrásica, caracterizado por neutropenia grave e hipoplasia granulocítica. Esto se resolvió tras la interrupción de la fenobarbital.
  • La prevalencia de las RAM asociados al fenobarbital fue del 47%. La sedación y la ataxia fueron los más comunes. Estas son RAM de tipo A (Augmented: reacciones cuyos efectos están relacionados con el mecanismo de acción del fármaco y por lo tanto son predecibles). En la mayoría de los casos, las RAM ocurrieron dentro del primer mes de tratamiento y fueron transitorias. En 1 gato se observaron RAM tipo B (Bizarre: no relacionadas con los efectos farmacológicos del fármaco y por lo tanto impredecibles), o idiosincrásicas. El aumento de la dosis inicial de fenobarbital y la adición de un segundo FAE se asociaron significativamente con la aparición de RAM.
ABSTRACTS

Signos clínicos, hallazgos en las imágenes de resonancia magnética y evolución en perros con enfermedad vestibular periférica: un estudio retrospectivo

Orlandi R, Gutierrez-Quintana R, Carletti B, Cooper C, Brocal J, Silva S, Gonçalves R.
BMC Vet Res. 2020 May 25;16(1):159

  • La disfunción vestibular es relativamente común en los perros, con una prevalencia del 0,08% registrada en los centros generalistas en el Reino Unido. Hay varios estudios que investigan cómo diferenciar entre la enfermedad vestibular periférica y la central, pero la información sobre las posibles causas subyacentes de la disfunción vestibular periférica en los perros es por ahora limitada.
  • El objetivo de este estudio era describir los signos clínicos, los resultados de las imágenes de resonancia magnética (IRM), las causas subyacentes y la evolución en una gran población de perros a los que se les había diagnosticado una enfermedad vestibular periférica.
  • Se incluyeron 188 perros con una edad media de 6,9 años (rango de 3 meses a 14,6 años). Las anormalidades neurológicas incluyeron inclinación de la cabeza (n = 185), ataxia (n = 123), parálisis facial (n = 103), nistagmo (n = 97), estrabismo posicional (n = 93) y síndrome de Horner (n = 7). El diagnóstico con mayor prevalencia fue la enfermedad vestibular idiopática (n = 128), seguida de la otitis media y/o interna (n = 49), el hipotiroidismo (n = 7), la sospecha de enfermedad vestibular congénita (n = 2), la neoplasia (n = 1) y el colesteatoma (n = 1). En el seguimiento a largo plazo se identificó persistencia de la inclinación de la cabeza (n = 50), paresia facial (n = 41) y ataxia (n = 6) en algunos casos. En 26 perros se detectó recurrencia de los signos clínicos. Un edad mayor se asoció con un leve incremento de la probabilidad de diagnóstico de síndrome vestibular idiopático en lugar de otitis media y/o interna (P = 0,022, OR = 0,866; CI 0,765-0,980). La historia de episodios vestibulares previos (P = 0.017, OR = 3.533; CI 1.251-9.981) se asoció con una mayor probabilidad de resolución de los signos clínicos, mientras que el aumento del contraste de los nervios craneales VII y/o VIII en la resonancia magnética (P = 0.018, OR = 0.432; CI 0.251-0.868) se asoció con una menor probabilidad de resolución de los signos clínicos.
  • El estudio concluye que la enfermedad vestibular idiopática es la causa más común de disfunción vestibular periférica en perros y se asocia con una edad más avanzada. La recuperación incompleta de la enfermedad vestibular periférica es común, especialmente en perros que presentan un aumento del contraste del nervio craneal en la resonancia magnética, pero mejora si hay historia previa de episodios vestibulares.
ABSTRACTS

Estimación de la prevalencia de la epilepsia idiopática y la epilepsia estructural en una población general de 900 perros sometidos a resonancia magnética por convulsiones epilépticas.

Hall R, Labruyere J, Volk H, Cardy TJ.
Vet Rec. 2020 Apr 17

  • Debido a la variabilidad en los diseños de los estudios, se desconoce en gran medida la prevalencia de la epilepsia idiopática (EI) y la epilepsia estructural (EE) en los perros.
  • El objetivo de este estudio era estimar la prevalencia de la EI y la EE en una gran población de perros sometidos a resonancia magnética por convulsiones epilépticas.
  • Se realizó un estudio retrospectivo de 900 perros sometidos a resonancia magnética por convulsiones y se revisaron las resonancias magnéticas de la base de datos de telemedicina (VetCT), y se evaluó el resumen de la historia clínica, el examen neurológico y el diagnóstico asignado por radiólogos certificados.
  • Se identificaron lesiones estructurales como causa de las convulsiones en el 45,1% (n=406) de los casos. No se identificaron lesiones estructurales en el 54,9% (n=494) de los casos, contando el diagnóstico presuntivo de EI con el 53,8% (n=484) de los perros. Los perros de entre seis meses y seis años se asociaron más a menudo con EI (P<0,001), las razas pequeñas estuvieron sobrerrepresentadas en la sospecha de enfermedad cerebral inflamatoria (P=0,001) y los perros grandes enteros se diagnosticaron más a menudo con neoplasias extraaxiales (P=0,001). Más del 31% de los perros con sospecha de EI tenían seis años o más.
  • Este estudio es el más grande de su clase en perros y proporciona unas estimaciones precisas de las causas subyacentes de la epilepsia. Se resalta que los resultados de la resonancia magnética deben considerarse dentro del contexto de una historia clínica y un examen neurológico detallados.

 

ABSTRACTS

Cambios de comportamiento con el tratamiento con Levetiracetam en perros.

Erath JR, Nessler JN, Riese F, Hünerfauth E, Rohn K, Tipold A.
Front Vet Sci. 2020 Apr 3;7:169

  • En medicina veterinaria, el levetiracetam (LEV) es un fármaco antiepiléptico bien tolerado con efectos secundarios de leves a moderados. Raramente se han descrito cambios de comportamiento en los animales. En cambio, en medicina humana se ha descrito algún efecto del LEV en el comportamiento con cierta frecuencia. Los equipos de la Clínica de Pequeños Animales de la Universidad de Veterinaria de Hannover han observado casos aislados de pacientes con anomalías de comportamiento después del tratamiento con LEV, por lo que se formuló la hipótesis de que el levetiracetam induce cambios de comportamiento o causa una intensificación de anomalías preexistentes de comportamiento en perros con ataques epilépticos.
  • Este estudio retrospectivo monocéntrico evaluó la incidencia de los cambios de comportamiento en perros epilépticos tratados con LEV en base a la información obtenida en un cuestionario completado por los propietarios de los perros. Un total de 84 perros con convulsiones recurrentes que recibieron LEV como monoterapia, como tratamiento adicional o como terapia pulsátil cumplieron con los criterios de inclusión.
  • Aproximadamente la mitad de los perros (44/84) de la población del estudio tenían cambios preexistentes de comportamiento antes del tratamiento con LEV, y algunos de estos perros experimentaron un empeoramiento de los cambios de comportamiento (14/44) o la aparición de nuevos comportamientos después del inicio de la terapia con LEV (4/44). Un 25% (10/40) de los perros sin anormalidades preexistentes de comportamiento desarrollaron cambios de comportamiento asociados con la administración de LEV.
  • En base a estos resultados, los autores concluyen que los perros a los que se les administra LEV pueden experimentar cambios de comportamiento, y esto debe tenerse en cuenta cuando se discutan las opciones de tratamiento con los propietarios.
ABSTRACTS

La meningitis arteritis sensible a esteroides en perros en Alemania: ¿Existen factores clínicos o epidemiológicos que influencien la tasa de recurrencia?

Hilpert E, Tipold A, Meyerhoff N, Schwerdt J, Winkler S, Jurina K, Fischer A, Kornberg M, Parzefall B, Flegel T.
Tierarztl Prax Ausg K Kleintiere Heimtiere. 2020 Feb;48(1):5-12

  • La meningitis arteritis sensible a esteroides (SRMA) es una de las enfermedades inflamatorias más comunes del sistema nervioso central en perros. En este estudio multicéntrico se examinaron los factores de predisposición de raza y sexo en base a la población de perros en Alemania, así como los factores epidemiológicos y clínicos para con la tasa de recurrencias de SRMA.
  • Se analizaron retrospectivamente los datos de 153 perros con SRMA. Se investigó si algunas razas de perros que padecen SRMA estaban sobrerrepresentadas con mayor frecuencia (n ≥ 5) en comparación con la población total de perros en Alemania. También se evaluó si había algún sexo afectado con mayor frecuencia. Se usaron bases de datos caninas locales como datos de referencia de la población total. Con respecto a la aparición de una o más recurrencias, se investigaron los siguientes factores: reseña del animal; peso corporal; edad en la primera presentación; período de tiempo entre la última vacunación y el inicio de los signos clínicos; signos clínicos y punto de tiempo de la primera manifestación de la SRMA; resultados del análisis del líquido cefalorraquídeo (LCR) en la primera presentación (recuento total y diferencial de células nucleadas, concentración de proteínas); concentraciones de inmunoglobulina A y proteína C reactiva (CRP) en suero y LCR; administración de medicación inmunosupresora; datos de seguimiento, que incluyeron la respuesta al tratamiento, la aparición de recurrencias y la mortalidad, incluidos los motivos, es decir debido a la enfermedad, terapia o eutanasia.
  • Se observó que la raza tenía una influencia estadísticamente significativa en el desarrollo de la SRMA (p <0.05). Beagles y Boxers fueron afectados más comúnmente por la SRMA que otras razas en lo que respecta a la población total en Alemania. Las recurrencias ocurrieron en el 29,4% de los 153 perros de este estudio. En contraste al desarrollo de la SRMA, en el cual los perros machos tienen un riesgo significativamente mayor de desarrollarla que las hembras (p <0.05), éstas son más propensas a recaer que los machos (p = 0.02). Los pacientes que recibieron monoterapia con prednisolona tuvieron menos recurrencias que aquellos con combinación de prednisolona y azatioprina (p <0.05). Ser más joven (p = 0.071) y tener concentraciones de CRP más bajas (p = 0.081) en la primera presentación se asociaron tentativamente con una mayor incidencia de recurrencias.
  • Los autores concluyen que se confirman observaciones previas sobre las predisposición de determinadas de raza y sexo en el apoyo al diagnóstico de arteritis SRMA. Este estudio permite una explicación más precisa a los propietarios sobre el riesgo de posibles recurrencias.
ABSTRACTS

Epilepsia postencefalítica en perros con meningoencefalitis de origen desconocido: Hallazgos clínicos, factores de riesgo y resultados a largo plazo

Kaczmarska A, José-López R, Czopowicz M, Lazzerini K, Leblond G, Stalin C, Gutierrez-Quintana R.
J Vet Intern Med. 2020 Jan 28

  • La presencia de convulsiones en perros con meningoencefalitis de origen desconocido (MUO) se ha asociado con tiempos de supervivencia más cortos, pero faltan datos sobre la prevalencia y los factores de riesgo para la epilepsia postencefalítica (PEE).
  • El objetivo del estudio era describir las características clínicas, la prevalencia, los factores de riesgo y el resultado a largo plazo de PEE en perros con MUO.
  • Se realizó un búsqueda retrospectiva de perros con MUO sospechada o confirmada en los registros médicos de un hospital de perros. Se incluyeron 61 perros con diagnóstico presuntivo de MUO en base a los hallazgos de diagnóstico clínico y diagnóstico por imágenes. Se registraron los datos acerca de la reseña del animal, el historial de convulsiones, los hallazgos clinicopatológicos y de resonancia magnética (MRI).
  • Entre los 61 perros con riesgo de PEE, 14 (23%) perros desarrollaron PEE. Tres de los 14 perros con PEE (21%) desarrollaron epilepsia resistente a fármacos. Los perros con PEE eran más jóvenes (P = 0,03; OR ajustado = 0,75; intervalo de confianza [IC] del 95%, 0,58-0,98) y tenían tiempos de supervivencia significativamente más cortos (prueba de log-rank P = 0,04) en comparación con los perros que no desarrollaron epilepsia. Los factores de riesgo asociados con el desarrollo de PEE fueron la presencia de convulsiones sintomáticas agudas ( P = .04; OR ajustado = 4.76; IC 95%, 1.11-20.4) y lesiones de MRI en el hipocampo (P = .04; OR ajustado = 4.75; IC 95%, 1.07-21.0).
  • Los autores concluyen que los perros con MUO y convulsiones en el inicio de la enfermedad (convulsiones sintomáticas agudas) parecen tener un mayor riesgo de desarrollar PEE.
ABSTRACTS

Evaluación de factores de pronóstico para la recuperación de las funciones urinaria y defecatoria en gatos con luxación sacrocaudal

Couper E, De Decker S.
J Feline Med Surg. 2020 Jan 6

  • El objetivo de este estudio fue evaluar los resultados y los factores pronósticos para gatos con luxación sacrocaudal.
  • Se planteó un estudio retrospectivo donde se revisaron los registros médicos y radiografías de gatos con luxación sacrocaudal. De estos registros se valoró la reseña del animal, presentación clínica, lesiones traumáticas concurrentes, detalles del tratamiento, resultado y tiempo de supervivencia. La gravedad de los signos neurológicos se calificó de 1 a 5, según unos sistemas de clasificación para gatos con luxación sacrocaudal. El grado de desplazamiento vertebral se calculó en radiografías de seguimiento. La evolución final se obtuvo de exámenes neurológicos seriados y entrevistas telefónicas. Para ser incluidos en el estudio, a los gatos se les tenían que haber dado un mínimo de 30 días para recuperar la función urinaria.
  • En total se incluyeron 70 gatos. Cincuenta y cinco de 61 gatos (90%) recuperaron la función urinaria voluntaria. Un mayor grado de afectación neurológica se asoció con una menor probabilidad (P = 0.01) y una mayor duración (P = 0.0003) para recuperar la función urinaria. No se encontraron asociaciones significativas entre la evolución de la función urinaria y la edad, el sexo, el tono anal, la sensación perineal, la sensación de la base de la cola, el grado de desplazamiento sacrocaudal craneocaudal o dorsoventral, la lesión ortopédica concurrente, la amputación de la cola, la función defecatoria en el momento del diagnóstico y la supervivencia. Los gatos que recuperaron la función defecatoria tuvieron tiempos de supervivencia más largos que aquellos que no recuperaron la función defecatoria (P = 0.03). La evolución final de la función defecatoria no se asoció significativamente con ninguna otra variable.
  • De acuerdo con estudios previos, en este estudio se observa que el grado neurológico es el indicador pronóstico más importante para los gatos con luxación sacrocaudal. La determinación de la gravedad de los signos neurológicos también puede ayudar a informar a los propietarios sobre el período de tiempo en el que se espera que regrese la función urinaria. La incontinencia fecal puede ser un factor pronóstico más importante de lo que se sospechaba anteriormente.
ABSTRACTS

Factores de pronóstico para la recuperación de la visión de neuritis óptica de etiología desconocida: 26 perros (2003-2018)

Posporis C, Beltran E, Dunning M, Espadas I, Gillespie S, Barry AT, Wessmann A.
Front Vet Sci. 2019 Nov 22;6:415

  • Aunque la neuritis óptica (NO) es una afección reconocida, actualmente se desconocen los factores que influyen en la recuperación de la visión.
  • El objetivo de este estudio fue identificar factores pronósticos para la recuperación de la visión en la NO canina de etiología desconocida. De forma retrospectiva, se realizaron búsquedas en las bases de datos de tres hospitales de referencia en busca de perros con presunta NO en base a hallazgos clínico-patológicos, Tomografía computerizada/Resonancia Magnética y fundoscópicos. Se incluyeron 26 perros diagnosticados con presunta NO de etiología desconocida, aislada (I-NO) y asociadas a meningoencefalitis multifocal de etiología desconocida (multifocal meningoencephalitis of unknown etiology: MUE; MUE-NO). Se revisaron sus registros médicos y se investigó la asociación de la recuperación completa de la visión con la reseña del animal, los hallazgos clínico-patológicos y el tratamiento.
  • La mediana de seguimiento fue de 230 días (rango 21-1901 días, media 496 días). Seis perros (23%) lograron una recuperación completa y 20 perros (77%) incompleta o ninguna recuperación de la visión. La presencia del reflejo pupilar reactivo a la luz (p = 0.013), la ausencia de lesiones fundoscópicas (p = 0.0006), una edad más joven (p = 0.038) y un recuento total de células nucleadas en el líquido cefalorraquídeo más bajo ( p = 0,022) se asociaron estadísticamente con la recuperación completa de la visión. Los perros con I-NO eran significativamente más jóvenes (p = 0.046) y tenían un recuento total de células nucleadas en el líquido cefalorraquídeo menor (p = 0.030) en comparación con el grupo MUE-NO.
  • En este estudio se identifican algunos factores pronósticos que pueden influir en la recuperación completa de la visión en perros con NO. Se requeriría una cohorte más grande de perros para determinar si estos hallazgos son sólidos y si algunos parámetros adicionales ayudarían a un pronóstico más preciso para la recuperación de la visión en perros con NO.
ABSTRACTS

Análisis retrospectivo del diagnóstico y resultado final en 45 gatos con trastornos de micción presentados como incontinencia urinaria

Lonc KM, Kaneene JB, Carneiro PAM, Kruger JM.
J Vet Intern Med. 2019 Dec 20

  • A diferencia de los perros, las causas y los resultados de la incontinencia urinaria (IU) en los gatos son en gran parte desconocidos.
  • El objetivo del estudio era determinar causas, identificar condiciones comórbidas y evaluar los resultados de los gatos con trastornos de micción que se presentan como IU.
  • De forma retrospectiva, se realizaron búsquedas en los registros médicos de los gatos presentados desde enero de 2006 hasta diciembre de 2017 utilizando 45 palabras clave relacionadas con la IU. Para confirmar un diagnóstico se utilizaron la historia clínica, el motivo de consulta y los hallazgos en el examen físico. Los casos se clasificaron según las localizaciones funcionales y anatómicas. En total, 45 gatos con cumplieron los criterios de inclusión de IU
  • La causa más común de IU fueron los trastornos de la médula espinal fue (n = 18), seguida de trastornos uretrales (n = 17), de vejiga (n = 9) y ureterales (n = 1). Las proporciones de trastornos de la fase miccional y de la fase de almacenamiento fueron similares (53% y 47%, respectivamente). Sin embargo, en gatos machos y en gatos jóvenes (p <0,03) se observaron con mayor frecuencia los trastornos de la fase miccional. Se detectó infección del tracto urinario en 11 de 28 (39%) gatos. En 38/45 casos estaba disponible el resultado final, 16 gatos (42%) recuperaron la continencia, 3 (8%) mejoraron con el tratamiento y 19 (50%) permanecieron incontinentes o fueron sacrificados. La enfermedad de la médula espinal tenía una probabilidad significativamente mayor de estar asociada con los malos resultados finales en comparación con los trastornos de la vejiga o la uretra (p <0,04).
  • En este estudio, la incontinencia urinaria en gatos se asoció con una variedad de trastornos congénitos y adquiridos que afectaban ambas fases de la micción con una frecuencia similar. Los gatos incontinentes con trastornos de la médula espinal eran los más comunes y justifican un pronóstico más reservado que los gatos con trastornos de la vejiga o la uretra.