Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Oftalmología

ABSTRACTS

Fiabilidad para detectar anormalidades del fondo del ojo asociadas a hipertensión sistémica en gatos evaluadas por veterinarios con o sin formación especializada en oftalmología.

Moretto L, Lavaud A, Suter A, Günther C, Pot S, Glaus T.
J Feline Med Surg. 2021 Jan 13

  • La hipertensión sistémica (HTS) causa un grave daño a los órganos diana (target organ damage: TOD) y la medición de la presión sanguínea (PA) debería ser una práctica rutinaria en las poblaciones de riesgo. La fundoscopia se usa para corroborar la relevancia clínica a corto plazo de los resultados de una PA alta y para decidir el tratamiento inmediato. No todos los gatos con un resultado de PA alto pueden ser examinados por un oftalmólogo. 
  • El objetivo del estudio era determinar la fiabilidad de la fundoscopia, realizada por un veterinario sin formación especializada en oftalmología, en gatos con HTS. 
  • Se incluyeron 33 gatos con sospecha de TOD hipertensiva o pertenecientes a una población de riesgo de HTS con una primera medición de PA elevada >160 mmHg. Un veterinario recién graduado realizó la oftalmoscopia indirecta, y seguidamente la realizó un diplomado oftalmólogo. La confirmación HTS se basó en dos series adicionales de mediciones de la presión arterial sistólica >160 mmHg por esfigmomanometría Doppler. 
  • Se confirmó HTS en 27 gatos. Se detectó HTS en exámenes rutinarios en 12/27 gatos; En 9/12 gatos el veterinario no entrenado detectó lesiones fundoscópicas y mientras que el oftalmólogo las detectó en 11/12. Nueve de los 27 gatos eran pacientes neurológicos; el veterinario no entrenado detectó las lesiones fundoscópicas en 4/9 gatos y en 7/9 el oftalmólogo. Seis de 27 gatos se presentaron por ceguera aguda; tanto el veterinario no entrenado como el oftalmólogo detectaron lesiones del fondo de ojo en los seis gatos .En 6/33 gatos  ninguno de los examinadores confirmó la presencia de HTS  ni de lesiones del fondo de ojo. En comparación con el oftalmólogo veterinario, la fiabilidad de la detección de anormalidades del fondo de ojo por el veterinario no entrenado fue del 72% (13/18) para los gatos con visión, y del 100% (6/6) para los gatos sin visión. 
  • El estudio concluye que el examen del fondo de ojo por un veterinario no entrenado en oftalmología tiene una fiabilidad razonablemente alta para la detección de TOD ocular. Se anima a los veterinarios generalistas a realizar un examen inicial de fondo de ojo en gatos sospechosos de hipertensión.
ABSTRACTS

Queratitis bacteriana felina: Hallazgos clínicos, aislamientos bacterianos y patrones de susceptibilidad antimicrobiana in vitro

Goldreich JE, Franklin-Guild RJ, Ledbetter E
Vet Ophthalmol. 2020 Jan;23(1):90-96

  • El objetivo de este estudio era describir las características clínicas, los aislamientos bacterianos y los patrones de susceptibilidad antimicrobiana in vitro de los gatos con queratitis bacteriana.
  • ​Se incluyeron 81 gatos con queratitis bacteriana confirmada por un cultivo de córnea, desde junio de 2004 hasta julio de 2017. Se registraron las reseñas de los animales, los aislamientos bacterianos, los resultados de las pruebas de susceptibilidad a los antimicrobianos in vitro de las bacterias aeróbicas y las características clínicas. 
  • En total, se obtuvieron 102 aislamientos de bacterias aeróbicas a partir de las muestras de córnea de los 81 gatos que se presentaron con queratitis bacteriana. Las bacterias aisladas con mayor frecuencia fueron Staphylococcus spp., que constituyeron el 55% (56/102) de los aislamientos totales. Una vez agrupados todos los aislamientos bacterianos aeróbicos, los mayores porcentajes de susceptibilidad fueron a la ofloxacina (100%), la ciprofloxacina (94%), el cloranfenicol (93%), la oxiciclina (92%), la ticarcilina (90%), la gentamicina (89%), la moxifloxacina (89%), la tobramicina (86%), la neomicina (85%), la amikacina (84%) y la cefazolina (84%). Mientras que el menor porcentaje de susceptibilidad fueron a la polimixina B (2%), la bacitracina (15%) y la clindamicina (31%). Cuando se analizaron por separado, las especies de Staphylococcus aisladas tuvieron el mayor porcentaje de susceptibilidad a la ofloxacina (100%), la tobramicina (93%) y la neomicina (85%) y el menor porcentaje de susceptibilidad a la polimixina B (3%) y la bacitracina (13%). 
  • En este estudio, el género Staphylococcus fueron las bacterias más frecuentemente aisladas de los casos de queratitis bacteriana felina. Sobre la base de las pruebas de susceptibilidad in vitro y el mecanismo de acción, se recomendarían la ofloxacina, la ciprofloxacina, la ticarcilina, la gentamicina o la moxifloxacina para la terapia antimicrobiana inicial frente a la sospecha de queratitis bacteriana en gatos.
ABSTRACTS

Comparación de los resultados de los cultivos bacterianos entre muestras obtenidas directamente de la úlcera corneal frente a las obtenidas del fornix conjuntival de ojos con presunta queratitis ulcerosa bacteriana

Auten CR, Urbanz JL, Dees DD.
Vet Ophthalmol. 2020 Jan;23(1):135-140

  • El objetivo del estudio era comparar los resultados de los cultivos bacterianos aeróbicos entre las muestras obtenidas de la úlcera corneal frente a las muestras obtenidas del fornix conjuntival inferior de ojos con presunta queratitis ulcerosa bacteriana.
  • Se incluyeron 55 perros con propietario diagnosticados con queratitis ulcerosa. Se realizaron exámenes oftalmológicos a cada perro que incluyeron biomicroscopia con lámpara de hendidura y oftalmoscopia indirecta. Los hisopos microbianos se recogieron directamente de la úlcera corneal infectada, así como del fornix conjuntival inferior, del mismo ojo, usando un hisopo estéril con punta de rayón. Las muestras se enviaron a un laboratorio de referencia externo para el cultivo de bacterias aeróbicas y pruebas de sensibilidad.
  • Se analizaron 112 muestras de 56 ojos (55 perros). En 68 muestras hubo crecimiento bacteriano. Se obtuvo un crecimiento positivo de ambos sitios en 31 ojos (55%). De 6 ojos hubo crecimiento bacteriano en la conjuntiva pero no en la córnea. De 19 ojos no se obtuvo crecimiento bacteriano en ninguno de los dos sitios de muestreo. En total, 31/56 (55%) muestras de córnea fueron positivas y 37/56 (66%) muestras del fornix conjuntival fueron positivas. La comparación de los organismos aislados de los dos sitios de recolección del mismo ojo reveló una correlación exacta en 42/56 (75%) ojos y difirió en 14/56 (25%) ojos. Se obtuvieron 20 aislamientos bacterianos diferentes de 68 muestras positivas. Los organismos Gram-positivos (71%) fueron más comunes que los Gram-negativos (29%). Los organismos más comúnmente aislados fueron Staphylococcus pseudintermedius (25%), Streptococcus spp. beta-hemolítico (23%), y Pseudomonas aeruginosa (12%). Se aislaron organismos resistentes a la meticilina en el 9% de las muestras.
  • Los autores concluyen que la toma de muestras del fornix conjuntival puede ser una alternativa adecuada a la toma de muestras directamente de la úlcera en ojos donde la integridad estructural de la córnea comprometida.
ABSTRACTS

Malformaciones oculares congénitas en perros y gatos: 123 casos

Saraiva IQ, Delgado E.
Vet Ophthalmol. 2020 Oct 15

  • El objetivo del estudio era proporcionar datos epidemiológicos sobre la prevalencia de malformaciones oculares congénitas en perros y gatos.
  • Se revisó una población de 32 974 perros y 13 977 gatos que se habían presentado para consulta en un hospital universitario. Se revisaron sus registros médicos de 2011 a 2018 y se realizó un estudio clínico epidemiológico retrospectivo y prospectivo sobre malformaciones oculares congénitas. Se analizaron las reseñas de los animales, la historia médica, el motivo de la presentación, los hallazgos clínicos, el deterioro de la visión y las opciones de tratamiento. Del total de casos analizados, 103 perros (0,3%) y 20 gatos (0,1%) cumplieron los criterios de inclusión.
  • La mayoría de los perros eran de raza mixta, siendo la raza más común el Bulldog Francés, mientras que la mayoría de los gatos eran europeo doméstico de pelo corto. La edad media de diagnóstico fue de 12 meses para los perros y 6 meses para los gatos. No se encontró predisposición sexual. Las anormalidades más frecuentemente identificadas fueron: catarata congénita (perros: 31,1%; gatos: 30,0%), microftalmia (perros: 35,0%, gatos: 25,0%), y membrana pupilar persistente (perros: 27,2%, gatos: 40,0%). Existía cierta asociación significativa entre algunas de las malformaciones observadas simultáneamente. Se encontró una asociación estadísticamente significativa entre los quistes dermoides oculares y la raza del Bulldog Francés (P < .001).
  • En este estudio se resalta que, aunque las malformaciones oculares congénitas son poco comunes, el conocimiento de su prevalencia es importante, ya que pueden causar deterioro de la visión o incluso ceguera. Este estudio valora además, que algunos fenotipos de enfermedades oculares humanas son similares a los que presentan los perros y los gatos, por lo que pueden ser utilizados como modelos para investigar la fisiopatología y los enfoques terapéuticos.
ABSTRACTS

Aislamientos bacterianos en úlceras indolentes caninas: 43 casos

Levitt S, Osinchuk SC, Bauer B, Sandmeyer LS.
Vet Ophthalmol. 2020 Nov 5

  • El objetivo de estudio era determinar si se aislaban bacterias de las úlceras indolentes caninas y evaluar su influencia en los resultados clínicos.
  • Se recogieron hisopos para cultivo anaeróbico y aeróbico de úlceras indolentes de 43 perros con propietario que se presentaron al Centro Médico Veterinario de la Universidad de Saskatchewan. Se compararon los resultados obtenidos entre las úlceras con aislamientos bacterianos y las que no los tenían. Se revisó la terapia médica administrada.
  • Se aislaron bacterias en 8/43 úlceras: En 3 aislamientos había dos bacterias y 5 aislamientos eran cultivos simples. El género estafilococo fue el más comúnmente aislado y estuvo presente en seis úlceras: Entre las especies aisladas había, sin especificar [2], pseudintermedius [2], schleiferi [1], y hominis [1]. El género estreptococo fue el segundo más común y estaba presente en dos úlceras: Las especies incluían canis y agalactiae. Antes de remitir el caso, la tobramicina fue el antibiótico más utilizado en las úlceras con aislamientos bacterianos (n = 3). Un caso no tenía datos de seguimiento concluyentes del veterinario remitente y, por lo tanto, se excluyó de un análisis ulterior. Las siete úlceras restantes con cultivos positivos disponibles para seguimiento se reportaron como cicatrizadas sin complicaciones: seis cicatrizadas después de un procedimiento terapéutico y una cicatrización después de dos procedimientos terapéutico. Treinta y cinco úlceras tuvieron un cultivo negativo. No hubo diferencias en los resultados entre las úlceras indolentes con aislamientos bacterianos y las que tenían cultivos negativos (P = 0,7475).
  • En este estudio se aislaron bacterias en el 19% de las úlceras indolentes, y el estafilococo fue el aislado más común. El aislamiento bacteriano no influyó en el resultado final.
ABSTRACTS

Hipokalemia asociada a la administración tópica de una solución oftálmica de dorzolamida al 2% en gatos

Czepiel TM, Wasserman NT.
Vet Ophthalmol. 2020 Oct 21

  • El objetivo del estudio era evaluar el efecto de la solución oftálmica de dorzolamida al 2% sobre el potasio sérico y otros parámetros hematológicos en gatos.
  • Este estudio se realizó en dos fases. Parte I: Se revisaron retrospectivamente los registros médicos de un solo centr. Se incluyeron 27 gatos diagnosticados con glaucoma para los que se disponía de datos clínico-patológicos adecuados tanto antes como después del inicio del tratamiento con la solución oftálmica de dorzolamida al 2%. Parte II: Se incluyeron 10 gatos adultos sanos en un estudio prospectivo doblemente enmascarado, aleatorio y cruzado. Se administró solución oftálmica de dorzolamida al 2% o placebo en ambos ojos tres veces al día, durante 6 semanas. Cada dos semanas se valoraron los niveles séricos de potasio, sodio, cloruro, glucosa, ALP y ALT. Después de un período de lavado de 2 semanas, a cada gato se le dio la solución oftálmica opuesta, y se repitió el proceso de estudio.
  • En la Parte I, se desarrolló hipokalemia en un 29,6% (n = 8). Aunque las gatas castradas tenían una probabilidad significativamente mayor de volverse hipokalémicas, el potasio sérico no se vio afectado significativamente por la edad, el peso, la frecuencia de la dosis o el número de ojos tratados. Respecto a la Parte II,  los valores de potasio fueron significativamente más bajos en los gatos que recibieron la solución oftálmica de dorzolamida al 2% en comparación con el placebo en cada punto temporal a lo largo del período de estudio de 6 semanas. Además, los valores de cloro sérico fueron significativamente mayores en el grupo de tratamiento en la semana dos y cuatro en comparación con el grupo de placebo.
  • El estudio concluye que la administración de la solución oftálmica de dorzolamida al 2% tiene un efecto medible sobre el nivel de potasio sérico en gatos que puede resultar en una hipokalemia clínica, por lo que es recomendable realizar la monitorización rutinaria de electrolitos séricos en los gatos que reciben este medicamento.
ABSTRACTS

Hipertensión, retinopatía y lesión renal aguda en perros: un estudio prospectivo

Cole LP, Jepson R, Dawson C, Humm K.
J Vet Intern Med. 2020 Jul 17

  • La hipertensión sistémica (HS) es una complicación potencial de la lesión renal aguda (AKI) en perros.
  • El objetivo del estudio era describir la prevalencia de la HS y la retinopatía hipertensiva en perros con AKI, investigar la relación entre la HS y la severidad del AKI y evaluar los posibles factores asociados con la HS.
  • Se planteó un estudio observacional prospectivo que incluyó 52 perros con AKI que se presentaron a un centro de referencia que para el diagnóstico de AKI se basó en las directrices de la Sociedad Internacional de Interés Renal (IRIS). Posteriormente se evaluó la medición de la presión arterial sistólica, la relación proteína/creatinina en la orina (UPC), la producción de orina, la presencia de retinopatía hipertensiva y sobrecarga de líquidos (fluid overload: FO), la supervivencia hasta el alta y la duración de la hospitalización. Se calculó la prevalencia de la HS y se examinó la relación entre la HS y los factores registrados
  • La prevalencia de la HS (≥160 mm Hg) en el momento del ingreso o durante la hospitalización fue del 75% (39/52) y en el 56% (22/39) de los casos fue grave (≥180 mm Hg). El 16%(7/43) de los perros tenían evidencia de retinopatía hipertensiva y el 77% (24/31) de los perros tenían UPC >0.5. El 42% (22/52) de los perros tenían FO en la admisión o durante la hospitalización. No hubo asociación entre la HS y el grado AKI según IRIS, oligo/anuria, supervivencia hasta el momento de alta, duración de la hospitalización o la proteinuria. Los perros con FO en el momento de la presentación tenían más probabilidades de ser hipertensos en el momento del ingreso en comparación con los perros sin FO (P = 0,02). Los perros que no sobrevivieron al alta mostraron mayor probabilidad de tener FO (P = .007).
  • El estudio concluye que la hipertensión sistémica es común en los perros con AKI. La hipertensión sistémica podría estar asociada con el FO, que a su vez está asociado con la no supervivencia. Por lo tanto, se debería realizar la monitorización de la HS y el FO en los perros con AKI
ABSTRACTS

Factores de pronóstico para la recuperación de la visión de neuritis óptica de etiología desconocida: 26 perros (2003-2018)

Posporis C, Beltran E, Dunning M, Espadas I, Gillespie S, Barry AT, Wessmann A.
Front Vet Sci. 2019 Nov 22;6:415

  • Aunque la neuritis óptica (NO) es una afección reconocida, actualmente se desconocen los factores que influyen en la recuperación de la visión.
  • El objetivo de este estudio fue identificar factores pronósticos para la recuperación de la visión en la NO canina de etiología desconocida. De forma retrospectiva, se realizaron búsquedas en las bases de datos de tres hospitales de referencia en busca de perros con presunta NO en base a hallazgos clínico-patológicos, Tomografía computerizada/Resonancia Magnética y fundoscópicos. Se incluyeron 26 perros diagnosticados con presunta NO de etiología desconocida, aislada (I-NO) y asociadas a meningoencefalitis multifocal de etiología desconocida (multifocal meningoencephalitis of unknown etiology: MUE; MUE-NO). Se revisaron sus registros médicos y se investigó la asociación de la recuperación completa de la visión con la reseña del animal, los hallazgos clínico-patológicos y el tratamiento.
  • La mediana de seguimiento fue de 230 días (rango 21-1901 días, media 496 días). Seis perros (23%) lograron una recuperación completa y 20 perros (77%) incompleta o ninguna recuperación de la visión. La presencia del reflejo pupilar reactivo a la luz (p = 0.013), la ausencia de lesiones fundoscópicas (p = 0.0006), una edad más joven (p = 0.038) y un recuento total de células nucleadas en el líquido cefalorraquídeo más bajo ( p = 0,022) se asociaron estadísticamente con la recuperación completa de la visión. Los perros con I-NO eran significativamente más jóvenes (p = 0.046) y tenían un recuento total de células nucleadas en el líquido cefalorraquídeo menor (p = 0.030) en comparación con el grupo MUE-NO.
  • En este estudio se identifican algunos factores pronósticos que pueden influir en la recuperación completa de la visión en perros con NO. Se requeriría una cohorte más grande de perros para determinar si estos hallazgos son sólidos y si algunos parámetros adicionales ayudarían a un pronóstico más preciso para la recuperación de la visión en perros con NO.
ABSTRACTS

Tratamiento del prolapso de la glándula de la membrana nictitante asociada con deformidad del cartílago con la técnica de bolsillo y condrectomía sola, o combinada con una conjuntivectomía en cuña: 132 perros (1998-2018)

Michel J, Lazard P, Vigan M, Albaric O.
Vet Ophthalmol. 2019 Nov 20

  • El objetivo del estudio era valuar los resultados obtenidos utilizando la técnica de bolsillo Morgan y condrectomía (MPTC) sola, o combinada con una conjuntivectomía en cuña (MPTC + WC) para el tratamiento del prolapso de la glándula de la membrana nictitante asociada con deformidad del cartílago (PGCD) en perros. Se revisaron los registros médicos de los perros diagnosticados con PGCD sometidos a MPTC o MPTC + WC entre 1998 y 2018. La tasa de éxito se definió como la falta de recurrencia del prolapso de la glándula en un mínimo de 6 meses de seguimiento. En 13 ojos se realizó examen histológico del cartílago extirpado.
  • Un total de 132 perros (181 ojos) cumplieron los criterios de inclusión. La mediana del tiempo de seguimiento fue de 25 meses (rango, 6-166 meses). En 131 ojos se utilizó MPTC con una tasa de éxito del 91,6%. En 50 ojos se utilizó MPTC + WC con una tasa de éxito del 100%. Las complicaciones postoperatorias ocurrieron en 6.9% y 4%, respectivamente, para MPTC y MPTC + WC, que consistieron en quistes lagrimales (8 ojos) o erosión corneal (3 ojos). Las tasas de recurrencia y complicaciones fueron significativamente más bajas usando MPTC + WC en comparación con MPTC en los perros de raza gigante (P = .019 y P = .002, respectivamente), pero no en la población general del estudio (P = .328 y P = .290 , respectivamente). Se observaron anomalías histológicas del cartílago en 2/13 muestras de PGCD crónico.
  • Los autores concluyen que la MPTC + WC ofrece una buena opción terapéutica para perros de raza gigante con PGCD. La técnica combinada proporciona una buena aposición y movilidad de la membrana nictitante sobre la superficie ocular y reduce el riesgo potencial de recurrencia en estas razas caninas gigantes.
ABSTRACTS

Evaluación de la producción de lágrimas usando el test de Schirmer en gatos clínicamente sanos; efectos de la edad, la etapa de la vida, el sexo, la raza y la castración

Rajaei SM, Faghihi H, Williams DL, Aftab G.
Vet Rec. 2019 May 4

  • El propósito de este estudio fue evaluar los valores de la prueba de producción de lágrimas de Schirmer (STT) y determinar los efectos de la edad, la etapa de la vida, el sexo, la raza y castración o no en la producción de lágrimas en gatos sanos.
  • Se incluyeron y examinaron 343 gatos de pelo corto (DSH) domésticos y gatos persas, de entre 50 días a 18 años de edad. Se usó el STT para medir la producción de lágrimas en ambos ojos de cada gato.
  • El promedio de STT obtenido para los ojos de todos los gatos fue de 14.9 ± 4.8 mm / min. Hubo una diferencia significativa entre los valores de STT en gatos cachorros (≤6 meses) y gatos de otros grupos de edad (P <0,001). Un número sustancial de gatos con ojos clínicamente normales tenía valores de STT inferiores a 10 mm / min. No se encontraron diferencias significativas entre machos (14,7 ± 5,0 mm / min) y hembras (15,1 ± 4,5 mm / min) en los valores de STT (P = 0,46). Sin embargo, sí que se encontraron diferencias significativas entre gatos enteros (14,4 ± 4,2 mm / min) y castrados (16,2 ± 4,1 mm / min) (P = 0,001), y entre valores STT de los gatos DSH (14,6 ± 5,0 mm / min) y los de raza persa (16,5 ± 3.1 mm / min) de la población de estudio (P = 0.001).
  • Este estudio documenta los valores promedio de STT para una población felina numéricamente considerable y demuestra que, a diferencia de lo que ocurre en perros, algunos gatos con ojos clínicamente normales pueden tener valores de STT por debajo de 10 mm / min.