Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Patología clínica

ABSTRACTS

Características clínico-patológicas y patológicas de gatos con enfermedad renal proteinúrica

Rayhel LH, Quimby JM, Cianciolo RE, Cléroux A, McLeland SM, Franken T.
J Feline Med Surg. 2020 May 27

  • El objetivo de este estudio fue describir las causas, las características clínico-patológicas y la evolución de la nefropatía con pérdida de proteínas en felinos (proteinuria secundaria a la enfermedad glomerular [PLN]).
  • Se revisaron retrospectivamente las muestras de necropsia/biopsia de riñón de los gatos proteinúricos enviados al Servicio Internacional de Patología Renal Veterinaria. Los diagnósticos histopatológicos fueron categorizados según el componente de la enfermedad primaria. Se compararon las variables clínico-patológicas en el momento del diagnóstico, el desarrollo de hipoalbuminemia, anemia, hipertensión, azotemia y derrame/edema, y la supervivencia entre los gatos con glomerulonefritis por inmunocomplejos (ICGN) y otras causas de PLN
  • El 58% (n = 31/53) de los gatos proteinúricos tuvieron ICGN y el 74% (n = 31/42) de los gatos con PLN tuvieron ICGN. Los gatos con enfermedades glomerulares distintas a la ICGN tuvieron un valor medio de ratio proteína:creatinina en orina mayor que los gatos con ICGN (14,5 vs 6,5; P <0,001). El inicio de la PLN se produjo a una edad temprana; la edad media en el momento del diagnóstico fue de 3,5 años en los gatos con ICGN frente a 1,3 años en los gatos con otras enfermedades glomerulares (P = 0,026). El desarrollo de complicaciones como la hipoalbuminemia, la anemia, la hipertensión, la azotemia y el derrame/edema fueron comunes, independientemente de la causa de la PLN, y no fueron diferentes entre la ICGN y los gatos con otras enfermedades glomerulares. Los gatos machos estaban sobrerrepresentados en el grupo de ICGN (P = 0,003). El tiempo medio de supervivencia (MST) para todos los gatos con PLN fue de 94 días (rango 3-1848 días). La supervivencia no fue diferente entre los gatos con ICGN y los gatos con otras enfermedades glomerulares. El MST en los gatos con ICGN que desarrollaron efusión fue más corto (94 días) que en los gatos que no la desarrollaron (700 días; P = 0,035). La MST en los gatos con ICGN que recibieron medicamentos inmunosupresores fue más larga (244 días) que en los gatos que no los recibieron (17 días; P = 0,039).
  • Valorando estos datos en conjunto, se sugiere que la sospecha clínica de un proteinuria glomerular debería ser mayor en los gatos machos jóvenes con mayores valores de proteinuria, y donde la enfermedad inmunomediada sea común. Se necesitan más estudios para determinar si la identificación temprana de la enfermedad glomerular y la inmunosupresión en casos de gatos con ICGN podría mejorar la evolución
ABSTRACTS

Características clínicas, clínico-patológicas e histopatológicas hepáticas asociadas a una probable lesión hepática inducida por el ketoconazol: 15 casos (2015-2018)

Macho LP, Center SA, Randolph JF, Dumars LA, Rush SE, Cameron MK, Lucy JM, Hall-Fonte DL, McDonough SP, Peters-Kennedy J, Marinoff J, Harrison J, Sabatino B, Deitz K.
J Am Vet Med Assoc. 2020 Jun 1;256(11):1245-1256

  • El objetivo del estudio era caracterizar las características clínicas, clínico-patológicas e histopatológicas hepáticas y la evolución en los perros con probable lesión hepática inducida por el ketoconazol.

  • Se incluyeron 15 perros con sospecha de lesión hepática inducida por el ketoconazol que se sometieron a una biopsia de hígado. Se recogieron datos de los registros médicos con respecto a la reseña del animal, los signos clínicos, los hallazgos clínicos e histopatológicos hepáticos, los medicamentos concurrentes, la dosis de ketoconazol, la duración del tratamiento y la evolución.
  • La edad media y el peso corporal fueron de 8,2 años (rango, 5 a 15 años) y 13,0 kg (28,6 lb; rango, 8,2 a 38,0 kg [18,0 a 83,6 lb]), respectivamente. La raza más común fue el Cocker Spaniel (n = 5). Todos los perros recibieron ketoconazol para tratar las infecciones cutáneas de Malassezia. La dosis media diaria de ketoconazol fue de 7,8 mg/kg (rango, 4,4 a 26,0 mg/kg ), PO. La duración del tratamiento osciló entre 0,3 y 100 semanas acumulativas (administración cíclica intermitente en algunos perros); 6 perros fueron tratados durante ≤ 10 días. Los signos clínicos comunes incluían letargia, anorexia y vómitos. Todos los perros mostraron una altas actividades séricas de enzimas hepáticas. Los hallazgos histopatológicos hepáticos incluyeron lesión lobular variable, infiltrados inflamatorios mixtos y agregados conspicuos de macrófagos con lipofuscina ceroide que marcaron daño en regiones del parénquima. Cinco perros desarrollaron hepatitis crónica, incluyendo tres con inflamación piogranulomatosa. De los 10 perros reportados que murieron en el último seguimiento, el tiempo de supervivencia después de la aparición de la enfermedad varió entre 0,5 y 165 semanas, con 7 perros muriendo por causas relacionadas con el hígado.
  • El estudio destaca que los hallazgos para los perros con hepatotoxicosis circunstancialmente asociada al tratamiento con ketoconazol se aconseja un monitoreo proactivo de las actividades séricas de las enzimas hepáticas antes y después del inicio de dicho tratamiento
ABSTRACTS

Concentraciones séricas bajas de zinc en los perros con enteritis linfocítica-plasmocitaria y sus asociaciones con la gravedad de la enfermedad y el pronóstico

Sakai K, Hatoya S, Furuya M, Shimamura S, Nabetani T, Tani H, Shimada T.
J Vet Med Sci. 2020 Apr 16

  • Los pacientes humanos con enfermedad inflamatoria intestinal pueden tener un peor pronóstico si cursan con concentraciones séricas bajas de zinc (hipocinemia). En perros, los datos sobre las concentraciones séricas de zinc existentes de los perros con enteritis linfocítica-plasmocitaria (LPE) son limitados.
  • El propósito de este estudio fue investigar la concentración sérica de zinc en perros con LPE y su influencia en la gravedad y el pronóstico de la enfermedad.
  • Se reclutaron 35 perros con LPE a los que se les midió la concentración sérica de zinc utilizando espectrometría de absorción atómica.
  • Se observó hipocinemia en 18/35 (51%) perros con LPE. La concentración sérica de zinc estaba inversamente correlacionada con la gravedad histológica y clínica. Las supervivencias globales fueron significativamente más cortas en los perros con hipocinemia que en los que no la tenían.
  • Los hallazgos de este estudio sugieren que la concentración sérica de zinc es un biomarcador útil para la gravedad y el pronóstico de la LPE en los perros.
ABSTRACTS

Ratios cortisol/creatinina y proteína/creatinina en orina en muestras de orina de perros sanos recogidas en casa y en el hospital

Citron LE, Weinstein NM, Littman MP, Foster JD.
J Vet Intern Med. 2020 Feb 13

  • Últimamente, se ha reportado que la ratio proteínas/ creatinina en orina (UPC) de las muestras de perros recogidas en casa es menor que en las recogidas en el hospital y se formuló la hipótesis de que los procedimientos que inducen al estrés y los viajes al hospital causan proteinuria prerrenal.
  • El objetivo del estudio era evaluar el estrés del paciente mediante la ratio cortisol:creatinina (UCCr) en orina y correlacionar UCCr con UPC en muestras de orina obtenidas en casa y en el hospital.
  • Se diseñó un estudio prospectivo controlado no enmascarado, que incluyó 36 perros sanos, de los que se obtuvieron dos muestras de orina de chorro, una en casa y la otra en el hospital. Se realizaron análisis completos de orina, así como UPC y UCCr. Los clientes calificaron el nivel de estrés de sus perros en casa, en el transporte, y en el hospital.
  • La UCCr fue significativamente más alta en las muestras recogidas en el hospital que en las recogidas en casa (P < .0001), sin embargo, la UPC no lo fue (P = .14). La UCCr no se correlacionó significativamente con la UPC en ninguna muestra y en los dos lugares de recolección. El tiempo de viaje y el tiempo en el hospital no se correlacionaron con el cambio en UCCr o UPC. En 8 perros con proteinuria límite o manifiesta, no se encontró una diferencia significativa en la UPC entre los dos lugares de recolección, pero la UCCr fue significativamente mayor en las muestras recogidas en el hospital.
  • Los autores concluyen que la UPC no es mayor respecto si las muestras se recogen en casa o en el hospital. La UCCr era mayor en muestras recogidas en hospital, pero la UCCr no está asociada con la UPC. El estrés, estimado por la UCCr, no afectó a la proteinuria. Se necesitarían más pruebas para apoyar la afirmación de que el estrés puede resultar en proteinuria en perros sanos.
ABSTRACTS

Variabilidad en la gravedad específica de la orina de primera hora de la mañana en 103 perros sanos.

Rudinsky A, Cortright C, Purcell S, Cordner A, Lord L, Wellman M, DiBartola S, Chew D.
J Vet Intern Med. 2019 Sep;33(5):2133-2137

  • La gravedad específica de la orina (USG) es una parte integral del análisis de orina y un componente clave de muchas decisiones clínicas, por lo tanto, las fluctuaciones en su medición pueden afectar potencialmente el manejo de casos.
  • El objetivo de este estudio era determinar la variabilidad intraindividual de los resultados de la USG de primera hora de la mañana en perros sanos.
  • Se incluyeron 103 perros que se consideraron sanos según la historia clínica y los resultados del examen físico. Se realizaron mediciones repetidas de USG en el transcurso de 2 semanas. Se recolectaron tres muestras de orina cada semana para un total de 6 muestras por perro. La recolección de muestras se distribuyó de manera uniforme durante toda la semana. Las muestras de orina se obtuvieron inmediatamente al despertar y antes de cualquier ingestión de líquidos, alimentos o ejercicio de actividad física en los perros. Todas las mediciones se realizaron con el mismo refractómetro digital Misco.
  • La USG intraindividual fue variable en el transcurso del estudio. La diferencia media entre la USG mínima y máxima para cada perro fue de 0.015 (Desviación Estandar, 0.007). La diferencia dentro de la semana entre la USG mínima y máxima fue menor que durante todo el estudio completo de 2 semanas (0.009 [DE 0.006] para la semana 1 y 0.010 [DE 0.007] para la semana 2). El coeficiente de variación medio en los 6 puntos de tiempo fue del 15,4% (DE 8,97%).
  • Los autores concluyen que, en animales sanos, se produce una variación clínicamente importante en la medición de la USG, y esto podría afectar la toma de decisiones clínicas cuando se utilizan puntos de corte de diagnóstico. Los clínicos deberían ser conscientes de la variabilidad inherente en la USG al analizar los resultados.
ABSTRACTS

Evaluación retrospectiva de la ciclosporina como tratamiento de una presunta hepatitis crónica idiopática en perros

Ullal T, Ambrosini Y, Rao S, Webster CRL, Twedt D.
J Vet Intern Med. 2019 Sep;33(5):2046-2056

  • Aunque la etiología de la hepatitis crónica idiopática (ICH) en perros no es del todo conocida, en algunos perros, la evidencia respalda una patogénesis inmunomediada.
  • En este estudio se describen una serie de casos de perros con presunta ICH tratados con ciclosporina (CsA) con o sin medicaciones concurrentes y se documentan la incidencia de la remisión de parámetros bioquímicos y los factores asociados con el fracaso para lograr esta remisión.
  • A partir de dos hospitales veterinarios se incluyeron retrospectivamente una serie de 48 casos de perros diagnosticados con presunta ICH, cuyo tratamiento incluyó CsA, entre 2010 y 2017. Todos los perros fueron tratados con CsA con o sin medicamentos concurrentes durante ≥2 semanas. Los datos fueron recogidos de sus registros médicos.
  • En el 79% de los perros (38/48) se logró la remisión bioquímica (llegar a <1.1 veces el límite superior normal de la actividad de alanina aminotransferasa). La dosis media de CsA en la remisión fue de 7.9 mg / kg / d (rango, 2.5-12.7 mg / kg / d) y la mediana del tiempo hasta la remisión fue de 2.5 meses (rango, 0.75-18 meses). El tratamiento concomitante con hepatoprotectores no se asoció con la probabilidad de remisión. La puntuación clínica, la ascitis, la hipoalbuminemia, la hiperbilirrubinemia, los tiempos de coagulación prolongados, la dosis y la duración del tratamiento no se asociaron con la probabilidad de remisión o el tiempo para la remisión. Los efectos adversos comunes de la CsA fueron signos clínicos gastrointestinales en el 38% (18/48) e hiperplasia gingival en el 25% (12/48) de los perros tratados.
  • En este estudio, el tratamiento combinado de CsA y el uso frecuente de hepatoprotectores resultó en la remisión bioquímica de ICH en la mayoría de los perros. Ninguno de los factores evaluados, incluido el uso de hepatoprotectores, se asoció significativamente con la probabilidad de remisión. Se deberían efectuar estudios prospectivos para evaluar la monoterapia con CsA en perros con ICH.

 

ABSTRACTS

Seguridad de la aspiración percutánea con aguja fina eco-guiada de las lesiones de la glándula suprarrenal: Percepción de procedimiento por los radiólogos y presentación de 50 casos

Pey P, Diana A, Rossi F, Mortier J, Kafka U, Veraa S, Groth A, MacLellan M, Marin C, Fracassi F.
J Vet Intern Med. 2020 Mar 11.

  • La aspiración percutánea con aguja fina (FNA) eco-guiada de las lesiones de la glándula suprarrenal es una situación controvertida en medicina veterinaria.
  • El objetivo de este estudio retrospectivo era evaluar la percepción y la frecuencia del riesgo de este procedimiento por parte de los radiólogos y determinar la incidencia de complicaciones. Se realizó una primera encuesta online a todos los radiólogos diplomados europeos y americanos y una segunda encuesta a los radiólogos que declararon haber realizado el procedimiento al menos una vez en su carrera.
  • La primera encuesta se envió a 977 diplomados y fue respondida por 138. De los 138 diplomados, 40 realizaban el procedimiento y 98 no; 44 de los 98 dieron el riesgo de crisis hipertensiva en feocromocitoma como una razón para no realizarlo. A la segunda encuesta, 12 de 65 respondieron positivamente. En total se evaluaron 50 perros con 58 lesiones, que incluyeron 23 feocromocitomas. Se reportaron complicaciones en 4/50 perros; 3 hemorragias (1 leve y 1 moderada) y 1 muerte por síndrome de dificultad respiratoria aguda (posiblemente relacionado con parálisis laríngea). No se informaron crisis hipertensivas. No hubo relación entre el método de FNA / tipo de aguja utilizada y la aparición de complicaciones. Según lo reportado por los 65 radiólogos, que habían realizado aproximadamente 200 FNA de lesiones suprarrenales, se estimó una tasa de mortalidad de aproximadamente el 1%.
  • Los autores concluyen que la FNA percutánea eco-guiada de lesiones suprarrenales puede considerarse un procedimiento de riesgo mínimo, a pesar de la percepción negativa que asumen los radiólogos
ABSTRACTS

Primera descripción de leptospira spp. patógenas aisladas a partir de orina y riñón en gatos infectados naturalmente

Alashraf AR, Lau SF, Khairani-Bejo S, Khor KH, Ajat M, Radzi R, Roslan MA, Abdul Rahman MS.
PLoS One. 2020 Mar 10;15(3):

  • La leptospirosis es una de las enfermedades zoonóticas más extendidas y puede infectar tanto a humanos como a animales en todo el mundo. Debido a la falta de signos clínicos evidentes en gatos asociados con la infección por Leptospira spp., probablemente se estén subestimando los gatos sanos como fuente potencial de exposición a los humanos.
  • El objetivo del estudio fue determinar la exposición, la eliminación y el estado de portador de leptospiras en gatos de refugio en Malasia usando métodos diagnósticos serológicos, moleculares y bacteriológicos.
  • Se tomaron muestras de 82 gatos sanos de dos refugios. Se analizaron sangre, orina y los riñones mediante técnicas serológicas (aglutinación microscópica; MAT), moleculares (PCR) y cultivo bacteriano. Entre todas las pruebas se detectaron 24/82 animales infectados (29,3%). En cuanto a los cultivos, el 16,7% (n = 4/24) de los gatos que dieron positivo eran portadores con cultivos renales positivos, y un gato tuvo un cultivo positivo tanto de orina como de riñón. La Lesptospira spp que se identificó como patógeno, por métodos serológicos y moleculares, fue L. interrogans serovar Bataviae. En cuanto a la serología, el 87.5% (n = 21/24) de gatos tenía títulos de anticuerpos positivos (100-1600), siendo la mayoría del serogrupo Bataviae (n = 19/21). Tres de los cuatro gatos con cultivo positivo fueron serológicamente negativos. En cuanto a la PCR, se demostró que el 16,7% (n = 4/24) de los gatos tenían ADN de Leptospira spp patógena en su orina.
  • En este estudio se reporta la primera recuperación de leptospiras patógenas de orina y riñones en gatos infectados naturalmente. Los resultados proporcionan evidencia del papel potencial de los gatos infectados naturalmente en la transmisión de leptospiras. Además, la infección leptospiral en gatos, ocurre subclínicamente. Los resultados de los cultivos positivos, proporcionan evidencia de que los gatos sanos podrían ser reservorios de la infección leptospiral.
ABSTRACTS

Intención de usar las concentraciones séricas de fósforo y el producto calcio x fósforo como marcadores de la progresión de enfermedad renal crónica en gatos

Sławuta P(1), Kumiega E, Sikorska-Kopyłowicz A, Sapikowski G, Kurosad A.
Pol J Vet Sci. 2019 Dec;22(4):647-652

  • El objetivo de este estudio era determinar si la concentración sérica de fosfato (Pi) y el valor de Ca x P se correlacionaban con los estadiajes IRIS de la enfermedad renal crónica (ERC) en gatos y, por lo tanto, si pueden usarse como marcadores de la progresión de la enfermedad. Otro objetivo era evaluar si la concentración de Ca en sangre debe corregirse en función de la concentración de albúmina (Cacorr).
  • El estudio se realizó en 165 gatos divididos en cinco grupos: un grupo sano y unos grupos de estudio: I, II, III y IV de gatos asignados según el estadiaje IRIS. Se recogió sangre de todos los animales, y en base a los resultados obtenidos se calcularon el producto de Ca x Pi, Cacorr y el producto de Cacorr x Pi.
  • Aunque no se observaron diferencias entre los grupos I-III, sí que había una clara tendencia al alza en la concentración de Pi, en Ca x Pi y en Cacorr x Pi con la progresión de la ERC. En el grupo IV, la concentración de Pi y el valor de Ca x Pi, así como el valor de Cacorr x Pi, fueron significativamente más altos que los otros grupos. La concentración de Ca y los valores de éste corregidos con albúmina no difirieron significativamente.
  • Según este estudio, la concentración sérica de Pi y el producto Ca x P no se pueden usar como indicadores de la progresión de la ERC en gatos, pero sí se pueden utilizar como elementos adicionales en el diagnóstico de ERC en estadio IV de IRIS. Los resultados también sugieren que, en gatos, las concentraciones séricas de calcio no necesitan corregirse con la albúmina.
ABSTRACTS

Asociación de la técnica de recolección de muestra fecal y el historial de tratamiento con los resultados por PCR de Tritrichomonas foetus en 1717 gatos

Hedgespeth BA, Stauffer SH, Robertson JB, Gookin JL.
J Vet Intern Med. 2020 Feb 10

  • La PCR se considera el medio más sensible para el diagnóstico de la infección por Tritrichomonas fetus, aunque los resultados podrían verse influenciados por la técnica de recolección fecal y el uso previo de medicamentos antimicrobianos.
  • El objetivo del estudio era establecer cualquier asociación entre la técnica de recolección fecal o el historial de tratamiento y los resultados de las pruebas de PCR fecal para T. fetus. De forma retrospectiva se revisaron los resultados de muestras fecales de 1717 gatos enviadas por veterinarios entre enero de 2012 y diciembre de 2017. Se incluyeron 1808 resultados de PCR para T. fetus en muestras fecales enviadas para pruebas de diagnóstico y se examinaron para evaluar su asociación con el método de recolección fecal y los tratamientos antimicrobianos previos.
  • La PCR fue positiva para T. fetus en 274 (16%) gatos. Las muestras fecales recolectadas mediante una asa fecal tuvieron una mayor probabilidad de ofrecer resultados positivos de la PCR (odds ratio [OR] 2.04, intervalo de confianza [IC] del 95% 1.31-3.17, P = .002) en comparación con las muestras recolectadas mediante lavado del colon. No hubo asociación entre los resultados de la prueba de PCR y el historial de tratamiento, el tipo de tratamiento o un tratamiento previo con ronidazol. Después de una prueba de PCR positiva inicial, 4/19 (21%; IC del 95%: 2.7% -39.4%) de los gatos tratados con ronidazol tuvieron un segundo resultado positivo.
  • Los resultados de este estudio respaldan que la recolección de las muestras fecales mediante una asa podría ser el mejor método para el diagnóstico por PCR de la infección por T. fetus. La falta de asociación del uso de ronidazol con los resultados de la PCR y una tasa de fracaso del ronidazol del 21% en gatos con infección preconfirmada son limitaciones importantes para el uso de este medicamento.