Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Patología clínica

ABSTRACTS

Prevalencia de periodo y tasas de mortalidad asociadas con la hipocolesterolemia en perros y gatos: 1.375 casos

Tan AWK, Epstein SE, Hopper K.
J Small Anim Pract. 2020 Aug 7

  • El principal objetivo del estudio era determinar la prevalencia de período de la hipocolesterolemia y las tasas de mortalidad asociadas en perros y gatos en un hospital universitario. Un objetivo secundario era identificar los trastornos asociados con la hipocolesterolemia.
  • Se revisaron los registros médicos de un período de 5 años con el objetivo de identificar hipocolesterolemias, determinar la gravedad de la hipocolesterolemia y su tasa de mortalidad asociada. Una vez identificados los registros médicos de animales con hipocolesterolemia moderada a severa (<2.59 mmol/L ó 100 mg/dl en perros, <1.81 mmol/L ó 70 mg/dl en gatos) fueron analizados más a fondo. También se identificaron animales con hipocolesterolemia adquirida en el hospital.
  • De todos los registros evaluados, entre 16.977 perros y 3.788 gatos tenían al menos una medida de colesterol, y la prevalencia de período de hipocolesterolemia fue del 7,0% en perros y del 4,7% en gatos. La tasa de mortalidad de los perros y gatos hipocolesterolémicos fue del 12% en ambas especies, lo que fue significativamente más alto que el de los animales con colesterol sérico normal. El grado de hipocolesterolemia se asoció significativamente con la mortalidad. Los perros, pero no los gatos, con hipocolesterolemia adquirida en el hospital tenían una tasa de mortalidad más alta que los que se presentaron con hipocolesterolemia. En ambas especies, las enfermedades de los sistemas hepático, gastrointestinal y linforeticulares fueron los más comúnmente asociados con la hipocolesterolemia. En cuanto a los procesos fisiopatológicos, las enfermedades infecciosas y neoplásicas fueron las más comúnmente asociadas. El linfoma estaba sobrerrepresentado entre los perros con neoplasia.
  • En este estudio, la hipocolesterolemia no se identificó como una anormalidad frecuente, pero se asoció con la mortalidad y podría ser un indicador de pronóstico negativo. No se esclarece si la hipocolesterolemia es simplemente un marcador de la gravedad de la enfermedad, o si tiene efectos fisiológicos activos que contribuyen a malos resultados clínicos.
ABSTRACTS

Factores pronóstico y esperanza de vida en leishmaniosis canina

Pereira MA, Santos R, Oliveira R, Costa L, Prata A, Gonçalves V, Roquette M, Vala H, Santos-Gomes G.
Vet Sci. 2020 Sep 4;7(3):

  • La leishmaniosis canina (CanL) es una enfermedad crónica y potencialmente mortal. El pronóstico que le otorga a la CanL depende de la gravedad de los signos clínicos y las anomalías clínico-patológicas que presente el perro en el momento del diagnóstico.
  • El objetivo de este estudio era estimar el tiempo de supervivencia de los perros con CanL, determinando el valor pronóstico que pudieran tener de diferentes parámetros clínicos y clinicopatológicos.
  • Se examinaron retrospectivamente los registros médicos de 99 perros diagnosticados con CanL en cinco centros veterinarios de la región del Alentejo (Portugal). En el momento del diagnóstico la mayoría de los perros presentaban hiperproteinemia, anemia normocítica normocrómica moderada, niveles normales de urea y creatinina en sangre y fueron clasificados en la fase 1 según las directrices de la Sociedad de Interés Internacional (IRIS).
  • La gravedad de la anemia, la presencia de enfermedades infecciosas concomitantes en el momento del diagnóstico y la terapia contra la leishmaniosis se correlacionaron con el tiempo de supervivencia. La influencia de la disfunción renal se evaluó mediante curvas ROC (Receiver Operating Characteristic) y análisis de supervivencia. El análisis de supervivencia demostró que los pacientes clasificados como IRIS 1 en el momento del diagnóstico sobrevivieron más de cuatro años, en contraste con los perros clasificados como IRIS 2 que sobrevivieron alrededor de dos años y medio y los perros clasificados como IRIS 3-4 que sobrevivieron alrededor de un mes. En un tercio de los perros la etapa IRIS progresó durante el curso de CanL y fue la principal causa de muerte o eutanasia en una alta proporción de animales. En algunos casos, los perros no fueron tratados contra la leishmaniosis o abandonaron los seguimientos veterinarios, lo que puede tener repercusiones considerables en el bienestar de los animales y la salud pública.
  • Los resultados de este estudio refuerzan el valor que tienen los niveles de urea y creatinina en sangre como factores de pronóstico en la CanL.
ABSTRACTS

Pronóstico y etiología de las concentraciones sanguíneas de glucosa anormales en perros valorados en un servicio de urgencias veterinarias

Hagley SP, Hopper K, Epstein SE.
J Vet Emerg Crit Care 2020 Sep 8

  • El objetivo del estudio era determinar la prevalencia de las anomalías de la glucosa en perros no diabéticos que se presentaban en una sala de urgencias veterinarias y su asociación con enfermedades subyacentes, la administración previa de glucocorticoides y la mortalidad en general.
  • Se planteó un estudio monocéntrico y retrospectivo desde enero de 2013 hasta diciembre de 2014 en un Hospital Universitario. Se revisaron los registros médicos de los perros que tenían una concentración de glucosa en sangre medida dentro de las 6 horas de su ingreso en el hospital. Se identificaron 660 perros en los que se registraron los datos acerca de medicamentos administrados antes de la toma de muestras de sangre, la presencia de shock, el diagnóstico clínico final y la supervivencia. La hipoglucemia y la hiperglucemia se definieron como una glucosa en sangre <80 mg/dL y >120 mg/dL, respectivamente. Los pacientes diabéticos fueron excluidos del estudio.
  • Se encontró hiperglucemia en el 40,1% de los perros, e hipoglucemia en el 9,0%. La hiperglucemia se asoció más a menudo con enfermedades gastrointestinales, traumatismos, neoplasias y enfermedades respiratorias. Las enfermedades más comunes asociadas con la hipoglucemia fueron la sepsis, la enfermedad gastrointestinal y la neoplasia. Los perros en estado de shock o con hiperlactemia tenían valores de glucosa en sangre más altos que los perros con perfusión normal y concentraciones de lactato en plasma normales (P = 0,016 y P < 0,0001, respectivamente). La mortalidad fue mayor en los perros con hiperglucemia (33,2%, P = 0,03) o hipoglucemia (44,6%, P = 0,0024) en comparación con los que tenían normoglucemia (24,9%).
  • El estudio concluye que la disglucemia en los perros no diabéticos evaluados en una sala de urgencias está asociada con una tasa de mortalidad más alta que la de los perros de la misma población con normoglucemia. En esta población de perros, la hiperglucemia fue común y puede representar una respuesta al estrés.
ABSTRACTS

Hepatitis asociada a la acumulación del cobre: Un estudio retrospectivo de 17 casos

Rodrigues A, Leal RO, Girod M, Dally C, Guery E, Gomes E, Hernandez J.
Open Vet J. 2020 Aug;10(2):128-134

  • La hepatitis asociada a la acumulación del cobre (HAC) es una enfermedad hepática crónica bien documentada en los perros. En algunas razas, la enfermedad es el resultado de un defecto hereditario en el metabolismo del cobre. En otras, no está claro si su acumulación es una condición primaria o secundaria. Cada vez hay más informes sobre la acumulación de cobre en las razas de perros que no están genéticamente predispuestas.
  • El objetivo del estudio era describir la epidemiología, los hallazgos clínicos y de laboratorio, las técnicas de biopsia hepática y la respuesta al tratamiento en perros con HAC.   Se realizó un estudio retrospectivo, basado en los registros médicos de perros con HAC en un Hospital de Referencia Veterinaria en París, Francia. El diagnóstico de HAC estaba confirmado por tinción positiva de rodanina en el tejido hepático obtenido por medio de biopsia. De los registros médicos se extrajeron los siguientes datos: edad en el momento de la presentación, sexo, raza, motivo de consulta, resultados de la ecografía abdominal (US) y patrón de tinción con rodanina.
  • Se identificaron un total de 17 perros. La edad media de presentación fue de 8 años (4-11). No se encontró ninguna predisposición sexual. Los Terriers (4/17) y los Pastores Alemanes (3/17) estuvieron sobre representados. Se identificaron 2 American Staffordshire Terriers y y 2 Beauceron, que no habían aparecido anteriormente en otros informes de casos de HAC. Los signos clínicos de los perros afectados no eran específicos. En 5/17 perros se identificaron aumento de las enzimas hepáticas de forma circunstancial. En la ecografía se observó con frecuencia (5/17) un hígado heterogéneo y moteado. Se realizaron biopsias de hígado percutáneas ecoguiadas en 10/17 perros, por laparoscopia en 6/17 y por laparotomía en 1/17. El patrón de tinción de rodanina fue centrilobular (zona 3) en 8/17 perros y periportal (zona 1) en 3/17 perros. En 6/17 perros se consideró multifocal.
  • El estudio sugiere que un aumento de las enzimas hepáticas circunstancial puede ser el único hallazgo clínico en perros con hepatitis asociada al cobre, lo que refleja la progresión silenciosa de esta enfermedad. En la mayoría de los casos el patrón de tinción de rodanina fue centrilobular, sugiriendo la condición primaria de la enfermedad. Los resultados de este estudio son consistentes con la literatura actual existente, que informa que los Terriers y las Pastores Alemanes están predispuestos a la HAC. Esta es la primera descripción de la HAC en los perros Beauceron y American Staffordshire Terrier.
ABSTRACTS

Investigación de hemorragias patológicas en gatos Maine Coon

O'Halloran C, Cerna P, Breheny C, Reed N, Rolph K, Cade S, Jones J, Brown RAL, Slade S, Papasouliotis K, Gunn-Moore D.
Vet Rec. 2020 Aug 21

  • Con anterioridad se había reportado una hemorragia afibrinogénica en un gato Maine Coon. Además, dos compañeros de camada de este gato murieron posteriormente por trastorno de la hemostasia en procedimientos quirúrgicos, lo que sugiere una coagulopatía hereditaria.
  • El objetivo del estudio es evaluar si puede existir un defecto de hemostasis congénito en gatos Maine Coon
  • Se incluyeron prospectivamente gatos Maine Coon que se asignaron a grupos que eran: a) Maine Coons con hemorragia patológica (grupo 1, n=8), b) parientes familiares sanos del grupo 1 (grupo 2, n=13) y c) Maine Coons sanos no relacionados con los grupos 1 y 2 (grupo 3, n=12). Se analizaron 33 muestras de sangre. Se les realizaron pruebas de coagulación: tiempo de protrombina, tiempo de tromboplastina parcial activada y tiempo de trombina (TT) y cuantificación del fibrinógeno. Se realizó un hemograma simultáneamente.
  • Las concentraciones de fibrinógeno estaban significativamente disminuidas en los grupos 1 (P<0,01) y 2 (P<0,01) en comparación con el grupo 3. Del mismo modo, se halló una prolongación significativa del TT en el grupo 1 (P<0,01) y el grupo 2 (P=0,02) con respecto al grupo 3.
  • En este estudio, se identificó disfibrinogenemia tanto en los casos clínicos como en sus parientes sanos, sugiriendo que esto puede representar una condición hereditaria de los gatos de Maine Coon. Los clínicos deberían ser conscientes del mayor potencial de trastorno de la hemostasis en esta raza de gatos y considerar la evaluación de la función de coagulación antes de cualquier cirugía.
ABSTRACTS

Una investigación preliminar sobre la asociación de la concentración sanguínea de cloro y la morbilidad y mortalidad en perros hospitalizados

Libin MB, Weltman JG, Prittie J.
Vet Med (Auckl). 2020 Jul 15;11:57-69

  • El objetivo de este estudio era valorar la concentración sanguínea de cloro y la lesión renal aguda (AKI) adquirida en el hospital (intrahospitalaria) en perros hospitalizados. Otros detalles valorados fueron la carga de cloro ajustada según el volumen de fuido administrado (VACL), la mortalidad intrahospitalaria y la duración de la estancia en la UCI.
  • Se trata de un estudio prospectivo y observacional realizado desde febrero de 2018 hasta julio de 2019. Se incluyeron 60 perros que ingresaron en la UCI y recibieron terapia de fluidos por vía intravenosa durante más de 24 horas. Las concentraciones de cloro corregido y creatinina se obtuvieron dos veces al día. Se registró el volumen total de fluido intravenoso y la carga total de cloro administrados. La VACL se calculó dividiendo el cloro administrado por el volumen de fluido administrado. La AKI intrahospitalaria se definió como un aumento de la creatinina de ≥ 0,3 mg/dL o del 150% desde el valor basal hasta el máximo medido. También se registró la supervivencia o la no supervivencia hasta el alta hospitalaria y la duración de la estancia en la UCI.
  • Quince de 60 pacientes desarrollaron una AKI intrahospitalaria. El valor máximo de cloro corregido medido fue significativamente diferente en el grupo con AKI (mediana 122.3 mmol/L) vs. el grupo sin AKI (mediana 118.1 mmol/L; p=0.0002). Seis de los 60 pacientes desarrollaron hipercloremia. Los pacientes hiperclorémicos fueron significativamente más propensos a desarrollar una AKI intrahospitalaria (p=0.03). Los pacientes hospitalizados ≥2 días en la UCI tuvieron una concentración máxima de cloro significativamente más alta comparado con aquellos con una estancia más corta (121.8 ± 5.9 mmol/L vs 117.5 ± 4.3 mmol/L; p=0.002). Ocho de 60 pacientes no sobrevivieron hasta el alta hospitalaria. Las concentraciones máximas de cloro corregido y creatinina no fueron significativamente diferentes entre los sobrevivientes y los no sobrevivientes. El VACL no fue significativamente diferente entre los grupos de perros con AKI o los que murieron.
  • El estudio concluye que la concentración máxima de cloro corregido fue significativamente más alta en perros con lesión renal aguda adquirida en el hospital, incluso entre los perros sin hipercloremia. Además, las concentraciones máximas de cloro corregido fueron significativamente más altas en los perros que estuvieron hospitalizados en la UCI más tiempo en comparación con los hospitalizados menos de dos días. No hubo diferencias significativas en el VACL en ninguno de los grupos.
ABSTRACTS

Fiabilidad de las tiras reactivas de orina y de la de la ratio glucosa/ creatinina en orina para la valoración de la glucosuria en perros y gatos

Aldridge CF, Behrend EN, Smith JR, Welles EG, Lee HP.
J Am Vet Med Assoc. 2020 Aug 15;257(4):391-396

  • El objetivo del estudio era evaluar la fiabilidad de las lecturas automatizadas de los resultados de las tiras reactivas de orina para la evaluación de la glucosuria en perros y gatos, comparar las lecturas visuales con las lecturas automatizadas respecto a la concentración de glucosa en la orina y determinar la utilidad de la ratio glucosa/ creatinina en orina (UGCR) para la cuantificación de la glucosuria.
  • Se incluyeron 310 muestras de orina caninas y 279 felinas. La concentración de glucosa se estimó en 271 muestras de orina caninas y 254 felinas mediante evaluación visual de las tiras reactivas de orina y con un lector automatizado. En 39 muestras de orina caninas y 25 felinas se midieron las concentraciones absolutas de glucosa y creatinina en orina mediante ensayos colorimétrico con un analizador de química clínica (prueba de referencia), y se determinaron las UGCR.
  • La evaluación automatizada de las tiras reactivas de orina arrojó resultados precisos en 163 (60,1%) muestras de orina caninas y 234 (92,1%) muestras de orina felinas. La sensibilidad del lector automatizado de tiras reactivas para la detección de glucosuria fue del 23% para las muestras caninas y del 68% para las felinas; la especificidad fue del 99% y del 98%, respectivamente. Las lecturas visuales fueron más precisas que las automatizadas tanto para las orinas caninas como para las felinas. La UGCR se correlacionó significativamente con la concentración absoluta de glucosa en la orina tanto en perros como en gatos
  • El estudio concluye que las lecturas de las tiras reactivas de orina en perros y gatos son útiles para confirmar la glucosuria cuando el resultado es positivo, pero no para descartarla cuando el resultado es negativo. Las tiras reactivas evaluadas fueron más precisas para la detección de glucosuria en gatos que en perros. Las lecturas visuales de las tiras reactivas fueron más precisas que las lecturas automáticas. La UGCR no parece proporcionar ninguna información adicional útil.
ABSTRACTS

Mastocitomas en perros menores de 12 meses de edad: un estudio retrospectivo multicéntrico

Rigas K, Biasoli D, Polton G, Finotello R, Murphy S, Di Palma S, Starkey M, Verganti S.
J Small Anim Pract. 2020 Jul;61(7):449-457

  • El objetivo del estudio era describir las características clínico-patológicas y genéticas de los mastocitomas en perros de menos de 12 meses de edad.
  • Se realizó una revisión retrospectiva de perros de menos de 12 meses a los que se les diagnosticó un mastocitoma en tres hospitales de referencia en el Reino Unido. Se identificaron e incluyeron en el estudio 16 perros de raza pura, 11 de los cuales eran hembras.
  • La edad media en la primera presentación y en el momento del diagnóstico fue de 7,6 y 9 meses, respectivamente. En 13 perros eran mastocitomas cutáneos y en 3 fueron subcutáneos. Cuatro de los mastocitomas cutáneos se describieron como de alto grado (Patnaik o Kiupel) y nueve eran de grado Patnaik II; tres tenían un índice mitótico de >5 en 10 campos de altos aumentos. De los tres tumores subcutáneos, dos tenían un patrón de crecimiento infiltrativo y uno tenía un índice mitótico de 10 por cada 10 campos de altos aumentos. De los 10 perros examinados, siete tenían mutaciones de c-kit en el exón 11 y la puntuación de Ki-67 estaba por encima del valor de corte en nueve. Cuatro de 12 casos mostraron evidencia de metástasis en los ganglios linfáticos regionales. Después de varios protocolos de tratamiento, todos los pacientes estaban vivos y libres de la enfermedad en una media de 1115 días después del diagnóstico.
  • El estudio concluye que el pronóstico de los mastocitomas en perros de menos de un año parece mejor que el de los perros adultos, incluso sin un tratamiento extenso.
ABSTRACTS

Trombocitosis y evidencia tromboelastográfica de hipercoagulabilidad en el postoperatorio de perros sometidos a esplenectomía por masas esplénicas

Phipps WE, de Laforcade AM, Barton BA, Berg J.
J Am Vet Med Assoc. 2020 Jan 1;256(1):85-92.

  • El objetivo de este estudio era determinar la frecuencia y la gravedad de la trombocitosis y la evidencia tromboelastográfica de hipercoagulabilidad durante las dos primeras semanas después de la esplenectomía en perros con masas esplénicas e investigar si había relación entre el recuento de plaquetas y los valores de la tromboelastografía.
  • Se incluyeron 34 perros sometidos a una esplenectomía por masas esplénicas. Se obtuvieron muestras de sangre para el recuento de plaquetas y la tromboelastografía en la inducción de la anestesia (día 0) antes de la esplenectomía y en los días 2, 7 y 14 postesplenectomía.
  • El promedio del recuento de plaquetas fue de 167.9 × 103/μL, 260.4 × 103 μ/L, 715.9 × 103/μL, y 582.2 × 103/μL en los días 0, 2, 7, y 14, respectivamente, siendo significativamente más alto en todos los puntos de tiempo postoperatorios que en el día 0. Se observó trombocitosis en el 3% (1/34), 6% (2/33), 81% (21/26) y 69% (18/26) de los perros en los días 0, 2, 7 y 14. Se observaron recuentos de plaquetas > 1.000 × 103/μL en 1 perro en el día 2 y en 5 perros en el día 7. Se observaron uno o más valores de tromboelastografía sugestivos de hipercoagulabilidad en el 45% (15/33), 84% (26/31), 89% (24/27) y 84% (21/25) de los perros en los días 0, 2, 7 y 14. En cada punto de tiempo postoperatorio, los mayores recuentos de plaquetas se correlacionaron con unos valores de tromboelastografía que sugerían hipercoagulabilidad.
  • En este estudio, fueron comunes la trombocitosis marcada y los valores de tromboelastografía sugestivos de hipercoagulabilidad durante las primeras 2 semanas después de la esplenectomía. Por lo que en los perros donde se presentara hipercoagulabilidad podría haber un mayor riesgo de desarrollo de condiciones trombóticas post-esplenectomía como la trombosis del sistema portal y la tromboembolia pulmonar.
ABSTRACTS

Características clínico-patológicas y patológicas de gatos con enfermedad renal proteinúrica

Rayhel LH, Quimby JM, Cianciolo RE, Cléroux A, McLeland SM, Franken T.
J Feline Med Surg. 2020 May 27

  • El objetivo de este estudio fue describir las causas, las características clínico-patológicas y la evolución de la nefropatía con pérdida de proteínas en felinos (proteinuria secundaria a la enfermedad glomerular [PLN]).
  • Se revisaron retrospectivamente las muestras de necropsia/biopsia de riñón de los gatos proteinúricos enviados al Servicio Internacional de Patología Renal Veterinaria. Los diagnósticos histopatológicos fueron categorizados según el componente de la enfermedad primaria. Se compararon las variables clínico-patológicas en el momento del diagnóstico, el desarrollo de hipoalbuminemia, anemia, hipertensión, azotemia y derrame/edema, y la supervivencia entre los gatos con glomerulonefritis por inmunocomplejos (ICGN) y otras causas de PLN
  • El 58% (n = 31/53) de los gatos proteinúricos tuvieron ICGN y el 74% (n = 31/42) de los gatos con PLN tuvieron ICGN. Los gatos con enfermedades glomerulares distintas a la ICGN tuvieron un valor medio de ratio proteína:creatinina en orina mayor que los gatos con ICGN (14,5 vs 6,5; P <0,001). El inicio de la PLN se produjo a una edad temprana; la edad media en el momento del diagnóstico fue de 3,5 años en los gatos con ICGN frente a 1,3 años en los gatos con otras enfermedades glomerulares (P = 0,026). El desarrollo de complicaciones como la hipoalbuminemia, la anemia, la hipertensión, la azotemia y el derrame/edema fueron comunes, independientemente de la causa de la PLN, y no fueron diferentes entre la ICGN y los gatos con otras enfermedades glomerulares. Los gatos machos estaban sobrerrepresentados en el grupo de ICGN (P = 0,003). El tiempo medio de supervivencia (MST) para todos los gatos con PLN fue de 94 días (rango 3-1848 días). La supervivencia no fue diferente entre los gatos con ICGN y los gatos con otras enfermedades glomerulares. El MST en los gatos con ICGN que desarrollaron efusión fue más corto (94 días) que en los gatos que no la desarrollaron (700 días; P = 0,035). La MST en los gatos con ICGN que recibieron medicamentos inmunosupresores fue más larga (244 días) que en los gatos que no los recibieron (17 días; P = 0,039).
  • Valorando estos datos en conjunto, se sugiere que la sospecha clínica de un proteinuria glomerular debería ser mayor en los gatos machos jóvenes con mayores valores de proteinuria, y donde la enfermedad inmunomediada sea común. Se necesitan más estudios para determinar si la identificación temprana de la enfermedad glomerular y la inmunosupresión en casos de gatos con ICGN podría mejorar la evolución