Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Patología clínica

ABSTRACTS

Efectos de la suplementación oral de cobalamina en las concentraciones séricas de cobalamina en perros con insuficiencia pancreática exocrina: un estudio piloto

Toresson L, Steiner JM, Spodsberg E, Olmedal G, Suchodolski JS, Lidbury JA, Spillmann T.
Vet J. 2021 Mar;269:105619

  • El objetivo de este estudio retrospectivo era evaluar las concentraciones de cobalamina sérica antes y después de la suplementación con cobalamina oral en perros con insuficiencia pancreática exocrina y bajas concentraciones de cobalamina sérica.
  • Se incluyeron 18 perros con valores de TLI entre <1,0-2,7 μg/L (intervalo de referencia, 5,2-35 μg/L) y concentraciones de cobalamina sérica ≤350 ng/L (intervalo de referencia, 244-959 ng/L). Todos los perros fueron tratados con cianocobalamina oral según un protocolo ya descrito previamente (0,25-1,0 mg diarios, dependiendo del peso corporal).
  • En los resultados obtenidos, la mediana (rango) de las concentraciones de cobalamina en suero en el momento de la inclusión era de 188 ng/L (<111-350 ng/L), que aumentó significativamente a 1000 ng/L (794-2385 ng/L; P < 0,001) tras la administración de la suplementación de cobalamina durante 19-199 días (mediana, 41 días).
  • Según estos datos, los autores sugieren que la suplementación oral de cobalamina es una alternativa potencial a la suplementación parenteral en perros con insuficiencia pancreática exocrina.

 

ABSTRACTS

Etiología y pronóstico de perros con concentraciones anormales de glucosa en sangre evaluados en una servicio de urgencias

Hagley SP, Hopper K, Epstein SE.
J Vet Emerg Crit Care. 2020 Sep;30(5):567-573

  • Este estudio determina la prevalencia de las anomalías de la glucosa sanguínea en perros no diabéticos que se presentan en una sala de emergencias veterinarias y su asociación con los procesos de la enfermedad subyacente, la administración previa de glucocorticoides y la mortalidad en general.
  • Se planteó un estudio retrospectivo en un hospital universitario en el que se revisaron las historias clínicas, del periodo enero de 2013 hasta diciembre de 2014, de perros con una concentración de glucosa en sangre medida en las 6 horas siguientes a su presentación e ingreso al hospital. Se registraron los medicamentos administrados antes de la toma de muestras de sangre, la presencia de shock, el diagnóstico clínico final y la supervivencia. La hipoglucemia y la hiperglucemia se definieron como una glucemia <80 mg/dL y >120 mg/dL, respectivamente. Los pacientes diabéticos fueron eliminados del análisis. Se incluyeron un total de 660 perros
  • Se encontró hiperglucemia en el 40,1% de los perros e hipoglucemia en el 9,0%. La hiperglucemia se asoció con mayor frecuencia a enfermedades gastrointestinales, traumatismos, neoplasias y enfermedades respiratorias. Las enfermedades más comunes asociadas a la hipoglucemia fueron la sepsis, la enfermedad gastrointestinal y la neoplasia. Los perros en shock o con hiperlactatemia tenían valores de glucosa en sangre más altos que los perros con perfusión y concentraciones de lactato en plasma normales (P = 0,016 y P < 0,0001, respectivamente). La mortalidad fue mayor en los perros con hiperglucemia (33,2%, P = 0,03) o hipoglucemia (44,6%, P = 0,0024) en comparación con los que tenían normoglucemia (24,9%).
  • Según los datos de este estudio, la existencia de disglucemia en perros no diabéticos evaluados en urgencias se asocia con una tasa de mortalidad más alta que la de los perros de la misma población con normoglucemia. La hiperglucemia en esta población de perros fue común y puede representar una respuesta al estrés.
ABSTRACTS

Neutropenia en perros que reciben vincristina para el tratamiento de presunta trombocitopenia inmunomediada

LaQuaglia KA, Robertson JB, Lunn KF.
J Vet Intern Med. 2021 Jan 9

  • La neutropenia es un efecto adverso de la vincristina cuando se utiliza en protocolos de quimioterapia multimedicamentosa.
  • El objetivo de este estudio era determinar la incidencia de la neutropenia, identificar los factores de riesgo potenciales para la neutropenia, y determinar el efecto de la neutropenia en la evolución final, en perros que reciben vincristina para el tratamiento de la trombocitopenia inmunomediada (ITP).
  • De forma retrospectiva se revisaron los registros médicos de un hospital universitario correspondiente a un período de 15 años, para identificar a los perros diagnosticados con presunta ITP, y tratados con vincristina,. Se incluyeron 127 perros con propietario con diagnóstico presuntivo de ITP. Se trató de identificar los factores de riesgo para el desarrollo de neutropenia en perros que recibían vincristina. Se comparó el tiempo para llegar a un recuento de plaquetas ≥40 000 plaquetas/μL, la supervivencia y la duración de la hospitalización entre perros neutropénicos y no neutropénicos.
  • De los 127 perros con presunta ITP a los que se les administró vincristina perros, 19 se volvieron neutropénicos. La administración de ciclosporina se asoció significativamente (P < 0,001) con el desarrollo de la neutropenia (odds ratio: 12,97, 95% intervalo de confianza: 4,17, 40,35). No hubo diferencias en la mediana de tiempo hasta llegar ≥40 000 plaquetas/μL entre los perros neutropénicos (4 días; rango, 1-14 días) y los no neutropénicos (3 días; rango, 0-48 días). El porcentaje de supervivencia hasta el momento del alta fue del 95% en ambos grupos, pero la duración media de la hospitalización fue significativamente mayor en los perros neutropénicos (6 días; intervalo, 3-22 días) en comparación con los no neutropénicos (4 días; intervalo, 2-15 días).
  • El estudio concluye que la administración de ciclosporina se asoció con el desarrollo de neutropenia en los perros que recibían vincristina, lo que podría estar relacionado con los efectos sobre el metabolismo de la vincristina. En los perros que reciben tratamiento con vincristina para la ITP, se deben controlar los recuentos de neutrófilos, especialmente si se administra junto con la ciclosporina.
ABSTRACTS

Factores de riesgo asociados a los trastornos de la homeostasis del calcio después del inicio de una dieta restringida en fósforo en gatos con enfermedad renal crónica.

Tang PK, Geddes RF, Chang YM, Jepson RE, Bijsmans E, Elliott J.
J Vet Intern Med. 2020 Dec 24

  • La restricción de fósforo en la dieta mejora la supervivencia de los gatos con enfermedad renal crónica. Sin embargo, la alimentación con una dieta restringida en fósforo puede alterar la homeostasis del calcio, lo que puede inducir hipercalcemia en algunos gatos.
  • El objetivo de este estudio era identificar los factores de riesgo asociados con el aumento de la concentración de calcio total (tCa) en plasma después de la transición a una dieta restringida en fósforo y explorar su papel en los trastornos mineral y óseo de la Insuficiencia Renal Crónica en los gatos.
  • Se planteó un estudio retrospectivo de cohorte transversal en el que se incluyeron 71 gatos geriátricos (≥9 años) eutiroideos con propietario con Insuficiencia Renal Crónica en etapas IRIS 2 a 3. Se evaluaron los cambios en la concentración de tCa en plasma en los primeros 200 días de transición de la dieta. Se exploraron los cambios en las variables clínico-patológicas asociadas con la Insuficiencia Renal Crónica a lo largo del tiempo y se trató de identificar los factores de riesgo para aumentar la concentración de tCa.
  • Las concentraciones plasmáticas más bajas de potasio (odds ratio [OR] = 1,19 (4.65 mg/dl) por cada 0,1 mmol/L (0,39mg/dl) de disminución; P = 0,003) y fosfato (OR = 1,15 (3,56mg/dl)por cada 0,1 mmol/L (0,31 mg/dl) de disminución; P = 0,01) permanecieron como factores de riesgo independientes para el aumento de la concentración plasmática de tCa. Las concentraciones de creatinina plasmática (β = 0,069 ± 0,029 mg/dL; P = 0,02), SDMA (β = 0,64 ± 0,29 μg/dL; P = 0,03), fósforo (β = 0,129 ± 0,062 mg/dL; P = 0,04), y el Factor de crecimiento fibroblástico FGF23 (β = 0,103 ± 0,035 pg/mL; P = 0,004) aumentaron significativamente en los gatos con aumentos de la concentración plasmática de tCa a lo largo del tiempo.
  • En los gatos con IRC de este estudio, una menor concentración plasmática de potasio o fósforo, o ambos, en el momento de la transición a una dieta restringida en fósforo está asociado de forma independiente con un mayor riesgo de aumento de la concentración plasmática de tCa. El aumento de la concentración plasmática de tCa se asocia con la progresión de la Insuficiencia Renal Crónica.
ABSTRACTS

Los perros con ruptura biliar en base a hallazgos ecográficos pueden tener los valores séricos de bilirrubina normales

Wilson K, Powers D, Grasperge B, Liu CC, Granger LA.
Vet Radiol Ultrasound. 2020 Dec 19

  • La ausencia de hiperbilirrubinemia puede hacer que la sospecha de ruptura biliar en perros disminuya. Este retraso en la sospecha y el tratamiento consecuente podría dar lugar a un aumento de las tasas de mortalidad.
  • El objetivo de este estudio observacional retrospectivo fue describir los resultados de la ecografía y la bilirrubina sérica en un grupo de perros con un diagnóstico ecográfico de sospecha de ruptura biliar.
  • Durante el período 2007-2019 se buscaron en los registros de un solo centro los casos que tenían informes ecográficos que describían la sospecha de ruptura biliar. Se registraron los resultados clínicos de cada uno de los casos.
  • Un total de 35 perros cumplieron los criterios de inclusión y, de éstos, en 30 perros se confirmó la ruptura de las vías biliares. Se descubrió que el 40% (12/30) de los perros con ruptura de vías biliares confirmada tenían valores de bilirrubina sérica dentro del rango de referencia normal. No se encontró ninguna diferencia estadística en los valores de bilirrubina sérica entre animales con tractos biliares rotos y no rotos. Se identificó que la leucocitosis y la neutrofilia eran estadísticamente significativas entre animales con los tractos biliares rotos y no rotos. Se encontró material mucinoso, similar a la "bilis blanca" que se encuentra en la literatura humana, dentro del derrame peritoneal de seis perros con ruptura biliar, tres de los cuales también carecían de pigmento biliar.
  • Los resultados de este estudio indicaron que la normobilirrubinemia puede estar presente en algunos perros con ruptura biliar y, por lo tanto, no debe utilizarse como motivo para excluir este diagnóstico diferencial.
ABSTRACTS

Comparación de los patrones clinicopatológicos de daño tubular en perros con lesión renal aguda causada por leptospirosis y por oras etiologías.

Zamagni S, Troìa R, Zaccheroni F, Monari E, Grisetti C, Perissinotto L, Balboni A, Dondi F.
Vet J. 2020 Dec;266:

  • En medicina humana, la lesión renal aguda (LRA) por leptospira se caracteriza por la afectación tubulointersticial y las pérdidas de electrolitos vía renal, lo que repercute en la presentación clínica y el tratamiento de los casos.
  • El objetivo de este estudio fue evaluar los resultados de pruebas bioquímicas en orina en perros con leptospirosis para identificar si hay patrones característicos del daño tubular asociado a esta enfermedad.
  • De forma prospectiva, se incluyeron perros con LRA intrínseca causada por la leptospirosis (n = 38) y por otras etiologías (n = 37). Se evaluaron en ambos grupos y se compararon estadísticamente las variables clínicas y clínico-patológicas, incluyendo pruebas bioquímicas en suero y orina, la excreción fraccionada de electrolitos (FE%) y la NGAL (neutrophil gelatinase-associated lipocalin).
  • Los perros con leptospirosis tenían una concentración de creatinina sérica significativamente más alta que los perros con LRA causada por otras etiologías. Las concentraciones séricas de potasio y glucosa fueron comparables entre los grupos. Los perros con LRA por leptospirois tuvieron un FE% significativamente más alto de potasio (mediana 100%, rango 20-480 vs. mediana 68%, rango 5-300; P = 0.048), así como una mayor magnitud de glucosuria (ratio glucosa/creatinina en orina, mediana 0. 64, rango 0-26 vs. mediana 0,22, rango 0-13; P = 0,023) y la frecuencia de la reacción positiva de glucosa en las tiras de orina (59% vs. 18%; P = 0,002), que los perros con LRA por otras etiologías. Los marcadores adicionales de daño tubular considerados en este estudio, incluyendo FE% de otros electrolitos y NGAL urinaria, no difirieron entre los grupos.
  • Los autores concluyen que cuando se compara con otras etiologías de LRA intrínseca, la LRA por leptospirosis canina se caracteriza por un aumento de la glucosuria y la kaliuresis.
ABSTRACTS

Resistencia antimicrobiana de los patógenos aislados a partir de infecciones del tracto urinario canino

Yu Z, Wang Y, Chen Y, Huang M, Wang Y, Shen Z, Xia Z, Li G.
Vet Microbiol. 2020 Feb;241

  • Las infecciones del tracto urinario (UTIs), frecuentemente causadas por patógenos bacterianos, son algunas de las infecciones más comunes en los perros. Para tratar eficazmente estas UTIs es importante identificar los patógenos bacterianos más predominantes y su susceptibilidad a los agentes antimicrobianos.
  • En este estudio, se recogieron 326 muestras de casos con infecciones urinarias u otras enfermedades del sistema urinario en el Hospital Veterinario de la Universidad de Beijing, desde 2016 hasta 2018. En total, se recuperaron 129 aislamientos bacterianos no duplicados de 103 muestras clínicas.
  • La proporción de muestras positivas provenientes de hembras fue mayor que la de machos. Las bacterias Gram-negativas predominantes fueron Escherichia coli y Klebsiella spp., y las Gram-positivas predominantes fueron Staphylococcus spp. Las pruebas de susceptibilidad antimicrobiana mediante la microdilución en caldo mostraron que el 39% de los aislamientos de E. coli y el 51,5% de los de Staphylococcus spp. eran multiresistentes a las drogas. Concretamente, los aislamientos de E. coli mostraron altas tasas de resistencia a la ampicilina (40,5%), la ceftazidima (59,5%) y el florfenicol (42,9%), pero una resistencia limitada a la amikacina (2,38%), el meropenem (7,14%) y la polimixina E (7,14%). En comparación, Staphylococcus spp. mostró altas tasas de resistencia a la eritromicina (60,6%), trimetoprima-sulfametoxazol (54,6%) y penicilina (45,5%), pero bajas tasas de resistencia a la vancomicina (6,06%) y la nitrofurantoína (6,06%). La tipificación realizada con electroforesis en gel de campo pulsado (Pulsed-field gel electrophoresis: PFGE) identificó 31 patrones de PFGE entre los 43 aislamientos de E. coli.
  • Los resultados de este estudio sugieren que múltiples cepas bacterianas, muchas de las cuales son multiresistentes a las drogas, pueden causar infecciones urinarias en los perros. Por lo tanto, sería necesario realizar pruebas básicas de susceptibilidad antimicrobiana para orientar la selección terapéutica clínica de primera línea y ayudar a prevenir la aparición y la propagación de la resistencia antimicrobiana.
ABSTRACTS

Anemia, deficiencia de hierro y deficiencia en cobalamina en gatos con enfermedad gastrointestinal crónica

Hunt A, Jugan MC.
J Vet Intern Med. 2020 Nov 23

  • En los gatos con enteropatías crónicas, la deficiencia de hierro y la deficiencia de cobalamina, como secuelas de la enfermedad gastrointestinal (GI) crónica, podrían provocar anemia y un aumento de la morbilidad. El objetivo del estudio era evaluar la deficiencia de hierro en gatos con enfermedad gastrointestinal crónica y su relación con la hipocobalaminemia, la anemia y la gravedad de la enfermedad.
  • Se planteó un estudio prospectivo, transversal en el que se incluyeron 20 gatos con propietario con enfermedad gastrointestinal primaria. Los gatos se inscribieron en el momento de la evaluación de la enfermedad gastrointestinal crónica, después de excluir comorbilidades. Se realizaron análisis sanguíneos que incluyeron hemograma, con índices de reticulocitos, el metabolismo del hierro (concentraciones séricas de hierro y ferritina, capacidad total de fijación del hierro [TIBC]), concentraciones séricas de ácido metilmalónico (MMA), cobalamina y folato, lipasa pancreática y la TLI, además de la gravedad de la enfermedad.
  • Se detectó anemia (hematocrito <30%), deficiencia de hierro y deficiencia de cobalamina en 4/20, 7/20 y 8/20 gatos, respectivamente. El hematocrito (rs = -.45; P < .05) y la puntuación de la condición corporal (rs = -.60; P < .01) se correlacionaron negativamente con el MMA. La mediana de la TIBC fue más baja en los gatos que tenían MMA aumentado frente a los que tenían MMA normal (218 μg/mL; rango, 120-466 μg/mL vs 288 μg/mL; rango, 195-369 μg/mL; P = .02). El hematocrito (rs = 0,51; P = 0,02), el volumen corpuscular medio de los reticulocitos (rs = 0,52; P = 0,02), el contenido de hemoglobina de los reticulocitos (rs = 0,71; P < 0,001) y el porcentaje de saturación de la transferrina (rs = 0,79; P < 0,0001) se correlacionaron positivamente con la concentración de hierro en el suero.
  • En este estudio se concluye que la deficiencia funcional de hierro es común en gatos con enfermedad gastrointestinal crónica. Las asociaciones detectadas entre hipocobalaminemia, parámetros del metabolismo del hierro y parámetros hematológicos justificarían una mayor investigación sobre el impacto de la deficiencia de hierro en la morbilidad de la enfermedad gastrointestinal crónica en los gatos.
ABSTRACTS

Evaluación de la función plaquetar en gatos con y sin enfermedad renal: un estudio piloto

Benson KK, Quimby JM, Shropshire SB, Summers SC, Dowers KL.
J Feline Med Surg. 2020 Nov 16

  • Los objetivos de este estudio prospectivo eran determinar si los gatos con enfermedad renal crónica (ERC) estable y los gatos con crisis urémica tienen alterada la función plaquetar, y determinar la prevalencia de sangre oculta en las heces en los gatos con ERC.
  • Mediante agregometría de impedancia, se evaluó la función plaquetar en gatos normales (n=21), en gatos con ERC en las etapas IRIS 2 (n=11), 3 (n=10) y 4 (n=2) clínicamente estables, y en gatos con ERC que experimentan una crisis urémica (n=6). Se calculó el área bajo la curva (AUC) de la agregación plaquetar inducida a los 6 minutos para la solución salina, el difosfato de adenosina (AUCADP) y el ácido araquidónico (AUCASPI). Además, se compararon entre los grupos la AUC del hematocrito, el recuento de plaquetas y el volumen plaquetar medio (VPM). Se realizaron pruebas de sangre oculta en heces con el reactivo de guaiacol en muestras fecales y también se compararon los resultados entre los grupos.
  • A los 6 minutos, la AUCADP (P = 0.04) y AUCASPI (P = 0.05) fueron significativamente más altas en gatos con crisis urémica en comparación con gatos normales. El hematocrito fue significativamente mayor en los gatos normales cuando se comparó con los gatos en etapas IRIS 3 y 4 (P = 0.002) y con los gatos con crisis urémica (P = 0.0008), sin diferencia entre los grupos en cuanto al recuento de plaquetas o al VPM. La proporción de gatos con muestras positivas de sangre oculta en heces fue significativamente diferente entre los grupos (P = 0,0017); el 50% de los gatos con crisis urémica, el 33% de los gatos en etapas IRIS 3 y 4 y el 10% de los gatos en etapa IRIS 2 fueron positivos, mientras que ningún gato normal fue positivo. La proporción de gatos con aglutinación de plaquetas fue significativamente diferente entre los grupos (P = 0,03).
  • El estudio concluye que en gatos con Insuficiencia Renal Crónica que experimentan una crisis urémica puede haber una hiperreactividad plaquetaria. La etiología de las muestras positivas a sangre oculta en las heces de los gatos con Insuficiencia Renal Crónica no está clara y no parece estar relacionada con la disminución de la función de las plaquetas, como se observa en este estudio, y requeriría más investigación.
ABSTRACTS

Utilidad diagnóstica del análisis de líquido cefalorraquídeo en perros con sospecha de epilepsia idiopática

Gilbert SE, Cardy TJ, Bertram S, Taylor-Brown F.
Aust Vet J. 2020 Sep 7

  • La epilepsia idiopática (EI) es la causa más común de convulsiones repetidas en los perros. Las directrices de la International Veterinary Epilepsy Task Force sobre Epilepsia recomiendan realizar una resonancia magnética (RM) del cerebro y análisis de del líquido cefalorraquídeo (LCR), como parte del nivel de confianza nivel II en el diagnóstico de la EI, y estos procedimientos tienen ciertos riesgos ya documentados.
  • El objetivo de este estudio retrospectivo fue identificar la frecuencia con la que los perros con sospecha de EI presentan anormalidades en el análisis del LCR.
  • Se incluyeron perros de entre 6 meses y 6 años de edad que presentaban un historial de dos o más convulsiones con al menos 24 h entre los episodios de convulsiones, un examen neurológico normal, sin evidencia de causas tóxicas o metabólicas, una resonancia magnética normal (incluyendo la administración de contraste) y un análisis de LCR. Se identificaron e incluyeron 82 perros.
  • De los 82 perros, 9 (10.9%) mostraron anormalidades en el análisis del LCR: cinco de nueve perros (55.5%) tenían disociación albuminocítica (concentración elevada de proteínas totales y recuento de células normal) , tres de nueve perros (33.3%) tenían leves incrementos en el recuento total de células nucleadas (TNCC), y uno de nueve perros (11.1%) tuvo un leve incremento tanto en la concentración de proteínas totales como en el TNCC. La citología de los perros con un elevado TNCC reveló una pleocitosis mononuclear. Uno de los nueve perros con LCR anormal tuvo una convulsión dentro de las 24 h antes de los exámenes diagnósticos, y seis de los nueve perros tuvieron una convulsión dentro del mes antes de los exámenes diagnósticos.
  • Este estudio sugiere que el análisis del LCR puede jugar un papel importante en el abordaje diagnóstico de las causas subyacentes de las convulsiones repetidas. Sin embargo, en perros con un examen neurológico interictal y una resonancia magnética normales, raramente revela anormalidades significativas, y el riesgo de realizar una punción de LCR puede superar a la potencial ganancia en el abordaje diagnóstico.