Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Patología clínica

ABSTRACTS

Investigación de la asociación entre el grosor de la pared de la vesícula biliar y la hipoalbuminemia en perros.

Sparago J, Rademacher N, Dehghanpir S, Post J, Liu CC, Johnston AN.
J Small Anim Pract. 2021 Jul 12

  • Mientras que con los años, en medicina humana se ha ido verificando la falta de asociación entre el grosor de la pared de la vesícula biliar y las concentraciones de albúmina sérica/plasmática, algunos trabajos en perros todavía describen esta asociación.
  • El objetivo de este estudio era evaluar la correlación entre el grosor de la pared de la vesícula biliar y las concentraciones de albúmina sérica/plasmática en perros.
  • Se realizaron búsquedas retrospectivas en las bases de datos de registros médicos de un hospital veterinario para identificar a los perros que tenían una concentración de albúmina sérica/plasmática gravemente baja (<1,5 g/dl) o evidencia ultrasonográfica de engrosamiento de la pared de la vesícula biliar (>2 mm). Se analizó el grosor de la pared de la vesícula biliar con la concentración de albúmina, el tipo de muestra (suero frente a plasma), la edad, la etiología, y la etiología de la albúmina.
  • Un total de 216 perros cumplieron los criterios de inclusión. Ciento cuarenta y seis perros tenían la pared de la vesícula biliar engrosada (Grupo 1). La mediana de la concentración de albúmina en suero/plasma para los perros de este grupo era de 2,2 g/dL (1 a 5 g/dL), y 84 perros (57,5%) tenían hipoalbuminemia (<2,5 g/dL). La búsqueda de perros con hipoalbuminemia grave (< 1,5 g/dL) identificó 70 perros (Grupo 2). En este grupo, la mediana del grosor de la pared de la vesícula biliar era de 1,3 mm (0,2 a 6,1 mm) y 17 perros (24,3%) tenían la pared de la vesícula biliar engrosada. La concentración de albúmina sérica/plasmática y el grosor de la pared de la vesícula biliar no estaban significativamente correlacionados ni para el Grupo 1 (r = 0,0044, p = 0,9580) o ni para el Grupo 2 (r = -0,1137, p = 0,3487). Se identificó una correlación negativa moderada (-0,64) entre el grosor de la pared de la vesícula biliar y la concentración de albúmina en perros con enfermedades inmunomediadas (p = 0,03).
  • En los peros de este estudio, el grosor de la pared de la vesícula biliar y la concentración de albúmina en suero/plasma fueron variables independientes.
ABSTRACTS

Cambios en los parámetros de coagulación en perros con enteropatía perdedora de proteínas entre antes y después del tratamiento.

Nagahara T, Ohno K, Nagao I, Nakagawa T, Yokoyama N, Ohmi A, Goto-Koshino Y, Chambers JK, Uchida K, Tomiyasu H, Tsujimoto H.
J Vet Med Sci. 2021 Jun 28

  • Es sabido, que la enteropatía perdedora de proteínas (EPP) induce hipercoagulabilidad y posible consiguiente tromboembolismo en los perros.
  • El objetivo el estudio era evaluar si habría una mejora en la hipercoagulabilidad, si después del tratamiento se obtuviera la remisión de la EPP en perros. Se evaluaron los cambios en parámetros de coagulación tras el tratamiento en perros diagnosticados de EPP. Como parámetros de coagulación, se midieron el tiempo de protrombina (TP), el tiempo de tromboplastina parcial activado (aPTT), el fibrinógeno, el complejo trombina-antitrombina (TAT), el dímero D y la antitrombina (AT). Además de estos parámetros, se llevó a cabo la tromboelastometría rotacional (ROTEM®), que evalúa las reacciones integrales de coagulación y fibrinólisis en sangre entera, y se obtuvieron los datos del tiempo de coagulación (TC), el tiempo de formación del coágulo (TFC), el ángulo α (α), la firmeza máxima del coágulo (FMC) y el índice de lisis a los 60 minutos (LI60).
  • Once de los 14 perros diagnosticados con EPP se clasificaron como respondedores al tratamiento en base a los cambios en su concentración de albúmina plasmática después del tratamiento. Se encontró un aumento significativo del TFC y una disminución de α y FMC que indicaban cierta resolución de la hipercoagulabilidad tras el tratamiento en los perros respondedores. No hubo cambios significativos en los otros parámetros de coagulación y fibrinólisis que no fueron los medidos por ROTEM®.
  • En este estudio se demuestra que, en perros con EPP, la hipercoagulabilidad detectada por ROTEM® mejora significativamente tras el tratamiento.
ABSTRACTS

El análisis del líquido cefalorraquídeo carece de especificidad diagnóstica en perros con enfermedad vestibular.

Danciu CG, Szladovits B, Crawford AH, Ognean L, De Decker S.
Vet Rec. 2021 Jun 7:e557

  • Aunque el síndrome vestibular es una presentación neurológica común, ni existe mucha información sobre el valor diagnóstico del análisis del líquido cefalorraquídeo (LCR) en el síndrome vestibular en perros.
  • En este estudio se revisaron retrospectivamente las historias clínicas de varios centros y se incluyeron los perros con enfermedad vestibular a los que se les había realizado una resonancia magnética craneal, un análisis del LCR y se les había diagnosticado un síndrome vestibular central o periférico. Los trastornos que afectaban al sistema vestibular central incluían meningoencefalitis de origen desconocido (MUO), neoplasia cerebral, infarto isquémico, empiema intracraneal o toxicidad por metronidazol. Los trastornos que afectaban al sistema vestibular periférico incluían la enfermedad vestibular idiopática, la otitis media/interna o la neoplasia que afectaba a las estructuras del oído interno. Se recogieron datos sobre el número total de células nucleadas (Total nucleated cell concentration TNCC), la concentración total de proteínas (TP) y la evaluación citológica.
  • Un total de 102 perros cumplieron con los criterios de inclusión. La sensibilidad y especificidad del aumento del TNCC del LCR para diferenciar el síndrome vestibular central del periférico fue del 49% y el 90%, mientras que la sensibilidad y especificidad del aumento de la TP fue del 58% y el 39%, respectivamente. La TNCC y la TP en los perros con MUO fueron significativamente mayores que en los perros con enfermedad vestibular idiopática (p = 0,000 y p = 0,004). La MUO se asoció con pleocitosis linfocítica, mientras que la enfermedad vestibular idiopática y el infarto isquémico se asociaron con la presencia de macrófagos activados o citología normal (p = 0,000).
  • En este estudio, aunque en los perros con MUO se observaron anomalías consistentes en el LCR, el análisis del LCR no permitió diferenciar de forma fiable entre el síndrome vestibular central y el periférico. El análisis del LCR no es fiable como única técnica de diagnóstico en perros con enfermedad vestibular
ABSTRACTS

Importancia clínica de las concentraciones de electrolitos séricos en perros y gatos con insuficiencia cardíaca aguda: Un estudio retrospectivo.

Roche-Catholy M, Van Cappellen I, Locquet L, Broeckx BJG, Paepe D, Smets P.
J Vet Intern Med. 2021 Jun 7.

  • La hipocloremia es un fuerte factor pronóstico negativo en los seres humanos con insuficiencia cardíaca congestiva (ICC), pero en pequeños animales, las implicaciones de las anomalías en los electrolitos con ICC aguda no están claras.
  • El objetivo de este estudio era documentar las anomalías en los electrolitos evidentes en el momento del ingreso de pequeños animales con ICC aguda, y evaluar la relación entre las concentraciones en los electrolitos y la dosis de diuréticos, la duración de la hospitalización y el tiempo de supervivencia.
  • Se incluyeron 46 perros y 34 gatos con ICC aguda evaluados por primera vez. De forma retrospectiva, se valoraron las asociaciones entre las concentraciones de electrolitos y las dosis de diuréticos y la relación con la duración de la hospitalización y la supervivencia
  • La anomalía electrolítica más frecuente fue la hipocloremia, observada en el 24% (9/46 perros y 10/34 gatos) de los casos. Sólo en los perros, se identificó una correlación negativa significativa entre las concentraciones de cloro sérico en el momento del ingreso (mediana de 113 mmol/L [97-125]) y las dosis de furosemida tanto en el momento del alta (mediana de 5,2 mg/kg/día [1,72-9,57]; r = -0,59; P < 0,001) como en la fase final de la insuficiencia cardíaca (mediana de 4,7 mg/kg/día [2,02-7,28]; r = -0,62; P = 0,005). No se encontraron cocientes de riesgo significativos para la duración de la hospitalización ni para el tiempo de supervivencia para ninguna de las concentraciones de electrolitos.
  • Según los datos de este estudio, la asociación observada entre las concentraciones de cloro sérico y las dosis de diuréticos sugiere que la hipocloremia podría servir como marcador de la gravedad de la enfermedad y la respuesta terapéutica en perros con ICC aguda.
ABSTRACTS

Eficacia de una formulación de fenofibrato micronizado y de nanocristales en el tratamiento de la hiperlipidemia en perros.

Munro MJL, Hulsebosch SE, Marks SL, Gilor C.
J Vet Intern Med. 2021 Jun 6.

  • En perros, son necesarias terapias farmacológicas seguras, eficaces y fácilmente disponibles para el tratamiento de la hiperlipidemia y sus complicaciones asociadas.
  • El objetivo el estudio era valorar la eficacia de una formulación micronizada de nanocristales de fenofibrato (Tricor®) en el tratamiento de la hiperlipidemia en perros.
  • Se incluyeron 10 perros con propietario con hiperlipidemia primaria (n = 7) y secundaria (n = 3). Todos los perros tenían hipertrigliceridemia inicial, y 3 perros también tenían hipercolesterolemia. Se realizó un ensayo prospectivo de escalada de dosis. Los perros fueron tratados con fenofibrato por vía oral una vez al día en hasta 3 ciclos de 21 días cada uno. La dosis de fenofibrato se aumentó al final de cada ciclo si la hipertrigliceridemia persistía y no se documentaban efectos adversos. De forma seriada, se realizaron análisis sanguíneos bioquímicos completos, y ratio proteína:creatinina en orina. Se compararon los parámetros iniciales (T0) con el momento de máxima reducción de las concentraciones de triglicéridos en suero (T1) y se informaron como mediana (rango).
  • Los triglicéridos se normalizaron en todos los perros (T0 = 662 mg/dL [189-2391]; T1 = 113 mg/dL [81-132]; P = 0,002). La dosis de fenofibrato en T1 fue de 6,4 mg/kg PO q24h (rango, 2,2-13,5). El momento de máxima reducción de las concentraciones de triglicéridos en suero (T1) se alcanzó a las 3 (n = 4), 6 (n = 4) y 9 (n = 2) semanas. Las concentraciones séricas de colesterol disminuyeron en 9 de 10 perros. Las únicas reacciones adversas informadas fueron un comportamiento más tranquilo y heces más duras en 1 perro. La administración de fenofibrato produjo una reducción significativa de la mediana de la actividad de la fosfatasa alcalina (P = 0,049).
  • En los perros de este estudio, la administración de Tricor durante 21 a 63 días, fue eficaz en el tratamiento de la hiperlipidemia primaria y secundaria.
ABSTRACTS

Eficacia de una formulación de fenofibrato micronizado y de nanocristales en el tratamiento de la hiperlipidemia en perros.

Munro MJL, Hulsebosch SE, Marks SL, Gilor C.
J Vet Intern Med. 2021 Jun 6.

  • En perros, son necesarias terapias farmacológicas seguras, eficaces y fácilmente disponibles para el tratamiento de la hiperlipidemia y sus complicaciones asociadas.
  • El objetivo el estudio era valorar la eficacia de una formulación micronizada de nanocristales de fenofibrato (Tricor®) en el tratamiento de la hiperlipidemia en perros.
  • Se incluyeron 10 perros con propietario con hiperlipidemia primaria (n = 7) y secundaria (n = 3). Todos los perros tenían hipertrigliceridemia inicial, y 3 perros también tenían hipercolesterolemia. Se realizó un ensayo prospectivo de escalada de dosis. Los perros fueron tratados con fenofibrato por vía oral una vez al día en hasta 3 ciclos de 21 días cada uno. La dosis de fenofibrato se aumentó al final de cada ciclo si la hipertrigliceridemia persistía y no se documentaban efectos adversos. De forma seriada, se realizaron análisis sanguíneos bioquímicos completos, y ratio proteína:creatinina en orina. Se compararon los parámetros iniciales (T0) con el momento de máxima reducción de las concentraciones de triglicéridos en suero (T1) y se informaron como mediana (rango).
  • Los triglicéridos se normalizaron en todos los perros (T0 = 662 mg/dL [189-2391]; T1 = 113 mg/dL [81-132]; P = 0,002). La dosis de fenofibrato en T1 fue de 6,4 mg/kg PO q24h (rango, 2,2-13,5). El momento de máxima reducción de las concentraciones de triglicéridos en suero (T1) se alcanzó a las 3 (n = 4), 6 (n = 4) y 9 (n = 2) semanas. Las concentraciones séricas de colesterol disminuyeron en 9 de 10 perros. Las únicas reacciones adversas informadas fueron un comportamiento más tranquilo y heces más duras en 1 perro. La administración de fenofibrato produjo una reducción significativa de la mediana de la actividad de la fosfatasa alcalina (P = 0,049).
  • En los perros de este estudio, la administración de Tricor durante 21 a 63 días, fue eficaz en el tratamiento de la hiperlipidemia primaria y secundaria.
ABSTRACTS

Variación estacional de los títulos de anticuerpos contra Leishmania infantum en perros.

Cavalera MA, Iatta R, Panarese R, Mendoza-Roldan JA, Gernone F, Otranto D, Paltrinieri S, Zatelli A.
Vet J. 2021 May;271:105638

  • En el manejo de los perros con leishmaniosis los títulos cuantitativos de anticuerpos contra Leishmania son fundamentales, desde el diagnóstico hasta el tratamiento y el seguimiento. Existen muy pocos datos que relacionen los cambios en los títulos de anticuerpos con la estacionalidad del mosquito vector.
  •  El objetivo de este estudio es evaluar las variaciones estacionales de los títulos de anticuerpos contra Leishmania infantum en perros de una zona hiperendémica de leishmaniosis canina (CanL).
  • Se tomaron muestras de perros seropositivos a Leishmania infantum y clínicamente sanos (n=65) en junio de 2019 (temporada de transmisión por el mosquito vector) y de nuevo en febrero-marzo de 2020 (temporada de no transmisión) para controlar el estado clínico y los títulos serológicos.
  • Se observó una reducción de los títulos de anticuerpos anti-L. infantum durante la temporada de no transmisión en la mayoría de los perros (n=36; 55,4%), incluso el 44% de esos perros (n=16/36) se volvieron seronegativos (es decir, por debajo del valor de corte de 1:80).
  • Dada la relevancia que tiene la serología para los estudios epidemiológicos, preventivos y clínicos relacionados con el CanL, las variaciones estacionales de los títulos de anticuerpos son importantes en las zonas donde los vectores flebótomos tienen patrones estacionales de actividad. El periodo estacional del mosquito vector debe tenerse en cuenta en la interpretación de los resultados de las pruebas anuales de detección de anticuerpos contra L. infantum en perros asintomáticos, para tomar decisiones clínicas sobre la estadificación, el tratamiento y la prevención.
ABSTRACTS

Función plaquetar en gatos con hipertiroidismo

Hiebert EC, Panciera DL, Boes KM, Bartl L.
J Feline Med Surg. 2020 Dec;22(12):1214-1218

  • Se ha descrito que gatos con hipertiroidismo pueden desarrollar tromboembolismo, con y sin anormalidades ecocardiográficas consistentes con el hipertiroidismo. 
  • El objetivo de este estudio era comparar la función plaquetaria en gatos con hipertiroidismo con gatos eutiroideos de la misma edad. Se valoró si los gatos con hipertiroidismo tenían los tiempos de cierre de la membrana de colágeno y adenosina difosfato (C-ADP) más cortos, medidos con el analizador de función plaquetaria PFA-100, en comparación con los controles sanos emparejados por edad. 
  • Se reclutaron dieciséis gatos hipertiroideos y nueve eutiroideos sanos de más de 7 años de edad de la población de un hospital universitario. Se midió la función plaquetaria, medida mediante el tiempo de cierre de la membrana con C-ADP por el PFA-100, y el recuento de plaquetas en los gatos sanos eutiroideos y los gatos con hipertiroidismo.
  • La media ± SD de los tiempos de cierre no fue significativamente diferente entre los gatos de control (66,3 ± 9,6 s) y los hipertiroideos (65,9 ± 11,5 s; P = 0,75). La media ± SD de los tiempos de cierre de los gatos hipertiroideos que no fueron tratados o que recibieron metimazol durante ⩽3 semanas (n = 6; media 68,5 ± 15,4 s) no fue diferente de la de los gatos tratados durante >3 semanas (n = 10; media 64,3 ± 8,9 s; P = 0,57). La media del recuento automático de plaquetas fue mayor en el grupo hipertiroideo que en el grupo de control (P = 0,023). 
  • En este grupo de gatos, la función plaquetaria, medida en el PFA 100 utilizando C-ADP como agonista, no se vio afectada por el hipertiroidismo. Se necesitarían más investigaciones para determinar si pude existir un estado hipercoagulable en los gatos hipertiroideos y el papel potencial que pudieran tener tanto las plaquetas como el factor von Willebrand.
ABSTRACTS

Comparación de parámetros, clínicos, de laboratorio, radiográficos y de la reseña del animal en gatos con asma felina y bronquitis crónica.

Grotheer M, Hirschberger J, Hartmann K, Castelletti N, Schulz B.
J Feline Med Surg. 2020 Jul;22(7):649-655

  • El asma felina (AF) y la bronquitis crónica felina (CB) son afecciones respiratorias comunes en los gatos, frecuentemente denominadas "enfermedad de las vías respiratorias inferiores felinas". Sin embargo, las etiologías de ambas enfermedades respiratorias inflamatorias son probablemente diferentes. Se sabe poco sobre las diferencias en la reseña del animal, los signos clínicos, las anomalías de laboratorio y las características radiográficas entre los gatos con estas dos enfermedades de las vías respiratorias. 
  • El objetivo del estudio fue investigar si ciertos parámetros pueden ayudar a diferenciar ambas enfermedades, según la citología de las vías respiratorias. 
  • Se realizó un estudio retrospectivo que incluyó 73 gatos con AF y 24 gatos con CB. Los criterios de inclusión fueron signos clínicos compatibles y una evaluación citológica del líquido de lavado broncoalveolar compatible con AF (inflamación eosinofílica) o CB (inflamación neutrofílica) sin evidencia citológica o microbiológica de infección bacteriana. Se compararon estadísticamente los parámetros de la reseña del animal, la exploración física, la hematología y las radiografías torácicas de ambos grupos de la enfermedad (P <0,05). 
  • La edad media de los gatos con AF era de 6 años, y de 7,5 años en los gatos con CB (P = 0,640). Los signos clínicos más comúnmente reportados en ambos grupos fueron tos (95% AF/96% CB; P = 1.000), sonidos auscultatorios pulmonares patológicos (82% AF/79% CB; P = 0.766) y disnea (73% AF/79% CB; P = 0.601). En radiografías, se detectaron patrones pulmonares anormales en el 94% de los gatos con AF y el 91% con CB (P = 0,629), respectivamente. La eosinofilia en sangre fue significativamente más común en los gatos con AF (40%) en comparación con la CB (27%) (P = 0,026). 
  • El estudio indica que no es posible diferenciar la AF y la CB mediante la reseña del animal, un único signo clínico, y los hallazgos hematológicos y radiográficos.
ABSTRACTS

Evaluación de perfiles de análisis sanguíneos de screening renales y hepáticos antes de la administración de antiinflamatorios no esteroideos en perros

J Small Anim Pract. 2021 Jan;62(1):12-18
Chalifoux NV, Kaiman G, Drobatz KJ, Thawley VJ.

  • El objetivo el estudio era evaluar la posible asociación entre la reseña del animal, la historia y los hallazgos en la exploración física y la elevación de los valores sanguíneos renales y hepáticos antes de la administración de antiinflamatorios no esteroideos en perros. Los objetivos secundarios fueron investigar las diferencias clinicopatológicas entre los perros a los que se les prescribió y a los que no se les prescribió un antiinflamatorio no esteroideo. 
  • Se revisaron retrospectivamente los informes médicos de 81 perros a los que se les realizó un perfil analítico sanguíneo de screening renal y hepático antes de la administración del fármaco. Se registró la reseña del animal, la historia y los hallazgos de la exploración física. 
  • Seis (7%) perros tenían la urea en sangre elevada, 2 (2%) perros tenían una creatinina elevada, 24 (30%) perros tenían una alanina aminotransferasa elevada, 29 (36%) tenían una aspartato aminotransferasa elevada y 14 (17%) tenían una fosfatasa alcalina elevada. Cuarenta y cinco (56%) perros tenían una elevación en al menos 1 valor sanguíneo renal o hepático. Los perros de menos de 8 años de edad y con una mayor duración de los signos clínicos tenían menos probabilidades de tener un valor sanguíneo renal o hepático elevado. Los perros con valores sanguíneos hepáticos elevados tenían menos probabilidades de que se les prescribiera un antiinflamatorio no esteroideo, pero esto no fue igual de cierto para los que tenían solo los parámetros renales elevados. 
  • Los resultados de este estudio preliminar sugieren que los perfiles de análisis sanguíneos de screening antes de la administración de antiinflamatorios no esteroideos podrían ser importantes para los perros de más de 8 años de edad. Las elevaciones de las enzimas hepáticas pueden desempeñar un papel más importante en la toma de decisiones clínicas de la administración de antiinflamatorios no esteroideos en comparación con los parámetros renales.