Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Patología clínica

ABSTRACTS

Marcadores serológicos y fecales para predecir la respuesta a la inducción de la terapia en perros con enfermedad inflamatoria intestinal idiopática

Otoni CC, Heilmann RM, García-Sancho M, Sainz A, Ackermann MR, Suchodolski JS, Steiner JM, Jergens AE.
J Vet Intern Med. 2018 Apr 6.

  • Existe poca información disponible sobre los marcadores que evalúan el curso de la enfermedad en perros con enfermedad inflamatoria intestinal idiopática (EII). El objetivo de este estudio prospectivo de control de casos era evaluar la relación entre la gravedad de la enfermedad y ciertos biomarcadores séricos y fecales en perros con EII idiopática antes y después del tratamiento. Se evaluaron 16 perros con EII idiopática y 13 perros sanos. Antes y después de 21 días de tratamiento, se midieron la puntuación del índice de actividad clínica de EII (CIBDAI: Canine IBD activity index), las concentraciones séricas de proteína C reactiva (CRP), anticuerpos citoplásmicos antineutrófilos perinucleares (pANCA) y calprotectina canina sérica y fecal (cCP).
  • Los niveles de CRP sérica (mediana de 3,5 mg / l; rango: 0,1-52,4 mg / l), cCP fecal (mediana de 92,3 μg / g; rango: 0,03-637,5 μg / g), y las puntuaciones CIBDAI aumentaron significativamente en perros con EII antes tratamiento en comparación con la CRP sérica (mediana de 0,2 mg / l; rango: 0,1-11,8 mg / l; p <0,001), cCP fecal (mediana de 0,67 μg / g; rango: 0,03-27,9 μg / g; p <0,001) y CIBDAI (P <.001) después del tratamiento. No había asociaciones significativas entre las puntuaciones CIBDAI y concentraciones de biomarcadores séricos antes o después de tratamiento. Hubo una asociación significativa entre las puntuaciones fecales de cCP y CIBDAI antes del tratamiento (rho = 0,60, p = 0,01). La CRP y la cCP fecal disminuyeron significativamente después del tratamiento (mediana 3.5 mg / L v. 0.2 mg / L; P <.001 y 92.3 μg / g v. 0.67 μg / g; P = .001, respectivamente).
  • En base a estos resultados, los autores concluyen que la medición de la concentración de cCp fecal es un biomarcador útil para la evaluación no invasiva de la inflamación intestinal. Los perros con signos clínicos severos de enfermedad gastrointestinal tienen valores de biomarcadores anormales más frecuentemente que los perros que tienen una enfermedad menos grave.
ABSTRACTS

Efectos del tratamiento antiinflamatorio con glucocorticoides a corto plazo en las variables clinicopatológicas, ecocardiográficas y hemodinámicas en perros sanos

Masters AK, Berger DJ, Ware WA, Langenfeld NR, Coetzee JF, Mochel JPM, Ward JL.
Am J Vet Res. 2018 Apr;79(4):411-423

  • El objetivo del estudio era investigar los mecanismos por los que, dosis antiinflamatorias de glucocorticoides de acción intermedia (prednisona), administrados por vía oral, podrían predisponer a los perros a la progresión de la enfermedad cardíaca o insuficiencia cardíaca congestiva. Se evaluaron 11 perros con dermatitis alérgica y 11 perros de control sanos y se midieron las variables clinicopatológicas, ecocardiográficas y hemodinámicas. Los perros con dermatitis alérgicarecibieron prednisona (1 mg / kg, PO) una vez al día durante 14 días consecutivos comenzando el día 0 (línea basal), seguido de un período de reducción progresiva y un periodo de lavado, mientras que los perros de control no recibieron tratamiento. Las mediciones se repitieron en los días 7, 14 y 35.
  • La administración de prednisona no produjo cambios significativos en la concentración sérica de sodio o potasio, ni en la concentración de glucosa en sangre o en las variables ecocardiográficas. El cambio en la presión arterial sistólica el día 7, desde la línea basal, fue significativamente mayor en los perros tratados con prednisona que en los perros control. En los perros tratados con prednisona se observaron los cambios en los valores hematológicos y bioquímicos séricos esperados con la administración de prednisona (neutrofilia, eosinopenia, isosthenuria y altas actividades de fosfatasa alcalina sérica y alanina aminotransferasa)
  • Los hallazgos de este estudio sugieren que las dosis antiinflamatorias de glucocorticoides administrados por vía oral tienen el potencial de afectar negativamente a la función cardíaca en perros al causar un aumento en la presión sanguínea y, por lo tanto, un aumento de la postcarga cardíaca.
ABSTRACTS

Prevalencia de proteinuria en una población oncológica canina

Prudic RA, Saba CF, Lourenço BN, Bugbee AC.
J Small Anim Pract. 2018 Apr 2

  • El objetivo de este estudio prospectivo era evaluar la prevalencia puntual de proteinuria en perros que se presentaron por primera vez un Servicio de Oncología Universitario. Se incluyeron 60 perros que atendieron al hospital con diagnóstico confirmado de cáncer y se excluyeron los animales que tenían alguna neoplasia del tracto urinario inferior. Se registró la reseña de cada perro, el diagnóstico de cáncer, los tratamientos previos contra el cáncer, los medicamentos actuales y el historial de viajes. Se midieron los valores analíticos de función renal, electrolitos, hematocrito, proteínas totales, presión arterial sistólica, análisis de orina, ratio proteína:creatinina en orina y evaluación del fondo ocular y retina. Se definieron no proteinuria, proteinuira borderline y proteinuria manifiesta con valores de ratio proteína:creatinina en orina  <0, 2, ≥0,2- <0,5 y ≥0,5, respectivamente. En perros con sedimentos de orina activos o proteinuria manifiesta se realizaron cultivos de orina.
  • Se detectaron 29 perros no proteinúricos (48.3%), 22 (36.7%) proteinúricos y 9 (15%) manifiestamente proteinúricos. Ninguno perro estaba azotémico. Se detectó hipertensión (presión arterial sistólica ≥160 mmHg) en 18 (30%) perros. De estos, 6 eran no proteinúricos, 9 proteinúricos borderline y 3 manifiestamente proteinúricos. En general, la proteinuria se detectó en el 51% de los perros que se presentaron en este servicio de oncología, la mayoría de los cuales se clasificaron como borderline.
  • Los autores deducen que, por la alta proporción de perros con proteinuria en este estudio, sería aconsejable realizar la medición de proteinuria en perros con cáncer. Se requerirían estudios más amplios para correlacionar la proteinuria con los diferentes tipos de cáncer y el impacto del tratamiento en el desarrollo, la magnitud y la persistencia de la proteinuria
ABSTRACTS

Hallazgos en la hemostasia del fluido pleural en perros y la asociación entre efusiones pleurales e hiperfibrinolisis primaria: un estudio de cohortes de 99 perros.

Zoia A, Drigo M, Piek CJ, Simioni P, Caldin M.
PLoS One. 2018 Feb 20;13(2):

  • El objetivo principal de este estudio fue determinar si en los derrames pleurales caninos ocurre una activación de la coagulación y la fibrinólisis. Se evaluaron 33 perros con derrames pleurales de diferente origen. Las concentraciones de fibrinógeno en derrame pleural fueron significativamente menores que los del plasma, mientras que los productos de degradación de fibrina-fibrinógeno (PDFs) pleurales y dímero D fueron significativamente mayores que los del plasma (p <0,001 para todas las comparaciones). Estos resultados muestran que, en los líquidos pleurales caninos, hay evidencia de activación de la coagulación y fibrinólisis.
  • Los objetivos secundarios del estudio fueron determinar si la hiperfibrinolisis primaria ([HFP] es decir, PDFs plasmáticos elevados con concentraciones normales de dímero D) ocurre en perros con derrame pleural, y si la presencia de un proceso inflamatorio concurrente puede activar la cascada hemostática, con la activación intrínsecamente vinculada de hiperfibrinolisis secundaria, enmascarando la HFP concurrente. Los 33 perros previamente seleccionados con derrame pleural (grupo 1) se compararon con dos grupos control de 33 perros sanos (grupo 2) y 33 enfermos sin derrame pleural (grupo 3). Se determinaron el fibrinógeno sérico, los PDFs, el dímero D, la proteína C-reactiva (CRP), la relación fibrinógeno / CRP y la frecuencia de HFP. 
  • Las concentraciones de fibrinógeno, PDFs, dímero D y CRP en el grupo 1 aumentaron significativamente en comparación con el grupo 2 (P <0,001 para todas las comparaciones). Las concentraciones de PDFs y CRP en el grupo 1 también aumentaron significativamente en comparación con el grupo 3 (P = 0.001 y P <0.001, respectivamente). La relación fibrinógeno / CRP disminuyó significativamente en el grupo 1 en comparación con los grupos 2 y 3 (p <0,001 para ambas comparaciones). La frecuencia de HPF fue significativamente mayor en el grupo 1 en comparación con los grupos 2 (P = 0,004), pero no en comparación con el grupo 3. 
  • Estos resultados respaldan la hipótesis de que el la HFP ocurre más a menudo de forma significativa en perros con derrame pleural en comparación con perros sanos. Sin embargo, la disminución de la relación fibrinógeno/CRP en el grupo 1 en comparación con el grupo 3, teniendo en cuenta los PDFs más altos y concentraciones similares de dímero D, sugiere que la HFP también es más frecuente en perros con derrame pleural en comparación con perros control enfermos, pero aquí este fenómeno está oculto debido a la hiperfibrinólisis secundaria concurrente
ABSTRACTS

Eficacia de la combinación de glucocorticoides, micofenolato de mofetil e inmunoglobulina intravenosa humana para la terapia de la anemia hemolítica inmunomediada idiopática en perros

Oggier D, Tomsa K, Mevissen M, Glaus T.
Schweiz Arch Tierheilkd. 2018 Mar;160(3):171-178

  • La anemia hemolítica inmunomediada idiopática (IMHA) es una de las enfermedades inmunitarias más comunes en perros con una alta tasa de mortalidad. En este estudio retrospectivo, se valora el efecto del micofenolato de mofetil (MMF) y la inmunoglobulina intravenosa humana (hIVIG), en combinación con glucocorticoides, en perros con IMHA. Se trataron 6 perros con prednisolona y MMF (grupo hIVIG-) y a 15 pacientes más se les añadió hIVIG grupo (hIVIG +).
  • No hubo diferencias significativas entre los grupos en lo que respecta a la edad, el peso, el número de transfusiones de sangre o el hematocrito en el día del diagnóstico. El grupo hIVIG + mostró una recuperación significativamente más rápida del hematocrito, pero esta diferencia fue de corta duración. La supervivencia en el primer año fue similar en ambos grupos y fue de un 71,5%, algo mayor que en otros estudios publicados.
  • En este estudio, se observó que la adición de MMF a la prednisolona para el tratamiento de perros con IMHA aguda, además de que fue bien tolerada, pareció afectar positivamente el curso de la enfermedad. Se necesitan más estudios aleatorizados para confirmar esta observación. Por otro lado, se observó que la inmunoglobulina humana tenía solo ventajas clínicas mínimas y ningún efecto sobre la mortalidad.
ABSTRACTS

Incidencia de la anemia adquirida en hospital en perros y gatos hopsitalizados

Hiratzka JL, Licari LG, Peters LK.
J Am Vet Med Assoc. 2018 Mar 1;252(5):560-564

  • El objetivo de este estudio prospectivo observacional era determinar dela incidencia de la anemia adquirida en hospital en perros y gatos hospitalizados en un centro de urgencias de referencia e identificar posibles factores de riesgo. 
  • Se incluyeron 56 pacientes (46 perros y 10 gatos) que estuvieron ingresados en este hospital ​​desde agosto de 2014 hasta marzo de 2015 y que su hospitalización duró ≥ 48 horas. Se definió anemia adquirida en el hospital como un hematocrito dentro de los límites de referencia en e momento del ingreso y el desarrollo de anemia durante la hospitalización. El hematocrito se midió una vez cada 24 horas, y se registraron los volúmenes de fluidos IV y los volúmenes de sangre extraídos con las flebotomías.
  • La incidencia de anemia adquirida en el hospital para perros y gatos, combinados, fue del 34% (19/56) en 24 horas, 43% (24/56) en 48 horas y 48% (27/56) en 72 horas. La incidencia de anemia adquirida en el hospital fue del 70% (7/10) en gatos y del 43% (20/46) en perros. Los pacientes que se sometieron a cirugía tenían una mayor probabilidad de desarrollar esta anemia adquirida en el hospital, en comparación con los pacientes que no se sometieron a cirugía (OR, 9.79, intervalo de confianza del 95%, 1.92 a 50.0). Los volúmenes acumulados por las flebotomías que fueron > 3% del volumen sanguíneo estimado total tuvieron un riesgo significativamente mayor de desarrollar anemia adquirida en el hospital.
  • Los autores concluyen que volúmenes acumulados por las flebotomías > 3% del volumen total de sangre, y la cirugía, aumentaron significativamente el riesgo de que perros y gatos desarrollen anemia adquirida en el hospital. Se necesitarían investigaciones adicionales para identificar pacientes con riesgo de desarrollar anemia adquirida en el hospital, en fase temprana, y para informar de estrategias de tratamiento efectivas
ABSTRACTS

Detección de agentes bacteriano específicos por PCR cuantitativa en líquido de lavado broncoalveolar en perros con bronconeumopatía eosinofílica versus perros con bronquitis crónica y perros sanos

Vet J. 2018 Feb;232:52-56
Canonne AM, Peters I, Roels E, Desquilbet L, Clercx C.

  • En humanos, se ha sugerido que las infecciones por Mycoplasma pneumoniae y Bordetella pertussis desencadenan o exacerban el asma. En perros, no se ha investigado si Mycoplasma o Bordetella están asociados con enfermedades bronquiales inflamatorias crónicas en perros. El objetivo de este estudio fue evaluar las tasas de detección de Mycoplasma canis (M. canis), M. cynos y Bordetella bronchiseptica (Bb), en perros con bronconeumopatía eosinofílica (eosinophilic bronchopneumopathy: EBP) y bronquitis crónica (CB), en comparación con perros sanos. De forma retrospectiva, se realizaron análisis de PCR cuantitativa (qPCR) específicos para M. canis, M. cynos y Bb en líquido de lavado broncoalveolar (bronchoalveolar lavage fluid: BALF) recogido de 24 perros con EBP, 21 perros con CB y 15 perros sanos. En los perros con EBP se investigaron las posibles asociaciones entre los resultados de qPCR y la edad, la citología del BALF o una puntuación de gravedad clínica (clinical severity scores: CSS)
  • No hubo diferencias en las tasas de detección de M. canis, M. cynos y Bb en los perros con EBP (n = 6, n = 2 y n = 6, respectivamente) y perros con CB (n = 2, n = 2 y n = 2, respectivamente) en comparación con perros control (n = 4, n = 2 y n = 2, respectivamente). En los perros con EBP, la proporción que resultó ser qPCR-positiva para Bb fue mayor en perros con una CSS mayor (P = 0.014) y  los BALF de perros Bb-positivos tenían un mayor porcentaje de neutrófilos (P <0.001). Entre todos los perros que fueron qPCR-positivos para Bb, en los que tenían EBP, solo se detectaron cargas entre moderadas a altas. La detección de M. canis y M. cynos no se asoció con EBP o CB; las cargas más altas de Bb solo estuvieron presentes en perros con EBP y una alta CSS.
  • Los resultados de este estudio no aclaran una posible relación de causa y efecto entre la infección por Bb, o la carga cuantitativa y la EBP, y requiere una mayor investigación

 

ABSTRACTS

Eritrocitosis felina primaria: serie de casos multicéntrico de 18 casos

J Feline Med Surg. 2018 Jan 1
Darcy H, Simpson K, Gajanayake I, Seth M, McGrotty Y, Szladovits B, Glanemann B.

  • Este estudio retrospectivo evalúa una serie de casos multicéntricos de eritrocitosis primaria felina (PE). El objetivo era entender mejor la presentación y progresión de la enfermedad para poder mejorar el manejo y el pronóstico. Se valoraron los casos en cuanto al aumento del hematocrito (> 48%), evidencia suficiente como para descartar eritrocitosis relativa y secundaria, y que hubiera datos de seguimiento durante al menos 12 meses o hasta la muerte. Se pudieron incluir 18 gatos.
  • No se observaron tendencias significativas en cuanto a las reseñas de los animales. Las convulsiones y los cambios mentales fueron los signos de presentación más comunes (ambos n = 10). La mediana de hematocrito fue del 70%, la concentración mediana de proteínas totales de 76 g / l y no hubo otros cambios hematológicos consistentes. Dieciséis gatos sobrevivieron hasta el momento del alta. La flebotomía se realizó, inicialmente en 15/16 animales supervivientes, y después del alta en 10/16. Hydroxiurea fue la terapia adjunta más común, utilizada en 10/16 gatos. De los 16 pacientes que sobrevivieron al alta, 14 pacientes seguían con vida al final del estudio (> 17 meses después del alta), y los dos no sobrevivientes vivieron durante 5 años o más después del diagnóstico. Cuando se estabilizó el hematocrito, no se correlacionó con la resolución de los signos clínicos.
  • Los resultados de este estudio muestran que, a diferencia de lo que se creía, la EP felina generalmente se maneja bien mediante una combinación de flebotomía y terapia médica, evidenciado con unos tiempos de supervivencia prolongados. El uso de hidroxiurea permitió disminuir o cesar las flebotomías.
ABSTRACTS

Creatinina elevada e hiponatremia como factores de pronóstico en pancreatitis aguda canina

Marchetti V, Gori E, Lippi I, Luchetti E, Manca ML, Pierini A.
Aust Vet J. 2017 Nov;95(11):444-447.

  • El objetivo de este estudio es evaluar los factores pronósticos de la pancreatitis aguda canina (AP) basado en datos clínicos y de laboratorio que pueden obtenerse fácilmente en una clínica veterinaria. Se realizó un revisión retrospectiva de registros médicos, entre enero de 2010 y diciembre de 2013,con el diagnóstico de AP basado en signos clínicos y un resultado anormal en la prueba SNAP® cPL ™, además de identificar un patrón sugestivo de Pancreatitis por ecografía. Los perros se dividieron en sobrevivientes y no sobrevivientes. Se evaluaron 12 parámetros clínicos y de laboratorio: frecuencia respiratoria, temperatura rectal, número leucocitos, hematocrito, proteínas séricas totales, albúmina, creatinina, colesterol, calcio total e ionizado y potasio. Los datos clínicos y clinicopatológicos se compararon estadísticamente entre sobrevivientes y no sobrevivientes. Un valor de P <0.05 se consideró significativo y P <0.01 como altamente significativo. También se calculó le ratio de odds (OR). El estudio incluyó a 50 perros con un diagnóstico de AP.
  • La creatinina sérica (P = 0.017) y el sodio (P = 0.004) se correlacionaron significativamente con el resultado final. Un valor de sodio sérico <139.0 mmol / L (139.0 mEq / L) y de creatinina sérica > 212 μmol / L (2.4 mg / dL) se asociaron significativamente con un mal pronóstico. La azotemia (OR 12,5; intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,32-118,48) y la hiponatremia (OR 4.9, IC 95% 1.36-17.64) se asociaron con un mayor riesgo de muerte.
  • Los autores del estudio sugieren que, en perros con AP, la hiponatremia y la azotemia parecen estar asociadas significativamente con un mayor riesgo de muerte.
ABSTRACTS

Evaluación de los resultados de la ovariohisterectomía laparoscópica u ovariectomía en perros con deficiencia del factor VII o con enfermedad de von Willebrand: 20 casos (2012-2014)

Keeshen TP, Case JB, Runge JJ, Singh A, Mayhew PD, Steffey MA, Culp WTN.
J Am Vet Med Assoc. 2017 Nov 1;251(9):1053-1058

  • El objetivo de este estudio retrospectivo fue describir las técnicas quirúrgicas y el manejo perioperatorio de perros con deficiencia del factor VII (FVII) o con enfermedad de von Willebrand (VWD) sometidos a ovariohisterectomía laparoscópica u ovariectomía y evaluar los resultados. Un total de 20 perros con VWD (n = 16) o deficiencia de FVII (4) fueron sometidos a ovariohisterectomía laparoscópica u ovariectomía entre 2012 y 2014 en varios centros y se les evaluaron sus registros médicos.
  • La expresión mediana del factor de von Willebrand fue del 19% (rango intercuartil, 18% a 30%). Los 16 perros con VWD fueron Doberman Pinschers, y todos fueron pretratados con desmopresina; 4 también recibieron crioprecipitado. Uno de los 4 perros con deficiencia de FVII recibió plasma preoperatoriamente, y 1 fue tratado con desmopresina; 2 perros no recibieron tratamiento preoperatorio. Se realizó ovariectomía laparoscópica en 9 perros con VWD y en 2 perros con deficiencia de FVII, se realizó ovariectomía laparoscópica con gastropexia en 6 perros con VWD y en 1 perro con deficiencia de FVII, y se realizó ovariohisterectomía asistida por laparoscopia en 1 perro con VWD y en 1 perro con Deficiencia de FVII. En 1 perro con VWD se produjo laceración esplénica iatrogénica durante la inserción del trocar que requirió hacer laparotomía. No se observaron otras complicaciones posoperatorias, incluyendo signos de hemorragia, en ningún perro.
  • En este estudio, la ovariohisterectomía laparoscópica o la ovariectomía en perros con deficiencia de VWD o de FVII pretratados con desmopresina, crioprecipitado o transfusiones de plasma no se asociaron con signos clínicos de hemorragia, lo que sugiere que, en los perros hembra afectados con estas coagulopatías, se pueden considerar la ovariohisterectomía mínimamente invasiva o la ovariectomía