Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Reproducción

PATOLOGÍAS

Mastitis

  • La Mastitis es la inflamación de las glándulas mamarias con o sin infección. Aparece en post-parto pero también puede aparecer durante una pseudogestación. También es frecuente después de destetes abruptos o muertes de neonatos
  • Puede estar afectadas una o varias glándulas y el grado de afectación puede ir desde inflamación subclínica a infección con gangrena
  • La causa más frecuente de la infección-inflamación del tejido mamario son infecciones ascendentes por el pezón. El trauma en la succión realizado por los cachorros y una pobre higiene pueden contribuir en la etiología del proceso. La infección hematógena y una galactosis prolongada son otras causas mucho menos frecuentes.

 

↓ Descubre la influencia de la intervenciones MEMO en la  reducción de las FLUTD con esta herramienta clínica gratuita ↓

 

SIGNOS CLINICOS

  • En enfermedad subclínica la camada no incrementa el peso adecuado (> 5% del peso del nacimiento por día) o se  asemeja a un síndrome de marchitamiento del cachorro. Algunos animales son asintomáticos. Otros tienen signos similares a la galactosis.
  • La gravedad de los signos clínicos puede ir desde la inflamación moderada hasta la formación de abscesos y gangrena acompañadas de signos clínicos sistémicos (anorexia, fiebre, vómitos) o incluso con shock séptico
  • Las glándulas mamarias infectadas pueden estar inflamadas, duras, dolorosas e incluso ulceradas.
  • De las glándulas afectadas pueden aparecer descargas hemorrágicas o purulentas o leche con un aumento de la viscosidad  

DIAGNOSTICO

  • El diagnóstico se basa en la historia, los signos clínicos y algunos tests diagnósticos
  • En casos iniciales o asintomáticos el hemograma suele ser normal, y en los casos más graves puede haber leucocitosis con desviación izquierda. En casos de sepsis y mastitis gangrenosas puede haber alteraciones del número de plaquetas
  • La citología de la secreción muestra neutrófilos, particularmente degenerados y un aumento de eritrocitos  Se pueden ver bacterias libres o intracelulares. La leche normal contiene algunos neutrófilos pero no el grado observado en mastitis. Un número de leucocitos > 3000/µl es anormal. También puede haber un aumento de neutrófilos en las glándulas vecinas aparentemente no implicadas
  • Se debe realizar un cultivo bacteriano de la leche
  • En la ecografía no se distinguen bien las diferentes capas de tejidos como en las glándulas normales y se pierde la ecogenicidad. También se ha observado una disminución de del flujo sanguíneo glandular
  • Las bacterias más frecuentes en gato son la E.Coli, Estafilococos, estreptococos y enterococos. En gatas, la mastitis puede desarrollarse secundariamente a una hiperplasia fibroadenomatosa y puede hacerse gangrenosa.
  • Es importante diferenciar entre mastitis y galactosis. En la mastitis es más frecuente observar alteración de color de la leche, fiebre y anorexia, y palpar unas glándulas calientes y dolorosas. En la galactosis suelen estar más afectadas las glándulas craneales. Hallar un gran número de neutrófilos y bacterias intracelulares sugiere mastitis

TRATAMIENTO

  • El dilema de retirar o no a los cachorros de la madre es siempre motivo de controversia.
  • En general se recomienda continuar con la lactación materna natural a excepción del caso de la existencia de abscesos o mastitis gangrenosas ya que la ingestión de leche infectada o bien con antibióticos no suele crear problemas a los pequeños. Hay que tener en cuenta pero que la composición de la leche siempre será más pobre.

Mastitis Postparto

  • La mayoría de animales con mastitis pueden tratarse ambulatoriamente, pero si existe sepsis o azotemia pueden requerir hospitalización para fluidoterapia y manejo
  • En las mastitis agudas, están indicados los antibióticos de amplio espectro, ya que la mayoría de antibióticos (excepto los aminoglucósidos) penetran la glándula mamaria. Cuando la enfermedad es crónica es importante escoger un antibiótico a partir de cultivo y antibiograma de la leche. Hasta tener los resultados pueden tratarse en base al pH de la leche. En leches con pH < 7,2 se puede usar trimethoprim-sulfa y clindamicina. Para pH >7,4 ampicilina o cefalosporinas.
  • Los antibióticos de elección son

1) Amoxicillina 20 mg/kg PO, IM, SC q 12 hrs
2) Amoxicilina/ácido clavulánico 15 mg/kg PO q 12 hrs 
3) Cefalexina 22-30 mg/kg PO q 8-12 hrs 
4) Cefoxitina 22 mg/kg IM, IV q 8 hrs

  • Hay que evitar antibióticos que tengan efectos adversos en neonatos, como las tetraciclinas y cloranfenicol.
  • En muchos casos, las terapias pueden durar 2-3 semanas
  • Se puede utilizar tramadol para el dolor si hay cachorros que criar
  • Las glándulas infectadas pueden ser ordeñadas cada 6 horas hasta que el calor, la fiebre inflamación han mejorado. Se pueden aplicar compresas calientes antes del ordeño para facilitar el drenaje. Si las glándulas no son muy dolorosas pueden realizarse masajes para mejorar el fuljo sanguíneo y disminuir el tejido condensado. 
  • Favorecer la producción de leche. Los cachorros deben ser criados, a menos que la mayoría de glándulas mamarias estuvieran afectadas, los antibióticos usados fueran nocivos para los cachorros, la madre sufra enfermedad sistémica y/o sea incapaz de criar a los cachorros. Continuar con la cría ayuda a prevenir la galactosis y facilita el drenaje de las glándulas.
  • Pueden administrarse probióticos a los cachorros que maman de madres con antibioterapia para prevenir la diarrea asociada a antibióticos
  • Si se destetan a los cachorros se puede ayudar a disminuir la producción de leche con drogas antiprolactina (cabergolina 5 µg/kg PO q 24 hrs)
  • En algunos casos graves se necesitará cirugía para eliminar tejido necrótico y debridación de tejidos. En casos más graves se puede llegar a la mastectomía

Mastitis en madres no lactantes o pseudogestación

  • Estas hembras pueden necesitar desde antibioterapia hasta cirugía, dependiendo de la extensión de la enfermedad
  • No se debe realizar ordeño manual  y eliminar cualquier objeto que el animal crea que es su cría para anular el estímulo de producir leche. Estos casos se pueden suplementar con 10-14 días de cabergolina at 5 µg/kg PO q 24 hrs
  • En gatas, la hiperplasia fibroadenomatosa se resuelve espontáneamente a las 2 semanas siempre y cuando la gata no esté recibiendo progestágenos

PRONOSTICO

  • El pronóstico de las mastitis es bueno en la mayoría de los casos. Los signos clínicos se resuelven normalmente en 2.3 semanas si el tratamiento es el apropiado.
  •  En casos donde la causa sean bacterias resistentes o  mastitis gangrenosas con septicemia, el pronóstico es reservado.

 

enfoque multimodal

PATOLOGÍAS

Intersexualismo

ETIOLOGÍA: Los desórdenes intersexuales corresponden al hermafroditismo y al pseudohermafroditismo. Son patologías raras de observar en el perro y anecdóticas en el gato. El hermafrodita es un animal con las gónadas de ambos sexos, bien con un ovario y un teste o con dos ovotestes. La apariencia externa es de hembra. El pseudohermafrodita es un animal con las gónadas de un sexo y con los genitales externos de otro o ambiguos. Las causas del hermafroditismo son alteraciones cromosómicas en los pares sexuales. En el caso del pseudohermafroditismo masculino, la causa es, o bien una exposición de los fetos machos a estrógenos exógenos, o bien alteraciones que impiden la sensibilización normal de los órganos a los andrógenos. Los pseudohermafroditas femeninos son causados o por una exposición a andrógenos en el útero, o por la administración de progestágenos sintéticos durante la gestación.

PRONÓSTICO: El pronóstico en las alteraciones leves es bueno tras la castración, pero muchas veces no es posible solucionar la apariencia del animal y el propietario no acepta la situación. Las complicaciones más importantes que hay son la incontinencia urinaria, que si es grave no es soportada por los propietarios, y la piómetra o la neoplasia testicular. SÍNTOMAS: Los síntomas incluyen alargamiento del clítoris, localización anormal de la abertura genital, comportamiento masculino con apariencia femenina, infertilidad, ciclos estrales irregulares o ausentes, etc. También pueden incluir signos compatibles con una [piómetra] o con un [sertolioma], incontinencia urinaria, criptorquidismo, etc. TRATAMIENTO: El tratamiento suele ser la castración y resolución quirúrgica, en lo posible, de las anomalías estructurales que acompañan a estos procesos, como son hipospadias, criptorquidismo, etc. Normalmente se castran porque, aunque muchas veces la patología no es incompatible con una vida normal, el riesgo de padecer una piómetra o un tumor testicular es muy grande.
PATOLOGÍAS

Infertilidad En La Perra

Alain Fontbonne (AMVAC 2008)
 
Si se compara con los últimos 10 a 20 años, hoy día es frecuente que se les pida a los veterinarios que resuelvan problemas de fertilidad en los perros, debido principalmente a un aumento de la popularidad de los perros de raza pura, al igual que por razones sentimentales o financieras. De hecho, los criadores pueden estar preocupados acerca de distintos tipos de problemas que incluyen, pero no se limitan, a infertilidad verdadera (sus perras no tienen cachorros tras el apareamiento natural o la inseminación artificial), al tratamiento del anestro o una tasa baja de prolificidad.
Muchos problemas distintos pueden llevar a la infertilidad, incluyendo problemas hormonales, enfermedades infecciosas o defectos adquiridos o congénitos del tracto genital. Recomendamos que los veterinarios sigan una progresión metódica, empezando con la causa más frecuente hasta la causa más infrecuente. En la perra, las cosas se vuelven incluso más difíciles cuando nos damos cuenta de que la aparente infertilidad puede ser debida a situaciones muy distintas, que son difíciles de diferenciar, como son la falta de fertilización (no unión entre óvulo y esperma) y la muerte embrionaria temprana.
1. Mala sincronización del apareamiento
Según la gran mayoría de las publicaciones científicas, la mala sincronización de la monta representa, con mucho, la causa más frecuente de la infertilidad en la perra. La incidencia puede variar entre un 40 y un 80% de las perras infértiles.
2. Infertilidad masculina
Después de la mala sincronización, la infertilidad masculina es la causa más frecuente de la falta de concepción en las perras que se presentan por infertilidad.
3. Otras causas de infertilidad
Al igual que se determina en los animales grandes, sugerimos que los veterinarios deben considerar primero si las perras infértiles muestran intervalos inter-estro regulares o ciclos ováricos irregulares.
3.1 Infertilidad con intervalos prolongados entre estros.
La aparente prolongación del intervalo entre estros ocurre en perras con celo silencioso, que se define como la actividad ovárica en ausencia de los cambios físicos y de comportamiento característicos del estro canino.  Entre las causas hormonales del anestro se encuentran el hipotiroidismo, el hiperadrenocorticismo, la hiperprolactinemia, o las perras tratadas con compuestos hormonales como los progestágenos, los andrógenos (perras de carrera), o compuestos de esteroides anabólicos.
Los quistes ováricos que secretan progesterona, pueden provocar la prolongación del intervalo entre estros. A menudo la mejor solución es la extirpación quirúrgica del quiste. Los ensayos hormonales usando prostaglandinas no se han documentado bien en perras.
Las perras que se alojan en condiciones medioambientales desfavorables (incluyendo una elevada concentración de animales, una baja luminosidad, comida de mala calidad), pueden tener prolongado el intervalo entre estros.
3.2 Infertilidad con acortamiento del período entre estros
Este tipo de infertilidad se puede dividir en dos grandes causas: las perras que padecen hiperestimulación ovárica, (principalmente quistes foliculares o tumores de células de la granulosa), y/o perras que tienen una caída prematura de los niveles de progesterona durante el diestro.
3.2.1 Quistes o tumores ováricos. Es importante diagnosticar y extirpar estos quistes o tumores hormonalmente activos, tan pronto como sea posible, por dos razones al menos.
Primero, es necesario curarles e intentar restaurar la fertilidad.
Segundo, la secreción de elevadas cantidades de estrógeno puede actuar sobre el útero como factor potencial hacia el complejo hiperplasia endometrial quística-piómetra, pero también sobre la médula ósea creando una anemia no regenerativa progresiva.
Los quistes foliculares pueden ser sencillos o múltiples; si hay quistes múltiples en un ovario, los quistes no se comunican. Los quistes ováricos en la perra pueden estar presentes en uno o en ambos ovarios. Las mediciones de estradiol durante el período de proestro pueden serles de utilidad a los clínicos que no hacen ecografías. A menudo están modificados los patrones de secreción de estrógenos. No obstante, cuando sea posible, tiene mucha mayor utilidad la realización de ecografías ováricas. Los quistes foliculares aparecen como estructuras focales anecoicas o hipoecoicas. Muchos autores piensan que las estructuras anecoicas mayores de 1 cm se consideran quistes.
 El tratamiento de elección de los quistes foliculares es la ovariectomía o la ovariohisterectomía cuando está dañado el útero. Algunos autores recomiendan la inducción de la luteinización de los quistes foliculares, usando GnRH o hCG. Personalmente, no recomendamos estos protocolos ya que aumentan el nivel de progesterona en plasma tras un período prolongado de secreción de estrógenos. Basándonos en nuestra experiencia clínica, este tratamiento suele llevar a la formación de piómetra en las semanas siguientes. La extirpación quirúrgica o la aspiración de un quiste con una aguja fina bajo laparotomía o ecografía pueden ser nuevas alternativas terapéuticas. Las células de la granulosa producen estrógenos; por tanto, no sorprende que los tumores de las células de la granulosa suelan llevar a infertilidad con períodos de celo prolongados. (Nota: los esteroides exógenos que se administran a señoras de edad avanzada que reciben tratamiento tras la menopausia con geles que contienen estrógenos, pueden penetrar a través de la piel de razas miniatura cuando se les coge a menudo con la zona del antebrazo, y pueden provocar signos prolongados de estro).
3.2.2 Caída prematura de los niveles de progesterona
Los celos partidos se definen como ciclos sucesivos de proestros cortos, a intervalos de 2 semanas a 2 meses, asociados a intervalos cortos entre los estros. Este patrón se observa a menudo en perras jóvenes y no lleva a infertilidad real en el resto de la vida genital de la perra. Los ciclos anovulatorios no son frecuentes en perras. En estos ciclos anovulatorios, los niveles séricos de progesterona nunca se elevan por encima de 3,5 a 6 ng/ml. Esto explica por qué el siguiente celo a menudo se presenta más pronto de lo normal. Las perras también pueden padecer hipoluteidismo, que es la falta de secreción de progesterona durante la gestación, lo que hace que sea imposible que se mantenga la preñez. En algunas razas está bien documentado el hipoluteidismo, como en los Rottweilers y en los Pastores Alemanes. La aportación de progesterona se puede dar por vía parenteral (progesterona en aceite: 2 mg/kg cada 3 días; ally-trenbolona…). En Francia, los veterinarios a menudo usan la progesterona micronizada oral que en la actualidad se da a mujeres
Se ha descrito también un “síndrome de anestro corto” en Rottweilers y en Pastores Alemanes.
La muerte fetal o embriónica temprana sigue siendo imposible de detectar en la mayoría de los casos ya que en general no suele haber expulsión vulvar. Las posibles causas incluyen la endometritis, la hiperplasia endometrial quística, los defectos embriónicos y la posible consanguinidad. Nuestros datos clínicos parecen indicar que a menudo se asocia a un descenso de la concentración de progesterona en sangre.
3.3 Infertilidad con períodos normales entre estros
3.3.1 Problemas hormonales. También se pueden sospechar defectos hormonales en perras con períodos regulares entre celos, y los veterinarios deberían controlar el estado hormonal de la perra durante el celo y también durante la gestación.
3.3.2 Problemas infecciosos.
3.3.3 Infertilidad inducida por fármacos. En la clínica, muchas perras de cría pueden ser tratados con fármacos que pueden contribuir a un descenso de la fertilidad. Las hormonas esteroideas y los compuestos antifúngicos pueden crear defectos hormonales en perras pre-puberales o adultas. Los fármacos abortivos como las prostaglandinas, los antiprogestágenos y las sustancias antiprolactínicas se deben evitar durante la gestación.
3.3.4 Anomalía anatómica de la vulva, del vestíbulo o de la vagina. Algunas perras no consiguen reproducirse por anomalías congénitas del tracto genital posterior (vulva, vestíbulo o vagina). Las anomalías adquiridas o anomalías del tracto genital posterior (cicatrices tras un mal parto, episiotomía, monta violenta…) también pueden llevar a la falta de cópula.
3.3.5 Patología uterina. La endometritis es una causa frecuente de infertilidad en yeguas. En la perra, sin embargo, es difícil de diagnosticar. Los raspados endometriales, normalmente efectuados tras la canulación endoscópica del cérvix, pueden ser de utilidad. Las perras con hiperplasia endometrial quística a menudo son infértiles por un fracaso de la implantación tras la concepción. De algún modo, la ecografía suele permitir la visualización del endometrio glandular. Se ha descrito la terapia con éxito con la mibolerona por vía oral, 30 microgramos al día por cada 25 libras de peso corporal durante 6 meses. La hiperplasia endometrial quística suele llevar a piómetra, que se puede tratar en muchos casos con una terapia mixta de prostaglandinas y antiprogestágenos (aglepristona). Parece haber una curación del endometrio, ya que muchas perras pueden tener gestaciones con éxito en su siguiente celo.
3.3.6 Comportamiento sexual anormal. Hay muchos factores psicológicos que pueden influir sobre la receptividad sexual en la perra. Algunos autores creen que la psicología puede influir en factores como la ovulación o la muerte embriónica temprana en la perra.
3.3.7 Causas misceláneas. Las perras con patologías sistémicas como la diabetes mellitus, el hiperadrenocorticismo o la insuficiencia renal es probable que sean infértiles. Finalmente, los criadores mencionan la nutrición cuando su perrera sufre un descenso de sus resultados productivos. Se conoce poco de este tema.
Lectura recomendada
ENGLAND GCW and RUSSO M. Ultrasonographic characteristics of ealy pregnancy failure in bitches. 5th International Symposium on Canine and Feline Reproduction. 4th to 6th August 2004. Sao Paulo. Brazil.
FAYER-HOSKEN R, CAUDLE A. et al.: Evaluating the infertile breeding bitch, Veterinary Medicine 1994, 1026-1038.
JOHNSTON S.D.: “Clinical approach to Infertility in bitches with primary anestrus” Vet. Cl. North Am. Small. An. Pract. 1991, 21(3), 421 – 425

PATOLOGÍAS

Genitales Externos Masculinos, Alteraciones

ETIOLOGÍA:

HIPOSPADIAS: Se trata de una malformación congénita en la cual se produce un cierre anómalo de la uretra, que se abre más caudal y ventralmente. Puede producirse por la exposición a progesterona por parte del feto o a una estimulación inadecuada durante el desarrollo fetal. PROLAPSO URETRAL: Se trata de la eversión de la mucosa uretral por el meato del pene. Suele ser un problema secundario a una excesiva irritación de la punta del pene, ya sea traumático, por excitacion sexual, etc. PARAFIMOSIS: Se trata de una condición en la cual el prepucio se retracciona para dejar pasar parte del pene y no dejar que vuelva a su posición normal. Puede ser congénita por cierre excesivo prepucial o traumática. FIMOSIS:Se trata de un problema prepucial en el cual el pene no puede salir al exterior porque la abertura prepucial es nula. Puede ser congénito y/o traumático. PRIAPISMO: Se trata de una erección persistente y no relacionada con la excitación sexual. Se produce generalmente por un trauma o una irritación de las raíces nerviosas del pene (nervios pudendos), como puede suceder en casos graves de cauda equina. PRONÓSTICO: En casi todos los casos, el pronóstico es muy bueno pudiendo, los animales, realizar una vida normal. En los casos graves en los que hay asociadas otras alteraciones estructurales, el pronóstico va en función de la vida que se pueda realizar con el animal. En el caso del priapismo, el pronóstico es reservado porque cuando la lesión espinal afecta a los nervios pudendos, significa que hay una lesión severa y se acompaña de otros signos graves como la parálisis, etc. SÍNTOMAS: HIPOSPADIAS: En los casos leves se observa la salida de la uretra en la parte craneoventral pero de manera anómala. En los casos severos la obertura uretral puede verse en la línea media del perineo, escroto, etc. Suele estar asociado a otras malformaciones como prepucio incompleto, pene deforme, etc. Suele haber incontinencia urinaria. PROLAPSO URETRAL: La presencia de una masa roja, pequeña y redonda en la salida de la uretra peneana, hemorragia no relacionada con micción, excesivo lamido del pene. PARAFIMOSIS: Se observa el pene protrusionado por el prepucio, agrandado, excesivo lamido, zonas necrosadas y secas del pene, anuria y/o estranguria. FIMOSIS: El perro no puede exponer el pene a través del prepucio, retención de la orina en el prepucio, balanopostitis, etc. PRIAPISMO: Erección persistente, diferentes grados de irritación peneana dependiendo de la duración de la exposición del pene, excesivo lamido del pene, signos neurológicos asociados a una lesión a ese nivel (ataxia, paresia/parálisis, etc.). TRATAMIENTO: En todos los casos el tratamiento de elección es la corrección quirúrgica del problema. Sólo hay una excepción: el priapismo, en el cual hay que tratar el daño neurológico como si de una lesión espinal se tratara.
ABSTRACTS

Variación hormonal en perras después de la interrupción del embrazo con aglepristona durante un embarazo temprano o medio


Fieni,F.; Martal,J.; Marnet,P.G.; Siliart,B.; Bernard,F.; Riou,M.; Bruyas,J.F.; Tainturier,D. J.Reprod.Fertil.Suppl vol.57 pp.243-248 2001

Objetivo: El objetivo del estudio es valorar las variaciones hormonales en perras sometidas a un tratamiento abortivo con la aglepristona (alizine).

Animales: Se evalúan a 10 hembras en diferentes fases de gestación y 4 perras control.

Procedimiento: Se forman dos grupos de 7 perras cada uno. El grupo 1 está formado por perras en una fase temprana de gestación (12.8 /- 3.8 días después de la ovulación). El grupo 2 está formado por 7 perras en una fase de gestación media ( 32.0 /- 1.53 días después de la ovulación). En cada grupo, se administra a 5 perras una dosis de 0.1 mg/kg de aglepristona y se repite a las 24 horas. A dos perras control de cada grupo se les administra placebo en iguales condiciones. Se realizan extracciones sanguíneas a intervalos de 6 horas para determinar las concentraciones sanguíneas de progesterona, dihidro-ceto prostagalndina F2 alfa (PGFM), oxitocina, prolactina y cortisol.

Resultados: Las cuatro hembras control parieron, mientras que las 10 perras tratadas con la aglepristona abortaron. En el grupo 1 hubo muerte embrionaria; en el grupo 2 hubo expulsión fetal que ocurrió entre las 60-132 horas de la administración de la aglepristona. Después del aborto el intervalo inter-estros de las perras tratadas con aglepristona fue más corto que antes del tratamiento. Este tratamiento abortivo no modificó las concentraciones de progesterona, prostaglandina, oxitocina y cortisol entre las 24 horas después de su administración, pero sí que se apreció una descarga de prolactina a las 12 horas de su administración en las perras del grupo 2. La aglepristona es un abortivo que actúa en el útero y no tiene propiedades luteolíticas.

Conclusiones y relevancia clínica: La interrupción del embarazo en las perras tratadas con aglepristona se produce con unas concentraciones de progesterona altas. La expulsión fetal se caracteriza por un aumento de PGFM, mientras que la oxitocina y el cortisol permanecen a concentraciones basales.

ABSTRACTS

Valoración de las enfermedades del tracto reproductivo en gatos con riesgo de infección por Trittrichomonas foetus


Gray, S. G., Hunter, S. A., Stone, M. R., Gookin, J. L.

Am. J. Vet. Res. 71, 76-81, 2010.

 

OBJETIVOS: determinar si la infección de Tritrichomonas foetus se encuentra en los tejidos del tracto reproductivo de gatas de reproducción y para las que se ha descrito una predisposición elevada de una infección en el colon de T. foetus.

ANIMALES: 61gatas de reproducción en 36 criaderos que fueron sometidas a una ovariohisterectomía o castración y de las que se obtuvo tejido del tracto reproductivo, heces y su historial reproductivo.

MÉTODO: se examinó el tejido del tracto reproductivo para valorar la presencia de T. foetus, mediante microscopio de luz, análisis inmunohistoquímicos y una prueba PCR. La historia de enfermedades del tracto reproductivo fueron examinadas para detectar asociaciones estadísticas con la identificación o la información de exposición a la infección de T. foetus en colon.

RESULTADO: 15 de 61 (25%) de gatos y 22 de 33 (67%) de criaderos se identificaron con una infección activa o declarada de T. foetus. La microscopía, la inmunohistoquímica o la evidencia molecular de infección por T. foetus en el tracto reproductivo de las gatas no se detectó en ningún gato, incluidos las 15 gatas con infestación colónica de T. foetus, 29 gatas residentes en los criaderos en los que se había identificado infección por T. foetus y las 8 gatas para las cuales se identificó de forma macroscópica o en el microscopio, lesiones evidentes en el tracto reproductivo. No hubo diferencia en el total de crías, ni en el número de crías por camada, mortalidad de gatitos o defectos en el nacimiento entre los gatos y criaderos infectados con T. foetus y aquellos en los que no se identificó infección por T. foetus.

CONCLUSIONES Y SIGNIFICADO CLÍNICO: no se detectaron evidencias de colonización del tracto reproductivo por T. foetus en este estudio. De este modos, es improbable que una infección del tracto reproductivo con T. foetus juegue un importante papel en la transmisión global de la enfermedad

ABSTRACTS

Validación clínica de un ELISA de fragmento proANP 31-67 en el diagnóstico del fallo cardiaco en el perro.


Boswood,A.; Attree,S.; Page,K.

J.Small Anim Pract

vol.44 nº 3 p.104-108 (2003)

Objetivo: Evaluar la utilidad diagnóstica de un ELISA proANP 31-67.Animales: 31 perros con ICC y 40 perros libres de enfermedad cardiaca.

Procedimiento: Los perros con patología cardiaca del estudio presentaban signos clínicos y radiográficos de una ICC. Se midieron los niveles de proANP 31-67 en ambos grupos de perros.

Resultados: Se observó que los perros del grupo de la ICC tenían los niveles de proANP 31-67 más altos (P>0.001). En este grupo de perros, usando un valor delimitante de 1,750 fmol/ml, la sensibilidad y especificidad del ensayo fue de 83.9 % y 97.5 %, respectivamente. Usando un valor delimitante de 1,350 fmol/ml, la sensibilidad y la especificidad eran, respectivamente, de 93.5% y 72.5%.

Conclusiones y relevancia clínica: El péptido natriurético atrial (ANP) es una hormona polipéptida encontrada en concentraciones plasmáticas aumentadas en perros con fallo cardiaco. De todos modos, los problemas se presentan en el uso de este péptido como marcador diagnóstico de un fallo cardiaco debido a su corta vida en el plasma, la proteolisis post-recogida y la necesidad de radioinmunoensayo. Con el resultado de este trabajo se concluyó que el ELISA del fragmento proANP31-67 debería ser de utilidad como ayuda diagnóstica del fallo cardiaco congestivo que se presente de forma natural..

ABSTRACTS

Vaginectomía subtotal para el manejo de una enfermedad vaginal extensa en 11 perros.


P. Nelissen and R. A. White.
Vet.Surg., 2012.

Introducción: Este estudio retrospectivo describe una técnica quirúrgica para realizar una vaginectomía subtotal utilizando un abordaje combinado abdominal y vestibular, las  complicaciones intra y postoperatorias, y los resultados a largo plazo. Se evalúan perras 11 perras con una extensa enfermedad vaginal intramural. A través de una laparotomía media ventral, se libera el aspecto craneal de la vagina y se realiza una  ovariohisterectomía en las hembras intactas (OVH). Después de realizar una episiotomía, se hizo una incisión en la pared vaginal  a nivel de la unión vestibulovaginal, craneal al orificio de la uretra, y se liberó la vagina de cualquier unión pélvica restante. Los perros fueron reexaminados a las 4 semanas y a los 6 meses. Los resultados a largo plazo se evaluaron por contacto telefónico
Resultados: Cinco perros tenían una enfermedad benigna de la vagina y 6 presentaban neoplasia maligna vaginal. El abordaje combinado abdominal y vestibular permitió realizar la vaginectomía subtotal en todos los perros, a 6 perras también se les practicó una  OVH. No se presentaron complicaciones mayores y los signos clínicos se resolvieron en 4 semanas. Un perro con neoplasia maligna se tuvo que eutanasiar 3 meses después de la intervención por  enfermedad metastásica y un perro desarrolló incontinencia urinaria en el postoperatorio. No se observaron ni recidiva local o metástasis en los otros perros.
Importancia clínica: La técnica descrita en este estudio, de un abordaje combinado abdominal y vestibular para realizar una vaginectomía subtotal, permitió la resección completa de lesiones vaginales extensas, no se asoció con complicaciones importantes, yl tuvo un resultado favorable

ABSTRACTS

Uso de suero de gato adulto para corregir el fallo de transferencia de la inmunidad pasiva en cachorros de gato


J Am Vet Med Assoc. 2001;219:1401-1405.

Levy JK, Crawford PC, Collante WR, Papich MG

 

Objetivo: Evaluar el uso de suero de gato adulto como fuente de inmunoglobulinas (Ig) en cachorros de gato con fallo de transferencia de la inmunidad pasiva mediante un estudio al azar controlado.

 

Animales: 11 gatas para experimentación y libres de patógenos y sus 43 cachorros.

 

Procedimiento: Los cachorros se separaron de las gatas al nacer, antes de ingerir calostro, y fueron asignados al azar a uno de los siguientes cuatro grupos: sin recibir calostro, recibiendo calostro, sin recibir calostro pero con administración intraperitoneal de suero de gato adulto almacenado, y sin recibir calostro pero con administración subcutánea de suero de gato adulto almacenado. A los cachorros que recibieron calostro se les permitió estar con la madre y lactar de forma normal. A los cachorros que no recibieron calostro se les aisló de la madre y se les alimentó con leche comercial para cachorro de gato durante los dos primeros días para prevenir la absorción de IgG del calostro. A todos los cachorros que no recibieron calostro se les permitió volver con la madre al tercer día. Las concentraciones séricas de IgG se midieron en todos los cachorros al nacer, a los dos días, y a las 1, 2, 4, 6 y 8 semanas mediante inmunodifusión radial.

 

Resultados: Ninguno de los cachorros tuvo concentraciones séricas de IgG detectables al nacer. La administración de suero de gato adulto, tanto de forma intraperitoneal como subcutánea, resultó en concentraciones máximas de IgG séricas equivalentes a las de los cachorros que recibieron calostro de forma natural. Los cachorros que no recibieron calostro de ninguna forma no consiguieron concentraciones séricas de IgG comparables a las de los cachorros en los otros grupos hasta las 6 semanas de edad.

 

Conclusiones y relevancia clínica: Estos resultados sugieren que el suero de gato adulto puede usarse como fuente de Ig en cachorros de gato que no han recibido calostro. Aunque se desconoce la concentración de IgG mínima necesaria para proteger a los cachorros de infecciones, las concentraciones adquiridas fueron comparables a las de los cachorros que lactaron de forma natural.

 

 

ABSTRACTS

Uso de la mineralización del esqueleto fetal para la predicción de la fecha de parto en gatas


J Am Vet Med Assoc 223[11]:1614-1616 Dec 1'03

Davida R. Haney Julie K. Levy, Susan M. Newell, John P. Graham, Shawn P. Gorman,

 

Introducción: El objetivo del estudio es determinar de forma retrospectiva la relación entre la fecha del parto y la primera detección radiográfica de la mineralización del esqueleto fetal en 31 gatas que dieron 49 embarazos. Primero se seleccionan 17 gatas embarazadas y se realizan radiografías mediante un sistema informático cada 2-3 días a partir de 1 semana después de detectarse el embarazo por palpación abdominal. Las radiografías obtenidas se evalúan para determinar la primera mineralización identificable en 16 estructuras óseas y dientes en cada embarazo. Esta información se usó para establecer una tabla de fechas de parto predecibles en base a la mineralización fetal. También se obtienen radiografías simples de otras 32 gatas embarazadas y se hacen las predicciones de la fecha de parto en base a estas tablas de mineralización

Resultados: la primera evidencia de mineralización se detecta entre los 25-29 días antes del parto (dap). La mineralización observadas son, en la columna vertebral (22-27 dap), cerebro (21,27 dap), costillas (20-25 dap), escápula (17-24 dap), húmero (20-24 dap), fémur (19-23 dap), radio (15-22 dap), tibia (17-21 dap), cúbito (5-21 dap), pelvis (8-20 dap), peroné (0-11-dap), cola (8-16 dap), metacarpo y metatarso (3-14 dap), falanges (0-11 dap), calcáneo (0-10 dap), y dientes (1-6 dap). La fecha del parto fue predecible dentro de 3 días en el 75% de los gatos

Importancia clínica: La identificación de estructuras óseas en el feto es útil en la estimación de la fecha del parto en gatas