Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Urgencias y cuidados intensivos

ABSTRACTS

Síndrome de las vías respiratorias braquicefálicas: manejo de la complicaciones respiratorias post-operatorias en 248 perros

Lindsay B, Cook D, Wetzel JM, Siess S, Moses P.
Aust Vet J. 2020 May;98(5):173-180

  • A medida que aumenta el número de perros de razas braquicefálicas, hay un mayor incidencia de la corrección quirúrgica del síndrome de las vías respiratorias braquicefálicas (brachycephalic airway syndrome BAS).
  • El objetivo de este estudio fue describir la incidencia y las estrategias para el tratamiento de las complicaciones respiratorias postoperatorias de los perros braquicefálicos sometidos a la corrección quirúrgica de uno o más de los componentes del BAS. Se revisaron de forma retrospectiva los registros médicos de 248 perros braquicefálicos tratados quirúrgicamente por BAS para obtener información demográfica, los procedimientos realizados, las complicaciones postoperatorias y el tratamiento seguido, el tiempo de hospitalización y la necesidad de una cirugía posterior.
  • Las razas más comunes fueron Pugs, Cavalier King Charles Spaniels y Bulldog inglés. Los perros que experimentaron alguna complicación eran de mayor edad (la media fue de 5,5 años, en comparación con 4,1 años [P < 0,01]). En total, 58 perros (23,4%) tuvieron complicaciones que incluyeron: disnea manejada solamente con oxígeno suplementario (7,3%, n = 18), disnea que requirió anestesia y reintubación (8,9%, n = 22), disnea que requirió tratamiento con una traqueotomía temporal (8,9%, n = 22), neumonía por aspiración (4%, n = 10), y paro respiratorio o cardíaco (2,4%, n = 6). Cinco de los 22 perros que requirieron anestesia y reintubación empeoraron en las 12 o más horas después de la recuperación anestésica postoperatoria. La tasa de mortalidad general en este estudio fue del 2,4% (n = 6). La edad, existencia de patologías de las vías respiratorias concurrentes y la presentación en situación de emergencia fueron predictores significativos de complicaciones postoperatorias.
  • Los datos del estudio muestran la importancia de que exista una estrecha vigilancia veterinaria durante un mínimo de 24 h después de la cirugía. Se debería considerar realizar la intervención quirúrgica para los perros sintomáticos de BAS a una edad temprana y como un procedimiento electivo, para así reducir el riesgo de complicaciones postoperatorias.

 

ABSTRACTS

Análisis retrospectivo de 736 casos de vólvulo - dilatación gástrica

Song KK, Goldsmid SE, Lee J, Simpson DJ.
Aust Vet J. 2020 Jun;98(6):232-238

  • El objetivo del estudio era identificar los factores que influyen en la supervivencia de los casos confirmados de vólvulo - dilatación gástrica (VDG) presentados a los hospitales de referencia y de urgencias especializados.
  • Se buscaron las historias clínicas de los casos confirmados de VDG admitidos en dos centros de remisión y urgencias emergencia especializados entre julio de 1999 y julio de 2019. Se revisaron un total de 736 casos de VDG, de los cuales 460 fueron tratados quirúrgicamente y 276 perros fueron eutanasiados de forma humanitaria.
  • Los índices de supervivencia de los perros operados por cirujanos generales y especialistas fueron del 81,7% y 88,7%, respectivamente. Tanto la gastropexia incisional como la gastropexia con colgajo seromuscular fueron clínicamente efectivas en el tratamiento del VDG, sin diferencias significativas en las tasas de supervivencia. Las tasas de mortalidad intraoperatoria para los cirujanos generales y los especialistas fueron del 7,0% y el 2,9%, respectivamente. Las probabilidades de mortalidad en perros operados por cirujanos generales fueron 2,03 veces superiores que las de los cirujanos especialistas. Las probabilidades de mortalidad en perros presentados entre las 3:00 am y las 9:00 am fueron 3.57 veces superior a las de los perros presentados entre las 9:00 am y las 9:00 pm. Las probabilidades de mortalidad en los perros en los que la duración desde el momento de la presentación hasta la finalización de la cirugía fue de más de 3 h fueron 2,53 veces superiores a las de los perros en los que el tiempo transcurrido fue igual o inferior a 3 h.
  • Estos resultados sugieren que el tiempo de admisión está relacionado de forma estadísticamente significativa con la tasa de supervivencia. Así mismo, los perros operados por cirujanos especialistas tuvieron una tasa de supervivencia significativamente mayor en comparación con los operados por cirujanos generales. Se aconseja que los clínicos deberían intentar estabilizar y completar la corrección quirúrgica del VDG lo antes posible para disminuir la mortalidad.
ABSTRACTS

Factores que afectan la supervivencia en el momento del alta en 53 gatos diagnosticados de uroabdomen: un análisis retrospectivo de un único centro

Hornsey SJ, Halfacree Z, Kulendra E, Parker S, Kulendra N.
J Feline Med Surg. 2020 Jun 23

  • El objetivo de este estudio fue evaluar los resultados en gatos diagnosticados con uroabdomen en un solo centro de referencia.
  • Entre junio de 2003 y septiembre de 2016 se identificaron 53 gatos a los que se les había diagnosticado uroabdomen en un hospital clínico universitario. Los datos recopilados incluyeron la reseña del animal, los signos clínicos en la presentación, la etiología, la ubicación de la ruptura del tracto urinario, la presencia de lesiones concurrentes, el resultado del urocultivo, la presencia de urolitos y los valores de hematocrito, creatinina y potasio en la presentación. Se incluyeron tanto los gatos sometidos a tratamiento médico como quirúrgico, y se registró el uso de catéteres urinarios, tubos de cistotomía y drenajes abdominales. Se determinó si los pacientes sobrevivieron al alta o si se les practicó la eutanasia o murieron.
  • El 74% (n = 39) de los gatos sobrevivieron al alta. Las elevaciones de creatinina (P = 0,03) mostraron estar significativamente correlacionadas con la supervivencia en el momento del alta. El sexo, la edad, la ubicación de la ruptura, la presencia de urolitos, el resultado del urocultivo, la presencia de lesiones concurrentes, el potasio y hematocrito en la presentación no se asociaron con la supervivencia en el momento del alta. No hubo diferencias en la supervivencia entre los gatos que fueron tratados médica o quirúrgicamente.
  • Los autores concluyen que los gatos que desarrollan uroabdomen tienen una buena probabilidad de sobrevivir. En el momento de la presentación deben evaluarse los valores electrolíticos y bioquímicos, además de la presencia de lesiones concurrentes.
ABSTRACTS

Traumatismo craneomaxilofacial en perros: Localización, morfología y etiología de las fracturas

Front Vet Sci. 2020 Apr 28;7:241
De Paolo MH, Arzi B, Pollard RE, Kass PH, Verstraete FJM.

  • El tratamiento del traumatismo craneomaxilofacial (CMF) en los perros requiere a menudo un enfoque multidisciplinar y un conocimiento profundo de las estructuras esqueléticas del área CMF involucradas.
  • El objetivo de este estudio retrospectivo fue utilizar un gran número de estudios de Tomogafía Computerizada (TC) de perros evaluados por traumatismo CMF y describir la localización y morfología de la fractura en relación con los datos demográficos y la etiología del trauma.
  • Se evaluaron los registros médicos y los estudios de TC de 165 perros en un período de 10 años. Se registró la localización esquelética de las fracturas del área CMF, así como el grado de desplazamiento y la fragmentación de cada fractura. También se registraron los datos demográficos de los pacientes y la etiología del trauma. Las mordeduras de animales representaron la mayoría de los traumas (50%), seguidas de los traumas de origen desconocido (15%), los accidentes con vehículos (13%), y los traumas por objeto contundente (13%). Los perros pequeños, de menos de 10 kg, y los más jóvenes representaron la mayoría de los pacientes (41,8 y 25,5%, respectivamente). El hueso fracturado o región más probable de fractura era el hueso maxilar, seguido de las regiones premolar y molar de la mandíbula. En cualquiera de los pacientes se podían fracturar hasta 37 huesos o regiones, con un promedio de 8,2 huesos o regiones fracturadas por perro. La ubicación de las fracturas más comunes variaba según la etiología del trauma. En concreto, los accidentes de tráfico tendían a afectar más localizaciones y con una mayor probabilidad de fractura que otros tipos de traumatismo.
  • Una de las principales conclusiones de este estudio es que cada hueso de la región del CMF se fracturó en al menos un caso y que muchos de los casos tenían un gran número de regiones fracturadas. Por lo tanto, en estos casos, se resalta la necesidad de llevar a cabo una evaluación exhaustiva de toda la región CMF afectada, preferentemente mediante TC

 

ABSTRACTS

Tasa de mortalidad y factores de pronóstico en perros con anafilaxis severa: 67 casos (2016-2018)

Smith MR, Wurlod VA, Ralph AG, Daniels ER, Mitchell M.
J Am Vet Med Assoc. 2020 May 15;256(10):1137-1144

  • El objetivo de este estudio era determinar las tasas de mortalidad en los perros con anafilaxis grave e identificar posibles factores de pronóstico.
  • Se incluyeron  67 perros con sospecha de anafilaxis calificada como severa y se clasificaron según la evolución como sobrevivientes y no sobrevivientes. Se revisaron las historias clínicas y se recopilaron datos como la reseña del animal, hallazgos del examen físico, el tiempo de admisión en el hospital desde el inicio de los signos clínicos, los resultados de los análisis bioquímicos séricos, de pruebas de coagulación y los resultados de la ecografía abdominal. También se registró el tratamiento inicial dentro de las primeras 6 horas después del ingreso en el hospital, incluyendo específicamente el uso de epinefrina, difenhidramina, corticosteroides, antimicrobianos, plasma fresco congelado y suplemento de dextrosa.
  • La tasa de mortalidad general fue del 14,9% (10/67) para los perros con anafilaxis calificada como grave. En los no sobrevivientes, la concentración sérica de fósforo y el tiempo de protrombina (TP) fueron significativamente más altos, en comparación con los sobrevivientes. Los no sobrevivientes tenían temperaturas corporales más bajas que los sobrevivientes. Los siguientes factores se asociaron con la muerte, una concentración de fósforo sérico ≥ 12,0 mg/dl, hipoglucemia dentro de las 6 horas posteriores a la admisión en el hospital, una valor de TP alto, valores concurrentemente altos de TP y un tiempo parcial de tromboplastina (PTT) > 50% por encima del límite del rango de referencia, y la necesidad de dextrosa suplementaria. Las incidencias de coagulopatía y derrame peritoneal fueron inesperadamente altas (85,2% y 65,5% de los perros, respectivamente) pero no fueron indicativas de supervivencia.
  • A pesar de la mala condición clínica observada en el momento de la admisión en los perros con anafilaxis severa, la tasa de supervivencia con el tratamiento fue bastante alta. La coagulopatía y la presencia de derrame peritoneal fueron hallazgos comunes en perros con anafilaxis severa. La concentración de fósforo sérico ≥ 12,0 mg/dl, un valor alto de TP, los aumentos simultáneos de los valores de TP y PTT > 50% por encima de los límites del rango de referencia, la hipoglucemia dentro de las 6 horas posteriores al ingreso en el hospital y la necesidad de dextrosa suplementaria se asociaron con la muerte.
ABSTRACTS

Evaluación de la concentración de cortisol sérico como indicador pronóstico para la no supervivencia en el momento del alta hospitalaria en perros críticamente enfermos

Swales H, Batchelor DJ, O'Connell EM.
J Am Vet Med Assoc. 2020 May 1;256(9):1034-1040

  • El objetivo del estudio era investigar si la concentración de cortisol sérico (CS) es un indicador pronóstico útil para la supervivencia frente a la no supervivencia en el momento del alta hospitalaria en perros críticamente enfermos.
  • Se revisaron retrospectivamente los registros médicos de la base de datos de un hospital veterinario para identificar a los perros críticamente enfermos que fueron hospitalizados entre enero de 2010 y mayo de 2018 y a los que se les midieron las concentraciones de CS ≤ 3 días después de su admisión. Se identificaron 229 perros. Se compararon los resultados de las concentraciones de CS para los perros agrupados por supervivencia versus no supervivencia en el momento del alta hospitalaria, con sepsis versus sin sepsis, y otras variables de interés. Se evaluó el valor predictivo de la concentración de CS para la no supervivencia en el momento del alta hospitalaria (ratio Odd [OR], sensibilidad y especificidad) para los cortes determinados a partir de una curva ROC o límite de referencia.
  • La concentración media de CS fue mayor en los perros que no sobrevivieron al alta hospitalaria (8,5 μg/dL; rango intercuartílico [25º a 75º percentil], 4,8 a 11,8 μg/dL), en comparación con la concentración en los que fueron dados de alta vivos (4,5 μg/dL; rango intercuartílico, 2,5 a 6,9 μg/dL). El área bajo la curva ROC fue de 0,72 (intervalo de confianza [IC] del 95%, 0,64 a 0,81) en cuanto a la concentración de CS para predecir la no supervivencia. El límite óptimo calculado de la concentración de CS fue de 7,6 μg/dL, en el que el OR, la sensibilidad y la especificidad para la no supervivencia fueron de 5,4 (IC del 95%, 2,7 a 10,9), 58% y 80%, respectivamente. Alternativamente, cuando se utilizó el valor superior del rango de referencia para la concentración de CS (5,8 μg/dL) como límite, el OR, la sensibilidad y la especificidad para la no supervivencia fueron de 3,6 (IC del 95%, 1,8 a 7,1), 67% y 64%, respectivamente.
  • Los resultados de este estudio indican que la concentración de CS podría utilizarse como parte de una evaluación general del pronóstico en perros críticamente enfermos.
ABSTRACTS

Laceración pulmonar asociada a un traumatismo en perros: un estudio transversal de 364 perros.

Bertolini G(1), Briola C(1), Angeloni L(1), Costa A(1), Rocchi P(2), Caldin M(3).
Vet Sci. 2020 Abr 12;7(2

  • Este estudio describe las características de la tomografía computarizada (CT) de la laceración pulmonar en una población que incluyó 364 perros con propietario a los que se les practicó un examen CT por traumatismo torácico.
  • Se compararon las características y resultados de los perros con traumatismo torácico con y sin evidencia de laceración pulmonar por CT.
  • En 46/364 perros con traumatismo torácico se produjo laceración pulmonar (prevalencia 12,6%). Los perros con laceración pulmonar eran significativamente más jóvenes que los perros del grupo de control (mediana de 42 meses (rango intercuartil (IQR) 52,3) y 62 meses (IQR 86,1), respectivamente; p = 0,02). Los perros con laceración pulmonar eran significativamente más pesados que los perros sin laceración (mediana 20,8 kg (IQR 23,3) y mediana 8,7 kg (IQR 12,4 kg), respectivamente p < 0,0001). La frecuencia de traumatismo por accidente de tráfico con alta energía fue más elevada en los perros con laceración pulmonar que en el grupo de control con traumatismo torácico sin laceración pulmonar. No se observaron diferencias significativas entre los grupos en cuanto a la frecuencia y duración de la hospitalización y la mortalidad a los 30 días. De forma similar al esquema de clasificación existente en humanos, en este estudio se describen cuatro patrones de CT en perros: Tipo 1, gran laceración pulmonar localizada profundamente en el parénquima pulmonar o alrededor de una fisura interlobar; Tipo 2, laceración que se produce en el parénquima pulmonar paraespinal, no asociada a una fractura vertebral; Tipo 3, laceración pulmonar subpleural íntimamente asociada a una costilla adyacente o a una fractura vertebral; Tipo 4, lesiones subpleurales no asociadas a fracturas de costillas. En 2/46 perros se observaron complicaciones e incluyeron absceso y colapso pulmonar
ABSTRACTS

Manifestaciones clínicas hallazgos laboratoriales tratamientos y resultados de intoxicación aguda por organofosforados y carbamatos en 102 perros: un estudio retrospectivo

Klainbart S, Grabernik M, Kelmer E, Chai O, Cuneah O, Segev G, Aroch I.
Vet J. 2019 Sep

  • Los organofosforados (OP) y los carbamatos son insecticidas de uso común y fuentes importantes de intoxicación tanto en humanos como en animales. Sin embargo, no existen estudios a gran escala de estas intoxicaciones en perros.
  • Se revisaron retrospectivamente los registros médicos de los perros de un hospital y se identificaron 102 perros definitivamente diagnosticados con intoxicación aguda por OP o carbamatos.
  • Los signos clínicos más comunes en la presentación incluyeron temblor muscular, hipersalivación, miosis, debilidad, vómitos y diarrea. La hipersalivación, el temblor muscular y la taquipnea se asociaron significativamente (P <0.05) con la supervivencia en el momento del alta; mientras que la debilidad, el letargo mental, la anorexia, las membranas mucosas pálidas y el movimiento de remar en las piernas se asociaron significativamente con la muerte.
  • Las anormalidades comunes de laboratorio incluyeron disminución de la actividad de la pseudocolinesterasa, acidemia, aumento de la proteínas plasmáticas, leucocitosis, hipocloremia, hiperbilirrubinemia, aumento de creatinina y actividades de alanina transaminasa (ALT), aspartato transaminasa (AST) y creatin-quinasa, y prolongación del tiempo de tromboplastina parcial activada (aPTT).
  • En comparación con los sobrevivientes, los no sobrevivientes mostraron significativamente: mayores frecuencias de trombocitopenia, disminución de CO2 en sangre, tiempo de protrombina (TP) prolongado, hipernatremia, hipercalemia, hipocolesterolemia, hipoproteinemia, hipertrigliceridemia, aumento de la actividad ALT y aumento de la concentración de urea; concentraciones medias más bajas de bicarbonato en sangre venosa, cloruro sérico y CO2 total; y medianas más altas de TP, concentraciones séricas totales de bilirrubina y urea, y actividades ALT y AST.
  • Los tratamientos frecuentes para los perros intoxicados fueron con difenhidramina, sulfato de atropina, antibióticos, diazepam y pralidoxima, mientras que algunos (19.2%) requirieron anestesia general y ventilación mecánica. La tasa de supervivencia de los perros tratados con lavado gástrico fue mayor (P = 0.041) en comparación con la de los perros restantes. El desarrollo de insuficiencia respiratoria y la necesidad de ventilación mecánica se asociaron significativamente (P <0.001) con la muerte. La tasa de mortalidad fue del 17%.
ABSTRACTS

La meningitis arteritis sensible a esteroides en perros en Alemania: ¿Existen factores clínicos o epidemiológicos que influencien la tasa de recurrencia?

Hilpert E, Tipold A, Meyerhoff N, Schwerdt J, Winkler S, Jurina K, Fischer A, Kornberg M, Parzefall B, Flegel T.
Tierarztl Prax Ausg K Kleintiere Heimtiere. 2020 Feb;48(1):5-12

  • La meningitis arteritis sensible a esteroides (SRMA) es una de las enfermedades inflamatorias más comunes del sistema nervioso central en perros. En este estudio multicéntrico se examinaron los factores de predisposición de raza y sexo en base a la población de perros en Alemania, así como los factores epidemiológicos y clínicos para con la tasa de recurrencias de SRMA.
  • Se analizaron retrospectivamente los datos de 153 perros con SRMA. Se investigó si algunas razas de perros que padecen SRMA estaban sobrerrepresentadas con mayor frecuencia (n ≥ 5) en comparación con la población total de perros en Alemania. También se evaluó si había algún sexo afectado con mayor frecuencia. Se usaron bases de datos caninas locales como datos de referencia de la población total. Con respecto a la aparición de una o más recurrencias, se investigaron los siguientes factores: reseña del animal; peso corporal; edad en la primera presentación; período de tiempo entre la última vacunación y el inicio de los signos clínicos; signos clínicos y punto de tiempo de la primera manifestación de la SRMA; resultados del análisis del líquido cefalorraquídeo (LCR) en la primera presentación (recuento total y diferencial de células nucleadas, concentración de proteínas); concentraciones de inmunoglobulina A y proteína C reactiva (CRP) en suero y LCR; administración de medicación inmunosupresora; datos de seguimiento, que incluyeron la respuesta al tratamiento, la aparición de recurrencias y la mortalidad, incluidos los motivos, es decir debido a la enfermedad, terapia o eutanasia.
  • Se observó que la raza tenía una influencia estadísticamente significativa en el desarrollo de la SRMA (p <0.05). Beagles y Boxers fueron afectados más comúnmente por la SRMA que otras razas en lo que respecta a la población total en Alemania. Las recurrencias ocurrieron en el 29,4% de los 153 perros de este estudio. En contraste al desarrollo de la SRMA, en el cual los perros machos tienen un riesgo significativamente mayor de desarrollarla que las hembras (p <0.05), éstas son más propensas a recaer que los machos (p = 0.02). Los pacientes que recibieron monoterapia con prednisolona tuvieron menos recurrencias que aquellos con combinación de prednisolona y azatioprina (p <0.05). Ser más joven (p = 0.071) y tener concentraciones de CRP más bajas (p = 0.081) en la primera presentación se asociaron tentativamente con una mayor incidencia de recurrencias.
  • Los autores concluyen que se confirman observaciones previas sobre las predisposición de determinadas de raza y sexo en el apoyo al diagnóstico de arteritis SRMA. Este estudio permite una explicación más precisa a los propietarios sobre el riesgo de posibles recurrencias.
ABSTRACTS

Identificación de los factores de riesgo para la recurrencia de una peritonitis séptica secundaria siguiente a un tratamiento quirúrgico inicial de una peritonitis séptica secundaria

Fink O, Buysse A, Drobatz KJ, Bentley A.
J Vet Emerg Crit Care (San Antonio). 2020 Feb 24

  • La peritonitis séptica secundaria (SSP) se define como una peritonitis resultante de una fuente de infección intraperitoneal identificable.
  • En este estudio se informa de la incidencia y los factores de riesgo para el desarrollo de una recurrencia de la peritonitis séptica secundaria (peritonitis séptica secundaria recurrente: RSSP) en perros y del resultado de perros tratados quirúrgicamente para esta RSSP.
  • A partir de la base de datos de un hospital universitario, se revisaron retrospectivamente los registros médicos de perros que se trataron quirúrgicamente por SSP. De 149 perros que cumplieron con los criterios de inclusión, 15 (10.1%) perros desarrollaron RSSP después de la cirugía y 134 (89.9%) no.
  • Los perros con RSSP tenían una albúmina significativamente más baja antes de la primera cirugía para tratar SSP (mediana 18 g / L [1.8 g / dL] vs 22 g / L [2.2 g / dL], P = 0.005) y un hematocrito más alto antes de la primera cirugía para tratar SSP (mediana 52% vs 45%, P = 0.028). Los perros con peritonitis séptica de origen gastrointestinal (GI) fueron significativamente más propensos a desarrollar peritonitis recurrente que aquellos con sepsis de una fuente no GI (odds ratio [OR], 4.4, IC 95%: 0.95-20, P = 0.041). Dentro de los perros con sepsis de origen GI, los que la sepsis fue debida a un cuerpo extraño tuvieron significativamente más probabilidades de desarrollar RSSP que aquellos con sepsis gastrointestinal por una causa que no fue un cuerpo extraño (OR, 7.2, IC 95%: 1.6-43, P = 0.0018). De los 15 perros en el grupo RSSP, 8 fueron sacrificados sin tratamiento adicional. En los 7 casos restantes se realizó una relaparotomía; 3 de estos (42,9%) sobrevivieron.
  • En este estudio se identificó una tasa de 10.1% de RSSP después de la primera cirugía para tratar SSP. En el preoperatorio, los perros que desarrollaron recurrencia mostraron una albúmina significativamente menor y el hematocrito significativamente mayor. Los perros con sepsis gastrointestinal tenían un mayor riesgo de recurrencia y, entre los perros con sepsis gastrointestinal, la presencia de un cuerpo extraño era un factor de riesgo adicional para la recurrencia.