Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Urgencias y cuidados intensivos

ABSTRACTS

Síndrome de las vías respiratorias de perros braquiocefálicos: manejo y complicaciones respiratorias post-operatorias en 248 perros

Lindsay B, Cook D, Wetzel JM, Siess S, Moses P.
Aust Vet J. 2020 Feb 9

  • A medida que aumenta el número perros de razas braquiocefálicas, se están realizando cada vez más la corrección quirúrgica de los diversos aspectos del síndrome de las vías respiratorias de perros braquiocefálicos (brachycephalic airway síndrome; BAS).
  • El objetivo de este estudio fue describir la incidencia y las estrategias para el manejo de las complicaciones respiratorias postoperatorias en perros braquicéfalos sometidos a corrección quirúrgica de uno o más aspectos del BAS.
  • Se revisaron de forma retrospectiva los registros médicos de 248 perros braquicefálicos tratados quirúrgicamente de algún aspecto del BAS para obtener información sobre la demografía, procedimientos realizados, complicaciones postoperatorias y tratamiento implementado, tiempo de hospitalización y necesidad de cirugía adicional.
  • Las razas más representadas fueron Pugs, Cavalier King Charles Spaniels y British Bulldogs. Los perros que experimentaron alguna complicación fueron significativamente mayores (la media fue de 5,5 años, en comparación con 4,1 años [P <0,01]). Cincuenta y ocho perros (23.4%) tuvieron complicaciones que incluyeron: disnea que se pudo manejar con oxígeno suplementario solo (7.3%, n = 18), disnea que requirió anestesia y re-intubación (8.9%, n = 22), disnea que requirió un tratamiento con una traqueotomía temporal (8.9%, n = 22), neumonía por aspiración (4%, n = 10) y paro respiratorio o cardíaco (2.4%, n = 6). Cinco de los 22 perros que requirieron anestesia y re-intubación se deterioraron 12 o más horas después de la recuperación anestésica posquirúrgica. La tasa de mortalidad general en este estudio fue del 2,4% (n = 6). La edad, alguna patología concurrente de las vías aéreas y la presentación en situación de emergencia predijeron la ocurrencia complicaciones postoperatorias de forma significativa.
  • Los datos de este estudio muestran la importancia que tiene el poder realizar un seguimiento minucioso durante un mínimo de 24 h después de la cirugía por un veterinario o un técnico veterinario experimentado. Para reducir el riesgo de complicaciones postoperatorias, la intervención quirúrgica en perros sintomáticos con BAS debería considerarse a una edad más temprana, incluso como un procedimiento electivo,
ABSTRACTS

Evaluación de lesiones esplénicas nodulares en 370 perros de raza pequeña (<15 kg)

Fernandez S, Lang JM, Maritato KC.
J Am Anim Hosp Assoc. 2019 Jul/Aug;55(4):201-209

  • En este estudio retrospectivo, se evaluaron 370 perros de raza pequeña (<15 kg) sometidos a esplenectomía por la presencia de lesiones esplénicas nodulares.
  • Se valoró si existían asociaciones en cuanto a la raza, neoplasias, hemoperitoneo y mediana de supervivencia con otros estudios previos. Los datos analizados incluyeron reseña del animal, diagnóstico histopatológico, presencia o ausencia de hemoperitoneo, asociaciones de razas y tiempos de supervivencia.
  • En este estudio, el 44% (163/370) de los perros tenían lesiones esplénicas no neoplásicas y el 56% (207/370) tenían lesiones neoplásicas. El hemangiosarcoma estuvo presente en el 27% (100/370) de las lesiones esplénicas. El hemoperitoneo estaba presente en el 31% (115/370) de los perros, y de éstos, el 66% (76/115) tenía lesiones esplénicas malignas. Las razas más comunes fueron schnauzer miniatura, dachshunds y beagles. Los beagles mostraron una asociación positiva con malignidad. La presencia de hemoperitoneo se asoció con malignidad. La distribución de las lesiones esplénicas nodulares, la correlación del hemoperitoneo con la neoplasia maligna y la mediana del tiempo de supervivencia fueron similares a estudios previos en perros de razas grandes.
  • Los autores concluyen que los perros de razas pequeñas que presentan hemoperitoneo tienen 2,6 veces más probabilidades de que el diagnóstico de una lesión esplénica sea de malignidad. Los perros de razas pequeñas más comunes con lesiones esplénicas nodulares fueron schnauzer miniatura, dachshunds y beagles. Los beagles y los terriers de razas pequeñas tenían más probabilidades de tener lesiones esplénicas malignas, y los terriers de razas pequeñas tenían más probabilidades de presentar hemoperitoneo.
ABSTRACTS

Xenotransfusión de sangre canina a gatos: una revisión de 49 casos y su resultado

Le Gal A, Thomas EK, Humm KR.
J Small Anim Pract. 2019 Dec 22

  • Los objetivos del estudio eran, describir el uso de un protocolo de xenotransfusión, valorar el resultado de la xenotransfusión en los gatos receptores, y evaluar el recuerdo del propietario respecto a la xenotransfusión.
  • Se incluyeron 49 gatos a los que se les administró una xenotransfusión en dos hospitales entre enero de 2016 y julio de 2018. Se registraron los datos acerca del cumplimiento del protocolo de xenotransfusión, la causa de la anemia, el tipo de sangre administrada, hematocrito, el volumen de la transfusión, las reacciones a la transfusión, el hematocrito 12 horas después de la transfusión y la supervivencia en el momento del alta. Los dueños de los gatos sobrevivientes fueron interrogados para evaluar si recordaban que se había realizado una xenotransfusión.
  • Las causas más comunes de anemia fueron la pérdida de sangre en cirugía (n = 17), anemia hemolítica inmunomediada (n = 14) y neoplasia (n = 14). La mediana del hematocrito antes de la transfusión fue del 10%. Seis gatos (12%) tuvieron reacciones febriles transfusionales no hemolíticas. La mediana del hematocrito 12 horas después de la transfusión fue del 25%. Diez gatos (20%) murieron o fueron eutanasiados dentro de las 24 horas posteriores a la xenotransfusión. Se produjo una reacción de transfusión hemolítica tardía en 25 de 39 (64%) gatos que se manifestaron como ictericia, en 15 gatos después de una mediana de 1.9 días, y con suero hemolítico en 19 gatos después de una mediana de 2 días. De los 18 gatos vivos a 1 semana después del momento del alta, 15 (83%) todavía estaban vivos a una mediana de 173 días después de la xenotransfusión. Todos los propietarios contactados recordaron que sus gatos habían recibido una xenotransfusión.
  • Los autores concluyen que la xenotransfusión de un concentrado de glóbulos rojos caninos a los gatos es posible, pero se debe esperar hemólisis entre 1 y 6 días después de la transfusión
ABSTRACTS

Administración de Insulina Lispro junto a electrolitos para el tratamiento de la cetoacidosis diabética en gatos

Anderson JD, Rondeau DA, Hess RS.
J Vet Intern Med. 2019 Jul;33(4):1593-1601

  • Actualmente faltan protocolos para la corrección de deficiencias de electrolitos en gatos con cetoacidosis diabética (CAD) y no existen datos acerca de la infusión intravenosa a ritmo continuo (Intravenous continuous rate infusion IVCRI) de lispro a una dosis inicial de 0.09 U / kg / h y el uso de cloruro de sodio al 0.9% (NaCl) para la reanimación con fluidos en gatos con CAD.
  • El objetivo del estudio era caracterizar el uso de IVCRI de lispro a una dosis inicial de 0.09 U / kg / h y el uso de NaCl para la reanimación, y al mismo tiempo explorar protocolos para la suplementación de electrolitos en gatos con CAD.
  • Se seleccionaron 12 gatos con CAD de una población de gatos de un hospital universitario para un estudio aleatorizado, controlado, y ciego. Se asignaron al azar 6 gatos a cada grupo, un grupo de tratamiento con insulina lispro (LITG) y un grupo de tratamiento con insulina regular (RITG). Todos los gatos recibieron reanimación con fluidos en IVCRI con NaCl. Para tratar las deficiencias de electrolitos, se utilizaron soluciones con concentraciones de electrolitos superiores a las publicadas en reportes anteriores.
  • La mediana del tiempo hasta alcanzar la concentración de glucosa en sangre (BG) <250 mg / dL fue significativamente menor en los gatos del grupo LITG (mediana de 7 horas, 2-10 horas) que el RITG (mediana de 12.5 horas, 8-20 horas; P = .02 ) Dos gatos tenían hipoglucemia no clínica (BG = 40 mg / dL). El cambio más rápido en 157 mediciones de las concentraciones de sodio corregido fue de 0.7 mmol / L / h. Las concentraciones bajas de sodio, potasio, fósforo y magnesio en suero fueron más de 3 veces más comunes que las concentraciones de estos electrolitos por encima de lo normal, a pesar de la suplementación con fluidos con altas concentraciones de electrolitos.
  • Los autores concluyen que la administración de Lispro en una dosis inicial de 0.09 U / kg / h junto a NaCl administrado para reanimación con fluidos son seguros y efectivos para el tratamiento de CAD en gatos.
ABSTRACTS

Factores pronóstico en gatos con peritonitis séptica (2002-2015): 83 casos

Scotti KM, Koenigshof A, Sri-Jayantha LSH, Kato M, Bishop M, Barr JW, Pashmakova MB.
J Vet Emerg Crit Care 2019 Oct 26

  • El objetivo del estudio era identificar los hallazgos en el examen físico, los parámetros clinicopatológicos, el tiempo hasta la cirugía, el uso empírico de antimicrobianos y los resultados del cultivo que podrían asociarse con la evolución final en gatos con peritonitis séptica (PS). Se diseñó un estudio de cohorte retrospectivo multicéntrico, que comprendió el periodo de 2002 a 2015 en 4 hospitales universitarios. Se incluyeron 83 diagnosticados con PS por citología o cultivo.
  • En total, 58 gatos (69,9%) sobrevivieron hasta el momento del alta, 1 gato fue sacrificado durante la cirugía, 20 fueron sacrificados después de la cirugía, y 4 gatos sufrieron un paro cardíaco después de la cirugía. La etiología más común de la PS fue como causa secundaria debido a perforación gastrointestinal (49.4%), seguida de PS primaria (22.3%). La concentración media de glucosa en sangre fue significativamente diferente entre los sobrevivientes y los no sobrevivientes (P = 0.006). Los gatos que recibieron la terapia antibiótica empírica apropiada tenían 4.4 veces más probabilidades de sobrevivir que los gatos que no recibieron antibióticos apropiados (P = 0.018).
  • Como ya se había documentado previamente, la PS secundaria a la fuga gastrointestinal fue la etiología más común. En esta población de gatos, los que mostraron una concentración de glucosa en sangre más alta en el momento de la presentación tuvieron un peor pronóstico. Los gatos que recibieron terapia antimicrobiana empírica adecuada tenían más probabilidades de sobrevivir.
ABSTRACTS

Evaluación de alteraciones clínico-patológicas, incluyendo algunas proporciones de leucocitos, y la tasa de supervivencia en perros con Anemia hemolítica inmunomediada transfundidos y no transfundidos: un estudio retrospectivo

G. Lubas; A.A. Medina Valentin; A. Gavazza; A. Aramonte1 P. Simcic; V. Marchetti; G. de Fe
29 ° Congreso ECVIM-CA, 2019

  • La Anemia hemolítica inmunomediada (IMHA ) es un trastorno hematológico común en perros. Puede ser primario o secundario y se caracteriza por la producción de anticuerpos anti-eritrocitarios. La IMHA requiere un abordaje diagnóstico detallado, así como un manejo terapéutico complejo que puede incluir transfusiones de sangre. Desafortunadamente, la IMHA presenta una alta tasa de mortalidad, especialmente dentro de los 15 días posteriores al inicio del proceso.

  • En este estudio retrospectivo se evaluaron, a) las alteraciones clínicas y clínico-patológicas que influyeron en la elección de realizar una transfusión de sangre en un paciente con IMHA; b) si la transfusión de sangre podría ser una posibilidad terapéutica adicional; c) la aplicación de las proporciones de leucocitos en el pronóstico.

  • Se incluyeron 67 casos de IMHA, tanto primaria como secundaria, ingresados ​​en un Hospital universitario entre mayo de 2010 y julio de 2018. Se recogieron datos acerca de la reseña del animal, la historia clínica, los signos clínicos, los parámetros clínico-patológicos y la tasa de supervivencia. Los pacientes se dividieron en dos grupos: un grupo IMHAnt (n=44) tratados con terapia inmunosupresora sola (IMHA primaria n = 36, IMHA secundaria n = 8) y otro grupo IMHAt (n=23) que además, recibieron una transfusión de sangre (principalmente concentrado de glóbulos rojos) (IMHA primaria n = 16, IMHA secundaria n = 6).

  • Los pacientes con IMHAt en comparación con los pacientes con IMHAnt (independientemente de la causa primaria o secundaria) presentaron: peores calificaciones según el Sistema de puntuación de Tokio (TSS) (Chi cuadrado, p = 0.003); unos valores más bajos de número de eritrocitos (prueba T, p = 0.039 ), de la concentración de hemoglobina (prueba T, p = 0.029) y del número de plaquetas (Mann-Withney, MW, p = 0.008); mientras tenían unos valores más altos de neutrófilos en banda (MW, p = 0.022), del ratio neutrófilos en banda / linfocitos (MW, p = 0.005), del ratio (neutrófilos / neutrófilos en banda) / linfocitos (MW, p = 0.006) y un valor más bajo del ratio linfocitos / monocitos (MW, p = 0.013). También presentaban un valor más alto de proteína C reactiva (MW, p = 0.011) y del tiempo de tromboplastina parcial activada (MW, p = 0.014) con una tasa de supervivencia más baja en el día 120 (Kaplan-Meyer, logrank, p = 0.004), pero no a los 7, 15 y 30 días. Las transfusiones de sangre se realizaron en función de la gravedad de los signos clínicos y clínico-patológicos.

  • En este estudio, los pacientes con IMHAt mostraron una enfermedad más grave, en base al TSS, una afección inflamatoria aguda mayor y más defectos de la coagulación. La alta tasa de mortalidad entre los pacientes con IMHAt a los 120 días estaba relacionada con su condición crítica, por lo que probablemente no se alcanzó el beneficio que se esperaba con la transfusión de sangre. Sin embargo, no se puede descartar un vínculo entre las transfusiones de sangre y los peores signos clínicos relacionados en los pacientes con IMHAt. Finalmente, esta es la primera vez que se evalúan las proporciones de leucocitos en perros afectados por IMHA hasta el momento, y se manifiesta que son unos marcadores útiles de inflamación aguda y que podrían tener algún valor pronóstico.

ABSTRACTS

Evaluación retrospectiva de la gravedad y el pronóstico asociados con las anormalidades del potasio sérico en perros y gatos que se presentaron a un servicio de urgencias veterinarias (Enero 2014- Agosto 2015)

Hoehne SN, Hopper K, Epstein SE.
J Vet Emerg Crit Care. 2019 Sep 3

  • El objetivo del estudio era determinar las enfermedades, la gravedad y los signos clínicos concurrentes asociados con anormalidades del potasio sérico en perros y gatos que se presentaron a un servicio de urgencias veterinarias, así como la mortalidad asociada. Se realizó un estudio descriptivo retrospectivo de más de 20 meses de duración en un hospital universitario.  Se revisaron 1916 visitas de perros y 525 de gatos.
  • Se valoraron los registros médicos de pacientes con una concentración de potasio sérico medida dentro de las 24 horas posteriores al ingreso. La hipocalemia y la hipercalemia se definieron como una concentración de potasio sérico < 3.5 mEq / L y > 5 mEq / L, respectivamente. Se revisaron las enfermedades asociadas y los factores de riesgo fisiopatológicos para las anomalías del potasio en cuanto a las categorías moderadas a graves <3 mEq / L o ≥6 mEq / L respectivamente. Se evaluó la mortalidad asociada con normocalemia, discalemia leve y moderada a severa.
  • La prevalencia general de la concentración anormal de potasio sérico fue del 27% en perros y del 40% en gatos. La Hipocalemia moderada a severa y la hipercalemia estaban presentes en el 3% de los perros y el 8% de los gatos, y el 2% de los perros y el 7% de los gatos, respectivamente. La hipocalemia moderada a severa se asoció con mayor frecuencia con enfermedad gastrointestinal (48% de los perros y el 44% de los gatos), mientras que la hipercalemia moderada a severa se asoció con mayor frecuencia con enfermedad del tracto urinario (60% de los perros y el 97% de los gatos). Los perros con hipocalemia y los perros y gatos con hipercalemia (P <0.001) tuvieron una mortalidad significativamente mayor que aquellos con normocalemia. Los perros con hipocalemia e hipercalemia leves (P <0,0001) tuvieron mayor mortalidad que los perros con normocalemia, pero esto no se evidenció en gatos.
  • La discalemia fue común en esta población de estudio y se asoció con una mayor mortalidad. Las anormalidades de potasio de moderadas a graves fueron poco frecuentes en esta población y ocurrieron con mayor frecuencia en animales con enfermedad del tracto gastrointestinal y urinario.
ABSTRACTS

Evaluación retrospectiva de las indicaciones y seguridad y efectos de las transfusiones de plasma fresco congelado en 36 gatos (2014 – 2018)

Mansi ET, Waldrop JE, Davidow EB.
J Feline Med Surg. 2019 Oct 2

  • Los objetivos de este estudio fueron clasificar las indicaciones, los riesgos, los efectos sobre los tiempos de coagulación y la evolución de gatos que recibieron transfusiones de plasma fresco congelado (FFP) en la práctica clínica veterinaria. Se llevó a cabo un estudio retrospectivo de transfusiones de FFP administradas en dos hospitales de referencia desde 2014 a 2018. Se revisaron los formularios con los detalles de la administración de las transfusiones y los registros médicos. Se recopiló información sobre la indicación, la condición subyacente, los tiempos de coagulación y los signos de las reacciones a la transfusión. También se valoró la evolución a los siete días después de la administración de FFP en los que había estos datos disponibles.
  • Un total de 36 gatos recibieron 54 transfusiones de FFP. El 94% de los gatos recibieron FFP para el tratamiento de una coagulopatía. Había resultados de las pruebas de coagulación antes y después de la administración de FFP en 20 gatos. Dieciocho de estos gatos habían mejorado los tiempos de coagulación después de recibir 1-3 unidades de FFP. Ocho de los 36 gatos tuvieron posibles reacciones a la transfusión (14.8% de 54 transfusiones de FFP). Estas reacciones incluyeron signos respiratorios (n = 4), fiebre (n = 2) y signos gastrointestinales (n = 2). A 5 de los 8 gatos con posibles reacciones se les habían administrado glóbulos rojos concentrados al mismo tiempo. La tasa de mortalidad general durante la hospitalización fue del 29,7%, con un 52,8% (n = 19/36) de gatos confirmados que estaban con vida 7 días después del alta.
  • Este estudio retrospectivo muestra que las transfusiones de FFP mejoran los tiempos de coagulación en los gatos. Las reacciones a la transfusión suponen un riesgo, y deben valorarse las relaciones riesgo-beneficio antes de la administración, así como monitorizar las posibles reacciones. En los gatos de este estudio, las transfusiones de FFP parecían tener un riesgo tolerable considerando el beneficio sobre los tiempos de coagulación prolongados.
ABSTRACTS

Asociación entre la anemia hemolítica inmunomediada (IMHA) y la pancreatitis aguda en perros

Gianesini; M. Drigo; A. Zoia
29º Congreso ECVIM-CA, 2019 G.

  • En humanos, ratas y gatos existen evidencias que sugieren que la pancreatitis aguda es una complicación de la hemólisis, incluida la hemólisis que ocurre en la anemia hemolítica inmunomediada (IMHA). Este estudio investiga la asociación entre IMHA y pancreatitis en perros. 
  • Se diseñó un estudio retrospectivo que incluyó 3 grupos de 95 perros emparejados por edad, raza y estado sexual: perros con IMHA (grupo-1), perros clínicamente sanos (grupo-2), perros enfermos sin IMHA (grupo- 3). Los criterios para incluir los perros en el grupo 1 eran un hematocrito <30% (intervalo de referencia [RI], 38.6–54.5%) y test de Coomb’s positivo. El diagnóstico de pancreatitis aguda se basó en concentraciones de amilasa y lipasa por encima del rango de referencia (> 1101 mg / dl y > 725 mg / dl, respectivamente), concentración de Proteína C reactiva > 3.0 mg / dl (RR, 0.01–0.22), y anorexia y / o vómitos. Se comparó la frecuencia de la pancreatitis entre los tres grupos. Los perros con IMHA con y sin pancreatitis tuvieron un seguimiento de 7 días, después de la admisión. Cuando algún perro con IMHA sin pancreatitis desarrolló pancreatitis, se cambió al grupo IMHA con pancreatitis y también con un seguimiento de 7 días después del evento de pancreatitis. Se calculó la hemoglobina plasmática libre (Hbpf) en los perros con IMHA con pancreatitis (en el momento del diagnóstico de pancreatitis) y sin pancreatitis (en el momento de la presentación) (Hbfp = Hbtot - [RBC x CHCM x MCV] / 1000) y se comparó entre los grupos. Mediante el análisis de curva ROC se trató de identificar el mejor valor de corte de Hbfp para discriminar a los perros IMHA con y sin pancreatitis. Se calculó el riesgo relativo (RR) de desarrollar pancreatitis en perros con IMHA y ≥ el índice de Youden de la concentración de Hbfp. Finalmente, se evaluó la mortalidad a los 7 días entre perros IMHA con y sin pancreatitis. 
  • En la presentación, la frecuencia de pancreatitis fue significativamente (p = 0.0013) mayor en perros con IMHA (12/95) en comparación con los perros control (0/95 grupo-2 y 5/95 grupo-3, respectivamente). Durante el período de seguimiento de 7 días, otros 9 perros con IMHA desarrollaron pancreatitis. Los perros IMHA con pancreatitis (n = 21) tuvieron una Hbpf significativamente (p = 0.0067) más alta (mediana = 0.17 g / dL, rango, 0.0– 1.55) en comparación con los perros IMHA sin pancreatitis (n = 74; mediana = 0.0 g / dL, rango, 0.0–2.89). El índice de Youden para Hbpf fue de 0.08 g / dL (sensibilidad = 61.9%, especificidad = 75.7%; AUC = 0.672, IC 95%, 0.569-0.765; p = 0.0096). En perros con IMHA, una concentración de Hbpf ≥0.08 g / dL resultó en un mayor riesgo de pancreatitis (RR = 2.54, IC 95%, 1.51–4.29). No hubo diferencias en la mortalidad (p = 0.211) entre perros IMHA con (8/21) y sin (18/74) pancreatitis. 
  • Los autores sugieren que los perros con IMHA tienen un mayor riesgo de pancreatitis. Varios perros desarrollaron pancreatitis después de ser diagnosticados con IMHA, esto puede sugerir que IMHA puede causar pancreatitis y que la Hbfp podría ser un desencadenante de esta pancreatitis.
ABSTRACTS

Los perros con síndrome de diarrea hemorrágica aguda que no reciben antibióticos tienen un buen pronóstico a pesar de una alta pucntuación AHDS inicial e inflamación sistémica

F.S. Moberg; C.R. Bjørnvad; C. Lorentzen; N.M. Zyskind; L.R. Jessen;
29 ° Congreso ECVIM-CA, 2019

El síndrome de diarrea hemorrágica aguda (AHDS) en perros, se trata a menudo con antibióticos debido al riesgo potencial de translocación bacteriana del tracto gastrointestinal al torrente sanguíneo. Sin embargo, estudios recientes indican que los antibióticos no son siempre necesarios. De acuerdo con las guías danesas de uso de antibióticos para animales de compañía del 2012, no se recomiendan los antibióticos para el tratamiento de rutina de AHDS, sino que solo están indicados en perros hospitalizados con afección general grave y signos de inflamación sistémica (SIRS) / sepsis.

  • El objetivo de este estudio fue evaluar la gravedad de la enfermedad y el resultado final en perros hospitalizados con diarrea hemorrágica aguda que no recibieron antibióticos.
  • Se diseñó un estudio retrospectivo, observacional basado en la información obtenida de registros médicos de perros con diarrea hemorrágica aguda de etiología desconocida, hospitalizados en el Hospital Universitario durante el período febrero 2014 a octubre 2018. Para cada paciente, se valoró su reseña, enfermedades concurrentes, la clínica de la enfermedad en el momento de la hospitalización y durante los días consecutivos, el tratamiento antes y durante la hospitalización, los días de hospitalización / eutanasia y los resultados de laboratorio. La enfermedad clínica se calificó de acuerdo con el sistema de puntuación AHDS de 0 a 18 y se registraron el número de criterios de SIRS (taquicardia [HR> 120], taquipnea [RR> 40], hiper o hipotermia [T> 39.0 ° C o <37.5 ° C ], leucocitosis [WBC> 18 x 109 / L], leucopenia [WBC < 5 x 109 / L], neutrófilos en banda y / o hipoglucemia [glucosa <4 mmol / L]). Se excluyeron 162 perros debido a la sospecha de enfermedad inducida por fármacos (vacuna (s) [N = 4], anestésicos [N = 5], corticosteroides o AINE [N = 81]), cuerpo extraño alimentario (N = 5) o tratamiento con antibióticos durante la hospitalización (N = 128). Se incluyeron 128 perros donde no se encontró una causa obvia de la diarrea y que solo recibieron tratamiento de soporte (fluidoterapia intravenosa N = 128; antieméticos N = 98; gastroprotectores N = 107). 
  • El 98% (125/128) de los perros sobrevivió al alta. Dos perros fueron sacrificados debido a limitaciones financieras y la renuencia del propietario a continuar con el tratamiento debido a la edad avanzada y un perro braquicéfalo sufrió una crisis respiratoria con paro respiratorio que no respondió a la reanimación. Los 125 perros sobrevivientes fueron hospitalizados durante un promedio de 1.7 días (rango 1-4 días) con una puntuación media de AHDS de 12 en el momento de la hospitalización (rango 4-16). La puntuación media de AHDS después de 24 horas de hospitalización fue de 5,5 (rango 0-14). El 29% (37/128) de los perros cumplieron ≥ 2 SIRS criterios durante la hospitalización. Ninguno de los 128 perros presentó desviación izquierda degenerativa de los neutrófilos. 
  • Los resultados de este estudio sugieren que la terapia antimicrobiana en perros con diarrea hemorrágica aguda no es siempre necesaria, incluso cuando se cumplen 2 o más criterios de SIRS.