Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Urgencias y cuidados intensivos

ABSTRACTS

Factores de riesgo, características y evolución de síndrome de dificultad respiratoria aguda en perros y gatos:54 casos

J Vet Emerg Crit Care 2019 Mar;29(2):173-179
Boiron L, Hopper K, Borchers A.

  • Este estudio trata de caracterizar las características clínicas del síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA), los factores de riesgo y el resultado final en perros y gatos. Además, también trata de evaluar los criterios clínicos actuales para el diagnóstico de SDRA comparándolos con los hallazgos en necropsia.
  • Se diseñó un estudio retrospectivo con 54 animales, 46 perros y 8 gatos.  Se revisaron las historias clínicas de los pacientes con diagnóstico de SDRA según los criterios clínicos consensuados anteriormente o el diagnóstico en necropsia. Se registraron  datos acerca de la reseña del animal,  hallazgos clínicos y resultados. Los animales se agruparon de acuerdo con un diagnóstico clínico o de necropsia: a 43/54 (80%) se les diagnosticó SDRA según los criterios clínicos (grupo 1) y a 11/54 (20%) se les diagnosticó SDRA según únicamente la necropsia (grupo 2). 
  • En el grupo 1, 22/43 (51%) se les realizó una necropsia, que confirmó SDRA en 12/22 (54%). En perros, las causas directas (pulmonares) de SDRA fueron más comunes que las causas indirectas, mientras que los gatos tuvieron una incidencia similar de causas directas e indirectas. En perros, los factores de riesgo más comunes identificados fueron la neumonía por aspiración (42%), el síndrome de respuesta inflamatoria sistémica (SIRS) (29%) y el shock (29%). Todos los gatos diagnosticados clínicamente con SDRA tenían SIRS ( Síndrome de respuesta inflamatoria sitémica) con o sin sepsis. De los anales con diagnóstico clínico de SDRA, el 49% recibió ventilación mecánica y el 58% recibió tratamiento (con o sin ventilación mecánica) durante 24 horas o más. La tasa general de mortalidad fue del 84% en perros y del 100% en gatos.
  • Al igual que se describe en la literatura humana, la neumonía fue el factor de riesgo más común en perros con SDRA, mientras que en gatos fue el SIRS. La alta tasa de mortalidad y la discrepancia entre el diagnóstico clínico y los hallazgos de la necropsia podrían destacar las limitaciones de los criterios clínicos para el diagnóstico de SDRA y por lo tanto, para el tratamiento, en perros y gatos.
ABSTRACTS

Uso del factor recombinante estimulante de colonias de granulocitos caninos para aumentar el número de leucocitos en perros con infección natural por Parvovirus Canino

Armenise A, Trerotoli P, Cirone F, De Nitto A, De Sario C, Bertazzolo W, Pratelli A, Decaro N.
Vet Microbiol. 2019 Apr;231:177-182

  • El parvovirus canino (CPV) es una de las causas más importantes de mortalidad en perros jóvenes y no existe un tratamiento específico. Ya que la leucopenia prolongada aumenta considerablemente el riesgo de muerte en los cachorros infectados, en este estudio se investigan algunas estrategias para contrarrestar esta disminución.
  • El objetivo del estudio es comparar resultados en cachorros con infección natural de CPV y tratados con el factor recombinante estimulante de colonias de granulocitos caninos (rcG-CSF), junto a la terapia de rutina, con cachorros infectados de manera similar pero no tratados con rcG-CSF.
  • Se realizó un ensayo clínico prospectivo no aleatorizado en 62 cachorros infectados por CPV con recuentos leucocitarios <3000 células / ?l y se seleccionaron dos grupos diferentes en base a un enfoque no aleatorizado. Los perros del grupo A (31/62) recibieron 5 ?g / Kg de rcG-CSF diariamente desde el día de hospitalización hasta que los leucocitos alcanzaron el rango de referencia (3-5 días) y el grupo B (31/62) recibió 1 ml de inyección de placebo.
  • Todos los perros en el grupo A se recuperaron, mientras que 5 perros en el grupo B murieron. El tratamiento con rcG-CSF demostró un efecto estadísticamente significativo en los recuentos de glóbulos blancos (p <0,0001) y, sorprendentemente, también en los recuentos de linfocitos y monocitos (p <0,0001). No hubo un efecto significativo del tratamiento sobre el recuento de neutrófilos (p = 0,5502).
  • En este estudio se destaca que, aunque los linfocitos y los monocitos no son un objetivo específico para rcG-CSF, el protocolo con rcG-CSF utilizado puede mejorar los parámetros hematológicos respecto a los perros no tratados. Se detectó un claro aumento en el número de leucocitos, como se ha descrito en humanos tratados con la molécula homóloga.

 

ABSTRACTS

Gastritis enfisematosa canina y felina puede diferenciarse del enfisema gástrico clínicamente en base a signos clínicos y hallazgos de imagen: 5 casos

Thierry F, Ferreira MF, Paterson GK, Liuti T, Del-Pozo J.
Vet Radiol Ultrasound. 2019 Mar;60(2):136-144

  • La neumatosis gástrica es un hallazgo de imagenología, definido como la presencia de focos de gas en la pared gástrica. En los seres humanos, esta característica puede deberse a una de dos entidades clínicas diferentes: gastritis enfisematosa potencialmente mortal o enfisema gástrico clínicamente benigno.
  • Este estudio retrospectivo de series de casos describe las características clínicas y de imagen en cinco animales diagnosticados con neumatosis gástrica espontánea sin la presencia de dilatación gástrica-vólvulo. Se identificaron tres casos caninos y dos felinos de neumatosis gástrica espontánea en exámenes radiográficos y ecográficos.
  • Además de la neumatosis gástrica, un perro y dos gatos presentaron signos sistémicos concomitantes como letargo, hematemesis, anemia o leucocitosis. Estos animales se eutanasiaron debido a un deterioro clínico y el diagnóstico de gastritis enfisematosa. Dos perros permanecieron asintomáticos o presentaron signos gastrointestinales leves. En dos perros y un gato se describió gas venoso portal intrahepático, y en un perro, neumoperitoneo. Estas características no fueron consideradas clínicamente significativas. La neumatosis gástrica de los dos perros sin signos sistémicos se resolvió durante el tratamiento médico sin tratamiento con antibióticos. Estos últimos casos fueron interpretados como consistentes con enfisema gástrico.
  • Los hallazgos del estudio actual indicaron que puede ocurrir la neumatosis gástrica sin dilatación gástrica-vólvulo en perros y gatos y que una combinación de características clínicas y de imagen puede ayudar a diferenciar entre la gastritis enfisematosa potencialmente mortal y el enfisema gástrico relativamente benigno. Se necesitarían más estudios para determinar la etiología y los factores de riesgo asociados con estas condiciones.

 

ABSTRACTS

Estudio multicéntrico para la investigación de trastornos de la hemostasis en 15 perros con Pancreatitis Aguda:

Nielsen L, Holm J Rozanski E Meola D, Price LL, de Laforcade A.
J Vet Emerg Crit Care 2019 Apr 29

  • El objetivo de este estudio era caracterizar los perfiles hemostáticos en perros con pancreatitis aguda.
  • Se diseñó un estudio prospectivo y observacional en centros de referencia y se incluyeron 15 perros con pancreatitis aguda que se diagnosticaron y evaluaron entre el 1 de diciembre de 2011 y el 1 de junio de 2012. Se recogieron muestras de sangre en el momento del ingreso y se midieron el número de plaquetas, hematocrito, tromboelastografía (TEG), antitrombina, tiempo de protrombina, tiempo de Tromboplastina parcial activada, dímeros D, factor von Willebrand y concentraciones de fibrinógeno. Se compararon los valores obtenidos con los intervalos de referencia procedentes de perros sanos
  • En base a los resultados de la TEG, los perros con pancreatitis aguda eran globalmente hipercoagulables en comparación con los intervalos de referencia. Los perros con pancreatitis aguda tenían los valores de dímeros D (1.144 ?g / L frente a 251 ?g / L [6264.5 vs 1374.5 nmol / L]; P = 0.001), fibrinógeno (837 vs 232 mg / dL [8.37 vs 2.32 g / L] ; P <0,001), y factor de von Willebrand (92,9% frente a 65,1%; P = 0,02), significativamente más altos, y los valores de antitrombina (85,7% frente a 120%; P <0,001) y valores de tiempo de protrombina (3,8 vs 7,6 segundos; P < 0.001) significativamente más bajos que los intervalos de referencia.
  • En el estudio se concluye que en perros con pancreatitis aguda existe evidencia de hipercoagulabilidad según las pruebas de laboratorio. La TEG puede ser útil en perros con pancreatitis aguda para controlar la respuesta al tratamiento y orientar las intervenciones terapéuticas.
ABSTRACTS

Evaluación rápida don examen físico en gatos disneicos: el estudio RAPID CAT (Rapid assessment with physical examination in dyspnoeic cat)

Dickson D, Little CJL, Harris J, Rishniw M.
J Small Anim Pract. 2018 Feb;59(2):75-84

  • El objetivo de este estudio era determinar la prevalencia de la enfermedad subyacente en la disnea aguda felina y examinar al mismo tiempo, si los hallazgos en la historia clínica y en exámenes clínicos podían diferenciar entre la disnea aguda cardíaca y la no cardíaca en gatos en la clínica de atención primaria.
  • De forma prospectiva, se registraron los gatos que por primera vez presentaban disnea a una clínica de atención primaria entre el 1 de junio de 2011 y el 31 de octubre de 2016. Se recopilaron datos clínicos, históricos y de reseña del animal mediante un formulario estándar. Los casos fueron evaluados por los veterinarios que los atendieron en la primera visita y luego fue confirmado por los autores. Se excluyeron los registros que carecían de datos críticos. Se examinaron las relaciones entre variables históricas o clínicas y la etiología de la disnea considerando disnea cardíaca y no cardíaca.
  • En el estudio se incluyeron 108 gatos y se llegó a un diagnóstico definitivo en 92 casos; 60 fueron cardíacos (65%), 15 respiratorios (16%), 10 neoplásicos (11%) y 7 traumáticos (8%). De los gatos con disnea cardíaca, el 25% habían tenido antecedentes de tos. El ritmo de galope, una temperatura rectal inferior a 37,5 ° C, una frecuencia cardíaca superior a 200 lpm y una frecuencia respiratoria superior a 80 por minuto fueron útiles para predecir la disnea cardíaca. A partir de estos datos, se diseñó un algoritmo que utilizaba la combinación de estos resultados para optimizar el diagnóstico rápido de una posible disnea cardíaca.
  • Los autores concluyen que es probable que los gatos disneicos que se presentan en la práctica con hipotermia, taquicardia, ritmo de galope o taquipnea profunda tengan una causa cardíaca subyacente a su disnea. Aunque el diagnóstico requiere confirmación, en base a estos hallazgos, los veterinarios podrían ya estratificar el riesgo y priorizar el tipo de procedimiento de investigación adicional.
ABSTRACTS

Biomarcadores cardiovasculares en perros con síndrome de respuesta inflamatoria sistémica

Gommeren K, Desmas I, Garcia A, Clercx C, Mc Entee K, Merveille AC, Peeters D.
J Vet Emerg Crit Care (San Antonio). 2019 Apr 29

  • El objetivo de este estudio era medir las concentraciones del péptido natriurético NT-proBNP y la concentración de troponina T cardíaca (cTnT) en perros hospitalizados para relacionar estos marcadores con afecciones subyacentes y evaluar su potencial como marcadores pronósticos en perros con el síndrome de respuesta inflamatoria sistémica (SIRS: systemic inflammatory response syndrome).
  • Se llevó a cabo un estudio prospectivo, observacional de perros admitidos en el servicio de urgencias de un hospital veterinario universitario. Se estudiaron prospectivamente 69 perros con SIRS. La edad del paciente varió de 5 meses a 15 años, y el peso varió de 5,5 a 75 kg. Se obtuvieron muestras de sangre en el momento de la admisión, y durante la hospitalización hasta el darles el alta o la muerte, y en los que se les dio el alta, también en una visita de "control" (T1m) al menos 1 mes después del alta.  
  • Un total de 44 pacientes sobrevivieron, 19 de los cuales tuvieron visitas de control. Las concentraciones de cTnT fueron significativamente más altas en T12h, T24h y T72h que en T0 y T1m. En 28 perros, se detectó cTnT durante la hospitalización, mientras que, durante en las visitas de control, no se detectó cTnT en ningún perro. Las concentraciones más altas de cTnT se asociaron negativamente con la supervivencia, independientemente de la categoría de la enfermedad. Las concentraciones de NT-proBNP fueron significativamente más altas en T24, T72 y T120 que en T0, T6h, T12h y T1m, pero no se asociaron con la supervivencia.
  • Los autores concluyen que las concentraciones de NT-proBNP y cTnT aumentan significativamente en perros con SIRS, independientemente del proceso de la enfermedad subyacente. En este estudio, los perros no sobrevivientes mostraron concentraciones de cTnT significativamente mayores durante la hospitalización.
ABSTRACTS

Impactación colónica en perros: un estudio retrospectivo de 58 casos (1996-2014)

Tzimtzimis E, Papazoglou L, Patsikas M, Tsioli V, Kouti V, Konstantinidis A, Rallis T.
J Small Anim Pract. 2019 Apr 2

  • El objetivo del estudio era describir los hallazgos clínicos, el manejo y el resultado final de la impactación colónica en perros e informar de la efectividad del tratamiento médico.
  • De forma retrospectiva, se revisaron los registros médicos de un hospital veterinario, se detectaron 58 perros con impactación colónica y se contactó telefónicamente con los propietarios para evaluar el resultado a largo plazo.
  • Un total de 29 perros (50%) eran de raza mixta, y 45 (78%) eran machos enteros. La edad media de presentación fue de 7 años y el peso corporal medio fue de 22 kg. El grado de distensión radiográfica del colon no se estimó que estaba relacionado con el resultado a largo plazo. En total, 55 perros (95%) recibieron tratamiento médico incluyendo enemas solos, laxantes hiperosmóticos y / o formadores de volumen y / o lubricantes, enemas combinados con laxantes o enemas y / o laxantes combinados con evacuación manual de material fecal bajo anestesia. El tiempo medio de supervivencia de los 58 perros fue de 2 años. En general, 36 de los 41 perros con seguimiento a largo plazo disponible tuvieron un resultado favorable.
  • Los autores concluyen que el tratamiento médico de la impactación colónica en perros con un solo agente o una combinación de agentes tiene una alta tasa de éxito. La dilatación colónica marcada no es necesariamente indicativa de megacolon en perros
ABSTRACTS

Hallazgos ecográficos de un presunto edema de la pared gástrica en 14 perros con pancreatitis

Murakami M, Heng HG, Lim CK, Parnell NK, Rancilio NJ, Lin TL, Sola M.
J Vet Intern Med. 2019 Apr 22.

El edema de la pared gástrica no está todavía descrito como una complicación de la pancreatitis aguda en perros.

El objetivo de este estudio era describir las características ecográficas del engrosamiento de la pared gástrica en perros con pancreatitis aguda.

Se realizó una búsqueda retrospectiva en los registros médicos de un hospital universitario entre el periodo 2014 a 2016 para identificar perros con evidencia ecográfica de pancreatitis aguda, con aumento del grosor de la pared gástrica (> 5 mm) y con diagnóstico clínico de pancreatitis aguda. Se incluyeron 14 perros. Se registraron los cambios en la pared gástrica, como el grosor, el aspecto de las capas, la ecogenicidad, la distribución de las lesiones y los cambios perigástricos. Si estaban disponibles, también se registraron la exploración ecográfica seriada y los hallazgos histopatológicos.

  • El grosor medio de la pared gástrica fue de 9.9 ± 4.0 mm (SD). En 2 perros se observó una pérdida completa de capas de pared y en 12 perros se observó engrosamiento de la capa submucosa, observando en 5 de ellos un engrosamiento concurrente de la capa muscular. La ecogenicidad de la capa submucosa engrosada se valoró como hiperecoica intermedia El engrosamiento fue focal en 12 perros y adyacente al páncreas enfermo. En ecografías de seguimiento, 3 perros mostraron una resolución del engrosamiento de la pared gástrica (rango 3-28 días). A un perro se le realizó la necropsia y se confirmó histológicamente un edema de la pared gástrica.
  • Los hallazgos de este estudio indicaron que el engrosamiento de la pared gástrica, presumiblemente debido a un edema, podría ser una complicación de la pancreatitis aguda en perros

 

ABSTRACTS

Complicaciones asociadas a la colocación de un tubo esofágico para alimentación en 248 gatos

Breheny CR, Boag A, Le Gal A, Hõim SE, Cantatore M, Anderson D, Nuttall T, Chandler ML, Gunn-Moore DA.
J Vet Intern Med. 2019 Apr 18

  • Los tubos de alimentación esofágica se usan frecuentemente para proporcionar nutrición enteral a los gatos, pero su uso está asociado con algunos efectos adversos.
  • El objetivo del estudio era evaluar las complicaciones asociadas con la colocación de tubos esofágicos en gatos e identificar los factores que predisponen a complicaciones.
  • Se realizó una revisión retrospectiva de casos referidos a 2 centros de referencia y se identificaron los registros médicos de gatos a los que se les colocaron tubos esofágicos. Se incluyeron un total de 248 gatos. Se recopilaron datos clínicos acerca de la reseña del animal, la indicación clínica, método de colocación, tiempo de extracción y cualquier complicación.
  • Para aquellos gatos que sobrevivieron y se dieron de alta, los tubos estuvieron colocados durante una mediana de 11 días, con un rango de 1 a 93 días. En el 35,8% de los casos hubo complicaciones, siendo el más común el desmontaje del tubo (14.5%), seguido de las infecciones del lugar del estoma (12.1%). Los gatos que recibieron glucocorticoides o agentes oncolíticos (OR = 3,91; IC del 95%, 1,14-13,44) y con secreción en el sitio del estoma (OR = 159,8; IC, 18.9-1351) tuvieron mayores probabilidades de desarrollar una infección en el sitio del estoma, mientras que aquellos con menor peso (OR = 1.33; IC 95%, 1.02-1.75) o trastorno pancreático [OR = 4.33; IC 95%, 1.02-18.47], neoplásico [OR = 15.44; IC 95%, 3.67-65.07], respiratorio [OR = 19.66; IC 95%, 2.81-137.48], urogenital [OR = 5.78; IC 95%, 1.15-28.99], y enfermedades infecciosas [OR = 11.57; IC 95%, 2.27-58.94]) tuvieron una mayor probabilidad de muerte. La duración de tiempo del tubo en el sitio y dar de alta al gato con el tubo colocado no se asociaron con un mayor riesgo de infección o muerte.
  • En base a estos resultados, los autores sugieren que se debe informar a los propietarios sobre los riesgos potenciales involucrados en la colocación de un tubo esofágico y sus factores predisponentes
ABSTRACTS

Pancreatitis aguda y lesión renal aguda en perros

Gori E, Lippi I, Guidi G, Perondi F, Pierini A, Marchetti V.
Vet J. 2019 Mar;245:77-81

  • La pancreatitis aguda y la lesión renal aguda son comorbilidades bien documentadas en medicina humana. Los perros que durante la hospitalización desarrollan una lesión renal aguda tienen tasas de mortalidad significativamente más altas que los que no lo hacen.
  • El objetivo de este estudio fue evaluar la prevalencia de lesión renal aguda en perros con pancreatitis aguda y el valor pronóstico que pueden ofrecer diversos parámetros clínico-patológicos. Se identificaron retrospectivamente 75 casos de pancreatitis aguda presentados entre enero de 2012 y junio de 2016. El diagnóstico de pancreatitis aguda se basó en dos o más de los siguientes signos clínicos: dolor abdominal, diarrea, vómitos o anorexia / falta de apetito, no existencia de otra enfermedad abdominal extra pancreática en la ecografía abdominal y prueba de SNAP cPL anormal. El diagnóstico de lesión renal aguda se basó en las guías de la Sociedad Internacional de Interés Renal. Los perros fueron clasificados en sobrevivientes y no sobrevivientes. En el momento de ingreso, se evaluaron la creatinina sérica, urea, amilasa, calcio total, colesterol total, proteína C reactiva, número de leucocitos y presencia de neutrófilos de banda, así como el cálculo del índice de gravedad clínica. Se compararon los datos clínicos y clínico-patológicos entre sobrevivientes y no sobrevivientes.
  • Un índice de gravedad clínica ≥6.5 se asoció con un mal resultado final (P = 0.0011). Las concentraciones séricas de urea y creatinina en el momento del ingreso fueron significativamente más bajas en los sobrevivientes que en los no sobrevivientes (P <0,0001 y P = 0,0002, respectivamente). En 17/65 perros (26,2%) se diagnosticó lesión renal aguda y se asoció con una mala evolución (P <0,0001). La oligoanuria se asoció con una mala evolución (p = 0,0294).
  • Los autores concluyen que un elevado del índice de gravedad clínica y la azotemia en perros con pancreatitis aguda se asocian con un mayor riesgo de mortalidad. La lesión renal aguda puede ser una comorbilidad de la pancreatitis aguda canina. La presencia de oligoanuria se asocia con una mala evolución.