Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Urgencias y cuidados intensivos

ABSTRACTS

Factores pronóstico en gatos con peritonitis séptica (2002-2015): 83 casos

Scotti KM, Koenigshof A, Sri-Jayantha LSH, Kato M, Bishop M, Barr JW, Pashmakova MB.
J Vet Emerg Crit Care 2019 Oct 26

  • El objetivo del estudio era identificar los hallazgos en el examen físico, los parámetros clinicopatológicos, el tiempo hasta la cirugía, el uso empírico de antimicrobianos y los resultados del cultivo que podrían asociarse con la evolución final en gatos con peritonitis séptica (PS). Se diseñó un estudio de cohorte retrospectivo multicéntrico, que comprendió el periodo de 2002 a 2015 en 4 hospitales universitarios. Se incluyeron 83 diagnosticados con PS por citología o cultivo.
  • En total, 58 gatos (69,9%) sobrevivieron hasta el momento del alta, 1 gato fue sacrificado durante la cirugía, 20 fueron sacrificados después de la cirugía, y 4 gatos sufrieron un paro cardíaco después de la cirugía. La etiología más común de la PS fue como causa secundaria debido a perforación gastrointestinal (49.4%), seguida de PS primaria (22.3%). La concentración media de glucosa en sangre fue significativamente diferente entre los sobrevivientes y los no sobrevivientes (P = 0.006). Los gatos que recibieron la terapia antibiótica empírica apropiada tenían 4.4 veces más probabilidades de sobrevivir que los gatos que no recibieron antibióticos apropiados (P = 0.018).
  • Como ya se había documentado previamente, la PS secundaria a la fuga gastrointestinal fue la etiología más común. En esta población de gatos, los que mostraron una concentración de glucosa en sangre más alta en el momento de la presentación tuvieron un peor pronóstico. Los gatos que recibieron terapia antimicrobiana empírica adecuada tenían más probabilidades de sobrevivir.
ABSTRACTS

Evaluación de alteraciones clínico-patológicas, incluyendo algunas proporciones de leucocitos, y la tasa de supervivencia en perros con Anemia hemolítica inmunomediada transfundidos y no transfundidos: un estudio retrospectivo

G. Lubas; A.A. Medina Valentin; A. Gavazza; A. Aramonte1 P. Simcic; V. Marchetti; G. de Fe
29 ° Congreso ECVIM-CA, 2019

  • La Anemia hemolítica inmunomediada (IMHA ) es un trastorno hematológico común en perros. Puede ser primario o secundario y se caracteriza por la producción de anticuerpos anti-eritrocitarios. La IMHA requiere un abordaje diagnóstico detallado, así como un manejo terapéutico complejo que puede incluir transfusiones de sangre. Desafortunadamente, la IMHA presenta una alta tasa de mortalidad, especialmente dentro de los 15 días posteriores al inicio del proceso.

  • En este estudio retrospectivo se evaluaron, a) las alteraciones clínicas y clínico-patológicas que influyeron en la elección de realizar una transfusión de sangre en un paciente con IMHA; b) si la transfusión de sangre podría ser una posibilidad terapéutica adicional; c) la aplicación de las proporciones de leucocitos en el pronóstico.

  • Se incluyeron 67 casos de IMHA, tanto primaria como secundaria, ingresados ​​en un Hospital universitario entre mayo de 2010 y julio de 2018. Se recogieron datos acerca de la reseña del animal, la historia clínica, los signos clínicos, los parámetros clínico-patológicos y la tasa de supervivencia. Los pacientes se dividieron en dos grupos: un grupo IMHAnt (n=44) tratados con terapia inmunosupresora sola (IMHA primaria n = 36, IMHA secundaria n = 8) y otro grupo IMHAt (n=23) que además, recibieron una transfusión de sangre (principalmente concentrado de glóbulos rojos) (IMHA primaria n = 16, IMHA secundaria n = 6).

  • Los pacientes con IMHAt en comparación con los pacientes con IMHAnt (independientemente de la causa primaria o secundaria) presentaron: peores calificaciones según el Sistema de puntuación de Tokio (TSS) (Chi cuadrado, p = 0.003); unos valores más bajos de número de eritrocitos (prueba T, p = 0.039 ), de la concentración de hemoglobina (prueba T, p = 0.029) y del número de plaquetas (Mann-Withney, MW, p = 0.008); mientras tenían unos valores más altos de neutrófilos en banda (MW, p = 0.022), del ratio neutrófilos en banda / linfocitos (MW, p = 0.005), del ratio (neutrófilos / neutrófilos en banda) / linfocitos (MW, p = 0.006) y un valor más bajo del ratio linfocitos / monocitos (MW, p = 0.013). También presentaban un valor más alto de proteína C reactiva (MW, p = 0.011) y del tiempo de tromboplastina parcial activada (MW, p = 0.014) con una tasa de supervivencia más baja en el día 120 (Kaplan-Meyer, logrank, p = 0.004), pero no a los 7, 15 y 30 días. Las transfusiones de sangre se realizaron en función de la gravedad de los signos clínicos y clínico-patológicos.

  • En este estudio, los pacientes con IMHAt mostraron una enfermedad más grave, en base al TSS, una afección inflamatoria aguda mayor y más defectos de la coagulación. La alta tasa de mortalidad entre los pacientes con IMHAt a los 120 días estaba relacionada con su condición crítica, por lo que probablemente no se alcanzó el beneficio que se esperaba con la transfusión de sangre. Sin embargo, no se puede descartar un vínculo entre las transfusiones de sangre y los peores signos clínicos relacionados en los pacientes con IMHAt. Finalmente, esta es la primera vez que se evalúan las proporciones de leucocitos en perros afectados por IMHA hasta el momento, y se manifiesta que son unos marcadores útiles de inflamación aguda y que podrían tener algún valor pronóstico.

ABSTRACTS

Evaluación retrospectiva de la gravedad y el pronóstico asociados con las anormalidades del potasio sérico en perros y gatos que se presentaron a un servicio de urgencias veterinarias (Enero 2014- Agosto 2015)

Hoehne SN, Hopper K, Epstein SE.
J Vet Emerg Crit Care. 2019 Sep 3

  • El objetivo del estudio era determinar las enfermedades, la gravedad y los signos clínicos concurrentes asociados con anormalidades del potasio sérico en perros y gatos que se presentaron a un servicio de urgencias veterinarias, así como la mortalidad asociada. Se realizó un estudio descriptivo retrospectivo de más de 20 meses de duración en un hospital universitario.  Se revisaron 1916 visitas de perros y 525 de gatos.
  • Se valoraron los registros médicos de pacientes con una concentración de potasio sérico medida dentro de las 24 horas posteriores al ingreso. La hipocalemia y la hipercalemia se definieron como una concentración de potasio sérico < 3.5 mEq / L y > 5 mEq / L, respectivamente. Se revisaron las enfermedades asociadas y los factores de riesgo fisiopatológicos para las anomalías del potasio en cuanto a las categorías moderadas a graves <3 mEq / L o ≥6 mEq / L respectivamente. Se evaluó la mortalidad asociada con normocalemia, discalemia leve y moderada a severa.
  • La prevalencia general de la concentración anormal de potasio sérico fue del 27% en perros y del 40% en gatos. La Hipocalemia moderada a severa y la hipercalemia estaban presentes en el 3% de los perros y el 8% de los gatos, y el 2% de los perros y el 7% de los gatos, respectivamente. La hipocalemia moderada a severa se asoció con mayor frecuencia con enfermedad gastrointestinal (48% de los perros y el 44% de los gatos), mientras que la hipercalemia moderada a severa se asoció con mayor frecuencia con enfermedad del tracto urinario (60% de los perros y el 97% de los gatos). Los perros con hipocalemia y los perros y gatos con hipercalemia (P <0.001) tuvieron una mortalidad significativamente mayor que aquellos con normocalemia. Los perros con hipocalemia e hipercalemia leves (P <0,0001) tuvieron mayor mortalidad que los perros con normocalemia, pero esto no se evidenció en gatos.
  • La discalemia fue común en esta población de estudio y se asoció con una mayor mortalidad. Las anormalidades de potasio de moderadas a graves fueron poco frecuentes en esta población y ocurrieron con mayor frecuencia en animales con enfermedad del tracto gastrointestinal y urinario.
ABSTRACTS

Evaluación retrospectiva de las indicaciones y seguridad y efectos de las transfusiones de plasma fresco congelado en 36 gatos (2014 – 2018)

Mansi ET, Waldrop JE, Davidow EB.
J Feline Med Surg. 2019 Oct 2

  • Los objetivos de este estudio fueron clasificar las indicaciones, los riesgos, los efectos sobre los tiempos de coagulación y la evolución de gatos que recibieron transfusiones de plasma fresco congelado (FFP) en la práctica clínica veterinaria. Se llevó a cabo un estudio retrospectivo de transfusiones de FFP administradas en dos hospitales de referencia desde 2014 a 2018. Se revisaron los formularios con los detalles de la administración de las transfusiones y los registros médicos. Se recopiló información sobre la indicación, la condición subyacente, los tiempos de coagulación y los signos de las reacciones a la transfusión. También se valoró la evolución a los siete días después de la administración de FFP en los que había estos datos disponibles.
  • Un total de 36 gatos recibieron 54 transfusiones de FFP. El 94% de los gatos recibieron FFP para el tratamiento de una coagulopatía. Había resultados de las pruebas de coagulación antes y después de la administración de FFP en 20 gatos. Dieciocho de estos gatos habían mejorado los tiempos de coagulación después de recibir 1-3 unidades de FFP. Ocho de los 36 gatos tuvieron posibles reacciones a la transfusión (14.8% de 54 transfusiones de FFP). Estas reacciones incluyeron signos respiratorios (n = 4), fiebre (n = 2) y signos gastrointestinales (n = 2). A 5 de los 8 gatos con posibles reacciones se les habían administrado glóbulos rojos concentrados al mismo tiempo. La tasa de mortalidad general durante la hospitalización fue del 29,7%, con un 52,8% (n = 19/36) de gatos confirmados que estaban con vida 7 días después del alta.
  • Este estudio retrospectivo muestra que las transfusiones de FFP mejoran los tiempos de coagulación en los gatos. Las reacciones a la transfusión suponen un riesgo, y deben valorarse las relaciones riesgo-beneficio antes de la administración, así como monitorizar las posibles reacciones. En los gatos de este estudio, las transfusiones de FFP parecían tener un riesgo tolerable considerando el beneficio sobre los tiempos de coagulación prolongados.
ABSTRACTS

Asociación entre la anemia hemolítica inmunomediada (IMHA) y la pancreatitis aguda en perros

Gianesini; M. Drigo; A. Zoia
29º Congreso ECVIM-CA, 2019 G.

  • En humanos, ratas y gatos existen evidencias que sugieren que la pancreatitis aguda es una complicación de la hemólisis, incluida la hemólisis que ocurre en la anemia hemolítica inmunomediada (IMHA). Este estudio investiga la asociación entre IMHA y pancreatitis en perros. 
  • Se diseñó un estudio retrospectivo que incluyó 3 grupos de 95 perros emparejados por edad, raza y estado sexual: perros con IMHA (grupo-1), perros clínicamente sanos (grupo-2), perros enfermos sin IMHA (grupo- 3). Los criterios para incluir los perros en el grupo 1 eran un hematocrito <30% (intervalo de referencia [RI], 38.6–54.5%) y test de Coomb’s positivo. El diagnóstico de pancreatitis aguda se basó en concentraciones de amilasa y lipasa por encima del rango de referencia (> 1101 mg / dl y > 725 mg / dl, respectivamente), concentración de Proteína C reactiva > 3.0 mg / dl (RR, 0.01–0.22), y anorexia y / o vómitos. Se comparó la frecuencia de la pancreatitis entre los tres grupos. Los perros con IMHA con y sin pancreatitis tuvieron un seguimiento de 7 días, después de la admisión. Cuando algún perro con IMHA sin pancreatitis desarrolló pancreatitis, se cambió al grupo IMHA con pancreatitis y también con un seguimiento de 7 días después del evento de pancreatitis. Se calculó la hemoglobina plasmática libre (Hbpf) en los perros con IMHA con pancreatitis (en el momento del diagnóstico de pancreatitis) y sin pancreatitis (en el momento de la presentación) (Hbfp = Hbtot - [RBC x CHCM x MCV] / 1000) y se comparó entre los grupos. Mediante el análisis de curva ROC se trató de identificar el mejor valor de corte de Hbfp para discriminar a los perros IMHA con y sin pancreatitis. Se calculó el riesgo relativo (RR) de desarrollar pancreatitis en perros con IMHA y ≥ el índice de Youden de la concentración de Hbfp. Finalmente, se evaluó la mortalidad a los 7 días entre perros IMHA con y sin pancreatitis. 
  • En la presentación, la frecuencia de pancreatitis fue significativamente (p = 0.0013) mayor en perros con IMHA (12/95) en comparación con los perros control (0/95 grupo-2 y 5/95 grupo-3, respectivamente). Durante el período de seguimiento de 7 días, otros 9 perros con IMHA desarrollaron pancreatitis. Los perros IMHA con pancreatitis (n = 21) tuvieron una Hbpf significativamente (p = 0.0067) más alta (mediana = 0.17 g / dL, rango, 0.0– 1.55) en comparación con los perros IMHA sin pancreatitis (n = 74; mediana = 0.0 g / dL, rango, 0.0–2.89). El índice de Youden para Hbpf fue de 0.08 g / dL (sensibilidad = 61.9%, especificidad = 75.7%; AUC = 0.672, IC 95%, 0.569-0.765; p = 0.0096). En perros con IMHA, una concentración de Hbpf ≥0.08 g / dL resultó en un mayor riesgo de pancreatitis (RR = 2.54, IC 95%, 1.51–4.29). No hubo diferencias en la mortalidad (p = 0.211) entre perros IMHA con (8/21) y sin (18/74) pancreatitis. 
  • Los autores sugieren que los perros con IMHA tienen un mayor riesgo de pancreatitis. Varios perros desarrollaron pancreatitis después de ser diagnosticados con IMHA, esto puede sugerir que IMHA puede causar pancreatitis y que la Hbfp podría ser un desencadenante de esta pancreatitis.
ABSTRACTS

Los perros con síndrome de diarrea hemorrágica aguda que no reciben antibióticos tienen un buen pronóstico a pesar de una alta pucntuación AHDS inicial e inflamación sistémica

F.S. Moberg; C.R. Bjørnvad; C. Lorentzen; N.M. Zyskind; L.R. Jessen;
29 ° Congreso ECVIM-CA, 2019

El síndrome de diarrea hemorrágica aguda (AHDS) en perros, se trata a menudo con antibióticos debido al riesgo potencial de translocación bacteriana del tracto gastrointestinal al torrente sanguíneo. Sin embargo, estudios recientes indican que los antibióticos no son siempre necesarios. De acuerdo con las guías danesas de uso de antibióticos para animales de compañía del 2012, no se recomiendan los antibióticos para el tratamiento de rutina de AHDS, sino que solo están indicados en perros hospitalizados con afección general grave y signos de inflamación sistémica (SIRS) / sepsis.

  • El objetivo de este estudio fue evaluar la gravedad de la enfermedad y el resultado final en perros hospitalizados con diarrea hemorrágica aguda que no recibieron antibióticos.
  • Se diseñó un estudio retrospectivo, observacional basado en la información obtenida de registros médicos de perros con diarrea hemorrágica aguda de etiología desconocida, hospitalizados en el Hospital Universitario durante el período febrero 2014 a octubre 2018. Para cada paciente, se valoró su reseña, enfermedades concurrentes, la clínica de la enfermedad en el momento de la hospitalización y durante los días consecutivos, el tratamiento antes y durante la hospitalización, los días de hospitalización / eutanasia y los resultados de laboratorio. La enfermedad clínica se calificó de acuerdo con el sistema de puntuación AHDS de 0 a 18 y se registraron el número de criterios de SIRS (taquicardia [HR> 120], taquipnea [RR> 40], hiper o hipotermia [T> 39.0 ° C o <37.5 ° C ], leucocitosis [WBC> 18 x 109 / L], leucopenia [WBC < 5 x 109 / L], neutrófilos en banda y / o hipoglucemia [glucosa <4 mmol / L]). Se excluyeron 162 perros debido a la sospecha de enfermedad inducida por fármacos (vacuna (s) [N = 4], anestésicos [N = 5], corticosteroides o AINE [N = 81]), cuerpo extraño alimentario (N = 5) o tratamiento con antibióticos durante la hospitalización (N = 128). Se incluyeron 128 perros donde no se encontró una causa obvia de la diarrea y que solo recibieron tratamiento de soporte (fluidoterapia intravenosa N = 128; antieméticos N = 98; gastroprotectores N = 107). 
  • El 98% (125/128) de los perros sobrevivió al alta. Dos perros fueron sacrificados debido a limitaciones financieras y la renuencia del propietario a continuar con el tratamiento debido a la edad avanzada y un perro braquicéfalo sufrió una crisis respiratoria con paro respiratorio que no respondió a la reanimación. Los 125 perros sobrevivientes fueron hospitalizados durante un promedio de 1.7 días (rango 1-4 días) con una puntuación media de AHDS de 12 en el momento de la hospitalización (rango 4-16). La puntuación media de AHDS después de 24 horas de hospitalización fue de 5,5 (rango 0-14). El 29% (37/128) de los perros cumplieron ≥ 2 SIRS criterios durante la hospitalización. Ninguno de los 128 perros presentó desviación izquierda degenerativa de los neutrófilos. 
  • Los resultados de este estudio sugieren que la terapia antimicrobiana en perros con diarrea hemorrágica aguda no es siempre necesaria, incluso cuando se cumplen 2 o más criterios de SIRS.
ABSTRACTS

¿El derrame pleural protege contra el tromboembolismo arterial en la insuficiencia cardíaca congestiva felina?

F. Busato; A. Zoia; M. Drigo
29 ° Congreso ECVIM-CA, 2019

  • El tromboembolismo aórtico (TEA) es una complicación cardíaca frecuente en gatos, y el agrandamiento de la aurícula izquierda (LA) se considera un factor de riesgo. En perros, en todos los tipos de derrames pleurales hay una activación de la coagulación seguida de fibrinólisis, y los perros con derrame pleural de cualquier tipo o con ascitis secundaria a insuficiencia cardíaca congestiva (CHF) muestran una mayor fibrinólisis sistémica, lo que podría disminuir la formación de coágulos.
  • El objetivo de este estudio fue determinar si los gatos cardiópatas con derrame pleural tenían menos probabilidades de desarrollar tromboembolismo aórtico (TEA) que los gatos sin derrame pleural.
  • Se diseñó un estudio transversal que evaluó retrospectivamente a gatos con enfermedad cardíaca evaluados entre 2004 y 2018. A todos los gatos incluidos se les habían realizado una evaluación ecocardiográfica completa y radiografías torácicas. Los gatos se dividieron en 3 grupos: sin CHF (grupo 1), con edema pulmonar cardiogénico (grupo 2) y con derrame pleural (grupo 3) y se comparó la frecuencia de TEA entre los grupos. El diámetro de LA y la relación LA / aorta (LA: Ao) se comparó entre gatos con y sin TEA y también entre los 3 grupos En el estudio se incluyeron 629 gatos (grupo 1 = 420, grupo 2 = 71 y grupo 3 = 138).
  • En el momento de la presentación 61 gatos tenían TEA, lo que indica una prevalencia general del 9,7%. La LA en gatos con TEA (20.16 ± 4.48 mm) fue significativamente (t = 8.90, p <0.001) más grande que en gatos sin TEA (15.23 ± 4.7). La ratio LA: Ao en gatos con TEA (2.25 ± 0.49) fue significativamente (t = 8.16, p <0.001) mayor que en gatos sin TEA (1.68 ± 0.52). La frecuencia del TEA fue estadísticamente (χ2 = 47.29, p <0.001) diferente entre los 3 grupos (grupo 1, 30/420 [7.1%]; grupo 2, 23/71 [32.4%]; grupo 3, 8/138 [5.8 %]). La LA estaba aumentada significativamente (F = 79.3, p <0.001) en los gatos del grupo 2 (19.80 ± 5.31 mm) y el grupo 3 (18.17 ± 3.97 mm) en comparación con el grupo 1 (14.20 ± 3.38 mm), mientras que no hubo diferencias significativas entre los grupos 2 y 3. La ratio LA: Ao estaba aumentada significativamente (F = 66.6, p <0.001) en los gatos del grupo 2 (2.24 ± 0.55) y el grupo 3 (2.10 ± 0.51) en comparación con el grupo 1 (1.53 ± 0.43), mientras que no hubo diferencias significativas entre los grupos 2 y 3.
  • Como era de esperar, los gatos de este estudio con CHF (con edema pulmonar o derrame pleural) presentaron una LA más grande en comparación con los gatos sin CHF. Además, los gatos con TEA también mostraron una LA más grande en comparación con los gatos sin TEA. Sin embargo, cuando hay derrame pleural, el TEA es menos frecuente, a pesar de un haber agrandamiento de la LA.
ABSTRACTS

Estudio prospectivo de reacciones de hipersensibilidad clínica después de la administración intravenosa de albúmina sérica humana al 5% en 40 gatos en estado crítico

Vigano F, Blasi C, Carminati N, Giudice E.
Top Companion Anim Med. 2019 Jun;35:38-41

  • Este estudio prospectivo evalúa la aparición de reacciones de hipersensibilidad clínica tanto inmediatas como tardías en 40 gatos hipoalbuminémicos críticos durante y después de una administración intravenosa de albúmina sérica humana (HSA) al 5%. También se valoraron 20 gatos hipoalbuminémicos en estado crítico sin exposición conocida a HSA (grupo control) para destacar cualquier signo clínico relacionado con la enfermedad subyacente que pudiera similar la existencia de reacciones de hipersensibilidad.
  • La administración de 10-20 ml / kg de HSA al 5% a razón de 2 ml / kg / h en gatos críticos no condujo a signos clínicos de reacciones de hipersensibilidad de tipo I y III en los días 0, 7, 14, 21 y 28, a diferencia de algunos hallazgos en estudios anteriores en gatos con la administración de HSA al 25%.
ABSTRACTS

Investigación de la concentración sérica de cortisol como potencial marcador de pronóstico en perros hospitalizados: un estudio observacional prospectivo en un hospital veterinario de atención primaria

Yuki M, Aoyama R, Hirano T, Tawada R, Ogawa M, Naitoh E, Kainuma D, Nagata N.
BMC Vet Res. 2019 May 24;15(1):170

  • Aunque el número perros enfermos tratados en hospitales es muy significativo, existe cierto desconocimiento en los marcadores pronósticos en perros.
  • El objetivo de este estudio fue investigar la capacidad de la concentración sérica de cortisol (SCC) para predecir el pronóstico de perros enfermos.
  • Una vez excuidos perros que requerían cirugías, perros con datos insuficientes, los que se les dio el alta en menos de 24 horas y los perros con medicaciones o enfermedades que pudieran afectar las concentraciones de cortisol, se incluyó un conjunto de 67 perros con enfermedades que requerían tratamiento hospitalario. Se les midió los recuentos de neutrófilos y linfocitos, la concentración de glucosa en sangre y la SCC, a las 0 y 24 h después de la hospitalización. Se averiguó la supervivencia durante 30 días desde el momento de la hospitalización y los perros se dividieron en un grupo de sobrevivientes y un grupo de no sobrevivientes.
  • En general, el recuento de neutrófilos a las 24 h, la SCC a las 24 h, el incremento de la SCC de 0 a 24 h (Inc-SCC) y la tasa del incremento de la SCC de 0 a 24 h (R-Inc-SCC) fueron significativamente mayores en el grupo de no sobrevivientes que en el grupo de sobrevivientes. El área bajo los valores de la curva ROC para el recuento de neutrófilos a las 24 h, la SCC a las 24 h, el Inc-SCC y la R-Inc-SCC fue de 0,695, 0,72, 0,63 y 0,66, respectivamente. Usando el área más alta bajo el valor de la curva ROC, la sensibilidad y la especificidad de la SCC a un nivel de corte de 6.6 μg / dL para predecir la mortalidad fueron 89.5 y 61.9%, respectivamente. Además, las curvas de Kaplan-Meier confirmaron una influencia pronóstica significativa de la SCC a las 24 h.
  • Los autores concluyen que la SCC como marcador de estrés es un biomarcador útil para predecir el pronóstico de los perros con enfermedades que requieren tratamiento hospitalario.
ABSTRACTS

Evaluación retrospectiva de factores asociados con el grado de esofagitis, tratamiento, y evolución en perros que se presentaron para la extracción de cuerpos extraños esofágicos (2004-2014):114 casos

Bongard AB, Furrow E, Granick JL.
J Vet Emerg Crit Care (San Antonio). 2019 Aug 26

  • El objetivo de este estudio era caracterizar una población de perros que se presentaron para la extracción de cuerpos extraños esofágicos y evaluar los factores asociados con el grado de esofagitis y complicaciones menores y mayores que existieron. 
  • Se hizo una evaluación retrospectiva de los perros que se sometieron a extracción de un cuerpo extraño esofágico entre enero de 2004 y diciembre de 2014 de la base de datos de un Hospital universitario. Los datos recopilados de 114 perros incluyeron reseña del animal, historia clínica, signos clínicos, hallazgos del examen físico, duración y ubicación del cuerpo extraño, grado de esofagitis, éxito de extracción de cuerpo extraño, colocación de sonda de alimentación y resultados clínicos. Se contactó a los propietarios para obtener algunos datos de resultados no disponibles en el registro médico. Los datos se analizaron para la predisposición de raza, si la duración o el tipo de cuerpo extraño se asociaba con el grado de esofagitis o las complicaciones, y los factores asociados con la colocación de la sonda de alimentación.
  • La tasa de éxito general para la extracción de cuerpos extraños mediante esofagoscopia fue del 95% con una tasa de complicaciones del 22%. Los perros de raza pequeña estaban sobrerrepresentados. Los perros con la presencia de un cuerpo extraño durante> 24 h tuvieron significativamente más probabilidades de tener esofagitis grave (P <0.001) y complicaciones mayores (P = 0.0044). El tipo de cuerpo extraño no predijo el grado de esofagitis o complicaciones, aunque los anzuelos mostraron una mayor probabilidad de requerir extirpación quirúrgica (P = 0.033). Se colocaron sondas de alimentación (15 gastrostomía, 1 nasoesofágica) en el 14% de los perros y la probabilidad de colocar las sondas fue mayor si el cuerpo extraño estuvo presente durante más de 24 h (P <0,001).
  • Los resultados de este estudio concuerdan con estudios previos en que los cuerpos extraños esofágicos, adecuadamente identificados y extirpados endoscópicamente, tienen un buen pronóstico, particularmente si han estado presentes durante ≤24 h