Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Urología

ABSTRACTS

Cambios en la función renal y tiroidea después de la tiroidectomía bilateral en gatos

Covey HL, Chang YM, Elliott J, Syme HM.
J Vet Intern Med. 2019 Feb 13

  • El hipotiroidismo iatrogénico podría empeorar el pronóstico de los gatos con enfermedad renal crónica (ERC) azotémica después de la tiroidectomía. Es sabido que las concentraciones variables de tiroxina influyen en la utilidad de la creatinina para evaluar la función renal y hay un número limitado de estudios sobre la dimetilarginina simétrica (SDMA) en gatos con cambios en el estado de la tiroides.
  • El objetivo del estudio es evaluar si el estado de la tiroides es estable 6 meses después de la tiroidectomía y que la SDMA y la creatinina se asocian linealmente sin ser influenciadas por la concentración total de tiroxina (tT4). Se realizaron búsquedas en los registros electrónicos de 2 centros veterinarios utilizando el término "tiroidectomía" y se detectaron 81 gatos que se habían sometido a una tiroidectomía bilateral. Se llevó a cabo un análisis transversal retrospectivo que evaluaba las concentraciones de hormona tiroidea de 68 gatos en los 6 meses posteriores a la cirugía y un estudio longitudinal del estado de la tiroides en 23 gatos con> 18 meses de seguimiento posterior a la tiroidectomía. Se evaluaron las asociaciones de peso corporal, tT4 y concentraciones de creatinina en la concentración de SDMA.
  • Se pudo realizar seguimiento dentro de los 6 meses a 68 gatos. Quince gatos (22%) tenían hipertiroidismo persistente o recurrente y 33 gatos (49%) tenían hipotiroidismo. A 23 gatos eutiroideos / hipotiroideos se les pudo realizar un seguimiento a largo plazo (595-1955 días); 4 gatos (17%) permanecieron hipotiroideos, 19 gatos (83%) eran eutiroideos (a menudo de forma transitoria) y 9 gatos (44%) desarrollaron hipertiroidismo recurrente. La SDMA y la creatinina se asociaron linealmente, pero los gatos hipertiroideos tuvieron concentraciones más altas de SDMA, en relación con la creatinina (p = 0,003).
  • El estudio concluye que, durante años después de la tiroidectomía bilateral, los gatos tienen cambios en la función tiroidea, con una alta incidencia de hipertiroidismo recurrente. Tanto la SDMA como la creatinina se ven afectadas por las concentraciones de tiroxina, y el efecto es mayor en los gatos hipertiroideos
ABSTRACTS

Frecuencia de bacteriuria en perros con enfermedad renal crónica: un estudio retrospectivo de 201 casos

Lamoureux A, Da Riz F, Cappelle J, Boulouis HJ, Benchekroun G, Cadoré JL, Krafft E, Maurey C.
J Vet Intern Med. 2019 Feb 14

  • Ciertos estudios están demostrando una mayor prevalencia de cultivos de orina positivos (PUC) en gatos con enfermedad renal crónica (ERC) y no existe ese tipo de información en perros. El objetivo de este estudio es documentar la frecuencia de PUC en una cohorte de perros con ERC, determinar los factores de riesgo de PUC e identificar asociaciones entre los datos clínico-patológicos y PUC.
  • Se llevó a cabo un estudio retrospectivo y observacional que incluyó 200 perros con ERC, enrolados en 2 hospitales universitarios, a los que se les diagnosticó enfermedad renal crónica y se realizó un cultivo en orina obtenida por cistocentesis. Se calculó la frecuencia de PUC, se realizó un análisis multivariado para identificar los factores de riesgo y se investigaron las asociaciones con los datos clínico-patológicos.
  • Un total de 75 perros (32%) con enfermedad renal crónica tenían PUC, incluidos 8 (28%) en IRIS 1 (International Renal Interest Society ); solo el 8% mostró signos de infección del tracto urinario. Escherichia coli fue el germen aislado más común (67%). Un PUC fue más probable en hembras (odds ratio [OR], 3,22; intervalo de confianza [IC] del 95%, 1,67-6,37; p <0,001) que en machos, y también en perros con isoestenuria (OR, 2,48; IC del 95%, 1,24 -5.03; P = .01) que en perros con gravedad específica de orina entre 1.013-1.024. Un valor de esterasa leucocitaria positiva y encontrar microorganismos en el análisis del sedimento urinario se asociaron significativamente con PUC (ambos P <.001).
  • Los autores concluyen que los perros con ERC, incluso en IRIS 1, tienen una alta frecuencia de PUC, siendo la mayoría de los casos asintomáticos. Se podría considerar el realizar un cultivo de orina rutinariamente en la evaluación de los perros con ERC, pero la relevancia clínica de PUC sigue siendo desconocida y se necesitaría alguna evaluación adicional.

 

ABSTRACTS

Magnesio sérico total en gatos con enfermedad renal crónica con nefrolitiasis

Chacar FC, Kogika MM, Ferreira AC, Kanayama KK, Reche A.
J Feline Med Surg. 2019 Jan 29

  • Aunque el magnesio ha sido 'el ion olvidado' durante muchos años, durante la última década se ha esclarecido bastante su papel en las funciones fisiológicas esenciales y en varias enfermedades. En gatos con enfermedad renal crónica (ERC) y nefrolitiasis aún no se ha valorado la utilidad del magnesio.
  • El objetivo de este estudio fue investigar si los gatos con ERC con nefrolitiasis muestran cambios en las concentraciones séricas totales de magnesio y si los trastornos del magnesio pueden estar asociados con otras alteraciones electrolíticas, así como su valor pronóstico. También se intenta evaluar si la concentración sérica total de magnesio difiere entre los gatos con ERC con y sin nefrolitiasis.
  • Se evaluaron las concentraciones séricas totales de magnesio en 42 gatos con ERC en estadío IRIS 1-4 con nefrolitiasis. Se realizó la correlación entre el magnesio y otros electrolitos, así como un análisis de supervivencia de Kaplan-Meier. Para comparar las concentraciones de magnesio entre formadores y no formadores de urolitos, también se incluyeron 14 gatos control con ERC sin nefrolitiasis.
  • Se detectó hipermagnesemia en 16/42 (38.1%) e hipomagnesemia en 6/42 (14.3%) gatos. Las anomalías séricas de magnesio se observaron en gatos de todas las etapas y se detectó una hipermagnesemia marcada en gatos con ERC en estadio 4 con nefrolitiasis (P <0,001). Hubo una correlación negativa entre el magnesio sérico total y el calcio ionizado (r = -0.64; P <0.01), y una correlación positiva entre el magnesio sérico total y el fósforo sérico (r = 0.58, P = 0.01). Los gatos con ERC con nefrolitiasis e hipomagnesemia o hipermagnesemia tuvieron una mortalidad más alta que aquellos con una concentración sérica total de magnesio normal (P <0.01), independientemente de la etapa de la ERC. No hubo diferencias en la concentración sérica total de magnesio entre los gatos con ERC con y sin nefrolitiasis.
  • En el estudio se concluye que los gatos con ERC con nefrolitiasis muestran anomalías en el magnesio. Tanto la hipomagnesemia como la hipermagnesemia se asociaron con un aumento de la mortalidad y, por lo tanto, las anomalías séricas totales de magnesio podrían utilizarse como factores pronósticos en estos casos de ERC con nefrolitiasis.

 

ABSTRACTS

Factores de riesgo para la infección del tracto urinario por Cándida en perros y gatos

Reagan KL, Dear JD, Kass PH, Sykes JE.
J Vet Intern Med. 2019 Feb 13

  • Las infecciones del tracto urinario por Cándida ocurren tanto en perros como gatos, pero no hay datos suficientes sobre los diferentes factores de riesgo.  
  • El objetivo del estudio era identificar los factores de riesgo de candiduria en perros y gatos.
  • Se incluyeron 18 perros y 8 gatos con candiduria de forma retrospectiva. En los registros médicos se buscó un diagnóstico de Candida y se incluyeron los animales con candiduria confirmada por cultivo. Se incluyó una población control que tenían cistitis bacteriana (perros y gatos) o infección cutánea por Malassezia (solo perros).
  • La administración de fármacos antibacterianos en los 30 días anteriores al diagnóstico se asoció con candiduria en perros en comparación con los controles con cistitis bacteriana (OR 14.5; IC 95% 3.1-66.9) o con infección por Malassezia (OR 26.4; IC 95% 3.4-206.7). La administración de fármacos antibacterianos se asoció con candiduria en gatos (OR 15.7; IC del 95%: 1.9-132.3). La inmunosupresión se asoció con candiduria en perros, cuando se comparó con los controles con infección por Malassezia (OR 4.2, IC 95% 1.4-12.8), pero no significativamente cuando se comparó con perros con cistitis bacteriana (OR 2.7, IC 95% 0.9-8.0). Las enfermedades del tracto urinario inferior que no fueron infección se asociaron con candiduria en gatos (OR 6,7, IC del 95%: 1,6-27,9), pero no significativamente en perros (OR 2,5, IC del 95%: 0,7-8,7). Ni la diabetes mellitus ni el historial de hospitalización se asociaron significativamente con la candiduria en ninguna de las dos especies.
  • Los autores concluyen que la administración reciente de la terapia con medicamentos antibacterianos es un factor potencial de riesgo para el desarrollo de candiduria en perros y gatos. Se recomienda el uso juicioso de medicamentos antibacterianos que podría ayudar a prevenir la candiduria.
ABSTRACTS

Análisis clínico, histopatológico, cistoscópico y con hibridación fluorescente in situ de la uretritis proliferativa en 22 perros

Borys MA, Hulsebosch SE, Mohr FC, Watson KD, Sykes JE, Simpson KW, Westropp JL.
J Vet Intern Med. 2018 Dec 5

  • La uretritis proliferativa (PU) es una enfermedad del tracto urinario inferior en perros caracterizada por lesiones proliferativas en la uretra. La etiología de la PU es desconocida, aunque se reporta frecuentemente asociada a cistitis bacteriana. El objetivo de este estudio es comprobar si la cistitis bacteriana profunda está asociada con la PU, particularmente en perros con inflamación neutrofílica o granulomatosa. Se incluyeron 22 perros con PU y 5 perros de control eutanasiados por enfermedad no urinaria También se revisaron de forma retrospectiva, los registros médicos de perros con PU de 1986 a 2016. Se registraron las reseñas de los animales, los signos clínicos, hallazgos cistoscópicos, uso de antimicrobianos y resultados de los cultivos de orina, tejido vesical o tejido uretral, si estaban disponibles. La histopatología se revisó y clasificó como linfocítico-plasmocítica (LP), neutrófila, LP-neutrófila (LPN), granulomatosa o pleocelular. En 18 muestras de tejido (13 casos, 5 controles), se realizó hibridación fluorescente in situ (FISH) eubacteriana con evaluación posterior de las especies bacterianas.
  • En la histopatología de los 22 perros valorados, 9 tenían uretritis LP, 6 tenían LPN, en 4 era pleocelular y 3 tenían uretritis neutrofílica. Es de destacar que 7 de las 13 muestras de PU fueron FISH + para bacterias adherentes o invasivas; 1 de 5 controles también fueron FISH + para bacterias adherentes. Cinco perros tuvieron cultivos negativos de orina y tejidos cuando la FISH fue positiva. No se detectó asociación entre el tipo de inflamación uretral y los resultados del cultivo de orina y tejidos o FISH.
  • Los autores concluyen que el tipo de inflamación varió ampliamente en estos 22 casos de PU. En algunos perros, la uretritis bacteriana profunda puede contribuir al proceso inflamatorio, independientemente del tipo de inflamación. Los cultivos de orina y tejidos probablemente subestimen la colonización bacteriana de la uretra en perros
ABSTRACTS

Factores asociados con la supervivencia en perros con enfermedad renal crónica

Rudinsky AJ, Harjes LM, Byron J, Chew DJ, Toribio RE, Langston C, Parker VJ.
J Vet Intern Med. 2018 Oct 16

  • La enfermedad renal crónica (ERC) se asocia con morbilidad y mortalidad en los perros. La concentración del factor 23 de crecimiento de fibroblastos en plasma (FGF-23) es un factor predictivo independiente de la progresión y supervivencia en gatos y en personas con ERC. El objetivo de este estudio fue investigar la relación existente entre el FGF-23, la hormona paratiroidea (PTH), los metabolitos de la vitamina D y otras variables clínicas con el tiempo de supervivencia en perros con ERC. Se reclutaron 27 perros con ERC de forma prospectiva y se siguieron hasta la muerte o la conclusión del estudio. Los perros se clasificaron según la Sociedad Internacional de Interés Renal (IRIS) en la etapa 2 (n = 9), etapa 3 (n = 12) y etapa 4 (n = 6) de ERC. Los tiempos de supervivencia se calcularon a partir de la fecha de inclusión en el estudio. Se evaluaron las variables asociadas con la supervivencia, incluida la puntuación de la condición corporal (BCS), la puntuación de la condición muscular, el hematocrito, la creatinina, la etapa de la ERC, el fósforo sérico, la ratio proteínas:creatinina en orina (UPC), el producto de fósforo cálcico (CaPP), la PTH , 25-hidroxivitamina D, 1,25-dihidroxivitamina D y concentraciones de FGF-23.
  • Los índices de riesgo significativos (índice de riesgo; intervalo de confianza del 95%; valor P) fueron las siguientes: BCS <4/9 (1.579; 1.003-2.282; P = .05), atrofia muscular (2.334; 1.352-4.030; P = .01), aumento de creatinina (1.383; 1.16-1.64; .01), hiperfosfatemia (3.20; 1.357-7.548; P = .005), incremento de UPC (3.191; 1.310-7.773; P = .01), aumento de CaPP (4.092 ; 1.771-9.454; P = .003), e incrementó el FGF-23 (2.609; 1.090-6.240; P = .05). Los tiempos de supervivencia para cada etapa de IRIS CKD fueron significativamente diferentes (P = .01).
  • En base a estos resultados, los autores concluyen que existen múltiples variables previamente identificadas, como proteinuria, hiperfosfatemia, un estadio de la ERC avanzada y la composición corporal, que podrían ser marcadores pronósticos y que se asocian con la duración de la supervivencia en perros con ERC. El aumento de la concentración de FGF-23 se asoció con un mayor riesgo de muerte prematura en perros con ERC azotémica
ABSTRACTS

Características de perros con infecciones del tracto urinario por Escherichia Coli formadoras de biofilms

Kern ZT, Jacob ME, Gilbertie JM, Vaden SL, Lyle SK.
J Vet Intern Med. 2018 Aug 7

  • Las infecciones bacterianas del tracto urinario (ITU) son comunes en los animales de compañía. La creciente concienciación sobre las bacterias formadoras de biofilms suscita preocupación con respecto al diagnóstico, tratamiento y pronóstico apropiados de las infecciones urinarias asociadas con estos organismos. Los objetivos de este estudio eran (1) describir la población de perros con ITU asociadas con Escherichia coli formadora de biofilms y (2) determinar si existen diferencias clínicas entre los perros con ITUs por E. coli formadoras de biofilms y los perros con ITUs por E. coli no formadoras de biofilms. Se plantea la hipótesis de que no habría diferencias en las características de la población, pero que la formación de biofilms sería más frecuente en perros con ITU crónicas, complicadas y asintomáticas. Se seleccionaron 66 perros de diversos clientes con ITU por E. coli, y se dividieron en 2 grupos según la capacidad de formación de biofilms que tenían los aislamientos bacterianos almacenados según se evaluó mediante el ensayo de cristal violeta. Se diseñó un estudio retrospectivo y transversal en el que se revisaron los registros médicos de los perros afectados y se compararon las características de la población y la infección.
  • La mayoría (52.6%) de los aislamientos de E. coli fueron capaces de formar biofilms. La E. coli formadora de biofilms tuvo una probabilidad más baja (p <0,001) de resistencia a múltiples fármacos que la E. coli no formadora de biofilms. No se identificaron diferencias estadísticamente significativas entre la población o las características de infección de los 2 grupos de perros.
  • En el estudio se concluye que la Escherichia coli aislada de las vías urinarias caninas con frecuencia es capaz de formar biofilms. Debido a que no hay características clínicas fiables que permitan la exclusión de la formación de biofilms, se debe considerar que hay potencial de formación de biofilms cada vez que se diagnostica una ITU por E. coli. La asociación entre resistencia a los antibióticos y potencial de formación de biofilms puede afectar el tratamiento de las infecciones urinarias, aunque se requieren más investigaciones adicionales
ABSTRACTS

Efecto de la posición quirúrgica en el estado neurológico postoperatorio después de una uretrostomía perineal en gatos

Slunsky P, Brunnberg M, Loderstedt S, Haake A, Brunnberg L.
J Feline Med Surg. 2018 Nov 5

  • El objetivo de este estudio fue evaluar y cuantificar los cambios en el estado neurológico en gatos después de una uretrostomía perineal realizada en recumbencia dorsal y ventral. Se realizó un estudio prospectivo, aleatorizado que incluyó 20 gatos castrados machos con enfermedad del tracto urinario inferior felino presentados para uretrostomía perineal. La cirugía se realizó en recumbencia dorsal (grupo A) o en recumbencia ventral (grupo B). Antes de la cirugía, 24 h y 14 días después de la cirugía se examinaron la respuesta motora del tendón rotuliano, reflejos musculares músculo gastrocnemio, la retracción del miembro pélvico y los reflejos perineales, así como la presencia de dolor espinal en la región lumbosacra, la función motora de la cola y la continencia fecal.
  • Los animales tenían un peso medio de 5.07 ± 1.08 kg, con una edad media de 6.12 ± 1.85 años. El peso y la edad no eran significativamente diferentes entre los grupos A y B (ambos P = 0.897). Todos los parámetros del examen neurológico realizado antes de la cirugía se consideraron normales en ambos grupos (P = 1). La comparación entre los exámenes neurológicos (reflejo perineal y dolor espinal) antes y 24 h después de la cirugía reveló una disminución significativa de la intensidad del reflejo perineal y un aumento del dolor espinal 24 h después de la cirugía (P = 0.043 y P = 0.031, respectivamente). Sin embargo, los cambios de estos parámetros entre los grupos A y B fueron estadísticamente insignificantes (P = 0.249 y P = 0.141). Los otros parámetros (respuesta motora del tendón rotuliano, retracción de la extremidad pélvica y reflejos musculares del gastrocnemio, función motora de la cola y continencia fecal) fueron estadísticamente insignificantes (P = 1) antes de la cirugía y 24 h después de la cirugía, así como entre los grupos A y B, 24 h después de la cirugía. Los resultados de todos los parámetros probados fueron estadísticamente insignificantes (P = 1) antes de la cirugía y 14 días después de la cirugía, así como entre los grupos A y B, 14 días después de la cirugía.
  • En este estudio se verifica que, en estos gatos, la intensidad del reflejo perineal se redujo significativamente y la aparición de dolor espinal aumentó significativamente 24 h después de la cirugía. Se podría dibujar cierto paralelismo con una lesión nerviosa de bajo grado dependiente del posicionamiento que se describe en medicina humana. Sin embargo, ningún método de posicionamiento fue superior para estos parámetros evaluados del examen neurológico.

 

ABSTRACTS

Factores asociados a la cristaluria de estruvita hematúrica en gatos

Okafor CC, Pearl DL, Blois SL, Lefebvre SL, Yang M, Lund EM, Dewey CE.
J Feline Med Surg. 2018 Nov 5

  • El objetivo del estudio fue identificar los factores dietéticos, de reseña de animal, geográficos y clínicos asociados con la cristaluria de estruvita hematúrica (HSC) en una población de gatos que visitan hospitales veterinarios en los EE. UU. A partir de los registros médicos de todos los gatos examinados entre 2007 y 2011 en 790 hospitales veterinarios de EE. UU, se identificaron un total de 4032 gatos en los que se diagnosticó HSC por primera vez y 8064 gatos control sin antecedentes de hematuria o cristaluria. Las variables extraídas incluyeron edad, sexo, castrado o no, raza, dieta, resultados del análisis de orina y antecedentes de cistitis. Se estimaron asociaciones potenciales entre estas variables y HSC.
  • Se observó que los gatos jóvenes alimentados con una dieta seca tuvieron una mayor probabilidad de HSC en comparación con los gatos jóvenes alimentados con una dieta no seca. Sin embargo, a medida que aumentaba la edad, la probabilidad de HSC disminuía para gatos alimentados con una dieta seca y aumentaba para gatos alimentados con una dieta no seca. Además, las probabilidades de HSC fueron significativamente mayores cuando los gatos no estaban castrados (vs castrados; cociente de probabilidad [OR] 45.52) o tenían una condición corporal delgada (vs pesada) (OR 23.81), con diagnóstico de cistitis (OR 2.84), concentración de proteína en la orina > 30 mg / dl (OR 4,72), pH de la orina alcalino (frente a neutro) (OR 3,34), piuria (OR 23,67) o bacteriuria (OR 2,24).
  • En este estudio se proporcionan estimaciones de fuerte asociación entre la HSC y ciertas características clínicas y de la reseña en gatos. Esta información podría ayudar a los clínicos a realizar una detección más orientada de la cristaluria de estruvita en ciertas poblaciones de gatos
ABSTRACTS

Relación entre la puntuación neurológica en preoperatorio con los tiempos requeridos para recuperar la micción y la deambulación después del tratamiento quirúrgico para la extrusión del disco intervertebral toracolumbar en perros

Skytte D, Schmökel H.
J Am Vet Med Assoc. 2018 Jul 15;253(2):196-200

  • En este estudio se trata de estimar los tiempos requeridos para recuperar la micción y la deambulación después del tratamiento quirúrgico para la extrusión del disco intervertebral (IVDE) toracolumbar tipo Hansen I en perros y determinar si estas variables están asociadas a la puntuación modificada de Frankel (modified Frankel score: MFS) en el preoperatorio. Se seleccionaron de forma retrospectiva 54 perros que pesaban <20 kg y que fueron tratados quirúrgicamente para una IVDE tipo Hansen I en un hospital de referencia entre enero y diciembre de 2015. Se revisaron los registros médicos en cuanto a los datos de Tomografía Computerizada y Resonancia Magnética y se recogió información sobre la reseña del perro, tipo y duración de los signos clínicos, MFS preoperatoria, grado de compresión de la médula espinal, tipo de tratamiento médico y quirúrgico proporcionado e intervalos desde la cirugía hasta la recuperación de la micción y la deambulación.
  • El intervalo medio ± SD desde la cirugía hasta la recuperación de la micción fue de 4,1 ± 4,4 días, y el intervalo medio desde la cirugía hasta la recuperación de la ambulación fue de 13,8 ± 25,1 días. Estos intervalos difieren significativamente. Se identificaron correlaciones negativas significativas con la MFS para el intervalo de recuperación de la micción (r = -0,63) y el intervalo para recuperar la ambulación (r = -0,64). No se identificaron otras correlaciones con la recuperación de la micción y la deambulación.
  • Los autores concluyen que la cantidad de tiempo requerida para que los perros recuperen la micción y la deambulación después de la cirugía de IVDE toracolumbar se correlacionó mayormente con la gravedad preoperatoria de los signos clínicos, reflejada en las MFS preoperatorias. Esta información debería ser útil para la toma de decisiones pre y postoperatorias y el establecimiento de expectativas para los propietarios y veterinarios que tratan a los perros afectados de esta patología.