Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Urología

ABSTRACTS

Evaluación multicéntrica de la cistocentesis descompresiva en el tratamiento de gatos con obstrucción uretral.

Reineke EL, Cooper ES, Takacs JD, Suran JN, Drobatz KJ.
J Am Vet Med Assoc. 2021 Mar 1;258(5):483-492

  • El objetivo de este estudio era Investigar si la cistocentesis descompresiva (CD) facilitaba el sondaje uretral (SU) de una forma más segura en gatos con obstrucción uretral (OU).
  • Se incluyeron 88 gatos machos con obstrucción uretral que fueron asignados aleatoriamente si se les había realizado una CD antes del SU ( grupo CD; n = 44) o sólo se les había realizado el SU ( grupo SU; 44). Se monitorizó el derrame abdominal mediante exámenes ecográficos seriados de la vejiga urinaria antes de la CD y el SU o antes del SU (gatos del grupo CD y SU, respectivamente), inmediatamente después del SU, y 4 horas después del SU. La puntuación total del derrame abdominal en cada punto de tiempo osciló entre 0 (sin derrame) y 16 (derrame extenso). Se registró la facilidad del SU (puntuación de 0 [paso fácil] a 4 [imposibilidad de paso]), el tiempo de colocación de la sonda urinaria y los acontecimientos adversos.
  • No se encontraron diferencias significativas en la mediana del tiempo para colocar la sonda urinaria en los gatos del grupo SU (132 segundos), en comparación con los gatos del grupo CD (120 segundos). La mediana de la puntuación para la facilidad del SU no fue significativamente diferente entre los gatos del grupo SU (puntuación, 1; rango, 0 a 3) y los gatos del grupo CD (puntuación, 1; rango, 0 a 4). La mediana del cambio en la puntuación del derrame abdominal total desde antes del SU y la CD hasta inmediatamente después del SU fue 0 y no fue significativa en los gatos del grupo de SU (rango, -5 a 12) y en los gatos del grupo de CD (rango, -4 a 8). La mediana del cambio en la puntuación del derrame desde inmediatamente después del SU hasta 4 horas después del SU no fue significativamente diferente entre los gatos del grupo de SU (puntuación, -1; rango, -9 a 5) y los gatos del grupo de CD (puntuación, -1; rango, -7 a 5).
  • Los autores concluyen que la cistocentesis descompresiva no mejora el tiempo de colocación de la sonda urinaria ni la facilidad del sondaje uretral en gatos con obstrucción uretral.

 

ABSTRACTS

La resistencia a los antimicrobianos ha aumentado durante un periodo de 8 años en las Enterobacteriaceae aisladas en cultivos de muestras de orina canina.

Guzmán Ramos PJ, Shiel RE, Fernández Pérez C, Ríos Boeta AM, Perlado Chamizo MR, Ballester Aguado JI, Ruiz Duro N, Ortiz-Díez G.
J Small Anim Pract. 2021 Jan 18

  • Los objetivos de este estudio fueron describir la prevalencia del cultivo bacteriano urinario positivo en perros, identificar los microorganismos más comúnmente aislados y analizar los cambios en los patrones de susceptibilidad antimicrobiana a lo largo del tiempo. 
  • Se valoró una serie de casos retrospectivos utilizando los resultados de los cultivos y la susceptibilidad de muestras de orina canina recogidas entre enero de 2010 y diciembre de 2017. Se registró la presencia o ausencia de infección, la identidad de la bacteria con mayor crecimiento y el perfil de susceptibilidad para cada muestra. Se evaluaron las tendencias en la frecuencia de los cultivos positivos y la resistencia a los antimicrobianos se evaluaron mediante un modelo de regresión. Se informó de la tasa de prevalencia y del intervalo de confianza del 95% para la resistencia a cada antimicrobiano. 
  • Se identificó un cultivo de orina positivo en 771 (22,5%) de 3420 muestras. El microorganismo más comúnmente aislado fue Escherichia coli. No hubo un aumento significativo de la frecuencia de cultivos bacterianos positivos a lo largo del periodo de estudio (ratio de prevalencia 0,98; intervalo de confianza del 95%: 0,92 a 1,0). En general, se produjo un aumento de la resistencia a los antimicrobianos dentro de las Enterobacteriaceae del 5,2 al 35,6%. La prevalencia de bacterias multirresistentes varió de un año a otro a lo largo del periodo de estudio. Sin embargo, el modelo de regresión identificó un aumento significativo de la frecuencia de Enterobacteriaceae multirresistentes a lo largo de este periodo, con una media de aproximadamente un 22% al año (ratio de tasa de prevalencia 1,22, intervalo de confianza del 95%: 1,06 a 1,42). 
  • Los autores sugieren que el aumento significativo de la resistencia a los antimicrobianos observado en este estudio es preocupante y puede tener implicaciones para la salud pública y veterinaria. Deberían aplicarse medidas adecuadas, como los programas de administración de antibióticos, para hacer frente a la creciente resistencia a los antimicrobianos.
ABSTRACTS

Bacteriuria subclínica e infección del sitio quirúrgico en perros con enfermedad del ligamento cruzado craneal

Garcia C, Benitez ME, Grant DC, Barry SL.
Vet Surg. 2020 Oct;49(7):1292-1300

  • Este estudio pretende determinar la prevalencia de la bacteriuria subclínica (SBU) en perros con enfermedad del ligamento cruzado craneal (LCC), las variables clínicas y los datos clinicopatológicos asociados con la SBU, y la incidencia de las infecciones del sitio quirúrgico (SSI) en perros con y sin SBU.
  • Se diseñó un estudio de cohorte prospectivo que incluyó 155 perros con enfermedad de LCC. A los perros se les realizó un análisis de orina, un examen del sedimento y un cultivo de orina aeróbico. Se registraron la edad, la raza, el sexo, el peso corporal, la puntuación de la condición corporal, la historia clínica y los hallazgos de la exploración física. Los perros con SBU no fueron tratados con antibióticos ni para la bacteriuria ni en el postoperatorio. Todos los perros recibieron los antimicrobianos perioperatorios habituales. No se excluyeron los perros que recibieron antiinflamatorios no esteroideos. Los perros sometidos a una osteotomía fueron seguidos durante al menos 1 año para determinar la incidencia de SSI. Se evaluaron los desenlaces y las variables asociadas a la SBU.
  • La prevalencia de la SBU en los 155 perros con enfermedad del LCC fue del 6,5%. La SBU ocurrió exclusivamente en perros hembra (11,4%). La incidencia de SSI fue del 22,3% (25/112). Dos de seis perros con SBU y 23/106 perros sin SBU desarrollaron SSI. Los organismos aislados de la SSI eran diferentes de los aislados de la orina.
  • En este estudio la prevalencia de la SBU en perros con enfermedad del LCC fue similar a la de otros estudios en los que se evaluó la SBU en varias poblaciones de perros. Se concluye que un cribado y tratamiento con antibióticos de la SBU antes de realizar la osteotomía tibial para la enfermedad del LCC, podría no ser beneficioso. Se necesitarían estudios adicionales para determinar si los perros con SBU tienen un mayor riesgo de SSI.
ABSTRACTS

Evaluación de las tasas de complicaciones postoperatorias en gatos sometidos a uretrostomía perineal realizada en decúbito dorsal.

Watson MT, Roca RY, Breiteneicher AH, Kalis RH.
J Feline Med Surg. 2020 Apr;22(4):399-403

  • El objetivo era evaluar las complicaciones a corto y largo plazo en gatos sometidos a uretrostomía perineal realizada en decúbito dorsal para el tratamiento de la obstrucción uretral. Se revisaron los registros médicos y el seguimiento por el propietario de los gatos a los que se les realizó una uretrostomía perineal en posición decúbito dorsal para el tratamiento de la obstrucción uretral. La información recogida fue sobre la reseña, el motivo de presentación, el número de obstrucciones previas, el tiempo de la cirugía, y las complicaciones perioperatorias y postoperatorias.
  • No se notificaron complicaciones importantes o que pusieran en peligro la vida, como podría ser estenosis uretral, la reobstrucción, la eutanasia debido a los signos urinarios inferiores o la infección crónica del tracto urinario. Las complicaciones a corto plazo se limitaron a disuria en 2/12 (16,7%) gatos. Se disponía de seguimiento a largo plazo para 9 gatos. La complicación a largo plazo más común observada en estos gatos fue una única recurrencia de la infección del tracto urinario en 3/9 (33,3%) gatos que se resolvió tras un tratamiento corto de terapia antibiótica empírica.
  • Según estos datos, los autores sugieren que la realización de la uretrostomía perineal en decúbito dorsal es segura y podría tener ventajas con respecto al decúbito ventral sobre todo al aportar una mejor visualización, lo que permite una disección más eficiente y una mayor precisión en la aposición de los tejidos durante el cierre. Este estudio contribuye en gran medida a la reducción de la tasa de complicaciones postoperatorias.
ABSTRACTS

Efectos de la prazosina en la recurrencia de la obstrucción uretral

Hanson KR, Rudloff E, Yuan L, Mochel JP, Linklater AK.
J Feline Med Surg. 2021 Mar 22

  • El objetivo de este estudio era determinar si los gatos machos tratados con prazosina durante 7 días tras el remedio de una obstrucción uretral (OU) experimentaban menores tasas de recurrencia de la obstrucción uretral recurrente (rUO) en un periodo de 30 días frente a los tratados 7 días con placebo.
  • Todos los gatos machos castrados que se presentaron por primera vez con OU desde mayo de 2014 hasta agosto de 2017 fueron elegibles para la inscripción. Los criterios de exclusión incluían la administración de medicamentos o el paso de un catéter urinario antes de la remisión, la presencia de enfermedad cardíaca o hipertensión que requiriera medicación, el tratamiento previo con glucocorticoides, antiinflamatorios no esteroideos, prazosina o fenoxibenzamina, o la identificación radiográfica de cistolitos. Los gatos fueron tratados con protocolos estandarizados de anestesia y analgesia, manejo de catéteres urinarios permanentes estandarizados y fueron hospitalizados para su cuidado. Los gatos fueron aleatorizados para recibir prazosina (0,5 mg PO q12h durante 7 días) o placebo de forma ciega. Se realizó un seguimiento de 30 días con los propietarios por teléfono para identificar la tasa de rUO. Los gatos que no recibieron toda la medicación completa del estudio fueron eliminados del análisis.
  • Se inscribieron 80 gatos y 65 completaron el estudio; 12 fueron excluidos porque no recibieron toda la medicación del estudio. Dieciséis de los 65 gatos experimentaron rUO (25%). De los 16 gatos que experimentaron rUO, cinco habían recibido placebo (n = 5/28 [18%]) y 11 prazosina (n = 11/37 [30%]). Diez de los gatos que experimentaron rUO volvieron a bloquearse mientras estaban hospitalizados. No hubo diferencias significativas en la frecuencia de rUO en los gatos tratados con prazosina frente a placebo (P = 0,27).
  • En este estudio, la prazosina administrada a 0,5 mg PO q12h no disminuyó la tasa de rUO en esta población de gatos machos obstruidos en comparación con el grupo con placebo. Los resultados apoyan la evidencia que sugiere que la prazosina puede no ser beneficiosa en la prevención de la rUO felina.
ABSTRACTS

Valoración de un compuesto de mirtazapina transdérmica como estimulante del apetito en gatos con enfermedad renal crónica

Quimby JM, Benson KK, Summers SC, Saffire A, Herndon AK, Bai S, Gustafson DL.
J Feline Med Surg. 2020 Apr;22(4):376-383

  • El objetivo de este estudio fue evaluar las propiedades de estimulación del apetito de un compuesto genérico de mirtazapina transdérmica (MT) en gatos con enfermedad renal crónica (ERC).
  • Se realizaron dos estudios prospectivos secuenciales doblemente ciegos y controlados con placebo en gatos con propietario con ERC estable en estadio IRIS 2 o 3 y con un historial de disminución del apetito. En el primer estudio, nueve gatos con ERC fueron asignados aleatoriamente para recibir 3,75 mg/0,1 ml de gel MT o placebo en el pabellón auricular interno en días alternos durante 3 semanas; después, tras un periodo de lavado de 4 días, los gatos fueron cruzados al tratamiento alternativo de 3 semanas. En un segundo estudio, 10 gatos con ERC fueron asignados al azar para recibir 1,88 mg/0,1 ml de gel MT o placebo con el mismo programa. Se realizaron exámenes físicos y análisis bioquímicos antes y después de cada período de tratamiento, y los propietarios llevaron registros diarios del apetito, la actividad y los comportamientos alimentarios. Se midieron mediante cromatografía líquida/espectrometría de masas las concentraciones de mirtazapina en los geles de MT y las concentraciones séricas de mirtazapina.
  • La administración tanto de 3,75 mg como de 1,88 mg de MT dio lugar a un aumento estadísticamente significativo del peso (P = 0,002 para ambos), un aumento del apetito (P = 0,01 y P = 0,005, respectivamente) y un aumento de la tasa de consumo de alimentos (P = 0,03 y P = 0,008, respectivamente). No se observaron diferencias significativas en la actividad o la vocalización con ninguna de las dos dosis; sin embargo, algunos gatos experimentaron un maullido excesivo. La mediana de aumento de peso para la dosis de 3,75 mg fue de 0,22 kg (rango 0,04-0,44 kg), mientras que la mediana de aumento de peso para la dosis de 1,88 mg fue de 0,26 kg (rango -0,25 a 0,5 kg). Se observó una mejora en la puntuación de la condición corporal en 5/9 gatos en la dosis de 3,75 mg (P = 0,04) y en 6/10 gatos en la dosis de 1,88 mg (P = 0,004).
  • En los gatos de este estudio, la  mirtazapina transdérmica aumentó el apetito y produjo un aumento de peso en los gatos con ERC incluso siendo una composición inconsistente, y puede beneficiar a los gatos en los países donde no hay un producto aprobado.
ABSTRACTS

Incidencia y tratamiento del linfoma renal felino: 27 caso Williams AG, Hohenhaus AE, Lamb KE. s

Williams AG, Hohenhaus AE, Lamb KE.
J Feline Med Surg. 2021 Jan 19

  • El linfoma es la neoplasia hematopoyética felina más común. La incidencia del linfoma renal no se ha reportado como un subconjunto de una gran población de casos de linfoma felino. En estudios anteriores se ha reportado el linfoma renal tanto como entidad singular como componente de la enfermedad multicéntrica. La presentación clínica, la evaluación diagnóstica, la terapia y los resultados relacionados con el linfoma renal no se han comunicado desde Mooney et al en 1987. 
  • Este estudio retrospectivo trata de describir la incidencia del linfoma renal, los signos clínicos, el tratamiento y la supervivencia. 
  • A partir de una base de datos de gatos diagnosticados con linfoma entre enero de 2008 y octubre de 2017, se seleccionaron los gatos con linfoma renal para su análisis posterior. Los casos se clasificaron retrospectivamente según Mooney et al (1987) y Gabor et al (1998). Los datos recogidos incluían la edad, los signos clínicos, los datos clinicopatológicos, los hallazgos de diagnóstico por imagen, el/los método/s de diagnóstico del linfoma, el/los protocolo/s de tratamiento y el tiempo de supervivencia. Se realizaron análisis que comparaban la mediana de supervivencia en función del tratamiento administrado, el linfoma renal frente al linfoma multicéntrico, la afectación del sistema nervioso central, la presencia de azotemia, la anemia y el estadio IRIS (Sociedad Internacional de Interés Renal) en el momento del diagnóstico. 
  • De una población de 740 gatos con linfoma, 27 gatos tenían linfoma renal (incidencia, 3,6%), y 14 de esos gatos tenían linfoma multicéntrico. Se identificaron menos casos en estadio IV y V en este conjunto de gatos en comparación con Mooney et al; sin embargo, no todos los gatos fueron completamente estadificados. Para los gatos que murieron de forma secundaria al linfoma, la mediana de supervivencia (rango) para los gatos que recibieron corticosteroides solos en comparación con los que recibieron un protocolo basado en L-CHOP (L-asparaginasa, vincristina, ciclofosfamida, doxorrubicina, prednisolona) fue de 50 días (20-1027 días) en el grupo de corticosteroides y 203 días (44-2364 días) para el grupo de L-CHOP (P = 0,753) 
  • En este estudio, ni el estadio clínico ni otros factores fueron predictivos de la supervivencia. Se necesitarían estudios prospectivos para determinar el protocolo de quimioterapia óptimo.
ABSTRACTS

Infecciones del tracto urinario en perros con hipercortisolismo espontáneo: frecuencia, síntomas y patógenos implicados

Dupont P, Burkhardt W, Boretti F, Riond B, Reusch C, Willi B, Sieber-Ruckstuhl N.
Schweiz Arch Tierheilkd. 2020 Jul;162(7):439-450

  • Los perros con hipercortisolismo están predispuestos a desarrollar una bacteriuria asociada, con signos clínicos de cistitis o sin signos clínicos (bacteriuria subclínica). De acuerdo con las directrices actuales, los perros con bacteriuria subclínica no deben ser tratados con antibióticos porque no hay evidencia de que este tratamiento mejore los resultados y porque deben evitarse los tratamientos innecesarios. Antes de la publicación de estas directrices en 2019, los perros con hipercortisolismo y bacteriuria se trataban comúnmente con antibióticos independientemente de los signos clínicos. No existen muchos datos sobre la frecuencia de la cistitis bacteriana, la bacteriuria subclínica y el resultado del tratamiento antimicrobiano en perros con hipercortisolismo.
  • Los objetivos de este estudio fueron investigar a los perros con hipercortisolismo para detectar la presencia de cistitis bacteriana y bacteriuria subclínica, valorar los patógenos implicados y evaluar el resultado del tratamiento con antibióticos.
  • Se incluyeron 161 perros con propietario a los que se les había diagnosticado recientemente hipercortisolismo entre 2005 y 2015 y de los que se disponía de un cultivo bacteriano en orina.
  • De los 161 perros, 29 (18%) mostraron bacteriuria, que fue subclínica en 24 (83%) casos. El patógeno más comúnmente aislado fue Escherichia coli (58%). La bacteriuria no se asoció con el sexo o el estado de castración. En 14 perros, había datos de seguimiento, y 13 (93%) de ellos fueron tratados con antimicrobianos durante 14 a 28 días. El cultivo bacteriano de seguimiento (de 1 a 118 días después del cese de la terapia) fue negativo en 10 (77%) de los perros tratados. La obtención de un cultivo de seguimiento negativo no se asoció con el sexo, la edad o la duración del tratamiento. La bacteriuria persistió en tres perros tratados y en uno no tratado.
  • En este estudio, la prevalencia de cultivo urinario bacteriano positivo en perros con hipercortisolismo es menor que la reportada anteriormente. En la mayoría de los perros, la bacteriuria era subclínica. La mayoría de los perros tuvieron un resultado de cultivo bacteriano negativo después del tratamiento antimicrobiano; sin embargo, se detectaron bacterias más resistentes en la orina persistentemente positiva.
ABSTRACTS

Factores de riesgo para el crecimiento de bacterias en orina en perros con shunts portosistémicos congénitos: 66 casos (1997-2019)

Tinoco-Najera A, Steiner JM, Suchodolski JS, Lidbury JA.
J Small Anim Pract. 2021 Jan 25

  • Este estudio trata de identificar los factores de riesgo de crecimiento bacteriano urinario en perros con shunts portosistémicos congénitos confirmadas en los que se realizó un cultivo de orina cuantitativo.
  • Se diseñó un estudio transversal retrospectivo, donde se revisaron los registros médicos desde 1997 hasta 2019 y se identificaron e incluyeron 66 perros . Las variables de interés evaluadas incluyeron la edad, el sexo y el estado sexual, los signos clínicos de una infección del tracto urinario, la concentración de urea en sangre, las anomalías del análisis de orina, las anomalías ecográficas del tracto urinario y existencia de tratamientos previos.
  • La edad media de los perros era de un año (rango: 0,2-11,0 años). En 50 perros (75,7%) se identificaron anomalías en la ecografía del tracto urinario (cálculos quísticos y residuos quísticos). En el análisis de orina se identificaron piuria en 9 perros (13,6%), bacteriuria en 13 perros (19,7%) y hematuria en 26 perros (39,4%). La mediana de la gravedad específica de la orina fue de 1,021 (rango: 1,004-1,052). Dieciséis perros (24,2%) tuvieron un cultivo de orina cuantitativo positivo. Según el análisis multivariable, la bacteriuria (Odds ratio, 116; IC del 95%, 9,6-1393; P = < 0,001) fue la única variable que se asoció de forma significativa con un aumento de las probabilidades de obtener un urocultivo cuantitativo positivo.
  • El estudio concluye que en perros con shunts portosistémicos congénitos pueden ocurrir bacteriuria clínica y subclínica. En este grupo de perros, la bacteriuria fue el factor de más riesgo para el crecimiento bacteriano urinario.
ABSTRACTS

Factores de riesgo asociados a los trastornos de la homeostasis del calcio después del inicio de una dieta restringida en fósforo en gatos con enfermedad renal crónica.

Tang PK, Geddes RF, Chang YM, Jepson RE, Bijsmans E, Elliott J.
J Vet Intern Med. 2020 Dec 24

  • La restricción de fósforo en la dieta mejora la supervivencia de los gatos con enfermedad renal crónica. Sin embargo, la alimentación con una dieta restringida en fósforo puede alterar la homeostasis del calcio, lo que puede inducir hipercalcemia en algunos gatos.
  • El objetivo de este estudio era identificar los factores de riesgo asociados con el aumento de la concentración de calcio total (tCa) en plasma después de la transición a una dieta restringida en fósforo y explorar su papel en los trastornos mineral y óseo de la Insuficiencia Renal Crónica en los gatos.
  • Se planteó un estudio retrospectivo de cohorte transversal en el que se incluyeron 71 gatos geriátricos (≥9 años) eutiroideos con propietario con Insuficiencia Renal Crónica en etapas IRIS 2 a 3. Se evaluaron los cambios en la concentración de tCa en plasma en los primeros 200 días de transición de la dieta. Se exploraron los cambios en las variables clínico-patológicas asociadas con la Insuficiencia Renal Crónica a lo largo del tiempo y se trató de identificar los factores de riesgo para aumentar la concentración de tCa.
  • Las concentraciones plasmáticas más bajas de potasio (odds ratio [OR] = 1,19 (4.65 mg/dl) por cada 0,1 mmol/L (0,39mg/dl) de disminución; P = 0,003) y fosfato (OR = 1,15 (3,56mg/dl)por cada 0,1 mmol/L (0,31 mg/dl) de disminución; P = 0,01) permanecieron como factores de riesgo independientes para el aumento de la concentración plasmática de tCa. Las concentraciones de creatinina plasmática (β = 0,069 ± 0,029 mg/dL; P = 0,02), SDMA (β = 0,64 ± 0,29 μg/dL; P = 0,03), fósforo (β = 0,129 ± 0,062 mg/dL; P = 0,04), y el Factor de crecimiento fibroblástico FGF23 (β = 0,103 ± 0,035 pg/mL; P = 0,004) aumentaron significativamente en los gatos con aumentos de la concentración plasmática de tCa a lo largo del tiempo.
  • En los gatos con IRC de este estudio, una menor concentración plasmática de potasio o fósforo, o ambos, en el momento de la transición a una dieta restringida en fósforo está asociado de forma independiente con un mayor riesgo de aumento de la concentración plasmática de tCa. El aumento de la concentración plasmática de tCa se asocia con la progresión de la Insuficiencia Renal Crónica.