Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Urología

ABSTRACTS

Urolitiasis de oxalato cálcico en perros jóvenes

Saver A, Lulich JP, Van Buren S, Furrow E.
Vet Rec. 2021 Aug;189(3):e141

  • Hasta ahora no hay información sobre las características de la urolitiasis de oxalato cálcico de inicio juvenil en perros.
  • En este estudio se analizaron los urolitos de oxalato cálcico enviados al Minnesota Urolith Center entre 2012 y 2016 para identificar los procedentes de perros jóvenes (≤2 años, n = 510) o maduros (7-9 años, n = 39.093). 
  • Se compararon entre grupos la raza, el sexo, el tipo de sal del urolito y la localización del urolito. Entre las razas representadas en ambos grupo, también se compararon el sexo, el tipo de sal del urolito y la localización del urolito.
  • Los Bulldogs franceses (odds ratios [OR] = 14,7, p < 0,001) e ingleses (OR = 14,3, p < 0,001) estaban sobrerrepresentados en los perros jóvenes. Todos los Bulldogs franceses e ingleses jóvenes eran machos. En todas las razas, los perros jóvenes tenían más probabilidades de ser machos (89%, p < 0,001) que los perros maduros (79%). Los perros jóvenes también eran más propensos a formar cálculos dihidrato en comparación con los perros maduros (33% frente al 14%, respectivamente; p < 0,001). Se descubrieron diferencias de raza en cuanto al sexo, el tipo de sal del urolito y la localización del cálculo. 
  • Los autores constatan que los Bulldogs franceses e ingleses comprenden una mayor proporción de los urolitos remitidos de oxalato cálcico de perros jóvenes de lo que se esperaba en base a su rareza en los perros maduros. Deberían investigarse los factores de riesgo heredados, en particular las variantes del cromosoma X, debido a las fuertes predisposiciones de raza y sexo identificadas.
ABSTRACTS

Precisión diagnóstica de un tests rápido en muestras de orina para la detección de bacteriuria en perros con signos de enfermedad del tracto urinario inferior.

J Vet Intern Med. 2021 Feb 1
Grant DC, Nappier MT, Corrigan VK.

  • La recomendación en perros con sospecha de infección del tracto urinario (ITU) es realizar un cultivo de orina bacteriano, pero la obtención de estos resultados es costosa y tardía.
  • El objetivo de este estudio era determinar el rendimiento diagnóstico de una tira rápida de inmunoensayo (RAI) para la detección de bacteriuria utilizando orina de perros obtenida de chorro con signos clínicos de ITU inferior.
  • Se incluyeron 24 perros con propietario. Se recogió la orina y se realizó la tira en los siguientes 30 minutos. La orina en que se realizó un urocultivo aeróbico fue recogida por cistocentesis.
  • En 9/21 perros (43%) se verificó la ITU por el cultivo de orina aeróbico. Hubo 1 falso negativo y ningún falso positivo en los resultados de la tira. La sensibilidad, especificidad, valor predictivo positivo y valor predictivo negativo de la tira fueron del 89%, 100%, 100% y 92%, respectivamente.
  • Los autores concluyen que esta tira rápida es prometedora para identificar correctamente si las muestras de orina de perros con signos clínicos del tracto urinario inferior tienen o no una verdadera bacteriuria de forma rápida y barata. Deberían incluirse más pacientes en un estudio similar para determinar si el rendimiento del diagnóstico es consistente en una población más grande.
ABSTRACTS

Incontinencia urinaria felina: una serie de casos retrospectiva (2009-2019).

Mérindol I, Dunn M, Vachon C.
J Feline Med Surg. 2021 Aug 4

  • El objetivo de este estudio retrospectivo era describir la población felina presentada por incontinencia urinaria en un hospital universitario veterinario entre 2009 y 2019, con un enfoque particular en los gatos con una causa subyacente no neurológica.
  • Se evaluaron retrospectivamente las historias clínicas de los gatos diagnosticados de incontinencia urinaria. Se recogieron datos sobre la identificación, la presentación clínica, los resultados de las pruebas diagnósticas, el diagnóstico de la causa subyacente y los tratamientos. Cuando se disponía de información, se recogieron los resultados y se dividieron los seguimientos en tres rangos temporales (0-1 semana, 1 semana a 3 meses y >3 meses).
  • Se presentaron 35 gatos con incontinencia urinaria. De ellos, 18 gatos con historial médico completo presentaban incontinencia urinaria de origen no neurológico. Los signos clínicos más comunes en el momento de la presentación clínica eran pérdidas de orina en reposo (12/18), perineo manchado de orina (8/18), goteo de orina (8/18) y ausencia de micción espontánea (5/18). La causa subyacente más común fue la obstrucción uretral (67%; 12/18), y la mayoría por estenosis uretral (58%; 7/12). Otras causas fueron sospecha de inflamación (2/12), neoplasia (1/12), urolitiasis (1/12) y cuerpo extraño (1/12). En 10 gatos se les realizó cistoscopia y cistouretrografía de contraste, y en 8 de ellos se llegó al diagnóstico por estos métodos. Doce gatos con obstrucción uretral fueron sometidos a procedimientos de intervención, resultando en la resolución completa de la incontinencia en 7/12 y en mejora en 1/12. La infección del tracto urinario fue una complicación común después de 3 meses (4/18).
  • El estudio sugiere que, cuando se sospecha de incontinencia de origen no neurológico en un gato, debería considerarse la obstrucción uretral como causa. Los estudios de imagen avanzados (cistoscopia y estudios de contraste) son útiles para el diagnóstico. En este estudio hubo un buen pronóstico en los gatos sometidos a procedimientos intervencionistas sin tratamiento a largo plazo.
ABSTRACTS

El impacto de la enfermedad periodontal y los procedimientos de limpieza dental sobre los biomarcadores renales en suero y orina en perros y gatos.

Hall JA, Forman FJ, Bobe G, Farace G, Yerramilli M.
PLoS One. 2021 Jul 29;16(7)

  • El objetivo de este estudio era evaluar los beneficios y los riesgos inherentes a los procedimientos de limpieza dental, en base a ciertos biomarcadores en suero y orina para la función renal y el daño tisular, en perros y gatos.
  • En un estudio prospectivo se evaluaron 31 perros asintomáticos, en su mayoría de edad avanzada (14 machos castrados y 17 hembras ovariohisterectomizadas de varias razas de entre 3 y 14 años) y 31 gatos (19 machos castrados y 12 hembras ovariohisterectomizadas de pelo corto doméstico de entre 2 y 16 años) diagnosticados de enfermedad periodontal en el examen físico, y a los que su veterinario había recomendado una limpieza dental bajo anestesia general. De todos los animales, se recogieron muestras de suero y orina 1 semana antes, 6 horas después, y 1 semana después del procedimiento de limpieza dental. Se analizaron las muestras para los biomarcadores de la función renal [creatinina sérica (Cr), dimetilarginina simétrica (SDMA), y nitrógeno ureico en sangre (BUN), y la orina para la gravedad específica (USG) y la relación proteína:creatinina (UPC)]. También se evaluó un panel de biomarcadores de daño tisular renal [ácido β-aminoisobutírico (BAIB) en suero, y cistatina B y clusterina en orina].
  • Las muestras recogidas una semana antes de los procedimientos de limpieza dental mostraron que el aumento de la edad y la gravedad de la enfermedad dental estaban relacionados con valores anormales de biomarcadores de la función renal (edad: concentraciones elevadas de SDMA y Cr y valores de USG isostenúricos; gravedad de la enfermedad: ratios elevados de UPC), así como concentraciones elevadas de cistatina B y clusterina en orina. En las muestras recogidas directamente después del procedimiento de limpieza dental, se observó un mayor número de gatos con concentraciones elevadas de SDMA (específicamente en los gatos con mayor duración de los procedimientos dentales). La duración prolongada de los procedimientos dentales (≥60 min) se relacionó con un aumento de las concentraciones de cistatina B y clusterina en orina, mientras que los procedimientos de menor duración se relacionaron con una disminución de la cistatina B y la clusterina en orina. Las concentraciones más altas de SDMA persistieron en los gatos una semana después de los procedimientos de limpieza dental y se relacionaron con ratios elevados de UPC una semana antes de los procedimientos de limpieza.
  • Los resultados de este estudio indican una relación entre la gravedad de la enfermedad dental, la lesión del tejido renal y el deterioro de la función renal. Además, los procedimientos dentales de larga duración en gatos pueden conllevar riesgos inherentes de lesión renal y deterioro de la función renal.
ABSTRACTS

Evaluación de la progresión de la enfermedad renal crónica proteinúrica no azotemica en perros.

Miyakawa H, Ogawa M, Sakatani A, Akabane R, Miyagawa Y, Takemura N.
Res Vet Sci. 2021 May 24;138:11-18

  • La proteinuria es un reconocido factor de riesgo para la progresión de la enfermedad renal crónica (ERC) canina. Sin embargo, no se ha estudiado suficientemente el pronóstico de la ERC proteinúrica no azotemica en perros. Además, aún se desconoce el grado en el que la proteinuria debería reducirse para retrasar la progresión de la ERC.
  • Los objetivos de este estudio eran (1) identificar los factores asociados a la progresión de la enfermedad y (2) investigar el grado de proteinuria, albuminuria y presión arterial durante el curso del tratamiento asociados a la progresión mediante las ratios proteína:creatinina (UPC) y albúmina:creatinina (UAC) en orina en la ERC proteinúrica no azotemica canina.
  • Se incluyeron en el estudio 21 perros con ERC proteinúrica no azotemica. Las UPC y UAC elevadas se asociaron con la progresión de la ERC (P < 0,05). La UPC y la UAC altas promediadas en el tiempo estaban significativamente relacionadas con la progresión (P < 0,05). Los valores de corte de estos parámetros promediados en el tiempo para predecir la progresión fueron 4,1 y 2,0, respectivamente. En los perros con ERC proteinúrica no azotemica, la proteinuria y la albuminuria más graves se asociaron con la progresión.
  • Según los datos de este estudio se sugiere que, dado que las ratios UPC ≥ 4,1 y UAC ≥ 2,0 durante el tratamiento se asociaron con una progresión más rápida de la ERC proteinúrica no azotemica, estaría ya justificada la intervención terapéutica en estos valores.
ABSTRACTS

Factores clinicopatológicos asociados a la presencia de hipercapnia en el momento del ingreso en gatos hospitalizados con enfermedad renal crónica descompensada.

Donati PA, Londoño L, Benavides G, Mouly J, González S, Otero PE.
N Z Vet J. 2021 Jun 4:1-12.

  • El objetivo del estudio era evaluar las asociaciones entre algunas variables clinicopatológicas y la hipercapnia medida en gatos con enfermedad renal crónica (ERC) descompensada en el momento del ingreso en un hospital veterinario.
  • Se trata de un estudio retrospectivo y transversal de gatos (n=39) que se presentaron en un hospital veterinario de Argentina entre junio de 2015 y diciembre de 2017 con concentraciones de creatinina en sangre >1, 6 mg/dl, y resultados de ecografía abdominal compatibles con ERC. Los datos registrados incluyeron la presión parcial venosa de CO2 (PvCO2), pH sanguíneo, hematocrito y las concentraciones de glucosa, potasio, sodio, sodio corregido y calcio ionizado en sangre. Se evaluaron las asociaciones entre la presencia de hipercapnia (PvCO2 ≥ 44,7 mmHg) y las demás variables clinicopatológicas. Se comparó la duración de la hospitalización en los gatos con y sin hipercapnia
  • La población final del estudio estaba formada por 39 gatos. Once gatos (28,2%) tenían hipercapnia. En la evaluación de las asociaciones, dos variables independientes se asociaron con la presencia de hipercapnia en el momento del ingreso en gatos con ERC: la concentración de creatinina en sangre (OR=1,06 (IC del 95%=1,016-1,108); p=0,007) y el sodio corregido (OR=1,33 (IC del 95%=1,08-1,63); p=0,005). No hubo diferencias estadísticamente significativas en la duración de la estancia hospitalaria entre los dos grupos.
  • Según los datos del estudio, parece haber una asociación entre las concentraciones elevadas de creatinina y sodio corregido en sangre, y la hipercapnia en gatos con ERC. Esto sugiere que, durante la hospitalización, se requiere una evaluación minuciosa de los parámetros de gases sanguíneos y electrolitos. Se necesitarían más estudios prospectivos para evaluar los mecanismos responsables de esta asociación y la asociación de la hipercapnia con el desenlace de la enfermedad, incluyendo la mortalidad.
ABSTRACTS

Importancia clínica de la bacteriuria por Proteus mirabilis en perros, factores de riesgo y susceptibilidad antimicrobiana.

Decôme M, Cuq B, Fairbrother JH, Gatel L, Conversy B.
Can J Vet Res. 2020 Oct;84(4):252-258

  • Los objetivos de este estudio fueron describir la susceptibilidad antimicrobiana in vitro y la importancia clínica de Proteus mirabilis en la bacteriuria canina e identificar los factores de riesgo asociados a las infecciones del tracto urinario por P. mirabilis.
  • Se trata de un estudio observacional retrospectivo de 48 cultivos urinarios caninos positivos para P. mirabilis.
  • Sólo 22 de los 48 (45,8%) aislados de P. mirabilis no eran susceptibles a al menos un antimicrobiano de los probados. La mayoría de los aislados de P. mirabilis (98%) eran sensibles a la enrofloxacina, el 93,7% a la amoxicilina/ácido clavulánico y el 85,4% a la ampicilina, la cefalotina y el trimetoprim-sulfametoxazol. Se detectaron cinco aislamientos multirresistentes (10,4%). A lo largo del periodo de estudio se observó un aumento significativo de la resistencia a los antimicrobianos. Los cultivos positivos de P. mirabilis se asociaron a cistitis bacteriana en 36 de 39 perros (92,3%), a pielonefritis en 2 de 39 perros (5,1%), y un perro tuvo tanto cistitis bacteriana como pielonefritis (2,5%). No hubo bacteriuria subclínica. La mayoría de las infecciones del tracto urinario eran complicadas, ya que se identificaron factores de riesgo en 37 de los 39 perros (94,8%). Los factores de riesgo más comúnmente identificados fueron la presencia de una zona peri-vulvar contaminada con orina/heces o una vulva hipoplásica.
  • En este estudio, la bacteriuria por P. mirabilis se asoció con infecciones del tracto urinario superior e inferior y se encontró con más frecuencia en la cistitis bacteriana complicada. En los últimos 10 años se han identificado aislados multirresistente, así como un aumento de la resistencia de P. mirabilis a los antimicrobianos, pero la mayoría de los aislados siguen siendo susceptibles a los antimicrobianos de primera línea, como la amoxicilina y el trimetoprim-sulfametoxazol.
ABSTRACTS

Administración de nitrofurantoína en perros con infecciones del tracto urinario inferior: 14 casos (2013-2019)

Leuin AS, Hartmann F, Viviano K.
J Small Anim Pract. 2021 Jan;62(1):42-48

  • El objetivo de este estudio era describir el uso clínico de la nitrofurantoína en perros con propietario con infecciones del tracto urinario inferior. El objetivo principal era describir la población de pacientes, la dosis, la duración del tratamiento, el resultado y los efectos secundarios.
  • Se revisaron retrospectivamente los registros médicos de un hospital veterinario desde julio de 2013 hasta enero de 2019. Se identificaron 14 perros es los que se prescribió nitrofurantoína para las infecciones del tracto urinario inferior
  • El diagnóstico clínico en todos los perros fue la infección del tracto urinario recurrente. La infección del tracto urinario de cada perro estaba asociada a un uropatógeno multirresistente y susceptible a la nitrofurantoína. La dosis media y la duración del tratamiento con nitrofurantoína fue de 4,3 mg/kg por vía oral cada 8 horas durante 14 días. Doce de los 14 perros tuvieron resultados exitosos, incluyendo la curación bacteriológica (n = 9), la curación clínica (2) y la desaparición de las bacterias objeto del tratamiento (1). Los fracasos del tratamiento (n = 2) se asociaron a que los uropatógenos desarrollaron una resistencia progresiva a la nitrofurantoína.
  • Según los datos de este estudio, en algunos perros con infecciones recurrentes del tracto urinario inferior, la nitrofurantoína puede ser un antibiótico eficaz para el tratamiento de los uropatógenos susceptibles a la nitrofurantoína. Los fracasos del tratamiento se asociaron, en este estudio, con una resistencia progresiva de los uropatógenos. El urocultivo junto a pruebas susceptibilidad antimicrobiana cuantitativas son esenciales para iniciar y controlar el tratamiento dado los aislamientos multirresistentes que aparecen y, en algunos casos, a la persistencia de la bacteriuria a pesar del tratamiento.
ABSTRACTS

Farmacocinética de la ampicilina en perros sanos y en perros azotémicos

Monaghan KN, Labato MA, Papich MG.
J Vet Intern Med. 2021 Jan 20.

  • Por ahora se sabe poco sobre los efectos de ciertos factores como por ejemplo la enfermedad renal, que afectan a la farmacocinética de la ampicilina en perros.
  • El objetivo de este estudio prospectivo era determinar la farmacocinética de la ampicilina tras una dosis única intravenosa en perros sanos y azotémicos.
  • Se incluyeron 9 perros que presentaban una lesión renal aguda y 10 perros sanos. Se administró una dosis de ampicilina de 22,2 mg/kg (dosis media) por vía intravenosa. Se obtuvieron muestras de sangre a intervalos concretos (justo antes de la administración, 1, 2, 4, 12 y 24 horas), que se analizaron mediante cromatografía líquida de alta presión, seguida de un análisis farmacocinético de las concentraciones plasmáticas del fármaco.
  • La concentración máxima de ampicilina (mcg/mL; 97,07 (36,1) vs 21,3 (50,26)), P<.001 (media geométrica (coeficiente de variación, CV%)), la vida media (horas; 5. 86 (56,55) vs 0,97 (115,3)), P<.001) y la Area bajo la curva (AUC (h × mcg/mL; 731,04 (83,75) vs 33,57 (53,68)), P<.001) fueron mayores en los perros azotémicos que en los sanos. Los perros azotémicos también mostraron un aclaramiento significativamente menor (30,06 (84,19) vs 655,03 (53,67); mL/kg h, P < 0,001) y un volumen de distribución menor (253,95 (30,14) vs 916,93 (135,24); mL/kg, P < 0,001) en comparación con los perros sanos.
  • En este estudio, el aumento de las concentraciones del fármaco junto a una eliminación más lenta de la ampicilina en los perros azotémicos respecto a los sanos, podrían tener importancia clínica al contribuir a la morbilidad asociada al antibiótico. Esto indicaría la necesidad de ajustar la dosis de ampicilina en los perros con una función renal disminuida.
ABSTRACTS

Evaluación multicéntrica de la cistocentesis descompresiva en el tratamiento de gatos con obstrucción uretral.

Reineke EL, Cooper ES, Takacs JD, Suran JN, Drobatz KJ.
J Am Vet Med Assoc. 2021 Mar 1;258(5):483-492

  • El objetivo de este estudio era Investigar si la cistocentesis descompresiva (CD) facilitaba el sondaje uretral (SU) de una forma más segura en gatos con obstrucción uretral (OU).
  • Se incluyeron 88 gatos machos con obstrucción uretral que fueron asignados aleatoriamente si se les había realizado una CD antes del SU ( grupo CD; n = 44) o sólo se les había realizado el SU ( grupo SU; 44). Se monitorizó el derrame abdominal mediante exámenes ecográficos seriados de la vejiga urinaria antes de la CD y el SU o antes del SU (gatos del grupo CD y SU, respectivamente), inmediatamente después del SU, y 4 horas después del SU. La puntuación total del derrame abdominal en cada punto de tiempo osciló entre 0 (sin derrame) y 16 (derrame extenso). Se registró la facilidad del SU (puntuación de 0 [paso fácil] a 4 [imposibilidad de paso]), el tiempo de colocación de la sonda urinaria y los acontecimientos adversos.
  • No se encontraron diferencias significativas en la mediana del tiempo para colocar la sonda urinaria en los gatos del grupo SU (132 segundos), en comparación con los gatos del grupo CD (120 segundos). La mediana de la puntuación para la facilidad del SU no fue significativamente diferente entre los gatos del grupo SU (puntuación, 1; rango, 0 a 3) y los gatos del grupo CD (puntuación, 1; rango, 0 a 4). La mediana del cambio en la puntuación del derrame abdominal total desde antes del SU y la CD hasta inmediatamente después del SU fue 0 y no fue significativa en los gatos del grupo de SU (rango, -5 a 12) y en los gatos del grupo de CD (rango, -4 a 8). La mediana del cambio en la puntuación del derrame desde inmediatamente después del SU hasta 4 horas después del SU no fue significativamente diferente entre los gatos del grupo de SU (puntuación, -1; rango, -9 a 5) y los gatos del grupo de CD (puntuación, -1; rango, -7 a 5).
  • Los autores concluyen que la cistocentesis descompresiva no mejora el tiempo de colocación de la sonda urinaria ni la facilidad del sondaje uretral en gatos con obstrucción uretral.