Patologías

Aspergilosis Nasal

ETIOLOGÍA:

Es una enfermedad infrecuente, causada por la infección de la mucosa nasal y de los senos por Aspergillus fumigatus, hongo saprófito y de distribución mundial. Generalmente es una infección oportunista asociada a estados de inmunocompetencia local o sistémica del animal. Afecta normalmente a perros jóvenes dolicocéfalos aunque se han descrito algunos casos en gatos asociados a inmunodeficiencias adquiridas por infecciones retrovirales. En ocasiones la infección puede generalizarse y provocar enfermedad sistémica, afectación pulmonar, ocular, ósea y del sistema nervioso. Los cuadros sistémicos son muy infrecuentes y se han descrito solamente en Pastor Alemán.

PRONÓSTICO:

El pronóstico es, actualmente, bueno gracias a los tratamientos con los derivados de los imidazoles. El pronóstico de la aspergilosis sistémica es fatal.

SÍNTOMAS:

Descarga nasal crónica serosa, purulenta o sanguinolenta, estornudos, estertores y dolor facial unilateral evolucionando a bilateral.

TRATAMIENTO:

  • En general el tratamiento de la aspergilosis nasal es problemático ya que normalmente requiere debridación de las placas, ya sea por rinoscopia o por rinotomía y trepanación de la zona de los senos. Durante la debridación se irrigan soluciones de antifúngicos (enilconazol, clotrimazol) en dilución y durante un tiempo que oscila entre pocos minutos o una hora, según diversos ensayos clínicos. También se han aplicado soluciones tópicas de enilconazol en el lugar de las placas.
  • Se debería considerar un tratamiento sistémico adicional, ya que el tratamiento local no es siempre efectivo.  Se ha usado ketoconazol a 5 mg / kg PO BID o tiabendazol a 10 mg / kg PO BID, durante 6 a 8 semanas. También existen ensayos clínicos que han usado fluconazol 1,25 a 2,5 mg / kg PO BID  e itraconazol a 5 mg / kg BID PO durante 2 a 3 meses