Patologías

Epilepsia Idiopatica

ETIOLOGÍA: Una convulsión se define como un estado transitorio (limitado en el tiempo), de aparición súbita y que se caracteriza por los cambios en la actividad motora, pérdida de consciencia y función autonómica, y que se acompaña de una actividad cerebral eléctrica paroxística. Las convulsiones pueden ser generalizadas (son las más frecuentes en pequeños animales) o localizadas (mucho menos frecuentes y evolucionan normalmente a generalizadas). El término epilepsia se utiliza para definir una enfermedad que se caracteriza por la presentación de convulsiones sin causa intra o extracraneal detectable. Puede ser congénita o adquirida. El estado epiléptico se define como la aparición de una convulsión que dura más de 15 minutos o convulsiones repetidas sin llegar a recuperar la consciencia. La convulsión se produce por la presencia de un foco neuronal hiperexcitable en alguna área del encéfalo, que estimula la aparición de muchos más focos y el aumento de la actividad eléctrica. Como las convulsiones no son una enfermedad sino un síndrome, el origen puede ser diferente:

EPILEPSIA ESENCIAL ALTERACIONES CONGENITAS DEL S.N.C. ALTERACIONES INFLAMATORIAS/INFECCIOSAS:

- Virales (rabia, moquillo, pseudorrabia, FIP).

- Fúngicas (criptococosis).

- Protozoarias (toxoplasmosis).

- Bacterianas (meningitis, etc.).

- Idiopáticas (meningoencefalitis granulomatosa, reticulosis).

ALTERACIONES METABOLICAS:

- Diferentes orígenes de la hipoglicemia.

- Encefalopatía hepática.

- Diferentes orígenes de hipocalcemia. - Hiperlinoproteinemia.

- Encefalopatía urémica.

- Alteraciones ácido-base.

- Hipoxia.

INTOXICACIONES (plomo, etilenglicol, etc.) ALTERACIONES VASCULARES GRAVES NEOPLASIA PRIMARIA O METASTATICA PRONÓSTICO: El pronóstico en el síndrome convulsivo, como es lógico, depende de la etiología. En la epilepsia idiopática se suele tener éxito en un 80% de los casos sólo con fenobarbital o asociándolo al bromuro potásico. Se acepta que en caso de un tumor cerebral, los animales fallecen o deben ser sacrificados antes de los 4 meses. Hay que monitorizar los niveles de fenobarbital en sangre de vez en cuando. Los propietarios deben informar a su veterinario acerca de todas las crisis para poder hacer un buen seguimiento y ver la evolución del tratamiento. Vigilar la aparición de efectos secundarios y, sobre todo, de hepatotoxicidad. Una complicación de las convulsiones es la aparición de un estatus epiléptico, que debe ser tratado como una urgencia médica. SÍNTOMAS:

Los síntomas en las convulsiones generalizadas son:

- Pérdida de la consciencia.

- Alteración motora con aparición de contracciones tónico.

- Clónicas musculares.

- Alteraciones neurovegetativas con hipersalivación, micción, defecación, etc.

Los síntomas en las convulsiones localizadas son más difíciles de reconocer porque normalmente evolucionan a generalizadas en seguida:

- Disminución del estado de alerta.

- Posibilidad de alucinaciones sensoriales con aullidos, agresividad, etc.

- Alteraciones motoras localizadas.

TRATAMIENTO: Muchas veces es necesario el tratamiento con anticonvulsivantes, ya que al tratar la causa primaria éstas desaparecen sin problemas. En la práctica, la terapia anticonvulsivante se destina principalmente a las convulsiones producidas por la epilepsia esencial, las intoxicaciones, traumatismos craneales y en las neoplasias intracraneales. Un caso aparte del tratamiento es el estado epiléptico. Pautas para el tratamiento anticonvulsivante: No tratar a un animal que sólo ha tenido un episodio de convulsiones. Si un animal tiene muy pocas crisis (1-3 al año) no hace falta tratarlo.

 

%3