Patologías

Esófago, Divertículo

ETIOLOGÍA: Son dilataciones en forma de saco en el esófago que pueden ser de origen congénito o adquiridas y son raras en el perro y el gato. Frecuentemente están localizadas en la entrada del tórax o justo antes del diafragma. Las formas congénitas ocurren por debilidad de la pared y por una separación anormal de la tráquea. Las adquiridas por pulsión, lo son por aumento de la presión intraluminal por hipermotilidad regional o por obstrucción. Causadas por esofagitis, estenosis, cuerpos extraños, megaesófago, hernia de hiato y malformaciones vasculares del corazón. Las adquiridas por tracción, lo son por procesos inflamatorios de las vías respiratorias por tejido fibroso.

PRONÓSTICO: El pronóstico es bueno tras la cirugía. SÍNTOMAS: Regurgitación y malestar postprandial, anorexia, fiebre, adelgazamiento, signos respiratorios, dolor en la zona. TRATAMIENTO: El tratamiento debe ser conservador. Si el divertículo es pequeño con dieta blanda, líquidos y mantenimiento del animal en posición vertical. Si el divertículo es grande debe ser quirúrgico con una reconstrucción de la pared esofágica.