Patologías

Genitales Externos Masculinos, Alteraciones

ETIOLOGÍA:

HIPOSPADIAS: Se trata de una malformación congénita en la cual se produce un cierre anómalo de la uretra, que se abre más caudal y ventralmente. Puede producirse por la exposición a progesterona por parte del feto o a una estimulación inadecuada durante el desarrollo fetal. PROLAPSO URETRAL: Se trata de la eversión de la mucosa uretral por el meato del pene. Suele ser un problema secundario a una excesiva irritación de la punta del pene, ya sea traumático, por excitacion sexual, etc. PARAFIMOSIS: Se trata de una condición en la cual el prepucio se retracciona para dejar pasar parte del pene y no dejar que vuelva a su posición normal. Puede ser congénita por cierre excesivo prepucial o traumática. FIMOSIS:Se trata de un problema prepucial en el cual el pene no puede salir al exterior porque la abertura prepucial es nula. Puede ser congénito y/o traumático. PRIAPISMO: Se trata de una erección persistente y no relacionada con la excitación sexual. Se produce generalmente por un trauma o una irritación de las raíces nerviosas del pene (nervios pudendos), como puede suceder en casos graves de cauda equina. PRONÓSTICO: En casi todos los casos, el pronóstico es muy bueno pudiendo, los animales, realizar una vida normal. En los casos graves en los que hay asociadas otras alteraciones estructurales, el pronóstico va en función de la vida que se pueda realizar con el animal. En el caso del priapismo, el pronóstico es reservado porque cuando la lesión espinal afecta a los nervios pudendos, significa que hay una lesión severa y se acompaña de otros signos graves como la parálisis, etc. SÍNTOMAS: HIPOSPADIAS: En los casos leves se observa la salida de la uretra en la parte craneoventral pero de manera anómala. En los casos severos la obertura uretral puede verse en la línea media del perineo, escroto, etc. Suele estar asociado a otras malformaciones como prepucio incompleto, pene deforme, etc. Suele haber incontinencia urinaria. PROLAPSO URETRAL: La presencia de una masa roja, pequeña y redonda en la salida de la uretra peneana, hemorragia no relacionada con micción, excesivo lamido del pene. PARAFIMOSIS: Se observa el pene protrusionado por el prepucio, agrandado, excesivo lamido, zonas necrosadas y secas del pene, anuria y/o estranguria. FIMOSIS: El perro no puede exponer el pene a través del prepucio, retención de la orina en el prepucio, balanopostitis, etc. PRIAPISMO: Erección persistente, diferentes grados de irritación peneana dependiendo de la duración de la exposición del pene, excesivo lamido del pene, signos neurológicos asociados a una lesión a ese nivel (ataxia, paresia/parálisis, etc.). TRATAMIENTO: En todos los casos el tratamiento de elección es la corrección quirúrgica del problema. Sólo hay una excepción: el priapismo, en el cual hay que tratar el daño neurológico como si de una lesión espinal se tratara.