Patologías

Hepatitis Crónica Canina

ETIOLOGÍA: Se engloba dentro del concepto de hepatitis crónica canina (HCC) un grupo de enfermedades hepáticas caracterizadas por la presencia de inflamación y necrosis, en la mayoría de las cuales no se conoce la causa que las provoca. Entre estas causas las más conocidas y estudiadas son aquellas hepatitis crónicas relacionadas con acúmulos de cobre en el interior de los hepatocitos. En muchos casos, la hepatitis crónica evoluciona hacia una cirrosis. Hay una clara predisposición racial en los Bedlington Terrier, West Highland White Terrier, Dobermann, Cocker Spaniel y Americano, Caniche y Labrador Retriever. Actualmente se han unificado los criterios en la definición y nomenclatura de estas enfermedades y se define como hepatitis crónica canina la presencia de una inflamación moderada a severa en las regiones portales, con necrosis de los hepatocitos adyacentes al espacio portal (piecemal necrosis), en ocasiones uniéndose entre lóbulos hepáticos (bridging necrosis) en perros con signos clínicos y alteraciones laboratoriales de enfermedad hepática. En los casos en los que se conoce o sospecha la causa, se indica a continuación y, en el resto, es idiopática.

HCC BEDLINGTON. En este caso la causa de la HCA es un acúmulo progresivo de Cu en el interior de los hepatocitos, debido a un defecto en la excreción biliar normal del Cu. Este defecto se transmite por herencia autosómica recesiva. Las lesiones frecuentemente evolucionan hacia una cirrosis. HCC WHWT. Las lesiones hepáticas están asocidas a acúmulos de cobre, pero no en la misma man era que en el caso anterior. La causa es hereditaria pero el acúmulo de cobre no es constante y disminuye a partir de cierto momento. Así mismo, la cantidad de cobre acumulado es inferior que en los Bedlington. HCC DOBERMANN. La frecuencia con que se presenta en esta raza sugiere una predisposición genética, aunque se desconoce la causa exacta. Los niveles de cobre son altos en ocasiones pero se desconoce si es causa o consecuencia de la enfermedad. HCC COCKERS. En este caso la hipótesis sugerida es el acúmulo de alfatripsina en el interior de los hepatocitos. En ocasiones el cobre de los hepatocitos es alto, pero parece ser una consecuencia de la hepatitis crónica. HCC IDIOPATICA. Casos en los que se excluyen infecciones, relación con el cobre y con fármacos. No presentan características especiales como algunos de los casos anteriores. PRONÓSTICO: El pronóstico de la enfermedad es malo en los casos avanzados, que son los que suelen presentarse en la consulta. Pero en los casos con un diagnóstico precoz, y manteniendo una buena terapia de manera indefinida, pueden conseguirse remisiones durante bastante tiempo (desde algunos meses a 1 ó 2 años). SÍNTOMAS: HCC BEDLINGTON TERRIER. Los signos clínicos se pueden presentar de tres maneras diferentes: cuadros agudos de depresión, anorexia, letargia, vómitos, deshidratación, hepatomegalia, anemia hemolítica asociada al cobre, hemoglobinuria, ictericia debido a necrosis hepática aguda en perros menores de 6 años con un índice de supervivencia bajo; cuadros de depresión, anorexia, adelgazamiento, ascitis, ictericia, [signos de encefalopatía hepática], deshidratación microhepática en animales adultos y viejos, presentándose de manera progresiva y lenta; hay un grupo de animales asintomáticos pero afectados por la enfermedad y que pueden evolucionar a cualquiera de los dos cuadros anteriores. HCC WHWT. Animales asintomáticos, cuadros inespecíficos de anorexia, vómitos, diarrea, depresión, ictericia, asociados a una necrosis hepática aguda. En casos avanzados, ascitis y [signos de encefalopatía hepática]. HCC DOBERMANN. Predisposición marcada en hembras de cualquier edad. Cuadro clínico asociado a enfermedad hepática crónica con anorexia, adelgazamiento, depresión, PU/PD, vómitos, diarrea, ascitis e ictericia, hemorragias, [signos de encefalopatía hepática], esplenomegalia e hipertensión portal, microhepática. HCC COCKERS. Predisposición en machos jóvenes adultos, cuadro clínico severo con predominio de ascitis, depresión, ictericia, melena, deshidratación, edema subcutáneo y coma. HCC IDIOPATICA. Afecta a perros adultos, sin predisposición sexual ni racial, cuadro de enfermedad hepática crónica, anorexia, depresión, debilidad, PU/PD, ascitis, ictericia, adelgazamiento y vómitos. TRATAMIENTO: QUELANTES DEL COBRE. Usar en HCC de Bedlington Terrier y en los casos de HCC