Patologías

Hipoparatiroidismo Primario

ETIOLOGÍA: Es una enfermedad muy rara en el perro y más en el gato caracterizada por una deficiencia absoluta o relativa de síntesis de hormona paratiroidea (PTH) que provoca una hipocalcemia y todas sus consecuencias clínicas. El origen de la disfunción paratiroidea es una paratiroiditis linfocítica. Es, por tanto, una enfermedad inmunomediada. Puede presentarse a cualquier edad aunque afecta más frecuentemente a animales jóvenes adultos con predisposición en hembras (70 %) y las razas más representadas son Caniche, Schnauzer miniatura, Labrador, Pastor Alemán y Terrier. En la especie felina es más frecuente la aparición de esta enfermedad por causas yatrogénicas especialmente tras tiroidectomía para tratamiento de hipertiroidismo.

PRONÓSTICO: El pronóstico es muy bueno si se mantiene un buen control y monitorización del tratamiento y los niveles de Ca. SÍNTOMAS: Pueden haber unos signos iniciales poco significativos que pueden durar algunos meses: nerviosismo asociado al ejercicio y/o estrés, prurito facial, rampas, espasmos y dolor en extremidades, temblores y fasciculaciones y marcha rígida. El signo clínico más significativo es la aparición de convulsiones que frecuentemente son atípicas si las comparamos con las provocadas por la epilepsia idiopática y la hipertermia alta. Otros signos menos frecuentes son ataxia, debilidad episódica, depresión, anorexia, vómitos, diarrea, agresividad y cataratas (sin pérdida de la visión). TRATAMIENTO: TRATAMIENTO DE LA TETANIA HIPOCALCEMICA: Administración de gluconato de Ca (10% 1-1,5 ml/kg IV) lentamente en un periodo de hasta 30 minutos hasta la resolución de los signos. No se debe tratar la hipertermia específicamente. Una vez resueltos los signos puede administrarse la misma dosis que se ha requerido para la resolución de los signos diluida con SSF 5 0% administrada SC (cada 6-8 h 1 ó 2 días). Monitorizar la calcemia y mantener a niveles de 8-9,5 mg/dl y pasar a tratamiento de mantenimiento.

TRATAMIENTO DE MANTENIMIENTO: Se basa en la administración permanente de vitamina D para aumentar la absorción intestinal de Ca y la suplementación con derivados de Ca ocasionalmente. Existen tres derivados de la vitamina D que podemos utilizar: Ergocalciferol (vitamina D2) 4000-6000 U/kg/día e individualizar la dosis según los niveles de calcemia. El principal inconveniente es que tarda unos días en empezar su acción y ésta persiste durante mucho tiempo. Debe monitorizarse la calcemia ya que en caso de provocar hipercalcemia será difícil de tratar Tratamiento de la hipercalcemia. Dihidrotaquisterol 0,03 mg/kg/día durante 2 días y mantener 0,01-0,02 mg/kg cada 24-48 h. Acción más rápida que el anterior y duración de la acción más corta por lo tanto más control sobre el tratamiento y control más fácil en el caso de aparición de hipercalcemia. Calcitriol 0,03-0,06 mcg/kg/día de efectos rápidos y corta duración. En caso de necesitar suplementar con Ca administrar carbonato cálcico 0,5-2 g/cada 12 h en el perro y 0,25-0,5 g/cada 12 h en el gato.