Patologías

Intoxicacion Por Plomo

ETIOLOGÍA: Es una intoxicación frecuente, especialmente en animales jóvenes, la gran mayoría menores de 6 meses, por ingestión de productos con plomo, principalmente pinturas, pero también lubrificantes, grasas, baterías, tuberías, latas de conserva y otros. El plomo se absorbe por vía gastrointestinal, absorción que está influenciada por muchos factores como la edad, presencia de otros minerales, vitamina D y otros componentes. Una vez en la circulación se asocia a los eritrocitos y una fracción queda libre y es responsable de los efectos tóxicos a nivel hepático, renal, del sistema nervioso central (hay una mayor difusión por la barrera hematoencefálica en los animales jóvenes) y médula ósea. El plomo acumulado en los eritrocitos va saliendo a la circulación durante cierto tiempo hasta su extinción.

PRONÓSTICO: El pronóstico es bueno si se usan los quelantes del Pb, aunque algunas veces no se puede controlar el cuadro neurólogico y hay que decidir la eutanasia del animal. SÍNTOMAS: Normalmente empieza por signos gastrointestinales y progresa a un cuadro de afección del sistema nervioso central o bien aparecen simultáneamente vómitos, dolor abdominal marcado a la palpación, abdomen agudo, anorexia, menos frecuentemente diarrea o constipación y raramente megaesófago por parálisis esofágica. Los signos neurológicos típicos son convulsiones, histeria y cambios de comportamiento marcados (ladridos, gritos, correr, morder, etc.), también hay ataxia, temblores, ceguera y movimientos mandibulares. Presencia de numerosos eritrocitos nucleados, 5-40 por 100 leucocitos sin anemia PCV 30%, anisocitosis, policromasia, poiquilocitosis, neutrofilia leucocitosis. Hiperplasia de la línea eritrocitaria en médula ósea. Cilindros granulosos en sedimento urinario, proteinuria leve y glucosuria en ocasiones. TRATAMIENTO: Para dismuir la absorción procederemos con el tratamiento de una intoxicación en general y/o realizaremos cirugía si hay objeto de plomo en el tracto gastrointestinal. Usar quelantes de metales pesados, de elección el CaNa2EDTA 100 mg/kg/día (máximo 2g/día) durante 2 a máximo 5 días por vía subcutánea diluido en glucosa al 5 % en 3-4 dosis o intravenosa lentamente. Es nefrotóxico, produce depresión, vómitos y diarreas. Debemos evaluar la respuesta por la evolución clínica del animal, ya que los niveles sanguíneos de Pb fluctuarán constantemente según el intercambio entre el Pb libre e intracelular. Monitorizar la función renal durante el tratamiento, vigilar efecto rebote tras la quelación. Conjuntamente se administra Tiamina 8 mg/kg/día intramuscular que favorece la acción quelante del CaNa2EDTA. Posteriormente, a los 5 días de tratamiento con CaNa2EDTA o bien en animales en estado que no es muy grave, se administra D-penicillamina 110 mg/kg/día repartida cada 6-8 h con el estómago vacío durante 2 semanas, descansar una semana y así sucesivamente. Muchos animales pueden vomitar tras la administración de la D-penicillamina y es conveniente administrar anteriormente dimenhidrato 2-4 mg/kg como premedicación. Tratamiento de soporte y complicaciones: fluidoterapia, [manitol] y [dexametasona] junto con barbitúricos para disminuir el edema cerebral si hay convulsiones.