Patologías

Laringe, Obstrucciones

ETIOLOGÍA: Las alteraciones laríngeas obstructivas son todas aquellas que provocan una disminución del paso aéreo en la laringe. El origen es variado e incluye:

ANORMALIDADES CONGÉNITAS (típicas de braquicefálicos):

- Parálisis congénita de la musculatura.

- Alargamiento de la epiglotis rígida.

- Epiglotis fláccida.

- Colapso de epiglotis.

TRAUMA SACULOS LARINGEOS EVERTIDOS (también en braquicefálicos). COLAPSO LARINGEO PARALISIS ADQUIRIDA LARINGEA: - Postraumática.

- Por evolución de una polineuropatía.

ESPASMO LARINGEO: En el gato es muy severo y necesita de un tratamiento urgente para salvarle la vida. NEOPLASIA: - Pólipos benignos.

- Los tumores malignos son infrecuentes pero pueden ser primarios o metastásicos. La fisiopatología de las alteraciones laríngeas, como se puede observar, también es diversa, ya que varía desde problemas neuromotores de la musculatura laríngea hasta los problemas de hipoxia más o menos crónica, derivada de alteraciones anatómicas que provocan una restricción más o menos permanente del paso del aire hacia la tráquea.

PRONÓSTICO: El pronóstico depende completamente de la causa que lo produce. En general, tiene buen pronóstico, salvo en los casos de espasmo laríngeo, parálisis laríngeas y tumores metastásicos. SÍNTOMAS: Los signos clínicos dependen de la gravedad del problema, pero por regla general comienzan de una manera casi imperceptible para el propietario y se pueden alargar varios años. Hay cambios de voz (el animal incluso puede enmudecer), estridores muy característicos (por el estrechamiento del paso del aire a través de la glotis). Quizás el signo más patognomónico es que cuando el perro bebe deprisa, acaba tosiendo profusamente e incluso ahogándose. Es muy raro que se llegue a la cianosis y al colapso, aunque cuando se asocia a otras patologías de las vías respiratorias altas puede suceder. TRATAMIENTO: El tratamiento varía dependiendo del proceso que provoque la obstrucción laríngea. En las alteraciones congénitas por alteraciones anatómicas suelen emplearse tratamientos conservadores y no quirúrgicos salvo en la epiglotis fláccida. En los casos en que se produce un trauma debe considerarse el tratamiento con antibióticos, la traqueotomía si es necesario y vigilar la posible aparición de una parálisis por lesión neurológica. En los casos en que hay una parálisis laríngea se pueden realizar varias técnicas quirúrgicas, pero la que tiene menos complicaciones postquirúrgicas es la laringuectomía parcial. En los casos en que haya [hipotiroidismo] concomitante hay que tratarlo, como es lógico, de por vida. El espasmo laríngeo debe prevenirse en la intubación felina mediante sprays de anestesia local. En casos de neoplasia se puede realizar cirugía. Los mejores resultados se obtienen en los casos de pólipos benignos.