Patologías

Mielomalacia Hemorragica Progresiva

ETIOLOGÍA: La mielomalacia hemorrágica progresiva es una alteración aguda y grave que se produce por un infarto o hemorragia ascendente y descendente del parénquima nervioso. Este proceso se produce pocas veces pero se da tras traumas espinales, protrusiones salvajes de disco intervertebral, etc. En condiciones normales, los perros afectados de una protrusión del disco intervertebral padecen una hemorragia en unos 3 ó 4 segmentos vertebrales, pero por causas desconocidas en algunos animales esta hemorragia va progresando por toda la médula espinal y ésta produce una isquemia en todo el parénquima nervioso.

PRONÓSTICO: El pronóstico es mortal debido a parálisis respiratoria. SÍNTOMAS: Los síntomas iniciales, como es lógico, dependen de la localización de la lesión. Normalmente comienza con una sintomatología de paraplejia del tercio posterior y ausencia de respuesta al dolor, y en el plazo de unas horas a 2 días, la sintomatología va progresando a los miembros anteriores (pérdida de la sensibilidad cutánea a nivel torácico, etc). Al final es frecuente observar un signo de Shiff-Sherrington, parálisis diafragmática y un síndrome de Horner bilateral (ocurre cuando la lesión hemorrágica asciende por encima de T3). TRATAMIENTO: No hay tratamiento efectivo para este problema y debe recomendarse la eutanasia.