Patologías

Osteocondrosis Articular

ETIOLOGÍA: La osteocondrosis articular es una alteración del desarrollo de la articulación idiopática y produce una mala osificación endocondral que afecta a perros en periodo de crecimiento hasta ese momento normal. Hay muchas lesiones articulares que se clasifican como osteocondrosis y localizadas en diferentes articulaciones. El término osteocondrosis disecans se utiliza para descartar una lesión de osteocondrosis en la que hay una porción de cartílago que se separa de la superficie articular y queda como ratón articular. El mecanismo por el cual sucede esto se corresponde con un fallo, un retraso o una osificación irregular del cartílago, el cual sigue creciendo hasta que se necrosa. La etiología es desconocida, pero se cree que hay influencias genéticas, nutricionales, tóxicas y, por supuesto, de pequeños o grandes traumas que sufre la articulación. Osteocondrosis se puede producir en casi todas las articulaciones, pero por su importancia clínica hablaremos sobre todo de las que se producen en el hombro y en el codo.

 

↓ Para conocer las herramientas de prevención y tratamiento de la Osteoartritis canina, descarga nuestra guía gratuita aquí ↓

 

PRONÓSTICO:

 

OSTEOCONDROSIS DEL HOMBRO. El proceso suele corregirse con tratamiento médico y las secuelas de osteoartritis normalmente son escasas y, sobre todo, con escasa repercusión clínica en los perros. El pronóstico, cuando se ha necesitado el tratamiento quirúrgico, también suele ser excelente y con muy pocas secuelas.

 

OSTEOCONDROSIS DEL CODO. La secuela de osteoartritis acostumbra a ser mucho más frecuente y suele dar problemas más adelante en la vida del perro. El pronóstico es peor que en el caso de la del hombro.

 

OTRAS OSTEOCONDROSIS. La de la rodilla por regla general, remite espontáneamente y el pronóstico es excelente, pero en los casos en que la cirugía es inevitable, la secuela de osteoartritis también lo es. En la de la articulación tibiotarsal el pronóstico también es malo por la secuela de osteoartritis que se produce.

 

SÍNTOMAS:

 

OSTEOCONDROSIS DEL HOMBRO. La forma más importante de presentación es la disecans. Se produce en cachorros de razas grandes en período de crecimiento (Pastor Alemán, etc.) entre los 5-10 meses de edad. Se presenta en la clínica con una cojera intermitente, insidiosa, que va empeorando poco a poco. A menudo está relacionada con un pequeño trauma que no explica la cojera a tan largo plazo. A la exploración observamos dolor a la máxima extensión o máxima flexión del hombro. Cuando la cojera se alarga en el tiempo, observamos una atrofia de la musculatura del hombro que deja la espina de la escápula al descubierto. El 50 % de los perros afectados presentan signos radiológicos en ambos hombros, pero sólo presentan signos clínicos en un hombro. La proporción de machos respecto a las hembras es de 2:1.

 

OSTEOCONDROSIS DEL CODO. En el codo hay numerosas formas de presentación, como la separación/fragmentación medial del proceso coronoide, no fusión de proceso ancóneo, osteocondrosis disecans del cóndilo humeral, etc. A diferencia de la osteocondrosis del hombro, muchas veces puede pasar desapercibida en algunos cachorros que no presentan mucha sintomatología. Se presenta en cachorros también de razas de gran crecimiento con 4-8 meses de edad. Presentan cojera intermitente con dolor a la máxima flexión o extensión del codo. Es muy normal encontrar una severa crepitación en la articulación. Generalmente afecta más a la articulación que la anterior y produce una secuela que es una osteoartritis muy rápida. El proceso se genera bilateralmente por regla general.

 

OTRAS OSTEOCONDROSIS.

 

- De la rodilla: La forma más común es la osteocondritis disecans del cóndilo femoral y muchas veces pasa desapercibida y genera osteoartritis.

 

- De la articulación tibiotarsal: Suele ser bilateral y la cojera se caracteriza por una posición rara de la pierna (envarada).

TRATAMIENTO:

 

OSTEOCONDROSIS DEL HOMBRO. El tratamiento en principio es conservador, con terapia antiinflamatoria no esteroidea con [AAS], metamizol magnésico o [naproxeno], reposo, etc. La terapia quirúrgica está justificada cuando se observe la presencia de un ratón articular, la cojera no se controle con terapia médica, la atrofia muscular del hombro sea evidente, etc. Con la terapia quirúrgica se realiza la extracción del ratón articular si lo hay y el legrado de la lesión cartilaginosa. Las formas que no son osteocondritis disecans no suelen necesitar un tratamiento quirúrgico y con el conservador mejoran casi siempre.

 

OSTEOCONDROSIS DEL CODO. En los casos de la fragmentación del proceso coronoide o de la osteocondritis disecans del epicóndilo medial es preferible el tratamiento conservador al quir%F

fisiopatología gastrointestinal: estructura y funcionamiento