Patologías

Salivar, Adenitis

ETIOLOGÍA: La presentación de una sialoadenitis como entidad primaria es infrecuente en pequeños animales y normalmente las causas que la provocan son traumatismos o enfermedades víricas, principalmente la infección por el virus del moquillo. Las glándulas más frecuentemente afectadas son la submandibular y la zigomática.

PRONÓSTICO: El pronóstico suele ser excelente. SÍNTOMAS: Principalmente ptialismo, dolor en la zona e inflamación de la glándula. En casos de lesión en el conducto salivar pueden aparecer trayectos fistulares. En el caso de sialoadenitis zigomática pueden haber signos relacionados con su proximidad a la órbita con epífora, inflamación infraorbitaria, estrabismo, exoftalmos, etc... TRATAMIENTO: Normalmente las sialoadenitis se resuelven sin un tratamiento específico si es que se llegan a diagnosticar a tiempo. En los casos de sialoadenitis zigomáticas con alteraciones oculares se aconseja realizar un drenaje quirúrgico con la misma técnica que ante un absceso retrobulbar.