Patologías

Sobrecrecimiento Bacteriano

ETIOLOGÍA: Este es un síndrome que se desarrolla como consecuencia de diversas enfermedades gastrointestinales en el cual hay una proliferación excesiva de bacterias en duodeno y zona proximal del yeyuno. Se conocen diversas causas que pueden provocar sobrecrecimiento bacteriano (SB):

- Cualquiera de las causas que provocan un área de intestino con la motilidad disminuida o bien obstruida; [neoplasia intestinal], divertículos, post y cirugía.

- La presencia de una gastritis aclorídrica también predispone a SB debido a la falta de ácido gástrico que elimine las bacterias que se ingieren; la misma situación podría darse durante tratamientos largos con antagonistas H2.

- Aproximadamente un 70% de perros con [insuficiencia pancreática exocrina] pueden tener SB aunque sea a nivel subclínico.

- Se discute la hipótesis de la influencia de deficiencias de inmunidad local, deficiencias de IgA intestinales, como causa predisponente de SB en algunos casos. Muchos casos de SB descritos son en Pastor Alemán que además poseen una alta incidencia de diversos trastornos gastrointestinales crónicos y que se ha sugerido que genéticamente tienen valores de IgA séricos inferiores a otras razas.

PRONÓSTICO: El pronóstico es bueno tras la administración de la antibioterapia indicada y control de la IPEX, si es el caso. SÍNTOMAS: Diarrea crónica de intestino delgado, esteatorrea, adelgazamiento, aunque no necesariamente. Trastornos gatrointestinales leves o graves, recurrentes, diarrea y/o vómitos. Perros con diagnóstico de [insuficiencia pancreática exocrina] que no responden al suplemento de enzimas pancreáticas. TRATAMIENTO: En los casos en que se conoce la enfermedad primaria se puede esperar a la resolución mediante el tratamiento preciso de ésta. En los casos en que no hay respuesta, o bien en casos de SB sin conocer la causa primaria, debemos tratar con antibioterapia eficaz contra gérmenes aerobios y anaerobios. Frecuentemente se utiliza [oxitetraciclina], aunque otras opciones son la [amoxicilina], [tilosina] y [metronidazol] (anaerobios). La respuesta es evidente en 1 ó 2 semanas.