Anestesia para perros. Omeprazol preoperatorio y reflujo gastroesofágico

Durante las fases iniciales de la administración de anestesia en perros es necesario emplear medicamentos para reducir cualquier complicación asociada a ella, como es el caso del omeprazol cuyo uso para la reducción del reflujo gastroesofágico es interesante de analizar.
anestesia para perros
Imagen de Vets Affinity

Reflujo gastroesofágico y anestesia

El reflujo gastroesofágico es una de las variadas causas de inflamación de la mucosa esofágica en perros, de tal manera que la lesión es producida por el contacto del ácido gástrico y la pepsina con la mucosa esofágica.


Algunos factores que pueden predisponer al animal a padecer o no reflujo son1:

  • Dieta rica en grasas, ya que produce una relajación del esfínter.
  • Alteraciones anatómicas, como las hernias de hiato.
  • Dilataciones esofágicas, debido a la reducción del tono del cardias.
  • Fármacos anestésicos, preanestésicos y fármacos empleados para alteraciones cardiorrespiratorias, que provocan una relajación del cardias.
  • Enfermedades neuromusculares tales como Miastenia gravis.

Por otro lado, hay otros  factores que contribuyen al riesgo de producirse reflujo gastroesofágico durante la anestesia, como por ejemplo el peso corporal y tipo de procedimiento quirúrgico2.

 

Solicita aquí el póster de valoración corporal del perro.  ¡Te lo enviamos gratis a tu clínica!

 

Antes de meter al animal en el quirófano se deberá realizar una valoración inicial del estado orgánico del paciente y de la intervención que se vaya a ejecutar para conseguir, por un lado, una recuperación buena del animal y, por otro lado, optimizar las ventajas de la medicación preanestésica.

En esta fase preoperatoria se administran una serie de fármacos que se denominan premedicación, constituido por sedantes, antiinflamatorios y antibióticos entre otros productos, de tal manera que su administración antes de la intervención quirúrgica tiene un impacto importante tanto en la anestesia general obtenida, en el caso de los medicamentos preanestésicos, como en la recuperación posquirúrgica y evolución del paciente una vez intervenido.

 

Omeprazol como protector gástrico

El omeprazol es un inhibidor de la bomba de protones (H+/K+ ATPasa) en las células parietales, de tal manera que produce un bloqueo en la secreción gástrica basal, bloqueando la conversión de pepsinógeno en pepsina3.

En perros el omeprazol es empleado como método preventivo y tratamiento en erosiones gástricas ocasionadas por AINE, en el tratamiento de úlceras gástricas y en la prevención de gastritis inducida por el ejercicio en perros de carreras.

 

El omeprazol preoperatorio, ¿es útil?

Como se ha comentado previamente, la premedicación es una fase muy importante a la hora de realizar una intervención quirúrgica determinada que puede prevenir a la mascota de complicaciones posquirúrgicas. Es por ello que se debe saber qué medicamentos pueden ser realmente útiles en esta parte del procedimiento.

Un estudio realizado por Panti y Bennett, entre otros investigadores, pretendía determinar el efecto que produce el uso de omeprazol en el pH esofágico en el perro anestesiado, de tal manera que emplearon 47 perros sometidos a una intervención ortopédica en un miembro pélvico. Se dividieron en dos grupos: uno de ellos recibió una dosis de omeprazol de 1mg/kg cuatro horas antes de entrar al quirófano y el otro sirvió como grupo control.

De los animales que componían el grupo de tratamiento fueron un total de cuatro  los que mostraron una disminución del pH esofágico (constituyendo un 18% del grupo). El grupo control obtuvo una mayor frecuencia de aparición de reflujo gastroesofágico comparado con el grupo al que se le administró el omeprazol.

Finalmente, el estudio sugiere que la administración preoperatoria de omeprazol es efectiva para la reducción de la incidencia de reflujo gastroesofágico en el momento en el que el perro se encuentre anestesiado.

 

Conclusión

El omeprazol es un medicamento útil para la reducir la aparición de reflujo gastroesofágico en perros sometidos a anestesia. Esto puede evitar complicaciones, tales como esofagitis, erosiones o úlceras esofágicas, de tal manera que se mejora la recuperación del animal tras ser anestesiado y se evitan complicaciones.

 

1 Fidalgo L.E. Aparato digestivo. En: Fidalgo L.E, Rejas J, Ruiz de Lopegui R, Ramos J.J. Patología Médica Veterinaria. ed. Universidades de León, Santiago de Compostela y Zaragoza; 2003. p. 206-213,
2 Murrel J. La medicación preanestésica y la sedación. En: Duke-Novakovski T, Vries M, Seymour C. Manual de anestesia y analgesia en pequeños animales. 3ª edición. ed. Ediciones S; 2016. p. 273-308.
3 Louzao M.C. Fármacos que modulan la función de transportadores. En: Botana L.M. Farmacología veterinaria: fundamentos y aplicaciones terapéuticas. ed. Editorial Médica Panamericana; 2016. p. 269-289.
 

Post relacionados

 

poster diagnostico diferencial diarreas caninas Vets Affinity

 

Ficha de evaluación: Movilidad articular del perro
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
Descubre nuestras guías